Entrevista: Johan Jacobs, el clasicómano que asoma con Movistar

Por @EchelonsHub

Habiendo firmado su segundo contrato por 2 años en Movistar, Johan Jacobs está ascendiendo poco a poco en el pelotón y está consolidando constantemente su papel en el cuadro español a pesar de los múltiples obstáculos que se interpusieron en su camino en sus primeras experiencias al más alto nivel.

Mientras se entrenaba en Calpe, como una parte importante del pelotón en esta época del año, Johan fue lo suficientemente generoso como para dedicar parte de su tiempo para compartir su experiencia en uno de los mejores equipos del mundo, con una visión que es muy diferente al que encontré a principios de 2020, uno de un neo-profesional entusiasta que estaba a punto de abordar su primera clásica adoquinada como ciclista profesional.

“Sí, el clima es muy bueno conmigo en este momento, esperemos que se quede así por un tiempo”, menciona rápidamente, sabiendo bien que en Bélgica, su residencia actual, el clima no trae muchas razones para sonreír durante los meses de invierno. Pero pronto explicó lo que ha cambiado desde su debut en Movistar.

“El mundo entero, creo. Mientras ha sucedido lo del coronavirus, creo que muchas cosas han cambiado, siendo ya el tercer año con el equipo y no creo que haya tenido una temporada normal todavía. El 2021 siguió influenciado de la pandemia, hubo algunas carreras sin espectadores, otras fueron canceladas en la primera parte de la temporada. Siento que este fue mi primer año en realidad”.

“Hice, por ejemplo, el Tour de Flandes ya dos veces, pero no he visto a un solo seguidor en el Oude Kwaremont, no es del todo especial, creo”, reflexionando sobre los efectos de la pandemia, que todavía no ha dado un gran respiro sobre el ciclista suizo.

Las clásicas son de hecho su especialidad, al menos en mi opinión, Johan es un ciclista alto, con el físico ideal para competir en Flandes y su base está exactamente alrededor de la región sagrada. Su pasado como ciclista de ciclocross le ha dado la técnica necesaria para prosperar en carreteras estrechas, terreno sinuoso y subidas explosivas, y su debut en los adoquines lo vio terminar 27º [Omloop Het Nieuwsblad 2020] junto a gente como Sep Vanmarcke, Anthony Turgis y Tim Wellens. Se puede decir que es un diamante en bruto y que está compitiendo para un equipo que históricamente nunca se ha centrado mucho en estas carreras.

“Sí, creo que somos uno de los equipos en los que en las clásicas no tiene un gran favorito para ganar, por lo que no tenemos roles significativos, o realmente tenemos que apoyar a todo el equipo y trabajar para una sola persona. Iván (García Cortina) es un muy buen outsider, pero no es como si tuviéramos que controlar la carrera o dar forma a la carrera, podemos ir y seguir un poco a los demás y creo que es una gran oportunidad para muchos de nosotros, lo cual es realmente agradable”. El debate entre estar en equipos en los que quizás se pueda crecer a la sombra de los grandes líderes u otros en los que se pueda obtener rápidamente libertad para obtener los resultados que el corredor es capaz de lograr, es uno en el que la respuesta difiere de una persona a otra, y aunque eso puede ser, es seguro decir que Johan ha encontrado en Movistar una sitio ideal para desarrollarse.

“Creo que en mi posición en muchos equipos tendría que tirar al principio de la carrera y tener un rol mucho más de gregario, que todavía tengo con Iván u otro compañero de equipo, pero creo que no tenemos la presión como equipo para impulsarlos”.

Sin embargo, fuera de las clásicas, Jacobs ha tenido una mejor oportunidad de concentrarse en las carreras por etapas junto a sus compañeros y ver de lo que era capaz. “Fue nuevo para mí, llegué a conocer más de estas carreras, solo estaba acostumbrado a hacer carreras en el norte de Europa y clásicas del norte, realmente nunca hice grandes carreras por etapas porque en mi primer año no había cualquiera realmente grande que pudiera hacer, prácticamente solo las Grandes Vueltas”, señaló el suizo.

“Este año pude conocer un poco más, Tour de Romandía, Tour de Suiza… Estas carreras también me prepararon para una buena segunda mitad del año. Después del campamento de altura que hice en San Sebastián y Burgos, que me vino bien y me dio una buena forma, conseguí un lugar en La Vuelta, lo cual fue realmente bueno y un gran honor”.

Después de abordar su segunda campaña de clásicas, en la que el resultado más destacado fue un puesto 23 en la muy disputada E3 Saxo Bank Classic, redirigió su enfoque hacia un papel más secundario. Estaba al alcance del título de ruta suizo, pero fue su calidad en la protección de los líderes del equipo lo que pareció despertar la mayor atención de Movistar.

Jacobs y Van Avermaet
Foto: BettiniPhoto©2021

Tras una buena racha y unos resultados prometedores fue seleccionado para correr la Vuelta a España, con la ambición de guiar con seguridad por las llanas y traicioneras etapas a sus dos líderes, Enric Mas y Miguel Ángel López. “En la primera semana mientras estuve allí, tuve una muy buena forma y creo que podía mostrar mi valor para el equipo y más como gregario para las etapas más planas, que creo que dominamos muy bien como equipo. Desafortunadamente, la aventura terminó mal, en la etapa 9, todavía me sentía muy bien también en las subidas, sentía que tenía mi lugar en el equipo”.

Desafortunadamente, la realidad del ciclismo lo golpeó en la etapa 9, ya que Jacobs sufrió una fuerte caída que terminó con una fractura de omóplato, una costilla rota y un neumotórax. Sin embargo, a pesar de la gravedad de estas lesiones, que quebrarían a una persona normal, Jacobs parece estar recuperado y mira hacia adelante con confianza. “De hecho, me siento bastante bien, la fractura en el omóplato desapareció con bastante rapidez y las costillas no fueron un gran problema, dolió mucho, pero no se puede hacer mucho al respecto. Lo del hombro no fue un problema y después de unas cinco semanas estaba de vuelta en mi bicicleta, rodando normalmente sin mucho dolor o interferencia, sin problemas”.

“Lo único que me asustó un poco fue el pulmón, el neumotórax, ya que colapsó. Y allí, en realidad, no sabes cómo estás a menos que vayas a tope, realmente no sabes cómo funcionarán tus pulmones. En las radiografías y todo eso parecía normal, así que hice una prueba de condición física en noviembre y no sentí ningún problema en mi respiración al final, así que supongo que todo está bien ahora”.

En su tercera temporada, es seguro decir que Johan aún tiene que experimentar algunas de las carreras que se propuso hacer. El virus y las lesiones lo han sacado del calendario original, sin embargo, la confianza del equipo en él significa que tendrá la oportunidad de regresar, y personalmente espero que sea significativa. “En 2022, la gente puede esperar (con suerte) una versión mejor y más fuerte de mí mismo. Y continuaré explorando en las diferentes áreas y carreras de este deporte”, responde, cuando se le hace la siempre difícil pregunta sobre lo que deparará la próxima temporada.

Rúben Silva

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “Entrevista: Johan Jacobs, el clasicómano que asoma con Movistar

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: