Kelderman, Barguil, Meintjes, Majka… ¿compensa ser vueltómano a cualquier coste?

Por Oscar Trujillo Marín

Pocos aficionados al ciclismo con un mínimo de conocimiento por este deporte pueden dudar de las buenas condiciones de este completo corredor neerlandés.

Wilco Kelderman quien cumple 29 años en marzo, se ha decantado claramente por correr las grandes vueltas, y focaliza todo su esfuerzo de la temporada en asistir a una como jefe de filas, y a otra normalmente como segunda espada de su equipo, Sunweb.

Ha terminado 8 de ellas, siendo una vez top 5. Tres tres veces top 10 y top 20 en otras dos (una de ellas en su debut en el Giro de Italia en 2013 con tan solo 22 años). En las dos restantes no destacó mucho y, curiosamente fueron ambas en el Tour de Francia. Es joven sí, pero muy experimentado. Completa ya su novena temporada en la élite del ciclismo mundial y la tendencia que muestra es de evidente estancamiento.

El corredor de los Países Bajos es un buen contrarrelojero, más no excelente. Batallador abonado al puestómetro del top 10 o 15 donde quiera que corre. Un buen escalador, pero no entre los extraordinarios, y tiene un gran fondo, eso es indudable.

Promesa anunciada desde hace más de 7 años, que sin embargo no termina de explotar y cada vez se presenta más complicado, incluso subir al podio, con tal irrupción de jóvenes prodigio que acaparan los puestos de honor junto a los veteranos súper clase consagrados, pero aún con mucho fuelle.

Ser vueltómano es una especialidad demasiado ingrata dentro del ciclismo. Al no ser sprinter ni caza etapas, ni clasicómano, solo hay tres citas durante la temporada (en concreto dos porque hoy en día es imposible correr las tres grandes vueltas a un buen nivel) y demasiada gente especialista en espera para solo tres lugares en la cima del podio en toda la temporada. Bueno, menos uno en la ronda francesa que siempre va para un Ineos.

Leyendo unas declaraciones suyas de hoy en línea de meta tras la etapa unipuerto del UAE Tour, veo en el corredor muy claro el lugar donde está, y ha permanecido desde hace unos años: “Estaba mucho más nervioso hoy debido al viento. En la subida final, di todo lo que tenía y me quedé completamente vacío. Todavía estoy en buena forma en el ranking. Eso da confianza “, dijo Kelderman, quien subió a la sexta posición de la general, en (con todo el respeto del mundo) una prueba de una semana quizás con el recorrido menos complicado de todo el World Tour, en inicio de temporada, y él ya sabe que eso es bueno, que es su tope. Su lugar.

Pero quien dice Wilco kelderman podría decir también Rafal Majka, Tejay van Garderen (de hace un lustro) Pierre Rolland, Robert Gesink (de hace unos años), Louis Meintjes, David de la Cruz, Warren Barguil, Michael Woods, Davide Formolo, o (en su momento antes de reconvertirse en corredores más versátiles) Bauke Mollema, Jakob Fuglsang, Dan Martin, Bob Jungels etcétera, por solo citar algunos destacados corredores vueltómanos que han permanecido varias temporadas abonados al top 10 o 15 de grandes vueltas, pero nunca con verdaderas opciones de ganarlas, terminando muy lejos en tiempo a muchos minutos de distancia del vencedor.

Han corrido cada gran vuelta cuidando el puesto sin arriesgar mucho por miedo a desfondarse al otro día y perder un sufrido séptimo o noveno lugar. Sin poder siquiera meterse en la pelea por las etapas, y sin poder centrarse a tope en un calendario de vueltas menores World Tour, donde bien encaminados tendrían más opciones, o rondas menores pro continentales o clásicas alternativas, en las cuales con su gran fondo buena escalada y experiencia serían protagonistas.

Nombres que están en la memoria de todo el mundo, por ser siempre los últimos 15 que quedan en el lote en las subidas a grandes puertos, pero que cuando revisas su palmarés no suelen tener apenas líneas. No hace justicia a su calidad que sería aprovechable en otros escenarios.

Los sacrificios que hay que hacer para ponerse en forma para, por ejemplo, un solo Tour de Francia son colosales. Pueden arrastrar 8 meses de preparación previa desde el invierno, y no disputar a tope nada e ir tomando una forma progresiva para no llegar pasado de kilometraje y esfuerzos.

Luego en julio van y se encuentran en Francia de nuevo con el Ineos y los tres o cuatro prodigios de rigor y se repite la historia de siempre. Dejándose sus mejores años sin cambiar de objetivos. Muy honroso y admirable un top 10, por supuesto, pero cuando ya lo has hecho varias veces y no se avanza, debe ser complicado ver pasar los cursos y no levantar los brazos casi nunca, ni poder ir más allá, al mismo tiempo que salen jovencitos geniales que llegan directamente de juvenil a la cima en Roma, París o Madrid.

Mientras un clasicómano destacado (que por lo general tiene muchas chances también como caza etapas en rondas menores y mayores) tiene al menos 70 días al año para intentar lucirse y acumular palmarés desde enero hasta octubre, un vueltómano regular (pero no fuera de serie) puede pasarse toda su carrera deportiva llegando en el top diez una o dos veces al año, pero sin opciones jamás de alcanzar la esquiva gloria general y menos llevarse al menos media docena de etapas en pruebas de prestigio al retirarse.

Las frías cifras dicen que salvo contadas -y honrosas excepciones- la mayoría de grandes vueltas -desde que Kelderman o cualquiera de los protagonistas anteriores saltaron la máxima categoría- suelen ser ganadas por ciclistas muy completos, pero que destacan claramente en las cuatro habilidades vitales para ganar rondas de tres semanas: fondo, regularidad, escalada y crono.

Pero no es suficiente con defenderse o aguantar, hay que estar entre los mejores del mundo contra el crono y en la escalada. O al menos ser un súper clase en la montaña para compensarlo y esperar una oportunidad en que fallen los croners escaladores o un recorrido muy favorable. Porque siendo solo experto en crono, pero sin subir bien, es imposible ganar una gran vuelta hoy en día.

La pregunta es: ¿buenos corredores pero que no son especialmente geniales ni en crono ni escalando, pero si tienen un gran fondo y regularidad no aprovecharían mejor su carrera deportiva y tendrían más opciones de victorias y gloria personal si se reconvirtieran en versátiles clasicómanos, en aspirantes a rondas de unas semana y caza etapas en grandes vueltas? ¿no les compensaría más?

Si solo disputaran una grande y el resto de la temporada apuntaran a vueltas de una semana (Andalucía, Cataluña, Romandía etc) y a pruebas duras de un día, tipo Lieja, Flecha, Amstel, Strade Bianche, Lombardía, clásicas italianas de otoño etcétera, ¿no tendrían muchas más chances de triunfo y ser de ser protagonistas? Y a la segunda vuelta de la temporada, podrían asistir (si quieren) sin presión, a por etapas para intentar forjar un palmarés que haga justicia a sus muy buenas condiciones. Cuando a Virenque y Jalabert no les dio ya para aspirar al podio en Tour de Francia se reconvirtieron en temibles caza etapas y portadores de la camiseta de la montaña, ¡y daban espectáculo cada año! ganando parciales allí y en otras pruebas de prestigio. Dejando en la retina del aficionado una imagen maravillosa al retirarse.

Algunos ya lo entendieron; Mollema, Pinot, Fuglsang Jungels, Dan Martin… entre otros, se empezaron apuntar y “arriesgarse” desde hace años también en clásicas duras de mucho fondo salpicadas de cotas empinadas y en vueltas menores desde principios de la primavera. Además las mejores temporadas que se le recuerden a Majka y Barguil han sido cuando se tuvieron que desentender de la general y les tocó ser caza etapas en el Tour de Francia.

Al menos los anteriores han podido engordar su palmarés con triunfos brillantes, monumentos clásicas de prestigio vueltas menores y muchas etapas, desde febrero y en otoño al margen del Giro, el Tour y la Vuelta.

Comprendieron que hacer top 10 o 15 seguido, pero con pocas posibilidades reales de llegar a la cima no es incompatible con sentirse ciclista ganador también durante el resto del año. Y si algo sale mal en la ronda mayor apuntada, siempre tendrán triunfos para mostrar y salvar la temporada para su patrocinador.

Hay gente muy buena consumiendo su carrera sin levantar los brazos casi nunca, tipo Bardet o el mismo Wilco, por ejemplo, obsesionados solamente con una o dos grandes vueltas que cada año se les alejan más. Otros que por más que se esfuercen, subir al podio seguirá siendo cada vez más complicado con la gente joven y precoz que está saliendo.

¿Vale la pena consumir un gran talento y carrera deportiva obsesionado solo en un esquivo objetivo? ¿Es el ciclismo moderno para los vueltómanos top una fijación robotizada por sacar (antes que ciclistas) especialistas en ganar el Tour de Francia? ¿Por qué tanta gente de calidad renuncia a la posibilidad de un palmarés acorde con sus magníficas prestaciones por su fijación en una sola prueba?

Hasta hace poco un ciclista lo era de enero a octubre. Y tal como se presentan las cosas desde hace siete años en el Tour de Francia, no estaría de más que los mejores volvieran a dar espectáculo todo el año. Porque en Julio rara vez lo hay o es demasiado predecible.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

18 pensamientos sobre “Kelderman, Barguil, Meintjes, Majka… ¿compensa ser vueltómano a cualquier coste?

  1. Excelente análisis, de todos los que se están reconvirtiendo valoro mucho a Mollema, porque ha tenido buena regularidad y ha ganado étapas, carreras de un día y ha servido para otros rockstar que contrata el Trek como Contador, Porte y ahora seguramente con Nibali. Pienso que Pinot todavía no ha resignado con su sueño amarillo, el pasado iba bien pero como siempre un problema físico lo hizo retirar, en vueltas de 3 semana siempre es un tiro al aire, menos en ese tour del 2014 que ganó Nibali y que no estuvo presente el poderoso SKY por la retirada de Froome.

    La realidad es que es loable sacrificar tu carrera cuando tienes un rol de gregario, pero como mencionan aquí sacrificarlo por un objetivo que ya fue esquivo por muchos años y que cada vez se vuelve más difícil por ese surgimiento de las estrellas jovenes (Bernal, Remco e Pogacar) y de los completos consagrados que rara vez fallan, no vale la pena.

  2. BUen articulo. Pero será que en ese mismo grupete deba estar S. Kruswick, la verdad es que si bien ha conseguido podio en el tour y buenas actuaciones en giro y vuelta, pero no me gusta su forma de correr, nunca ataca, ni propone, solamente busca no perder segundos con sus rivales.
    El caso de Pinot y Bardet creo que mucho se debe a la exagerada presión sobre sus hombros de ser el siguiente francés que llegue a los campos Eliseos como campeón. Condiciones tienes de sobra como para destacar en muchas otras GV o carreras importantes de una semana o de un dia.

    1. Kruijswijk acaba de hacer tercero en TF. Al igual que ud, no me gusta su estilo conservador, pero para ser justos, en las últimas tres temporadas aparte de eso, ha sido dos veces cuarto y una quinto en GV. Es más fiable y regular que los citados. Quien hace podio o está muy cerca tiene chances reales aún sin ser el más fuerte. Él mismo lo sufrió en el Giro 2016 cuando siendo el más fuerte -con diferencia-, y teniéndolo en el bolsillo, se cayó en la antepenúltima etapa, Chaves que era el segundo falló y el premio gordo lo recogió Nibali por estar cerca en el momento indicado. ¡Pero para eso hay que estar ahí! si me pregunta a mi, yo no lo veo ganando una GV, pero por su trayectoria más regular y cercana actuación del año pasado, merece una valoración distinta a por ejemplo Majka, Kelderman y compañía, incluso a Bardet, que hace unos años hizo podio pero se muestra muy lejos últimamente de ese nivel. Un saludo.

  3. Para mi la respuesta es sencilla, básicamente plata. Quisiera ver cual es el sueldo de un vueltomano promedio, no hablemos de sagan que va aparte, y cual es el sueldo de alguien que apunta a un top 10 en las grandes vueltas, y ni hablar de tener una chance aunque sea chiquita de estar en el podio. Si las clásicas las ven 10 millones de personas las Grandes Vueltas y ni hablar el tour la miran 100 millones. Las clásicas son muy impredecibles el abanico de corredores es mucho mas grande, sino miralo a Pedersen campeón del mundo.-

    1. Hola Martín precisamente por eso la nota plantea interrogantes. Y lo primero que uno piensa es eso. Pero creo que es más complejo. Hay jefes de fila para GV en equipos modestos con salarios muy inferiores a cotizados gregarios. Quiero decir, en el caso de kelderman, Majka, Meintjes, Barguil etc., no ganan ni mucho menos parecido a Thomas, Landa, Froome Valverde Quintana o gente con palmarés y más caché. Muchos de ellos vienen de países muy ricos, tienen un muy buen nivel de vida al margen del deporte y el ciclismo no es su única oportunidad en la vida. Es un tema más de glorificación obsesiva de ciertas pruebas y un absurdo desdén por el resto de la temporada. Un ejemplo contrario: nunca Fuglsang tuvo tan buen cartel y resultados como en los últimos tres años que se dedicó a buscar etapas vueltas menores y clásicas. Siendo el mismo corredor de antes, está hoy en día muy bien valorado y nadie duda (las cifras no mienten) que esté entre los mejores del ranking mundial. Gracias por su opinión, un saludo.

    2. Muy buena respuesta amigo Martín, casi todos los lideres de los grandes equipos, apuntan a realizar podio o estar entre los 10 primeros de la general en las GV, por algo será, y, en términos generales siempre ha sido así.

  4. Muy buen artículo. Pero igual, no hay podio pa tanta gente, no? No se trata precisamente de tener muchos contendientes, aunque se sabe que la mayoría no ganarán ni etapas, ni lugar en el podio? Y ahí están, ocupando lugar en sus equipos, en la carrera, en la carretera, gente como la nombrada y otros más, pero se sabe, y ellos lo saben, que no van a ganar. Cuando hablas de los ùltimos 15 o 20 que se mantienen hasta bien avanzadas las subidas, lo dejas claro. Esos son los contendientes, pero sólo pocos ganan etapas, un lugar en el podio, o el título. Tener a esos corredores en las GV hace parte del negocio, del circo, del concepto mismo de estas carreras.
    Y aunque uno sabe que el título lo disputan 3 o 4 equipos, todos los demás hacen parte de la gran caravana y llevan un líder para la general. El caso más claro este año será tal vez el del modesto Arkea, con Nairo. O el Israel Start Up Nation, con Dan Martin. O el NTT con Meintjes.
    Yo me hago a veces la misma pregunta que plantea el artículo. Y la respuesta a la que llego es que hace parte del negocio World Tour. Entre más potenciales ganadores, mejor para generar interés y vender las carreras.

  5. Oscar Trujillo. Varias lecturas al articulo:
    1. Tal vez estas dando la respuesta de porqué no aspiran a otras cosas. Solo tienen fondo, pero no son super escaladores, ni pueden derrotar en cronos a especialistas que si pueden ir bien en carreras de una semana y le sumo, que tal vez, no tengan una buena punta de velocidad como para una clásica.

    Este articulo demuestra una vez mas la importancia de Nairo Quintana para rl ciclismo mundial. Siendo un hombre top de GV, no se esconde para mostrarse en carreraras que llamas menores. Ojalá algún día los detractores de Quintana acepten esto y hasta no demeriten los triunfos como los mas recientemente obtenidos.
    Con lo escrito acá por Usted da la razón que Fugulsan no es un super escaldor.

  6. La primera condición para apostar por un hombre top 10 de GV’s, es tener fondo y los que aquí nombran lo tienen, pese a todas las condiciones que debe tener un vueltomano no se debe olvidar que esto es una carrera de eliminación y ahí es donde radica la insistencia de los hombres que mas regularidad demuestran, es decir, no pierden la esperanza de alcanzar el podio así sea condicionado por la desgracia de otros.
    ¿Estará Kruijswijk lo suficientemente consciente que a Francia asisten hombres tan buenos como él, pero que aun siendo muy bueno, tiene la desventaja de no tener el fortín de ser especialista en algo y por ende renunciar a sus aspiraciones personales para trabajar por otro? Porque ese termina siendo un condicionante para los que aspiran a la parte alta de la tabla. Yo veo a Kruijswijk y Fulgsang con similitudes, que van mas allá de lo difícil de pronunciar sus apellidos. Ambos son completos, cronean muy bien – aunque sin ser especialistas- suben con los mejores – aunque sin posibilidades de hacerles diferencia- el danes tiene mejor remate y el holandés muy diésel y todo pero tiene mas regularidad, sin embargo ya tocó su techo en el TDF, a donde podrá llegar nuevamente por su regularidad pero… “si y solo si” desfallecen los gallos croners y/o el escalador del momento y para este caso en particular (asumiendo el tridente) seguramente tendrá que esperar que sus compañeros (superiores en la crono) desfallezcan. Entonces, ¿Por qué no apostar por VE o GI? Al final si de gloria se trata, para la mayoría de público raso (o no propiamente asiduos seguidores) son igualmente Grandes Vueltas y las posibilidades son sensiblemente mejores para lograr un lugar en el podio. Para el resto gallos de hasta top 15, la historia es mas de lo mismo, me imagino que para los equipos tendrá algún beneficio comercial (el cual ignoro su alcance) para apostar por el top 10, porque de no ser así ¿a que juegan?

  7. No todos pueden ser Froome, Contador o Nibali. Incluso ni Contador fue Contralor al final de su carrera y Nibali ya no es lo que era pero ahí le apuestan al podio y tal vez dar la sorpresa. Cada quien tiene sus objetivos en una GV y corre para cumplirlos. Sin embrago estoy de acuerdo con que el año ciclístico empieza en enero y termina en octubre y esos gallos “promedio” deberían darle más importancia al resto del calendario para darle más interés a carreras menores.

  8. Kelderman se quedó mucho. De el se esperaba mucho más. Majka sí se equivocó. Tenía pasta para otra cosa después de ganar etapas en el tour, el KOM y el tercer lugar en los olímpicos. Yo sí creo que él pudo mostrar y desarrollar otra faceta. Meintjes si nunca se le vio nada q mostrar, también eligió mal su carrera.

  9. Bueno y Colombianos, quienes entran en ese grupeto, quizá Rigo y el chavito?
    Chávez ha ganado un par de etapas tratando de minimizar la perdida y Rigo ahora en recuperación, cazaetapas o gregario de Martínez e Higuita.
    Duro reconocer esto, de estos 2 héroes del pedal, pero a la vez interesante planteamiento……..no se.

    1. Omar, no incluí a Rigo por dos razones: una ha hecho segundo lugar en tres grandes vueltas y en TF en particular a solo 50 segundos de Froome. Eso está al alcance de muy pocos, es decir ha estado muy cerca varias veces, eso no es casual. Y segundo Rigo siempre ha sido versátil, desde sus inicios, ha sido medalla de plata olímpica ha ganado varias pruebas de un día y suele tener muy buen rendimiento en clásicas duras. Lo de Chaves es distinto, su carrera como vueltómano top de momento solo duró dos años. Por múltiples razones parece haber perdido su confianza nivel o fiabilidad para las tres semanas. Ojalá la recupere, si no es así, Esteban ha demostrado que como caza etapas prestigiosas y en pruebas de un día lo hace fenomenal. Pocos corredores pueden decir que tienen un monumento y varias etapas ganadas en Giro y Vuelta a España, si siguiera así ya sería fantástico también. Un saludo.

      1. Buenas noches Oscar, muy buen artículo hay mucho para debatir, personalmente creó que los citados corredores esperan un momento de inspiración y que las estrellas se crucen para al menos hacer podio en una de las tres grandes y que no les interesa arriesgar en otras carreras, igual pasa el tiempo y tal vez pueda ser falta de ambición o quizás que no tienen más, por ejemplo vangarderen se quedo en eterna promesa mucho más difícil con los corredores tipo maquina que hay hoy en dia.aun sigo sin entender como geraint Thomas ha ganado el tour de france sin ser mejor que los ciclistas descritos en la nota, por que siempre fue muy regular y de un momento a otro gana en alpe d huez en una sola pierna.el tiempo lo dirá pero si van con ayuda creó que los ciclistas actuales no son muy diferentes a los de hace entre quince y veinte años atrás y que algunos con gran talento no alcanzan pero otros con la ayuda extra pueden pasar de otro deporte a ser de lo mejor en ruta.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: