Kiryienka campeón mundial: premio a un gregario incansable

Por @pmpalermo

Es inevitable que, una vez terminadas las carreras, la atención sea para los ganadores o, a lo sumo, aquellos que logran subir al podio, pero esto no significa que los otros 190 ciclistas que fueron derrotados sean malos ni mucho menos.kiryienka

Dentro de ese anónimo grupo de atletas sin premio, se encuentra gente abnegada que trabaja para que los otros ganen o ganan su sueldo con escapadas casi siempre infructuosas.

Uno de estos personajes es Vasil Kiryienka, un rocoso corredor que destaca en ambos apartados y que suele pasar incontables kilómetros al frente del grupo tirando para sus líderes o en solitarias cabalgadas montañosas, buscando fortuna lejos del reparo del mayoritario.

Justamente esa es la especialidad del bielorruso, un atleta ultra resistente de rostro inmutable que ya acumula cuatro etapas en grandes vueltas, tres de ellas tras largas aventuras en las que hizo gala de su talento para rodar y la otra en la monstruosa contrarreloj del Giro 2015.

En ese sentido, nada mejor que la descripción que hizo de él uno de sus directores en el Team Sky, Nicolás Portal. “Es una máquina, tiene un gran motor y cada carrera que estoy con él me sorprende más“.

Casi sin espacio para el lucimiento propio, el incombustible atleta de 34 años se ha generado un hueco en la agenda que le permite, cada fin de temporada, mostrar sus dotes y perseguir algo de gloria sin tener que estar pendiente de nadie: la cronos mundialistas.

Pero lejos de caer en el lugar común de pensar que esto es nuevo, vale la pena recordar que el historial de Kiryienka sobre la cabra en citas arcobalenas ya ostenta buenos logros hace casi una década, cuando concluyó 6° (en 2006) y 9° (en 2007), claros avisos de lo que vendría.

Con la madurez, sus prestaciones en dicho apartado progresaron y, en las últimas cuatro campañas, antes de su campeonato, fue dos veces 4° y otra 3°, siempre relegado por estrellas que ya figuran en los libros de historia de este deporte como son Tony Martin, Fabián Cancellara o Bradley Wiggins.

Había muchos favoritos en Richmond y Kiryienka era uno de ellos, pero su habitual perfil bajo lo hizo pasar inadvertido, hasta que los números no pudieron ocultarlo más: el bielorruso voló de principio a fin, pulverizando todos los registros en una jornada que nunca olvidará. Y tampoco gran parte del pelotón, que sabe la importancia de ciclistas como el que aquí analizamos.

Así, es válido decir que su oro es el de muchos, porque no es ningún secreto su sacrificada vida laboral, siempre en pos del beneficio grupal, sin quejas ni pedidos de ningún tipo, sino más bien, todo lo contrario. “No me cuesta ayudar a mis líderes, lo hago con muchas ganas y estoy satisfecho por eso. Hago todo lo que me piden“, declaró alguna vez el sacrificado “Kiri”.

En la parte final de su trayectoria deportiva y en uno de esos pocos casos donde se “hace justicia”, Vasil Kiryienka se alzó con el mayor lauro de su vida profesional, una suerte de premio a la trayectoria que lo inmortalizará durante 2016 vestido con el inconfundible arcoíris cada vez que haya una cita contra el reloj.

Por todo eso, hoy celebra el corredor, su equipo y sus compatriotas, pero también miles de aficionados alrededor del mundo, satisfechos de ver a un “segunda línea” como él, dando un paso al frente en detrimento de las figuras aglutinadas, que no pudieron más que rendirse ante el implacable rodar de quien ya es el modelo de gregario perfecto.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: