El Tour que viene para cada favorito

Por @pmpalermo

La temida etapa de pavé marcó grandes diferencias entre los favoritos, exponiendo fortalezas y debilidades, pero además, condicionando la prueba para muchos de ellos que tal vez deban modificar su modo de correr.nibalitdfok

La baja de Froome es otro condicionante que favorecerá el espectáculo debido a que ya no veremos el dominio abrumador de los hombres de negro, a no ser que Porte esté al mismo nivel que su capitán, algo que no ha mostrado en 2014.

Hechas estas aclaraciones, es tiempo de revisar qué hizo cada uno hasta hoy y cómo se desenvolverán de ahora en adelante:

Vincenzo Nibali (Líder): indudablemente, el mejor de los favoritos y no sólo por ser puntero, sino por su aguerrida actitud, que lo llevó a ganar la etapa 2 (con liderazgo incluido) y en el pavé a extender el margen con exhibición y todo. Es que el Tiburón y su escuadra brindaron una clínica sobre cómo superar los adoquines y hasta se dieron el lujo de descolgar a Cancellara y Sagan, metiéndose un buen porcentaje del podio en el bolsillo. Lo que vendrá: el italiano es un ciclista ofensivo como pocos, pero por ahora le toca esperar y defender. La brecha que sacó ayer es amplia y con casi todos los demás gallos, por lo que no será sólo Contador el que ataque y para ello debe resguardar energías. Eso sí, se moverá si encuentra opciones y no descartamos que vaya a más durante la prueba, ya que se guardó durante todo el año para estar fresco.

Michal Kwiatkowski   +50”: 11º hace una temporada y sensación en 2014, el joven polaco todavía parece necesitar algo de progreso en puertos largos. Pero así y todo, nadie le quita lo bailado y si hoy es quién más cerca de Nibali se encuentra es por méritos propios. En su contra está la falta de una escuadra potente para auxiliarlo en las montañas, ya que Omega acudió con una alineación dividida a la mitad, con los ojos puestos en los sprints. Lo que vendrá: con su juventud, sin equipo y mucho por aprender, estar en potencial posición de podio es un premio al que se aferrará con uñas y dientes y por ello, difícilmente ataque y se limite a seguir la rueda de los demás.

Jurgen Van den Broeck  +1´45”: el belga sufrió un año para regresar a su mejor nivel tras el accidente sufrido en 2013 y hoy aparece como uno de los mejor posicionados de cara a la montaña. En Dauphiné confirmó que su forma crece y en el pavé se cayó en el peor momento, ya que viajaba junto a Nibali en el trayecto decisivo del parcial. Lo que vendrá: si las piernas lo ayudan y son las de antaño, atacará en las montañas, aunque no tomará la posta y dejará que Contador y compañía hagan los primeros movimientos, ya que, a día de hoy, el de Lotto aspira al podio.

Richie Porte  +1´54”: tras un 2013 brillante, el australiano no apareció en la presente campaña, pero el abandono de Froome lo dejó como capitán de Sky y por eso tratará de refrendar sus pedidos de jefatura. Si Richie encuentra su mejor versión es favorito al podio, ya que no tiene rival para la crono y no lo hace mal en la montaña. Sin embargo, está a casi dos minutos de Nibali y el único modo de recortar es atacando, algo más propio de Contador o Talansky. Lo que vendrá: mano a mano no descolgará a sus rivales, por lo que veremos muy activo a los Sky con estrategias como las montadas en el Dauphiné para Froome. En la crono puede hacer diferencia y subir al tercer escalón del cajón. Pero antes, debe probar que es el mismo que maravilló en 2013 y además, superar su habitual día malo en las montañas. talansky

Andrew Talansky  +2´05”: el de Garmin se sigue escudando e su juventud y afirma no ser candidato, pero lo cierto es que, tras su top 10 de 2013 y lo visto en el reciente Dauphiné, el norteamericano tiene muchas opciones de estar entre los primeros. El pupilo de Vaughters no es explosivo pero siempre está, sus directores son maestros en lo que a estrategia refiere y en la crono no tiene mucho que envidiar a sus rivales. Lo que vendrá: lo veremos muy cerca de Nibali para después seguir la estela de los intentos más fuertes, ya que éstos vendrán de gente como Contador, que se encuentra debajo de él en la general. Si no revienta, tiene el potencial de trepar al podio.

Alejandro Valverde +2´11”: ¿qué decir del murciano?. Cuenta con los atributos físicos para ganar el Tour, pero a diferencia del resto del calendario, suele fallar en la ronda gala y por eso, hasta que demuestre lo contrario, sólo es aspirante al top 10. Está claro que aquí no lo criticamos ahora por haber cedido en el pavé, jornada de supervivencia para la mayoría. Pero lo que sí esperamos, es que el de Movistar sea el ofensivo ciclista que maravilló durante la campaña con ataques lejanos en pruebas de segundo orden. Lo que vendrá: sólo él lo sabe. Si llega con esta desventaja y sano a la montaña, estará más activo de lo que muchos piensan y quizás hasta forme alguna alianza con Contador tratando de desbancar a Nibali y compañía..

Romain Bardet  “ : situación similar a la de Kwiatkowski para este joven galo, cuyo máximo objetivo es finalizar en el top 10 y seguir su aprendizaje. Ya fue 15º hace un año, cuando pese a llegar sin enfocarse debido a sus exámenes universitarios, concluyó como el mejor pedalista de su patria. Lo que vendrá: tiene el potencial para atacar en las montañas, pero quizás se limite a cuidar su posición hasta la semana final y allí decida los pasos a seguir. No sería raro verlo ganar una etapa, ya que tendrá más libertad en las trepadas.

Rui Costa   “: hay muchas expectativas alrededor de lo que pueda lograr el portugués en su primer año como jefe de filas de un equipo. En 2014 ha estado a la altura, pero una ronda de tres semanas es otro cantar y por ello Rui tiene mucho que probar, puesto que hasta ahora no ha sido sólido en los grandes puertos y se ha dedicado a trabajar para otros o cazar etapas. Si mantiene la línea podría ser la revelación del Tour. Lo que vendrá: será de los más activos, atacando a la primera de cambio. Pero creemos que sufrirá más adelante; a su favor, un año en el que rompe paradigmas, ya que no padeció la “Maldición del Arco Iris” o en Suiza voló sobre la cabra cuando pocos lo esperaban.

Bauke Mollema  +2´27”: firme aspirante al top 5, podría verse perjudicado por la salida del sponsor ya que quizás deba modificar su modo de correr por uno un poco más agresivo. Y si no es él, serán sus compañeros, todos con la necesidad de mostrarse ante el arribo de la fecha tope que le dieron al manager (15 de julio) para encontrar un nuevo patrocinador. Lo que vendrá: se apegará a la fórmula que le dio resultado hace una temporada y, con o sin ayuda, estará a rueda de Contador  y demás atacantes natos.

contapavé

Alberto Contador  +2´37”: junto a Froome, el máximo aspirante al título en la previa. Pero las cosas se le torcieron un poco y se encuentra con más tiempo perdido del que él y todos en el pelotón esperaban. Sin embargo, si llega sano a las montañas, tiene las piernas como para dar vuelta la prueba, ya que sólo el ya retirado líder de Sky estuvo asu altura en 2014. Lo que vendrá: ataques y más ataques. Tiene un estratega como Rijs tras el volante, la mejor forma para las montañas y un sólido equipo alrededor, aunque sentirá la baja de Jesús Hernández.

Tejay Van Garderen  + 3´14″: una incógnita ya que nunca volvió a ser ese que subió al 5º lugar de la ronda gala en 2012. En sus mejores días sube al nivel de los demás y en la crono corre con ventaja, pero primero debe hallar la regularidad que hecha en falta. Lo que vendrá: se mantendrá expectante y si la forma lo ayuda, tratará de hacer algo más adelante. Hasta entonces, su mayor victoria es permanecer en el top 10.

Thibaut Pinot +3´24”: mucho dependerá de su cabeza. En 2013 mostró dos caras, la que fracasó en el Tour por sus temores en las bajadas y la que se recuperó en la Vuelta, donde acabó 7º. Creemos que Pinot estará con los mejores una vez más, aunque el cartel de la presente edición le dificultará las cosas a la hora de colarse en el top 10. Lo que vendrá: atacará en las montañas y hasta quizás gane algún parcial.

JC Peraud  +3´29”: con el veterano francés comienza el grupo de los que aspiran a colarse en el top 10 y deberán transpirar mucho para ello. Peraud firmó un 2014 fantástico pero en el Tour padeció los adoquines. Lo que vendrá: Mucho dependerá de las órdenes que reciba con respecto a Bardet, pero si cuenta con libertad lo veremos activo en las trepadas buscando consolidarse en la decena de privilegio.

Tiago Machado  +3´59”: en teoría co-capitán junto a König, será ahora la gran baza del NetApp, ya que su compañero entregó casi un minuto más que él. Machado arrastra una gran temporada en la que se consolidó como un ciclista fiable, y si bien el Tour es otra cosa, si mantiene la línea puede hacer “algo”. Esto significa que tiene chances de ser top 10, pero también de pelear por alguna jornada de montaña. Lo que vendrá: permanecerá expectante y obrará según se dé la competencia. Si pierde tiempo, se dejará ver en las fugas alpinas.

Haimar Zubeldia  “: su trayectoria lo avala y su modo de correr avisa: no hará nada pero estará siempre allí. Un diésel que ya dejó sus mejores años detrás pero que todavía tiene la categoría para rozar el 10º puesto. Lo que vendrá: Haimar no es explosivo y no lo veremos protagonizando grandes gestas pero si no revienta, estará bien ubicado en la general cada día.

Mathias Frank  + 4´13″: el líder de IAM está obligado a atacar, por su status dentro del conjunto suizo y por el hecho de pertenecer a una formación invitada. Muy activo durante la temporada, en Suiza se mostró en buena forma y por eso no será raro verlo probar en los puertos, pero no creemos que tenga lo necesario para descolgar a sus rivales mano a mano. Lo que vendrá: perderá tiempo y con esa libertad, atacará en etapas montañosas más adelante en el Tour.

Chris Horner  ”: su objetivo es ayudar a Rui Costa y sólo piensa en la Vuelta, por lo que sólo lo citamos debido a su entidad.

Laurens Ten Dam  ”: evidentemente no será el mismo Tour que en 2013, cuando se mantuvo casi tres semanas en el top 10 junto a Mollema y destacó por su resistencia. Si no lo obligan a cuidar a su capitán, veremos la tradicional versión de este aguerrido holandés, siempre al ataque en las escapadas. Lo que vendrá: estará pendiente de Mollema mientras éste tenga chances en la general. Podría meterse en alguna fuga aprovechando su creciente lejanía con Nibali para hacer el puente con Mollema, lo que le daría alguna chance de etapa.

Leopold König  +4´45″: tras ganar una etapa y finalizar 9º en la Vuelta 2013, König tuvo un 2014 desafortunado y la tónica se mantiene. Con casi cinco minutos perdidos el sueño del top 10 se aleja un poco, pero su talento para la escalada podría darle alguna esperanza, más si alguno de los otros jefes de fila falla. Lo que vendrá: pertenece a un equipo invitado y no puede permanecer anónimo. Atacará ni bien pueda, rondará el triunfo en algún parcial y al mismo tiempo, eso lo empujará hacia arriba en la general. El otro panorama: que pierda más tiempo y lo use a su favor para cazar etapas decididamente.

Pierre Rolland  +6´17″: figura excluyente del Giro pasado y dos veces top 10 en el Tour, Rolland tiene el talento para estar en la decena de privilegio. La cuestión pasa por el cansancio acumulado, que le impediría estar a la altura en la general, aunque no lo descartamos. Lo que vendrá: el Europcar no puede permitirse otro Tour como el de 2013 y por eso, aunque sea en el llano, Rolland va a atacar si no se ve con piernas para estar con los favoritos. Si esto pasa, se dejará ver en los puertos y quizás consiga la etapa que mereció en el Giro.

Frank Schleck  +9´12″: cualquier esperanza que tuviera de pelear por el Tour se esfumó en unos días y el mayor de los hermanos luxemburgueses deberá replantearse la carrera. Lo que vendrá: atacará en las montañas por obligación, será protagonista pero difícilmete logre ganar algo.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos?seguínos en  @CiclismoInter
                                           

3 pensamientos sobre “El Tour que viene para cada favorito

  1. Excelente trabajo Pablo.
    Me dejo un poco preocupado Alberto Contador, lo vi flaquear en la etapa del pave.
    Sera que llego un poco pasado de forma por el trabajo hecho durante la primera parte de la temporada???. Tu que crees Pablo.

    1. Creo que no podemos sacar conclusiones sobre un escalador en el pavé.Veremos en las trepadas… El traqueteo constante, las caídas, nervios,etc pueden influir negativamente.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: