Entrevista: Hugh Carthy, el nuevo aspirante a grandes vueltas

Por David Hunter

Entrevistamos a Hugh Carthy por primera vez a fines de 2014, justo cuando estaba por iniciar su carrera como profesional. A lo largo de seis años hemos seguido su desarrollo como ciclista pero también pudimos conocerlo como persona, algo que intentamos transmitir a los lectores. Su salto a la cima no se ha dado de un día para otro, sino que trabajó mucho y aprendió en el camino.

Foto: Unipublic

Como ese camino lo hemos ilustrado en diversos artículos los últimos años, iniciaremos esta nota en el Giro de Italia de 2019.  La última semana tuvo a Hugh mezclado con los capos y, por caso, finalizó 4to en la etapa réplica del Giro de Lombardia, mientras que al día siguiente siguió a Nibali en el Mortirolo. Allí empezó su paso definitivo para convertirse en vueltómano.

“El resultado en ese Giro no fue el top 10 (NdR: terminó 11mo) pero casi que se sintió como tal. Estuve arriba con los que se jugaron la carrera durante tres semanas y hasta hice una buena crono, pero un mal día arruinó todo. Aún así demostré ser regular y fuerte y aprendí qué debía hacer para eliminar o limitar los días malos. Allí supe que tenía el potencial para ser top 5 en grandes vueltas”, dijo Carthy para www.ciclismointernacional.com.

Luego de eso, Carthy realizó una actuación histórica en el Tour de Suiza, donde ganó una etapa de montaña tras atacar a 100 km de meta. Allí se metió en la categoría de auténtico escalador y empezó a cimentar lo que vendría en 2020.

El británico arrancó con un 3er puesto en el Tour de La Provence y luego el Coronavirus arruinó todo. Pero en el reinicio, Hugh conoció el Tour de France, al que acudió como gregario de Dani Martínez. Cuando el colombiano se fue al suelo en la segunda etapa, él se sacrificó para ayudarlo. Posteriormente se cayó en la etapa 10 y se rompió un hueso en el brazo; y ni siquiera con tanto dolor dejó de trabajar, resultando clave el día que Martínez ganó su parcial en las montañas.

“Luego del Tour volé directo a Imola para el Mundial. Recuperé una semana y me relajé, además de tratarme el brazo lesionado. En esos días, que disfruté mucho, el equipo me contactó para decirme que les faltaba un corredor para la Flecha Valona, por lo que viajé la misma noche del Mundial sin un rol estipulado para la carrera belga. Ellos sabían que estaba cansado y listo para un descanso. Y eso hice, porque tras la Flecha descansé unas semanas en mi casa de Andorra, donde recuperé y luego empecé a entrenar para la Vuelta. Enseguida recuperé buenas sensaciones y supe que me iría bien allí”, narró el espigado atleta.

“Durante el Tour me dijeron que iría a la Vuelta. Que no tendría presión y que ellos entendían lo apretado del calendario. Inicialmente, por mi lesión y la fatiga, no estaba convencido de ir. Mi actitud cambió en la segunda semana del evento, y entonces empecé a creer en un buen resultado, la forma estaba”, agregó.

Pero ni Hugh ni Woods fueron de líderes allí. Una vez más, la misión era arropar a Dani Martínez. “Nuestro objetivo era ayudar a que Dani Martínez lograra una buena general. Es cierto que yo pedí cierta libertad para ir por lo mismo si se daba la ocasión, pero claramente que el jefe de filas era Dani”, reconoció.

Una caída en el jornada inicial cambió todo porque el colombiano perdió tiempo en el puerto. Carthy estaba con los mejores y, de hecho, poco le faltó para alzar los brazos. Le faltó elegir mejor el momento de su ataque, pero al menos ya era líder de EF en el evento.

“Hacía un tiempo que quería tener un equipo a mi disposición, estaba preparado para ello. Es un rol diferente con el que me siento cómodo”, afirmó.

Hugh llegó 5to en la general a la etapa del Formigal. Él había estado en 2016, la conocía y, de hecho, había logrado vencer el corte límite en ese momento.

“No creo que el clima frío me afecte como a otros. Me gustan las malas condiciones climáticas y sé lo mal que le sientan a muchos rivales. Puede ser una ventaja psicológica”, explicó el ciclista, 8° en meta y mejor gallo ese día, incluso picando unos segundos a Carapaz.

Su siguiente punto alto fue en el Angliru. Si recuerdan que siguió a Nibali en el Mortirolo, descolgando a Roglič y Carapaz, era una de los máximos favoritos. Carthy ganó en una de las cimas más duras del ciclismo e inauguró su palmarés en grandes vueltas…

“Cuando llegamos al tramo más duro supe que me iría bien. Antes de eso, mi objetivo era no perder contacto con Roglič y Carapaz, pero con cada metro superado me sentía mejor. Sabía que el final era más fácil y pensé que tenía que saltar antes. Cuando Roglič empezó a sufrir y noté que Carapaz sólo tenía ojos para él, salté decidido. Sólo miré atrás a 500 m de meta, no ví a nadie y supe que la etapa era mía”, relató el ex Caja Rural.

Y todo esto sin potenciómetro…

“Decidí quitarlo para limitar al máximo el peso. Disfruté mucho pero fue engañoso, porque como me sentí bien llegué a afirmar que no fue tan duro. Y la verdad no tenía idea a cuántos vatios habíamos subido. Luego me dijeron que lo hice a 6.2w/kg durante media hora, pero aún así creo que es algo que seguiré haciendo…quitar el potenciómetro”, indicó el compañero de Rigoberto Urán, quien hizo lo propio durante el Tour.

Decisiones como esa, su amabilidad frente a las cámaras, su sencillez… Carthy se está volviendo uno de los favoritos de la gente. Llegados a este punto es bueno aclarar algo: no es un tipo de pocas palabras en su vida privada, pero vende un personaje a la prensa.

“Mantengo mis cartas ocultas en las entrevistas, entonces la gente piensa que soy tímido o miserable. Luego nos reímos mucho con el equipo, mis amigos y conocidos, gente que me conoce de verdad. Tengo mi sentido del humor”, bromeó el escalador.

Carthy pasó a ser uno de los elegidos de la afición y eso significa mucho para él. “En otros deportes, ser el jugador o deportista del pueblo es una gran cosa. Ser querido por el público es especial y creo que el público aprecia mi forma de ser”, comentó el británico.

Podio en la Vuelta fue un resultado enorme, más considerando el poderío de algunos de los hombres del top 10. Encima, Hugh lo hizo sin partir como líder del equipo, porque dicho sea de paso, nunca fue jefe de filas en una carrera World Tour. Ha sido un largo camino, pero los resultados empezaron a aparecer…

“El equipo me estaba dando tiempo para desarrollarme sin presión. A veces puede ser frustrante, especialmente cuando estaba en gran forma, pero ellos sabían cómo serían las cosas. Todo tiene un proceso y las cosas suceden cuando deben; las decepciones y fallos fueron parte del proceso y los malos momentos me hicieron más fuerte como atleta”, replicó Carthy, quien merecía galones desde hace un tiempo en EF.

Esperó pacientemente su oportunidad y esta llegó. Ahora tendrá otro rol en el equipo, porque su actuación en la Vuelta lo posicionó como jefe de filas para rondas de tres semanas. ¿Podrá lidiar con la presión?

“Es una satisfacción y me produce calma. No creo que nada de esto me añada presión, soy muy relajado y así vivo todo. De hecho, ahora que demostré lo que valgo será más sencillo, no tengo nada que demostrar”, cerró Carthy, que sabe que la veteranía de Urán, su propia actuación y las salidas de Martínez o Woods le dejarán vía libre para ser capo en EF.

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

2 pensamientos sobre “Entrevista: Hugh Carthy, el nuevo aspirante a grandes vueltas

  1. El mismo lo dice, ha sido un proceso, Uran ha sido el único capo fiable del EF1 para GV’s y ahora en la última etapa de su carrera con un objetivo claro como lo es el podio de la VE es la oportunidad que ha trabajado Carthy, tiene merecido apuntar como jefe de filas a lo que quiera Giro o TDF. Con tanto talento emergente y otros muy solidos en plenitud, además de ya no ser el tapado, se me antoja dificil verlo coronandose una grande, pero tiene argumentos para atacar el podio.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: