Guillaume Martin hace propuestas: por un ciclismo que batalla con el cambio climático

En los últimos años se ha hecho más evidente el impacto del cambio climático en el ciclismo, en especial durante la época de verano, donde el termómetro se ha elevado a temperaturas nunca antes vistas que incluso obligaban a las personas “normales” a resguardarse en sus hogares. Por eso Guillaume Martin plantea cómo puede cambiar el deporte a la par del avance de esta problemática.

Por @amatiz12

Crédito: AFP.

“Estamos experimentando un problema grande, muy grande”, inició en su diálogo con el periódico Reporterre. La experiencia que más lo marcó, fue la de la Vuelta a España 2021, que adelantada una semana por la celebración de los Juegos Olímpicos, se desarrolló bajo altísimas temperaturas. “Llevábamos varios días pasando un calor increíble , sobre todo en el sur de España. Recuerdo una etapa en la que, durante cinco horas, mi velocímetro no bajó de los 33°C. En promedio, teníamos alrededor de 39 °C a medida que subíamos en altitud”.

Y competir a esos límites lleva a replantearse algunas cosas. “Por un momento me pregunté qué estaba haciendo allí, haciendo esfuerzos extremos en temperaturas extremas, mientras las autoridades aconsejaban a la población permanecer encerrada en sus casas con las persianas cerradas”, cuestionó el también filosofo.

Incluso, también duda si el Tour de Francia podrá seguir celebrándose en su habitual época, que coincide con el punto álgido del verano europeo. “En el mundo del ciclismo, esto plantea la cuestión de la organización de carreras en determinadas épocas del año. No estoy seguro de que el Tour de Francia pueda seguir celebrándose en julio. De ello depende la salud de corredores y espectadores”, avizoró.

Martin es uno de los ciclistas del pelotón que más destaca por su conciencia social y constantes reflexiones sobre temas incómodos como el dopaje. Por ejemplo, tampoco duda en reconocer que su deporte lo lleva a vivir una vida contaminante. “Mi modo de vida es más contaminante que el de un ciudadano medio. Es evidente. Paso de 200 a 250 días fuera de casa al año. Eso no significa que vuelo todos los días, pero aun así, es el medio de transporte preferido”, admite el francés en esa curiosa ironía de que una actividad sana para el ambiente, también le hace daño.

No obstante, tampoco puede hacer nada al respecto, pues con los vuelos, se logra tener más tiempo para reponerse de los esfuerzos, a comparación del transporte terrestre. “Este es el que ahorra más tiempo de recuperación. Son estas horas extra de recuperación las que a veces marcan la diferencia, las que nos permiten lograr un gran rendimiento en una carrera, para pedalear más rápido al día siguiente. Y estas actuaciones son nuestro sustento”, adicionó.

“Durante el tiempo de una carrera, hay ciertamente 180 ciclistas, pero hay tantos, si no más, vehículos motorizados alrededor de los cuales se abrirá el camino -para la caravana publicitaria- y los autos de los directores atletas que nos siguen. Nos abastecemos de productos envueltos en plástico, como las barritas energéticas. En los entrenamientos trato de prepararlos yo mismo, pero en carrera es imposible”, reflexionó sobre otros detalles ligados a la cuestión ambiental.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2022 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

5 pensamientos sobre “Guillaume Martin hace propuestas: por un ciclismo que batalla con el cambio climático

  1. Francia lo que necesita es un ganador del Tour. Ya son 37 años, esto no lo aguanta nadie ya. Dedícate a dar pedales Antoine, que ibas para figura y te has quedado en corredor de medio pelo y encima con ínfulas (por no decir pájaros). Je pense.

  2. G. Martin es uno de los ciclistas más pensantes y creíbles del pelotón profesional, filósofo , ambientalista y defensor del MPCC, es un buen escalador, de carreras de tres semanas para estar en un top 10, pero cómo competir y rivalizar ante aquellos del top 5 que van impulsados por otra tecnologia, las moléculas sintéticas y doping de laboratorio, es uno de los pocos ciclistas que te corre sin ventajas, es humano y se cansa, le dan las pájaras, no como otros, que después de 7 horas de esfuerzo , son torpedos disparados en las últimas rampas, con watts superlativos, que causan asombro y curiosidad, Inyectados desde las cejas hasta las plantas de los pies.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: