La segunda línea se hace cargo en SKY

Por @pmpalermo

Desde la estelar confirmación de Sir Bradley Wiggins y Chris Froome como vueltómanos de excepción durante la Vuelta a España 2011, todo fueron sonrisas en el seno de Team Sky escuadra que, sin ir más lejos, se quedó con las dos últimas ediciones del Tour de Francia con todo lo que eso implica.PeterKennaugh

La histórica temporada 2012 de Wiggins, seguida por otra igual de extraordinaria de Froome en 2013, fueron los puntos altos de una formación que se cansó de ganar de modo arrollador allí donde acudió, con pedalistas como Urán luchando por el Giro o Porte quedándose con París Niza y brillando en Dauphiné y País Vasco, haciendo olvidar en el camino la debacle de Wiggo.

Claro está que el resto de los integrantes de la estructura también hicieron su parte durante ese período e incluso obtuvieron resultados, pero las cosas cambiaron y la buena fortuna parece lejos de los de Brailsford en 2014.

Es que a las investigaciones pendientes sobre Tiernan-Locke y Henao, se sumó la lesión de espalda de Froome, quién luego de arrasar en Omán lejos estuvo de repetir el tranquilo e imponente comienzo de antaño, a punto tal que se rumoreó con una operación que finalmente no fue, pero que lo apartó de Tirreno Adriático y lo mermó en Volta a Catalunya.

Como si esto no fuera suficiente, Porte todavía no se pareció en nada a la poderosa versión que se ganó la jefatura para el Giro y lo llevó a aclamar a los cuatro vientos sus deseos de independencia futuros, ya que tras la exhibición de enero en Willunga Hill, no dejó buenas sensaciones pese a ser 2º en Andalucía y posteriormente abandonó en Tirreno y Catalunya aquejado por problemas intestinales, hecho que definió su ausencia en la Corsa Rosa. 

Ya sin Urán entre sus miembros, fue la segunda línea del conjunto inglés la que tomó entonces las riendas y se hizo cargo del asunto para tapar un poco los aires negativos que se respiran por estos días entre los hombres de negro.

Así fue como el prometedor Peter Kennaugh se destapó en la Settimana Internazionale Coppi e Bartali y obtuvo una etapa y la general, bien secundado por Dario Cataldo (ganador de la crono) y Ben Swift (se impuso en la jornada inicial), quién además se subió al podio de la Milán San Remo, Monumento al alcance de unos pocos.

Geraint Thomas fue el abanderado de SKY en el World Tour, puesto que sólo un GeraintThomasFlandersintratable Betancur y una dura caída lo privaron de un podio casi seguro en la París Niza, aunque luego lo consiguió en E3 Harelbeke, disputando la prueba con la solvencia de un flandrien.

Pero además, el galés acabó 8º en De Ronde, dejando destellos de su enorme potencial y añadiendo a su currículum un resultado de alto prestigio que se suma así al también 8º puesto en Down Under y el 11º en la Ruta Ciclista del Sol.

El otro que estaba llamado a salvar la ropa en casa Sky era Ian Stannard, vencedor en Omloop Het Nieuwsblad y siempre candidato en las clásicas o escapadas merced a su potencia como rodador, pero sus opciones quedaron truncas cuando se rompió varios huesos en una caída en Gent Wevelgem.

Por su parte, el multifacético y talentoso Edvald Boasson Hagen tuvo buenos momentos como la Challenge Mallorca y el podio en Omloop tras haber trabajado a destajo para su compañero, pero eso fue todo, dejando bastante que desear en sus amados y esquivos adoquines, donde Thomas terminó por quedarse con los galones.

Distinta es la realidad de Mikel Nieve, quién podría estar pedaleando rumbo a la capitanía absoluta en el Giro, ya que a las bajas antes mencionadas se suman sus excelentes resultados en la temporada, donde debutó con un 20º en Omán (11º en Green Mountain) seguido por el 10º en Tirreno y una destacada actuación durante el exigente desenlace de la jornada inaugural del País Vasco que concluyó 7º  en el seno del ilustre grupo perseguidor.

En ese contexto y con altibajos en algunos casos, es claro que no sólo de Wiggins, Froome y Porte vive SKY, quién hace frente al temporal con sus segundas espadas y no le va mal, sobre todo si se tiene en cuenta que todavía no saltó a escena con fuerza el resto del bloque del Tour, donde Kiryienka, David López o Siutsou serán sumamente importantes.

Tampoco hay que descartar a Wiggo, ya que se trata de un multicampeón de pista que se convirtió en vencedor de la carrera más grande del mundo, por lo que si encuentra su rumbo (la Roubaix está entre sus metas) podría sorprender al mundo una vez más, añadiendo otra joya a la corona británica, que por ahora mantiene el lustre de la mano de sus discípulos más humildes.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos?seguínos en  @CiclismoInter

Sumate en facebook https://www.facebook.com/CiclismoInternacionalLatinoamerica?fref=ts …

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: