Grandes a la sombra de gigantes: Los acompañantes de Merckx en el podio

Por @JohanGMetal

El ciclismo es uno de los deportes más duros, si no el que más. El solo hecho de convertirse en profesional hace de estos corredores algo especial, ser bueno es algo increíble, pero caso aparte están aquellos con habilidades excepcionales, que muestran una destreza física superior al promedio. Pero muchas veces eso no es suficiente, porque como hemos dicho en reiteradas ocasiones, es una disciplina en la que también requieres de suerte. Por esa razón -o falta de ella- a lo largo de la historia hemos visto ciclistas con cualidades extraordinarias, de lo mejor del planeta, que han tenido la mala fortuna de coincidir en época con extraterrestres.

Haremos un exhaustivo repaso de aquellos que, por más talento que tuvieron, chocaron contra los que estaban destinados a glorificarse en el Olimpo de las bielas. En esta nota en especifico, nos concentraremos en esos que tuvieron que seguirle la rueda, e incluso se dieron el lujo de ganarle en algunas ocasiones, al mejor de todos los tiempos: Eddy Merckx.

El más famoso de todos por  supuesto, es el francés Raymond Poulidor, el popular “Poupou”. Y es que no solo tuvo que enfrentarse a uno, sino a dos leyendas del ciclismo como lo fueron Jacques Anquetil y Eddy Merckx. Poupou finalizó doce Tour de France, de los cuales solo quedó fuera del top 10 en 1975, en los 11 restantes fue podio en ocho ocasiones, y segundo en tres. El más recordado en el 64, donde perdió el titulo por solo 55 segundos.

A pesar de ser apodado “El eterno segundón”, no fue tanto así, pues sus frustraciones en la Grande Boucle no le impidieron triunfar en otras competencias de prestigio, alcanzando 71 victorias como profesional. Ganó La Flèche Wallonne, dos Critérium du Dauphiné Libéré, dos Paris – Nice sobre el propio Eddy, Milano – San Remo, y la Vuelta a España. A pesar de no haber ganado la prueba reina, es uno de los mejores ciclistas de la historia.

Poulidor no fue el único que tuvo que sufrir a Merckx, ya vimos la historia un tanto trágica de Luis Ocaña, quien fue quizás el corredor contemporáneo capaz de poner realmente al caníbal contra las cuerdas, pero que su solitario titulo en el Tour está un poco manchado al no haber estado Eddy presente.

En la misma época de Ocaña corría en el equipo KAS otro español. José Manuel Fuente “El Tarangu”, famoso por las épicas escapadas donde hasta el mismo mito belga sufría para perseguir, pero aun más famoso por las “pájaras” que le daban, es que se lanzaba a matar o morir.

Un día lo podías ver sacando minutadas a los favoritos en los Pirineos , y al otro siendo arrastrado hasta la meta por sus compañeros de equipo. Sus recaídas en realidad no eran tanto debido al gran esfuerzo de sus ataques, era más por la pasión que le imprimía, pues la emoción era tal que olvidaba comer, eso sumado a que tenia problemas renales desde niño, y que se fumaba una cajetilla de Marlboro antes de las etapas clave. Pero lo tenia claro, “Para ganar a Merckx, hay que atacarle todo el tiempo”.

Sin embargo nunca le dio para superar a Eddy en el Tour ni en el Giro, en este último donde estuvo más cerca, si se le puede llamar “cerca” a quedar segundo a 5 mins 30 s. Su irregularidad le valió más para ser un cazador de etapas, 14 fracciones en las tres grandes, pero también logró hacerse con un Tour de Suiza y dos Vueltas a España.

Felice Gimondi, si no está entre los 10 mejores corredores de toda la historia, seguro queda muy cerca. Venció en Paris – Roubaix, dos Giros d’ Lombardia, Milano – San Remo, Campeón del mundo, tres Giros d’ Italia, una Vuelta a España, y un Tour de Francia. Su leyenda no se hizo más grande, porque varios años de su carrera tuvo que perseguir la sombra de Merckx. De no ser así, tendría en su haber por lo menos un Tour y cuatro Giros más, lo que lo hubiese convertido en el más ganador de la Corsa Rosa en la historia.

Además puede estar orgulloso de haberle ganado mano a mano al belga en el Giro de Lombardia del 66 y el Mundial del 73. Claro, si lo comparamos con las veces que el Caníbal se lo devoró vivo, pues suena a poco (mano a mano, nos referimos a cuando uno de los dos ganó la carrera y el otro terminó por lo menos en el top 5). Pero si revisamos a nuestros tres anteriores mencionados, ni Poulidor, ni Fuente, ni Ocaña, pudieron vencer en un duelo directo a Merckx en una grande, monumento o Mundial.

Eddy Merckx quería ganarlo todo, y así como en las grandes vueltas muchos intentaron plantarle cara, también los hubieron en los Monumentos. En esta situación, apreciaremos que tuvo una competencia más fuerte, sobretodo en las clásicas empedradas, las cuales no eran su mayor virtud, y aun así se llevó a su casa dos Tour de Flandes y tres Paris – Roubaix.

Sus compatriotas belgas, que aprendieron a montar en bici en el pavé, obviamente serían sus principales contendientes, empezando por el gantés Walter Godefroot, ganador en dos Tour des Flandres, Liège – Bastogne – Liège, y Paris – Roubaix. Estas dos, relegando a Merckx al segundo lugar, además de que no lo dejó ganar en los tres campeonatos nacionales en los que coincidieron, mientras que Walter se vistió el maillot de campeón dos veces. Pero el gran Eddy no se quedó con  la espina y lo privó de coronarse en otras tres Paris – Roubaix, dos Liège – Bastogne – Liège, y una Milano – San Remo.

Herman Van Springel fue un muy buen clasicómano. Sin Merckx, en su historial estarían grabados cuatro de los cinco Monumentos, sin embargo solo pudo ganar una vez en Lombardia. Para su consuelo, le sacó 15 segundos a Eddy en esa prueba.

Bélgica es el país del ciclismo por excelencia, y de allí han salido varios de los más grandes. Y entre los que se encuentran más arriba, está Roger De Vlaeminck. Con decir que ha ganado los cinco monumentos, ya podemos hacernos una idea de su grandeza. Su magna leyenda tuvo que verse entrecruzada con la de Merckx, pero a diferencia de todos los ya listados previamente, Roger tuvo la rivalidad más pareja de todas. Siguiendo con nuestras reglas del “mano a mano”, estuvieron juntos en estancias decisivas en cinco monumentos, de los cuales De Vlaeminck alzó los brazos en tres.

Así como Luis Ocaña nunca se enorgulleció del Tour que ganó al no estar Merckx, al punto de que usaba un maillot jaune para limpiar su Jaguar, los triunfos de Eddy no tendrían el mismo valor si no se los hubiese ganado a quien se los ganó. Los maravillosos rivales que lo presionaron al máximo, solo hacen más grande su leyenda.

Johan Fernando Gómez

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “Grandes a la sombra de gigantes: Los acompañantes de Merckx en el podio

  1. el “moto” para una sobre las piedras!!!…… o sera acaso Fercho?…… allí SI, completaríamos nuestros palmares de los ciclistas Colombianos, en todos los terrenos de las carreras que son programadas en la ruta.

    Todos los que nombras en un palmares altísimo – cuando en Colombia se veían las clásicas Europeas, de un ciclismo muy lejano – ahora es mas fácil que algunos de los nuestros estén de Tu a Tu, con los clasicomanos– porque en las GV ya se ha demostrado y se seguirá aun demostrando la condición de nuestro ciclismo

    Inolvidable el Ogro con sus actuaciones no permitía el gran lucimiento de otros, tan iguales como Ël

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: