En el dominó administrativo, Fuglsang recaló finalmente en Israel Start Up-Nation

Por @amatiz12

Como si de un juego de dominó se tratara, el futuro de Jakob Fuglsang se resolvió por puras situaciones administrativas, ya que desde la primera caída de una ficha, se fue cayendo otra y así, hasta abrírsele las puertas a acceder a un atractivo contrato con el Israel Start Up-Nation y traerse a su compañero, el canadiense Hugo Houle.

Inicialmente la idea no era esa, puesto que las cartas estaban jugadas con BikeExchange. ¿El motivo? Se hallaba en negociaciones para recibir el patrocinio de Premier-Tech, la reconocida multinacional canadiense que patrocinó este curso al Astana -actual equipo del danés- y que rompió relaciones con la escuadra kazaja por su oposición a la presencia de Aleksandr Vinokúrov.

No obstante, el pacto que estaban puliendo ambas partes se cayó. Sin conocer los motivos del malentendido, la realidad fue que el diálogo entre australianos y los empresarios del norte se detuvo y no se concretó nada. Lógicamente al no recibir ese apoyo económico que suponía la llegada de la compañía industrial, se les hizo imposible acoger a Fuglsang, Houle y Jack Bauer, quienes se hallaban en el paquete del ambicioso acuerdo que se planteaba.


Premier-Tech movería a Fuglsang al nuevo equipo que patrocinará


Así las cosas, en su necesidad de encontrar rumbo en un sitio distinto -tampoco muchas ganas tenía de seguir en Astana- encontró la oferta del Israel, muy tentadora por cierto, con 3 años de contrato difíciles de aceptar y a un salario seguramente mejor del que podían ofrecer los celestes. Además, tomando en cuenta su veteranía (36 años), es claramente la garantía que necesitaba para vivir sus últimos años como profesional en la élite.

Mayormente sus responsabilidades recaerán en citas de una semana y las Ardenas, sus ya conocidas especialidades. En grandes vueltas, aunque pueda ser empleado como baza para la general, le sería más afable adaptarse a un rol de cazador de etapas o clasificación de montaña. Es más, hasta el propio corredor develó que la cita de fondo en la que buscará protagonismo será en el Tour de Francia, con el impulso extra de que saldrá de su país natal, Dinamarca.

Tendrá obligaciones de responder en un proyecto que sigue evadiendo los prospectos jóvenes y que ha optado por ofrecer vínculos duraderos a ciclistas de más edad. Si recupera piernas de 2019 o 2020, podrá ofrecer cosas interesantes y dejar en el olvido su gris 2021. Quizá dos inconvenientes esenciales que tendrá serán la debilidad del elenco y la solidez de Michael Woods, quien en el corto plazo, aparece como la baza más fiable para las pruebas en las que se enfoca Jakob. Si tienen dudas, mejor comparen el palmarés de ambos esta temporada.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: