La Vuelta a Burgos programada por la UCI para abrir el calendario Pro Series, está en duda

Por Oscar Trujillo Marín

La Vuelta a Burgos 2020, aunque fue anunciada esta semana en el calendario oficial de la UCI, ahora mismo es incierta. En el nuevo cronograma de reanudación de la temporada aparecía la tradicional competencia del verano (generalmente corrida en la primera semana de agosto) como la primera prueba Pro series, importante, que abría las competiciones internacionales del 28 de julio al 1 de agosto.

 

La atractiva prueba española de 5 días, donde en tiempos recientes suele ganar un colombiano (Sosa en las dos últimas ediciones) y se acostumbra utilizar como última estación importante de preparación para quienes se dirigen a la Vuelta a España, está intentando un consenso entre las autoridades locales de la Provincia, el gobierno nacional y el resto de los patrocinadores. Sin embargo, a día de hoy la carrera no está confirmada por los organizadores.

España, sin duda, ha sido uno de los países más afectados por la crisis sanitaria, social y económica provocada por el coronavirus, se encuentra en estado de emergencia hasta el 7 de junio, pero este estado de emergencia es prorrogable, y de hacerlo, se dificulta organizar un evento de esta naturaleza con participación internacional.

Está claro que la decisión que tomen las autoridades locales de Burgos tendrá mucho peso, ya que la provincia invierte un buen dinero para promocionarse con esta competencia, pero no se pueden desdeñar la evolución de las estadísticas de salud y la posición que tomen los demás patrocinadores.

“Tomaremos una decisión la próxima semana, pero será una decisión difícil”, comentó hoy Lorenzo Rodríguez, vicepresidente de la provincia, y ya suena sombrío el tono en que lo ha hecho. “Hablaremos de ello en breve y tomaremos una determinación sobre si la carrera tendrá lugar o no. Tenemos que equilibrar los pros y los contras, pero en cualquier caso no será fácil”.

Por desgracia tendremos que acostumbrarnos a que esta quizás no será la única carrera ya programada en el nuevo calendario que luego pueda no realizarse. La incertidumbre es tal que hoy mismo han sido puestos en duda los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, por si de aquí allá, (14 meses) no hay una vacuna que minimice los riesgos de desplazar 11 mil deportistas, 4 periodistas y miles de delegados de todo el mundo.

Esperemos que al menos en la bonita región burgalesa este año puedan disfrutar de su reclamo publicitario más emblemático y tradicional, aunque sea sin público.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: