Gianni Savio: la cantera en Italia del ciclismo latinoamericano

Por Oscar Trujillo Marín

Pocos gerentes de equipo en la historia del deporte han hecho tanto con tan pocos recursos manteniendo un protagonismo y vigencia envidiables.

El italiano Gianni Savio lleva casi 30 años al frente de su modesta pero batalladora y ganadora escuadra de ciclismo. Animando carreras, dando espectáculo y compitiendo con las más poderosas formaciones del mundo sin complejos y no pocas veces con mucho éxito.

En buena medida gracias a su extraordinario olfato para fichar corredores suramericanos jóvenes y anónimos que luego explotan en figuras internacionales. Savio se ha convertido en una cantera base en ultramar para los sueños de tantos jóvenes corredores latinoamericanos.

El Androni-Giocatolli-Sidermec es solo la más reciente de sus denominaciones que han ido cambiando a través de tres décadas. Siempre conforme a los patrocinios que el agudo descubridor de talentos (pero no menos audaz “relaciones públicas” recursivo gerente y eficaz administrador) ha podido hallar convenciendo a empresas italianas e incluso gobiernos (ha operado bajo el patrocinio estatal de Venezuela y también de Colombia) para apoyar un deporte que ama y es su vida, como el mismo lo admite.

Si uno nombra a Leonardo Sierra o José Rujano está hablando quizás de los dos más destacados pedalistas a nivel internacional en ruta de Venezuela en toda su historia. Ambos fueron descubiertos por Savio para el ciclismo europeo, llevados muy jóvenes a su equipo y ostentan las mejores figuraciones en grandes vueltas (sobre todo Giro de Italia con etapas y varios top 10) que el país suramericano haya conseguido jamás.

Pero en Colombia es donde Gianni ha encontrado, desde los noventas, una cantera inagotable de jóvenes valores a los cuales ha promocionado dándoles la oportunidad de competir en Europa. Por su formación han pasado (y están pasando aún) algunos de los más importantes corredores, (permiso aparte de “Cochise” Rodríguez y la brillante generación de los ochentas con Lucho Herrera y Fabio Parra a la cabeza) que ha dado el país cafetero en los últimos 30 años.

“Cacaito” Rodríguez, Ruben Dario Muñoz, Hernan Buenahora, Iván Parra, Freddy González, José Serpa, Iván Sosa, Miguel Florez… Pero sobre todo uno por encima de todos, al que el manager italiano reconoce como el mejor corredor que haya tenido jamás en su equipo: el actual campeón del Tour de Francia Egan Bernal.

Gianni apostó por Bernal en 2016, cuando Egan era todavía un adolescente que empezaba a destacar en ciclo montañismo, pero no había competido en ruta nunca. Se fio de las cifras de potencia que el talentoso joven evidenciaba, y cuando lo entrevistó ya en persona quedó deslumbrado con su precoz madurez. De inmediato lo llevó a Italia donde empezó a descollar desde sus primeras carreras. El resto de la historia ya la conocen.

Una vez ganado el Tour de Francia, en julio pasado, cuenta Savio, que él fue una de las primeras personas a las que el joven campeón llamó. Eso le llena de orgullo y alegría.  También recuerda el exitoso manager que cuando a Bernal le llegó la irresistible oferta del Sky (hoy Ineos) el mismo corredor de frente, en el momento, le manifestó su enorme gratitud por la oportunidad y confianza brindadas (devueltas con creces con sus buenos resultados en los dos años que pasó con Androni) y le dijo que quería irse para el Sky. Porque esa era la escuadra más fuerte del mundo y él sabía que allí podía luchar por ganar cosas importantes. Savio lo entendió de inmediato. El equipo se le había quedado pequeño muy pronto. No se equivocaron ninguno de los dos.

Gianni, eficaz gerente, exitoso director, laureado técnico, audaz caza talentos y casi segundo padre en tierras italianas para tantos adolescentes suramericanos que ha llevado a intentar cumplir sus sueños, se siente en Venezuela y Colombia como en su casa. Tiene muchos amigos y suele venir siempre con su equipo a participar apoyando las pruebas locales, aunque algunas de ellas estén devaluadas y pasen por enormes dificultades, el italiano no les falla.

A sus 70 años sigue siendo un apasionado del ciclismo, lo reconoce: “esta maldita pasión que tengo y que cuido para que no se convierta en enfermedad”. Pocos podrán decir al final de su vida que han trabajado siempre en lo que aman. Que han vivido de lo que aman. Que le han arreglado la vida a tanta gente dándoles una oportunidad para mostrar su talento y alcanzar la gloria. Reconocimiento que de otra manera en países tan desiguales y con tantos problemas sociales hubiera sido muy complicado, imposible para la mayoría.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

9 pensamientos sobre “Gianni Savio: la cantera en Italia del ciclismo latinoamericano

  1. Recuerdo la admiración que tenia Savio por Fredy Gonzalez al cual no le colocaban pinganillo porque leía tan bien las carreras que no lo necesitaba y por l contrario Savio a los nuevos lo ponía bajo supervisor de Gonzalez

  2. Óscar, muy buen artículo. En mi criterio, el final del texto pudiera sonar mejor si le cambia el punto por una coma: “gloria. Que d”. Léalo y note que ahí llevaría coma y no punto.
    Saluditos

    1. Gracias Victoria, en efecto esa frase permitía ser ajustada mejor. Un saludo. Celebro tu gran interés por el ciclismo y la gramática.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: