Gilbert: “Cuando te gusta tu trabajo, no hay razón para parar”

Por @Kokispokes

Abandonar el deporte competitivo no es una decisión fácil para ningún atleta. Los años de entrenamiento, los logros, el vínculo con la afición y el apego a la labor que han realizado por tanto tiempo son pilares fundamentales de su vida. Soltarlos requiere un  proceso, un duelo.

Foto: Getty Images

Philippe Gilbert no necesita presentación, su palmarés, triunfos y percances son reconocidos por miles de aficionados alrededor del planeta. Es y ha sido un referente del ciclismo en la última década. Según dijo a VeloNews, “colgar la bicicleta no ha pasado por mi mente”, ni siquiera tras la caída y lesión rotuliana sufrida en la 16° etapa del Tour de France 2018.

A sus 36 años, el corredor de Quick – Step Floors no piensa bajar el ritmo, mucho menos tirar la toalla. “Cuando te gusta el trabajo, no hay razón para parar” , afirma con certeza que su tiempo para iniciar el duelo de su retiro está lejos. “Cuando crees que es tiempo de hacer algo diferente, es hora de parar. Para mí, el tiempo aún no ha llegado, todavía lo disfruto, me gusta montar en bicicleta y correr”.

Aquel terrible día en el Tour descendía vertiginosamente en punta de carrera el Porter de’Aspet. Faltaban 59 km para meta y su diferencia sobre el pelotón era de 10’25”, aunque falló al trazar una curva hacia la izquierda, intentó corregir la trayectoria -sin éxito- y siguió derecho hasta caer en un pequeño precipicio. “Los accidentes ocurren todo el año, a veces tienes menos suerte cuando te rompes un hueso, y ese fue mi caso”, expresó Gilbert, quien regresó ocho semanas después a la competición.

Completamente recuperado, volvió y ganó el GP d’Isbergues. “Estaba trabajando duro para volver y estoy feliz de estar corriendo otra vez”, comentó acerca de su atípico encuentro con la victoria. Tras su seria lesión, demostró que estaba listo para la batalla y lo hizo con honor. “Siempre sueñas con un regreso como ese, es difícil lograrlo, pero lo hice y me alegro de haberlo hecho”.

Su temporada está a punto de concluir en el Tour de Guangxi, al sur de China. Su experiencia e intuición le hacen creer que debe regresar con mayor fuerza en 2019. “Nunca es exactamente lo mismo, perdí algo, pero voy a trabajar mucho este invierno para regresar la próxima temporada. Espero poder encontrar la misma forma nuevamente”. 

Los años y las caídas no pasan en vano, son la vida misma, hay que pedalear todos los días. Los golpes son aprendizajes, y la ilusión no debe perderse. Philippe Gilbert lo expresa como un jovenzuelo: “Hay muchas carreras que todavía quiero ganar. Y algunos quiero ganar por segunda o tercera vez, algunas son muy buenas. Querré intentarlo y dar lo mejor de mí”.

El flamenco tiene en su haber las tres clásicas de las Ardenas, todas en 2011. Obtuvo el Campeonato Mundial en 2012 y, como es típico de su obstinación y rebeldía sobre la bicicleta, conquistó Flandes en solitario en 2017.

Con respecto a su equipo, resalta la gran temporada. No escatima esfuerzos a la labor de conjunto y al rol que deben jugar en cada circunstancia. Lograron más de setenta victorias, y reconoce con vehemencia lo que muchos no comprenden del ciclismo: “Sigue siendo un deporte en el que el espíritu de equipo es  realmente importante y juega un papel vital en la táctica. A veces eres el protegido y compites por la victoria, otras debes proteger a los demás. Eso es ciclismo”, concluyó.

Jorge Machado

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2018 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: