La presión y el desgaste psicológico, tabúes del ciclismo profesional

Por @amatiz12

Algo que no muchos recordarán es que, antes de dar sus grandes saltos, Lennard Kamna tomó un reposo de seis meses durante 2018, argumentando en ese momento que necesitaba redefinir el rumbo de su carrera deportiva tras no tener el inicio de temporada deseado. Sunweb, su equipo por aquel entonces, accedió a la petición y le dio tiempo a su joven figura. Fue un episodio que se creía no se volvería a repetir -sin decir que sea algo negativo-, pero para este año volvió a suceder.

Foto: Reuters

En aquella primera pausa, el alemán se dedicó a pasar tiempo en su jardín, realizando labores de mantenimiento de ese sitio y adicionalmente leía libros. Todas, actividades para despejar su mente y encontrar esa tranquilidad necesaria para decidir lo que haría en su trayectoria.

Funcionó, porque en su regreso fue demostrando poco a poco que sabía cómo mostrar ese potencial, que tocó su primer techo en 2020 tras ganar una etapa en el Tour de Francia, ya con los colores del BORA-hansgrohe. Su progresión para 2021 parecía seguir siendo prometedora tras adjudicarse otro parcial en la Volta a Catalunya, pero repentinamente dejó de competir y desde mayo en Algarve casi que desapareció por completo del panorama.

Recién se volvió a saber de él en la reconocida prueba africana Cape Epic. Ahí, él mismo confesó que este segundo parón, justificado inicialmente por unas dificultades físicas, se dio realmente por temas psicológicos que lo apartaron de la práctica competitiva casi por varios meses.

El estar compitiendo en Sudáfrica es una de las actividades para Lennard de hallar paz. No piensa en un resultado, sólo en divertirse y pasarla bien. “Considero que Cape Epic es un poco como un viaje. Tomo fotos y videos de mi aventura. Disfrutar y aclarar la mente, para eso estoy aquí”, expresó Kämna.

“En la carretera, la atención se centra siempre en los resultados, todo tiene que ser perfecto. Aquí, en el Cape Epic, trato principalmente de deleitar mis ojos, respirar aire fresco y disfrutar de la naturaleza y el ambiente”, adicionó el rutero de 25 años.

Se desconocen por completo sus planes para 2022, aunque el estar de nuevo sobre una bicicleta en competición -así no le interese el resultado- puede ser síntoma de que estará en acción en el panorama competitivo. Ya luego, de la forma en que lo haga, el tiempo que tome y demás, no se sabe. Técnicamente será todo decisión del ciclista.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

1 pensamiento sobre “La presión y el desgaste psicológico, tabúes del ciclismo profesional

  1. No sólo es en el ciclismo, en cualquier deporte y ámbito de la vida, sea académico o profesional, la presión psicológica/autoexigencia desmedida, lleva a una perdida de interés en las actividades.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: