Héroes anónimos del pelotón (III): Eugenio Alafaci

Por David Hunter

Nuestro protagonista de hoy es italiano, tiene 25 años y un gran carácter. Hablamos de Eugenio Alafaci, muy conocido por los fans de Trek, escuadra en la que corre desde 2012, bajo la denominación de Leopard – Trek Continental Team. Posteriormente, subió al Trek Factory Racing, en 2014, donde ha trabajado los dos últimos años, convirtiéndose en un atleta cada vez más fuerte y un integrante muy apreciado en la estructura debido a todos los roles que cumple.alafaci marcada

“Mi trabajo es en todas las etapas, especialmente en el llano, desde el inicio hasta el final o en las jornadas de montaña, hasta la base de los puertos. Esos días, debo quedarme cerca de Giacomo (Nizzolo) toda la prueba y ayudarlo a reservar el máximo de energías que pueda. A falta de 20km y hasta la meta, soy uno de los primeros en el tren para el sprint, tratando de ocupar posiciones al frente para lanzar al resto”, cuenta.

A veces, debe ser el último hombre, pero eso también depende de quiénes son sus compañeros; esto demuestra la versatilidad de Alafaci, un corredor con mucha velocidad y potencia, como se desprende al verlo actuar en el sprint. “Fortalecer la resistencia es muy importante, y creo que lo hice bien. Debo estar disponible para trabajar toda la carrera y luego hacer esfuerzos enormes en el cierre, cuando todo sucede muy rápido. Para ello, hago muchísimos entrenamientos específicos detrás de la moto”.

Por supuesto que este no es el lado más glamouroso del deporte: haciendo de todo para un líder durante horas, ya sea llevando botellas, cortando el viento y hasta sosteniéndolo cuando atiende el llamado de la naturaleza. Luego de eso, aún deberá lanzar la volata, por lo que es obvio que Eugenio consume miles de calorías. “El promedio es de 3500 pero, en el Giro, llegué a las 6000 durante una etapa”.

Hablando de botellas, aún seguimos buscando al dueño del récord. “No estoy seguro cuántas puedo llevar, pero alguna vez cargué 9 o 10, por supuesto, a la antigua, no con el chaleco de Tinkoff, que nunca probé pero debe ser útil…”

Como en nuestras entrevistas previas, Alafaci es consultado respecto a su comida favorita en competencia. “A mi me gusta cuando los auxiliares me dan alguna torta especial, de manzana por ejemplo, o de chocolate si hace frío”.

Esos pequeños detalles son los que mantienen motivados a los atletas, especialmente a los que deben sacrificarse para el resto. Sin embargo, Eugenio se toma con filosofía su rol. “Claro que no soy el único que trabaja, ya que mis compañeros ayudan en todo, por ejemplo, a luchar por la posición o al llevar botellas. Trabajamos en conjunto, y eso motiva. A mi no me cuesta hacerlo, especialmente si sé que me esfuerzo para alguien que es mejor que yo, motivo por el que me brindo al máximo. Cuando Nizzolo sube al podio, siento que una parte de mí está allí con él”.

Para los que no lo saben, Giacomo Nizzolo es el sprinter principal de Trek, el italiano que ganó la clasificación por puntos del Giro. Dicho triunfo fue un momento importante para todos, porque se trata de un apartado prestigioso que en el pasado se adjudicaron corredores de la talla de Cipollini y Petacchi. Además, el Giro es algo gigante para los italianos, con espectaculares jornadas, aunque también con aspectos negativos. “No me gusta el estrés previo a los embalajes. Los fans no ven esto, pero son muy peligrosos, con las caídas como lo peor de este deporte”.

Fuera de competición, la unidad entre pedalistas es vital, porque para poder dar todo por un compañero, es ideal que haya un vínculo estrecho. En ese marco, es habitual ver las concentraciones de las escuadras en el invierno, pero Alafaci y Nizzolo no tienen necesidad de ello. “Giacomo es el ciclista ideal para el que puedo trabajar porque es mi mejor amigo en la vida. Siempre daré el 110% en su beneficio, aunque también por los demás”.

Los ciclistas pasan muchos días lejos de casa y, por ejemplo, Eugenio acumuló 79 días de competencia en 2015, pero eso no es todo, ya que también hay campos de entrenamiento y viajes. De ese modo, los corredores comparten más con sus colegas que con sus parejas, algo que fortalece mucho las relaciones, como sucedió con Alafaci y Nizzolo. “Es fácil estar con mis compañeros porque somos amigos, son una segunda familia. Trato de disfrutar al máximo la vida, me encanta ir a bailar cuando se puede, como ahora, en mis vacaciones en México, un lugar soñado para mí”.

En esta profesión, el tiempo que se vive en hoteles es mucho, pero a nuestro invitado eso no lo afecta como al resto. “Me gusta, especialmente el momento de los masajes o cuando estamos en el cuarto con Giaco, mi gran amigo. Miramos películas y compartimos el tiempo antes de las carreras, algo genial ya que él me calma si estoy nervioso. ¿Lo peor? ¡Es para él, porque debemos compartir el baño y yo puedo estar allí durante horas con mi iPad! [risas]”

Alafaci continúa el relato respecto a su labor sobre la bici, tocando un tema interesante como el de la motivación en ciclistas que no salen a ganar sino a vaciarse por otros. “Por ahora, puedo decir que soy un buen gregario y que lo disfruto. Intento ayudar al máximo, especialmente a Giacomo, ¡incluso aquí en México! [risas] No, en serio, lo que pasa es que tenemos una amistad enorme, y amo mi trabajo”.

A la hora de elegir entre sus compañeros de Trek al más sacrificado de todos, Eugenio no tiene dudas. “El que más trabaja es [Gregory] Rast. Me encanta correr con él y es un gran modelo a seguir”.

Con 25 años de edad, este esforzado atleta tiene tiempo de sobra para progresar y convertirse en un ciclista protegido. O al menos eso espera. “Espero tener mis oportunidades en el futuro, para poder ganar carreras. Quiero ser un hombre muy fuerte”.

En el cierre, Eugenio le deja un consejo a los neo profesionales. “Les diría que es muy importante tomarse las cosas con seriedad y hacer caso a los directores. Si están en este nivel es porque son fuertes y algún día tendrán chances propias, pero antes, deben aprender mucho, reservar energías y hacer lo que el equipo necesite”.

Verdaderas palabras de un gregario, comunes entre nuestros Héroes Anónimos.  El próximo año debería ser uno bueno para Eugenio como hombre clave de Nizzolo, quien parece encaminado a comenzar a ganar más carreras,

Trek dispone de un tren respetable, Alafaci es crucial en él y estará ansioso de que su amigo levante los brazos más a menudo, para poder sentir todavía más las recompensas de vaciarse para otros.

*Héroes anónimos del pelotón (I)

*Héroes anónimos del pelotón (II)

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: