¡La tercera es la vencida! Van Aert dueño de la Strade Bianche

Por @Nandodimaria

El múltiple campeón belga de ciclocross y ahora corredor del Jumbo-Visma, Wout Van Aert, cruzó primero en la Piazza del campo en Siena para llevarse la Strade Bianche en su tercer intento y tras haber sido tercero en las dos ocasiones anteriores.

Van Aert Strade Bianche

Una mezcla extraña era el polvo del sterrato acompañado de la elevada temperatura (cerca a los 40°) que se tenía en Siena. El lote plagado de favoritos -entre los que se contaban Kwiatkowski, Sagan, Gilbert, Alaphilippe, Van der Poel y otros más- partían con el nerviosismo del retorno a la competencia. El control era implacable, no se permitían fugas con tiempos elevados y mucho menos que incluyeran algún gallo capaz de dar la sorpresa.

Sin embargo, las carreras de un día son especiales y esta, que ha ganado gran renombre a pesar de ser novel, no era la excepción. El paso por los diferentes terrenos de sterrato, (destapados, de grava, de tierra, blancos o como prefieran llamarlos) hicieron que se empezara a romper la carrera en mil pedazos. Cada uno de los corredores iba soltando la rueda a medida que el ritmo se mantenía alto como la sensación térmica. Los bellos paisajes de la Toscana italiana contrastaban con la aspereza del recorrido.

A falta de 54 km, Clarke, Izagirre y Burghardt se iban adelante, ingresando en solitario al octavo sector blanco, con 11,5 km el Monte Sante Marie era el tramo más largo de sterrato que se recorría en el día. Allí empezó la batalla definitiva, el anterior campeón Alaphilippe, y el archi favorito Van der Poel perdieron la rueda, demostrando venir en un nivel muy inferior a su enorme cartel y caché. Mientras tanto, los ataques se desataron y todo se trastocó. En medio de la polvareda se daba un golpe a la mesa y se barajaba de nuevo, en la punta se formaba un grupo de 6 ciclistas: Van Aert, Van Avermaet, Schachmann, Formolo, Bettiol y Gogl que perseguían a Fulgsang, el corredor del Astana había tomado una pequeña ventaja.

Cuando el asfalto volvió, la ventaja de Fuglsang se esfumó como el polvo en el aire y quedaron solo 6 en el frente: Gogl había perdido la rueda de la punta, se reunió con Stybar y Bookwalter 90 segundos por detrás y perseguían con la ilusión de reunirse con el grupo líder, que parecía mantener un ritmo sereno. Aún faltaba rodar sobre tres tramos de tierra en los últimos 24 kilómetros de competencia, además del empinado final en la Piazza del Campo. 53 segundos era el tiempo que separaba al grupo delantero de los tres que perseguían cuando salieron del noveno sector destapado.

Schachmann y Van Aert se fueron solos en punta antes de la penúltima sección de tierra. Allí, Fuglsang apretó el paso para cerrar el hueco y Van Avermaet se descolgó un poco. Con 17 km por recorrer, Stybar trataba de aproximarse al frente en una travesía condenada a naufragar en el intento.

En el último sector blanco, Van Aert picó en punta, se fue solo en busca de la gloria y nadie pudo seguirlo.  Bettiol y luego Schachmann con Formolo salieron en busca del belga, la diferencia era exigua, pero con Van Aert, el múltiple campeón de ciclocross apretando los dientes y forzando las bielas, no fue fácil llamarlo al orden. Bettiol veía escapar sus opciones en las calles de Siena, la alianza de los campeones de Alemania e Italia se confabulaban para perseguir a Van Aert. 13 segundos era la renta del corredor del Jumbo y 3 km el camino a meta. El belga llevaba un paso sólido y sin mirar atrás.

Finalmente llegó la victoria, Wout Van Aert consiguió alzar los brazos en la Piazza del campo, todo un premio a la persistencia y regularidad en esta prueba, lo consiguió en su tercera participación, tras haber logrado ya dos terceros lugares. Llegó su hora, un día caluroso en pleno verano de la Toscana italiana coronó a Van Aert como el rey del sterrato.

Clasificaciones:

Fernando Estupiñán

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

12 pensamientos sobre “¡La tercera es la vencida! Van Aert dueño de la Strade Bianche

  1. Linda estuvo esta HEROICA STRADE, disputada al máximo y que ha pasado antes de lluvia y barro al actual calor y polvo, este último aumentado inmisericordemente por motos de la organización y de fotógrafos, con la complacencia ( ó ineptitud ? ) del Comisario de cabeza de carrera. Una prueba inolvidable la de hoy.

    1. de acuerdo, tocallo. Hubo momentos hoy en la Strade que uno pensaba que los carros iban a atropellar a los ciclistas. Pareciera que andan al filo, muy mal.

      1. Victores. Desde hace años vengo diciendo que son los automóviles y motos los que menos respetan a los ciclistas en competencia. Parece que hubiera un total desprecio, nada de consideración por parte de los conductores.
        No hay derecho que pasen a alta velocidad y muy cerca a los ciclistas. Tanto que hablan de seguridad, de reducir el número de competidores y no veo que se mejore en lo de los vehículos.

  2. Muy bien por Wout – cuanto provecho el haber montando en las bicis “todotierrero” aquí se destaca con su habilidad para pasar los “sterratos” y potencia para subir los muritos gano con solvencia

    Gusto de ver al compañero de Nairo que aunque lejos se ubico décimo, quiere decir que compañeros para el viento, las piedras y el plan los tiene

    los 2 campeones Nacionales intentado llegar pero no lo logran –mas entrega de Formolo que de Schachman —

    muy bien por Arturo y su predicción

  3. Carrerón de Van Aert, merecida victoria. Trabajo para ello todo el tiempo.
    Me alegra por él, un gran campeón un poco eclipsado por la eclosión de Van der Poel el año pasado. Notorio también lo de Formolo y Schachmann, pero sobre todo lo de este último, que ya ganó París-Niza este año con autoridad y sigue creciendo. Además tiene una cara de buena gente que genera simpatía. Gran carrera y gran podio. Qué buen reinicio de temporada hemos tenido!
    Nota aparte: varias victorias notorias para Bélgica esta semana. Creo que en el ranking no oficial de naciones está muy por encima de las otras tres europeas: Francia, Italia, España.
    Nosotros no iniciamos mal con las victorias de Gaviria y Sosita esta semana. Esto está bueno y ojalá el virus nos permita seguir disfrutando.

  4. Como siempre, excelente carrera.. da gusto verla por el esfuerzo titánico que hay que hacer para conservar la rueda….
    WVA ganó muy bien ganado y da alegría esa entrega…
    Para mi el palo fue Formolo, se nota que está en muy buena forma y será un ladero grande de Pogacar en el tour..
    Bien de nuevo por David y sus aciertos… esa “información privilegiada” que no compartió creo que era sobre MVDP jejejej
    Esperaba varios desfallecimientos de estrellas como Julian, Benoot y Sagan, pero fueron muchas más, lo cual abre un interrogante si alcanzan a llegar en forma al Tour…

    1. Hermosa carrera. Ya, debe ser un monumento.
      Me alegré mucho por el ganador (es al unico el Visma que le hago fuerza).
      Me dió la impresión que a algunos el calor les pasó factura: Van der Poel lo veía muy colorado, cosa que a los otros no se les notaba tanto.
      Que le pasó a Pogacar?

      1. No supe nada de el, creo que fue su puesto natural… MVDP y Benoot con pinchazos, los dejó fuera, ya viene el desquite de mi pupilo MVDP en SRM

  5. muy buena carrera.
    Sorprendente el hecho de que solo 42 corredores terminaran, y más aun los abandonos de Benoot y sagan.
    Ojala para las próximas clásicas estén más finos.
    Felicitaciones a WVA merecido ganador, y a esperar con ganas la carrera del próximo año.
    La mejor clásica, aunque no sea monumento.

  6. Excelente carrera. Una muestra de lo que serán las clásicas que se puedan correr esta temporada. David acertado en su pronóstico. Me sorprendió que Greg Van Avermaet se hubiera descolgado yendo en el grupo de punta. Es un eximio clasicomano y pensé que podría estar en la pelea. Formolo es de la Toscana y estaba en su territorio, muy fuerte se le ve. El alemán muy combativo y demostrando que anda en un gran nivel. Gran carrera también de Jacob Fulsang, como siempre dándolo todo en busca del triunfo. Pienso mirando el desarrollo de lo que se ha corrido, en la mar de sorpresas que podemos tener con los cambios de fecha de las carreras y con el parón de los ciclistas. No se nos extrañe ver a quienes consideramos menos opcionados peleando por el título o por estar en el podio de algunas carreras. Considero que el asunto de los carros y de las motos, si bien hay algunos conductores demasiado imprudentes, hace parte de el ámbito de las carreras y es gracias a esos vehículos que podemos ver incidencias de cada competición y que son importantisimos para el desarrollo de las mismas. Los corredores, la gran mayoría ya están acostumbrados y saben que son un mal necesario. Gracias a Dios, empezó muy bien la corta temporada y esperemos que las grandes se puedan llevar a cabo sin ningún inconveniente.

Responder a Aníbal Cancelar respuesta

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: