La revelación Higuita: ¿Vueltómano o clasicómano? Cuestión de centímetros

Por Oscar Trujillo Marín

No cabe duda que uno de los ciclistas revelación del último año está siendo Sergio Higuita. Desde febrero del 2019 que empezó su fogueo “prestado” en carreras clásicas y vueltas menores europeas con la Fundación Euskadi, no ha hecho sino progresar a ritmo de vértigo en sus exhibiciones y resultados.

Desde septiembre pasado ya ha empezado a cosechar victorias importantes corriendo en una escuadra de la élite mundial. Demasiado, para ser un debutante.

Su irrupción en el World Tour ha sido fulgurante desde mayo cuando lo repescaron (de manera anticipada a los planes de adaptación que tenía con la formación española continental) debido a sus excelentes prestaciones en la media docena de pruebas que corrió hasta entonces.

EF Pro Cycling (el equipo propietario de sus derechos deportivos) vio la mina de oro y lo llamó para que siguiera luciéndose pero en la máxima categoría, con sus colores y logo. Empezando por lo alto: un segundo lugar en la general de su primera vuelta World Tour, en California, a 12 segundos de Pogacar.

Luego vino la etapa ganada de forma brillante en la Vuelta España que lo confirmó como uno de los mejores neo profesionales y más prometedores corredores sub 23 del pelotón en 2019. Ya en febrero de este año continúo su consolidación con el campeonato colombiano de ruta en su bolsillo, más la general y una etapa en el Tour Colombia. Hay unanimidad entre prensa especializada y aficionados que el joven antioqueño tiene un talento natural fuera de lo común para este deporte.

Donde no aún no hay claridad y acuerdo es si su futuro, (como sus virtudes lo han evidenciado de manera contundente hasta ahora) está como clasicómano de época, especialista en pruebas de un día de extrema dureza, con duras cotas tipo Lombardia, Lieja, Flecha Valona y similares, aparte de depredador cazador de parciales, esto, debido a su excelente lectura de carrera, inteligencia para ubicarse, demoledor rush para remate en grupos reducidos (y en cuesta) y hasta ahora una increíble habilidad para que, da igual lo que corra y en dónde, se las apañe para llegar siempre entre los primeros.

Además ese talento natural le da para poder aspirar a vueltas de una semana con recorridos duros de media montaña, como la misma Paris Niza que actualmente corre, País Vasco, o Romandía, que es donde, por lo que ha mostrado hasta ahora podría alcanzar una figuración estelar, como único en esa especie en la historia del ciclismo latinoamericano, y marcar época a nivel mundial.

O, por el contrario, como la inmensa mayoría de ciclistas (en su mayoría escaladores) colombianos se centrará en ser vueltómano. Si se obcecara por convertirse en vueltómano a mi juicio, su potencia, palmarés y disponibilidad para las clásicas se vería muy menguada.

Mi argumento tiene que ver con centímetros. Desde que Higuita empezó a destacar y mostrar tanto impetuoso poderío en El Challengue de Mallorca en 2019 codeándose a su mismo nivel, en su primera carrera como profesional en Europa con Valverde, y luego en cuanta prueba de un día y vuelta menor participó, pude ver en él una mezcla de las mejores condiciones que en su momento tuvo Paolo Bettini y Purito Rodríguez. ¿qué tienen en común estos tres corredores de épocas y nacionalidades distintas?

El grillo Bettini vencedor de 5 monumentos, uno de los mejores clasicómanos de este siglo, y de la historia, ostenta un palmarés de ensueño, maravilloso (Lieja (2), Giro de Lombardia (2) y una Milán san Remo) campeón mundial de ruta y ¡oro olímpico en ruta también!; más varias etapas en las tres grandes rondas, en vueltas y clásicas menores para aburrir. 1-68 y 58 kilos. Una talla y peso más de típico escalador, que no le impidieron ser uno de los mejores clasicómanos en su momento.

Purito Rodríguez. Dos giros de Lombardía y una flecha Valona; etapas hasta el hastío en las tres grandes y casi todas las vueltas World Tour de una semana, clásicas menores, vueltas menores Pro series, Volta a Catalunya, Vuelta al País Vasco; y si no ganó más fue porque los últimos 5 años de su carrera se obsesionó con las grandes vueltas, logrando de forma admirable hacer podio en las tres grandes, pero siempre superado por un corredor más completo (llámese escalador pero con mucho mejor crono) en Tour de Francia (Froome) y en Vuelta a España (Contador)

Quizás en el año que Purito estuvo más cerca de una grande fue en el Giro de Italia 2012, tenía que defender 31 segundos en la crono final, etapa 21, ante un discreto contrarrelojero como Hesjedal, pero Las prestaciones de Purito en la cabra siempre fueron tan limitadas (por razones físicas obvias) que se dejó sacar 47 segundos de un corredor que en absoluto era especialista y se le fue de las manos el Giro siendo el mejor en la montaña con diferencia, con un hombre que se metió en la carrera por una fuga bidón.

El caso es que a Higuita le veo la buena condición escaladora en alta montaña de Purito; el enorme fondo de ambos, la capacidad y astucia para leer las carreras de ambos -pero sobre todo de Bettini-, eso si, el excelente rush y remate en muros y media montaña y llegada tras duras jornadas en grupo reducidos del español y el italiano, también lo tiene.

El joven colombiano muestra mucha potencia al igual que ambos, y este es el motivo de los dos invitados: Purito medía 1-68 y pesaba 57 Kilos, Bettini medía 1-68 y pesaba también casi lo mismo 58 kilos. El italiano desdeñó las generales y tiene un palmarés al alcance de pocos en clásicas. El español hacía dos grandes a tope y perdió la opción de ganar y participar en muchas pruebas de un día, o cuando menos lo hizo claramente “mermado”

Y Sergio, algunos sitios afirman que mide 1-63, cosa que creo, pero las cifras oficiales de su equipo dicen que mide 1-66 (sinceramente parece un poco menos) y pesa 54 kilos. En fín, un biotipo, habilidades y condiciones bastante parecidas a las de estos dos brillantes caza etapas clasicómanos de élite (sobre todo el italiano)

Con lo cual, y esta es mi conclusión, si Higuita se decantara por centrarse en grandes vueltas sería un desperdicio para sus privilegiados dones de potente clasicómano de gran fondo y coleccionista de parciales, incluso de vueltas de una semana favorables, con poca crono. La historia y frías estadísticas dicen que a un corredor de esa talla y peso le cuesta demasiado ganar un Tour de Francia, y hoy en día, cualquier gran vuelta donde vaya a disputarla Roglic, Pogacar, Thomas, Bernal etcétera.

Desde 1976, hace 44 años ya, (y de ahí para atrás más de lo mismo) el único corredor de menos de 1-70 que ha ganado el Tour de Francia fue Lucien van Impe. El mejor escalador de su época (y uno de los mejores de la historia) que fue varias veces podio en París, pero en 15 participaciones logró solo una ronda francesa. Van Impe coincidió con Merckx e Hinault, fue rival de ambos y subía un pelín mejor que ambos, pero lo destrozaban contra el crono y en emboscadas en el llano. Eso, por desgracia no ha cambiado, repito, salvo raras, muy raras excepciones.

Es un tema contrastado de física, no de corazón o anhelos para intentar “argumentar” con deseos. Que, si de mí dependiera, me encantaría que Higuita (corredor que me gusta mucho) fuera un temible vueltómano hegemónico, pero creo que cualquier comentario sin sustento sobra, e iría “argumentado” nada más que con mi ilusión. Es bastante lógico que tipos más grandes y potentes, especialistas y con 8, diez 15 o más centímetros de talla superen a un escalador bajo y liviano en crono. Luego en el Tour a van Impe le sigue en bajos: Pedro Delgado 1988 y Carlos Sastre en 2008, excelentes escaladores también de 1.72, ambos.

El perfil del vueltómano ganador promedio hoy en día, salvo muy, muy pocas excepciones, que solo han ocurrido en Giro de Italia o Vuelta a España, (Quintana, Yates, Carapaz) más no en el Tour, es un ciclista muy completo de mínimo 1-74 que va muy bien en la crono, en el llano y sube a la altura -o mínimamente por debajo- del mejor escalador de su época.

Por eso considero que Higuita podría entrar al olimpo de los clasicómanos (por supuesto al igual que italiano y español no en Flandes, ni Paris-Roubaix, ni las temporada de “piedras” del norte pero si en el resto favorables) y caza etapas o en su defecto sacrificar un palmarés brillante por intentar ser, contra todo pronóstico, estadística y lógica, solo aspirante a podio en grandes vueltas, decantándose en exclusiva para rondas por etapas.

Focalizar toda su temporada y vida deportiva para intentar ser, en el mejor de los casos, podio en Francia me parece un desperdicio de talento. O quizás lograr algún día ser el primer corredor de 1-66 (o menos) en ganar el Tour de Francia desde que existen reseñas. O no. Para eso tendrían que fallar los 5 o seis croners escaladores que asisten cada año.

El error es pensar que el ciclismo es solo montaña y grandes vueltas y que la gloria y la inmortalidad solo está allí. Que sería de este deporte sin Freddy Marteens, Roger de Vlaeminck, Sean Kelly, Tom Boonen, Valverde, Cancellara Bettini…

Higuita, no lo dudo un segundo, puede ser igual o mejor en esa especialidad que los dos cracks con los cuales lo comparé por anatomía y condiciones. Por cierto, Bélgica lleva 44 años desde la lejana victoria de Van Impe en 1976, sin ganar un solo Tour de Francia y nadie dudaría que es casi todos los años la gran potencia mundial del ciclismo y cuna de algunos de los más espectaculares y ganadores ciclistas del actual pelotón mundial.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

23 pensamientos sobre “La revelación Higuita: ¿Vueltómano o clasicómano? Cuestión de centímetros

  1. Gracias Oscar por el artículo.
    Yo me atrevería más a compararlo por rendimiento que por la parte física… En ese aspecto lo veo más a un Valverde, que rinde decente en las cronos, sprinta muy fuerte en la loma dura, en la loma suave y le alcanza para etapas semi llanas. baja muy bien y siempre está bien ubicado. sube con los mejores y por su peso puede llegar a ganarle a los mejores. Entonces creo que debe recorrer los 2 caminos, de vueltómano y clasicómano, porque en ambos podrá cosechar muchos triunfos y porqué no, tener nuestro primer corredor que pase de las 100 victorias profesionales.
    Mi comparación la hago apoyado en que los belgas, que saben un poco (jeje) más que nosotros de ciclismo, han comparado a Remco con Eddy y las diferencias físicas son 15 kg y 15 cm, que no son despreciables…. mucho menos que higuita con el bala 5 kg y 111 cm

    1. Arturo lo pensé con Alejandro por condiciones, pero entre los dos ¡11 centimetros era mucho! y eso ha permitido a Valverde -sin ser especialista en crono- hacerlas muy decentes e incluso buenas a veces. La morfología, la anatomía de Bettini y Purito me resultaban más idóneas y muy similares en todo a Sergio; enormes virtudes incluidas. Y lo que si es evidente que por mucho que progrese en crono un corredor tan liviano y bajo de estatura está en clara desventaja contra potentes rodadores que han aprendido a subir igual que los mejores. De hecho Valverde podría tener un palmarés parecido al de Kelly, (190 victorias contra 130 del español) si no se hubiese obcecado por darse la paliza siempre disputando a tope Tour y Vuelta durante más de 15 años. En cualquier caso, guardo profunda admiración y respeto por esos tres cracks, y me ilusiona mucho Higuita, me encanta este corredor, su estilo astuto, agresivo y ambicioso. Gracias y un saludo.

      1. De acuerdo contigo Óscar, Valverde se obsesionó con grandes vueltas y sólo consiguió una vuelta a españa con la gran cantidad que disputó a tope, con certeza si se hubiese centrado en carreras de un día y vueltas de una semana su palmarés sería el mayor de la historia. Pienso que Higuita tiene grandes condiciones para ser un clásicomano y puede darle a Colombia un oro olímpico en ruta y un campeonato del mundo, si bien es cierto que hizo una CRI decente, no creo que llegue a ser protagonista sobre la cabra pero sí ganar monumentos, otras carreras de un día y vueltas de una semana por montones. Como dices en la nota, el ciclismo no es sólo grandes vueltas y él lo debe tener claro, porque por su biotipio hallo difícil (por no decir imposible que gane un Tour). Saludos!

  2. Oscar Trujillo. Muy documentado su análisis. Creo que cae en el mismo error que he venido tratando de derribar. El hecho que sea de baja estatura no debe ser una condición para limitarlo como corredor de GV, no lo convierte automáticamente en un mal contrarrelojero. Tampoco es condición para decir que tiene un motor pequeño. Debemos derribar esa mentalidad.

    Acá lo que importa es que disfruta el corredor. Si Higuita llega a disfrutar mas las clásicas que GV es personal. Los ejemplos mencionados por Usted, claramente muestran la preferencia, en el caso del italiano, por las clásicas y campeonatos mundiales.

    En lo que si concuerdo, es que los ciclistas no debieran tener un solo objetivo. Debieran dar más espectáculo. Recordar como Hinault (que no era muy grande) ganaba de todo. Hacía muy bien la crono, embalaba muy bien, ni que decir de como subía. Tenía motor para GV y para carreras de un día.

    1. Hola Anibal entiendo su postura pero usted dice “El hecho que sea de baja estatura no debe ser una condición para limitarlo como corredor de GV, no lo convierte automáticamente en un mal contrarrelojero” esto, Anibal, se sustenta en el corazón y los deseos, no hay datos, argumentos sólidos ni cifras ni historia contrastado para argumentarlo. No me gusta argumentar sustentado en la fe o la ilusión. Yo también quisiera que fuera así, por Sosa e Higuita que me gustan mucho, pero la lógica y las cifras no me dejan demostrarlo. No hay un solo corredor en la historia con 1-66 y 53 kilos que haya sido brillante o mediano contrarelojero. Y al menos en el Tour de Francia desde hace 44 años nadie menor de 1-70 lo puede ganar, supongo que por algo será, no debe ser fácil. Me temo que no es solo “mentalidad” imagino que los franceses bajos e italianos muy buenos que lo han intentado, (Ciapucci) por ejemplo, no lo han hecho, no por falta de ganas. Un saludo, y es una pena que nos vayamos a quedar sin ciclismo por un tiempo.

      1. Oscar Trujillo. Está leyendo lo que escribe?
        Usted habilmente pone una marca: 1,66 mt. Pero le pregunto cuántos ciclistas de 1,66 han corrido en el Tour? Que porcentaje hay frente a otras estaturas?
        Pero si le sigo su juego, dígame cuántos campeones mundiales han habido que tengan esa eestatura y peso? Ninguno. Betini mide 1,68 y es de mayor peso.
        Entonces no es un ejemplo justo o honesto. Pero ganadores de Tour de baja estatura han habido como Lucien Van Impe.

        Pero le recuerdo que hay información de ciclistas que estan alrededor de los 1,70 que han hecho muy bien la contrarreloj plana. Cito nombres que se me vienen a la memoria:
        El pollo Gonzales.
        Julio César Ortegón
        Rujano
        Jonathan Castroviejo
        Y la nueva sensación, Remco Evenerpoel.

        Betini es un caso estraordinario. Y entonces le pregunto, no puede ser Higuita o cualquier otro ciclista de 1,66 m otro caso extraordinario?

  3. Oscar, Genial articulo muy profundo y objetivo

    a mi parecer, tiene toda una carrera por delante y es logico que va a probar de todo, solo el tiempo y los resultados daran un veredicto

    creo que su carrera al igual que aca , que en las clasicas seria una leyenda, pero al comenzar a ver la gloria de las GV tambien optara por ir a por ellas si su condiciones lo permiten

    lo vamos a ver muchas veces con la camiseta de “Mejor Joven” y al tenerla alimentara su ilisuion y ambicion por algunas generales en pruebas de WT de 1 semana y porque no de las GV

    es alguien que tiene mucha ambicion e inteligencia, y tiene la bateria llena al 100% y tiene condiciones para ser un “Todo Terreno” , asi que lo veremos en ambos aspectos , pues en sus escasos años ya se a codeado , ganado y perdido, pero siempre dejandolo en cada presentacion, ganandole mano a mano a grandes definidores tando en cotas empinadas, como en puertos largos y encadenados

    Saludos y esperamos mas articulos asi de constructivos de todas esas promesas que vienen en camino

  4. Yo coincido en parte con el hecho de que el “Biotipo determina el tipo de corredor”, pero hay MUCHAS excepciones. Froome, muy alto? NAiro muy bajo y liviano? En mi cabeza los clasicómanos son Cancellara, Boonen, Sagan, Gillbert, GVA. Corredores que no tienen nada que ver con Purito o Higuita, sino con un biotipo mucho más potente (poca diferencia en altura y peso menos 1 metro). Que el muchacho encuentre su lugar en el pelotón y en el mundo ciclista. Por ahora es bueno en todo. Tendrá que elegir a la luza de los resultados,

    1. Hola Ricardo, usted entiende de esto bastante y conoce los matices y diferencia en el biotipo promedio del ganador de las clásicas con piedras en el norte tipo Paris Roubaix y Flandes, donde por supuesto tipos como Bettini, Purito no suelen brillar jamás; y si lo hacen corredores grandes y pesados como Cancellara, Boonen, Sagan, Gillbert, GVA. En donde si brillan -o pueden hacerlo- los clasicómanos más livianos y bajos es en las Ardenas y demás clásicas “montañosas”, Lombardía, algunos mundiales y olímpicos con muchas cotas favorables como el caso de este año. Incluso, si es rápido en Milán san Remo también. Si, me temo que si condiciona el biotipo para el rendimiento según la especialidad. Dos basquetbolistas pueden ser extraordinarios pero por más que un base de 1-85 quiera alcanzar las prestaciones y números en la especialidad de un pivot de 2-15 no podrá hacerlo. Ambos pueden ser los mejores. En su parcela, claro. Un saludo.

  5. No entiendo la razón, pero en lo que tiene que ver con higuita y con daniel felipe,no les quieren dar las condiciones que tienen,estoy seguro que tienen condiciones para mas de una grande y por supuesto las carreras de una semana, que como cosa rara ningun collombiano se ha dedicado en serio ha disputar las…chavez por ejemplo aun lo puede hacer.

  6. Muy interesante análisis, entre otras trayendo a la memoria al campeón de TF con estatura y peso similares de hace 40 años, todo un milagro en el lejano 76. Como dice nuestro héroe, “es lo que hay…” cuando lo critican sin piedad por la pesadilla amarilla, y en la frase, puede caber algún porcentaje relacionado con su estatura y peso. Como bien se señala, no todo es absoluto, ahí también está el pequeño Caleb Ewan (similar estatura, pero con más peso), dándose leña en los sprints con los portentosos velocistas europeos.

  7. Buen artículo Oscar, me pregunto cuánto mide Evenepoel? Me parece está cercano en altura a Higuita, siendo mucho más potente y con más peso al parecer.

  8. Un niño corriendo al lado de gigantes, ja, ja. Ya no crece. Clasicómano, pero no puede perder de vista cualquiera de las 3 grandes, si por ahí el perfil de la carrera se le adapta. Si fuera su técnico, a Higuita le aconsejaría: inicialmente probar una Grande por año, la de mejor perfil. El resto de temporada, clasicómano. Luego de probadas las 3, ya sabe qué hacer. Muy difícilmente le servirá correr 2 grandes por año.

  9. Siguiendo el hilo, Daniel Felipe Martinez es excelente contrarrelojista, Quisiera preguntarles cuando mide y cuanto pesa alcanza. No se por que o es mi impresión a Daniel Le cuesta la alta montaña y los puertos largos o me equivoco?

  10. Es cierto que es muy buen ciclista y yo hasta pensé que Higita ganaba la París Niza, pero atacó y no pudo soltar a sus dos rivales, no se si el problema era la montaña muy tendida para mover relaciones grandes o estaba cansado, lo cierto es que sus rivales avanzaban con mucha fuerza y el no podía despegar a nadie, seria bueno saber que pasó.

    1. Simplemente no pudo, eso es todo, no hay que preguntarnos que pasó. Es como querer decir que tenia más y no lo dio por algún tipo de problema, cuando no lo hay, no es un escalador puro y ya está.

  11. Con esa etapa no se puede concluir que Higita no es escalador puro, por ejemplo, Nivali también atacó y no pudo, tampoco es escalador puro ?? el primero y el segundo de la general son escaladores puros ??? se sabia que la escalada no tenia un desnivel importante y los corredores potentes subieron con plato grande lo que demuestra que la subida era manejable para los escaladores de media montaña, me inclino por pensar que Higita estaba cansado, porque con el resultado de una etapa realmente aun no se sabe si es escalador puro o no teniendo en cuenta la edad y las participaciones internacionales.

    1. Con esa etapa no, pero con las 6 llegadas en alto en la pasada vuelta España ante gente de élite en la cual se descolgó en todas y no llegó con los favoritos si se puede inferir que le falta un punto en alta montaña todavía. Es joven y lo puede conseguir quizás, pero aún no lo tiene ni lo ha demostrado haciendo diferencia atacando en alta montaña y llegando solo a meta, ni en Colombia, ni en Europa.

  12. En 2019 Tenia 2O o 21 años no se si todos los escaladores puros de antaño habían hecho esas demostraciones ejemplo Los Yates, Froom, Contador, Purito, Nivali, Nairo etc, para tener una base de comparación.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: