Fortunato se ve como vueltómano e intentará hacer la general del Giro

Por @amatiz12

Tras un fantástico 2021, que lo vio darse a conocer al mundo con su victoria en el Monte Zoncolan en el Giro d’Italia, a Lorenzo Fortunato lo seduce el 2022 con metas más ambiciosas y ganas de demostrar que sus recientes resultados no son obra del azar. Para ello, intentará hacer la general de la Corsa Rosa y brillar en otras competencias de gran calibre a las que sea invitado su equipo, EOLO-Kometa.

“Incluso antes del Zoncolan tuve buenos momentos. Había estado en la Vuelta Asturias y veía que le aguantaba a Nairo Quintana y los mejores en la subida”, ejemplificó el italiano a Spazio Ciclismo, dando a entender que en la ronda italiana, se recogieron los frutos de un talento cimentado por la disciplina y constancia.

A lo largo de la temporada, además de la conquista en Italia, Lorenzo ganó la general de la Adriatica Ionica Race y fue 15º en Lombardía. Entrañable para un chico de 25 años que ha crecido sin estar sumergido en presiones. Esas portentosas actuaciones le permitieron tener ofertas de diversos sitios para dar el salto al World Tour. No obstante, se inclinó por seguir en un proyecto que él ve bien enrumbado. “Pude ir a casi todas partes, tanto WorldTour como ProTeam. Pero mi idea era quedarme en EOLO, al final no se puede cambiar el equipo que gana. Están creciendo y hay un proyecto detrás, así que me sentí más seguro quedándome aquí”, confesó el escalador nacido en Bologna.

Pero además de la filosofía de la estructura, estuvo el hecho de ser indiscutido jefe de filas, lo que lo convenció de renovar, ya que era consciente que no tenía los pergaminos suficientes para exigir ese rol en un WT. “Ciertamente soy el corredor que tendrá que hacer un resultado y que empezará como capitán. Luego veremos en base a la condición y todo lo demás, pero digamos que todos me están esperando y no puedo ocultarlo. Permaneciendo en EOLO soy consciente de esto, la elección de quedarme es porque soy el líder aquí”, explicó.

El papel de liderazgo le implica más responsabilidades, aunque ni él sea el ciclista a quién exigirle, ni el equipo tampoco, sí quiere darse visibilidad como una promesa en proceso de evolución y mejoría. Por ende, quiere probar esa valía en la gran vuelta de su nación. “Mi programa ciertamente incluye Tirreno y Giro, si estamos invitados. Además de las etapas, tal vez tenga un ojo en la general”, anticipó quien culminó 14º de la última edición.

Y precisamente ese resultado engendrado sin buscar netamente la CG, es lo que lo hace creer que tiene la capacidad de cumplir la tarea con decoro. “Este año sin enfocarme en la general, levantando el pie en las etapas llanas y en el sterrato, llegué a Milán siendo 14º. Así que el año que viene, si desde el inicio del Giro soy más cuidadoso y prestó atención un poco más a los detalles, puedo llegar aún más lejos”, detalló.

Para complementar su idea y creencia, asegura considerarse ya alguien para pelear en tres semanas, especialmente por lo que fue su desempeño en el segmento final. “Me veo como vueltómano porque en la tercera semana me fue bien, me recuperé bien. Tengo una buena recuperación, así que sí, diría que quiero enfocarme en las Grandes Vueltas”, apuntó Fortunato, quien nunca se bajó del top-20 en los parciales montañosos de toda la edición del Giro y que demostró tener en sus piernas, el potencial de seguir avanzando a pasos agigantados.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: