La sorpresa del año

Por @pmpalermo

Sigue el balance estacional y llega la hora de elegir la sorpresa del año, ese momento que nadie esperaba, que emocionó a propios y extraños y demostró por qué es tan grande y emocionante este deporte en el que no siempre triunfa la lógica.ciolek

La victoria de Chris Horner en la Vuelta podría figurar tranquilamente en el tope de elegidos para este galardón, pero por todas las suspicacias a su alrededor y lo manoseado del tema, Ciclismo Internacional escogió una actuación no menos extraordinaria, inesperada y teñida con ribetes épicos por la climatología.

Es que no pueden obviarse las circunstancias en torno a la campanada de Gerald Ciolek en la Milán San Remo 2013, prueba condicionada por las bajas temperaturas y la nieve, que provocaron ¡hasta 65 retiros!.

La particular edición del Monumento italiano debió ser acortada y temporalmente suspendida debido a una de las tantas tormentas de nieve del invierno, que previamente dejó al público con las ganas en la Kurne Bruselas Kurne en febrero y en la Nokere Koerse después.

Son innegables las virtudes como velocista del alemán pero con el nivel de participación presente ese día y corriendo para el casi ignoto MTN Qhubeka, es claro que su victoria, la primera de un conjunto africano en Europa, fue todo un acontecimiento.

El nacido en Colonia, surgió del Wiesenhof y saltó enseguida al polémico T- Mobile, donde nunca llegó a refrendar lo que de él se esperaba cuando empezó en simultáneo con Mark Cavendish, quién obviamente siguió otro derrotero.

Ciolek, campeón nacional en 2005 y Mundial en la categoría sub23 en 2006, luego cayó en un pozo y casi no levantó los brazos durante su estadía en Milram y Quick Step, destacando su triunfo de etapa en la Vuelta 2009.

tdw
Una muestra de lo que se vivió ese día…

Erigido en capitán de ruta del pujante proyecto africano, el sprinter teutón vivió esta temporada una segunda juventud y además de la Classicisma, consiguió parciales en Driedaagse Van West Vlaanderen, Bayern Rundfhart, Tour de Austria y Tour de Gran Bretaña.

Quizás sin grandes lanzadores, pero bien arropado y querido en la estructura, el germano parece haber encontrado un hogar y eso le permitió recuperar las sensaciones de antaño.

En ese contexto, el 17 de marzo todo se conjugó para que Ciolek protagonizara la sorpresa del año, por ser el mejor en una jornada extrema en la que soportó el frío, los ataques de Cancellara y compañía en el Poggio y encima batió a un intratable Sagan en un embalaje milimétrico que ya entró en la historia.

Pablo Martín Palermo

@pmpalermo                                             
 
pmpalermo@hotmail.com 

Sumate en facebook https://www.facebook.com/CiclismoInternacionalLatinoamerica?fref=ts …

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: