Liderar el primer equipo World Tour femenino Colombiano, la misión de Carolina Upegui

Por Oscar Trujillo Marín

Carolina Upegui Quevedo, aparte de ser una destacada atleta colombiana y corredora líder del equipo profesional de ciclismo COLNAGO-CM TEAM, fue también una consagrada figura en el patinaje de velocidad en el país cafetero (potencia mundial en este deporte), en cuya disciplina consiguió 7 títulos mundiales, que se dice pronto.

En estos momentos –y desde febrero pasado- ella y el resto de ciclistas de su equipo se encuentran confinadas en Valencia (España) a la espera -como el resto del pelotón mundial- que las competencias retornen. En entrevista exclusiva para este medio, brindó detalles de su carrera y el loable proyecto que apunta a tener el primer equipo World Tour femenino para Colombia en su historia.

Carolina es energía, ímpetu, coraje y ambición en estado puro. Llegar a la máxima categoría del ciclismo femenino mundial es una empresa que se antoja complicada, pero viendo lo que ha sido su brillante trayectoria, y con ese carácter y empuje, se ve bastante encarrilada. Además, cuenta con unos patrocinadores que han apostado fuerte por el tantas veces desdeñado ciclismo femenino. Vamos a empezar por los orígenes del sueño.

¿A qué edad te diste cuenta que tu pasión por el deporte (en tu caso el patinaje, siendo niña) no era solo lúdica, sino competitiva?

“A los 8 años me di cuenta que existían los mundiales de patinaje y que podía llegar a ser la mejor del mundo. De allí en adelante entrené todos los días para lograrlo. La primera carrera que gané fue en un departamental en Antioquia, desde ese, día ganar fue mi única opción”

¿Quién y cómo te “inocularon” el deporte en vena?

“Mis padres me metieron a clases de patinaje, natación y baloncesto cuando estaba muy pequeña, y desde el principio hasta hoy me han apoyado siempre”. Cabe resaltar que la versatilidad y competitividad de Carolina no tiene límites, hizo parte también de la selección femenina de baloncesto de su departamento, Antioquia, una de las ligas más poderosas del país.

Fuiste una precoz y brillante patinadora con carrera envidiable y múltiples logros mundiales: ¿en algún momento te aburriste de estar arriba siempre, quizás eso motivó la búsqueda de nuevos retos y diste el viraje al ciclismo?

“Nunca me aburrí de ganar, simplemente sentí que ya había cumplido mi ciclo y mis sueños en el patinaje. Decidí comenzar en el ciclismo competitivo porque me encantaba la pista y quería experimentar lo que Sentían los ciclistas profesionales en la ruta”

¿Fue casual, accidental o ya te atraía el ciclismo desde mucho antes?

“Me atraía muchísimo, no me perdía un Tour de Francia desde que tenía 13 años, era fan de Santiago Botero, Lance Armstrong, los hermanos Schleck, entre muchos otros. Además de esto, mi papá hizo algunas carreras de pista, incluso ganó algunos trofeos”.

Supongo que conocerás un antecedente parecido al tuyo, con otra estrella y gloria del patinaje colombiano, la valluna Luz Mery Tristán, que se pasó al ciclismo en el cenit de su carrera como patinadora… ¿qué sabes de ella?¿te inspiró esa audacia en algún momento?

“La conozco personalmente, fue una de las primeras campeonas mundiales Colombianas y que se ha encargado de dejar un legado muy importante en el patinaje gracias a su club. También sé que estuvo en el Tour de Francia con el único equipo femenino de ciclismo colombiano que ha participado en esta carrera hasta el momento, en los ochentas. Saber lo que ella logró en el deporte ratifica que el paso del patinaje al ciclismo era algo sensato, además de que es más que posible que un equipo Colombiano como el Colnago CM esté en el World Tour.

¿Cómo fue tu vida universitaria?¿cómo fue compaginarla con tu exigente condición de deportista de élite mundial?

“Es y fue bastante intensa, Solamente entrenaba, comía, dormía y estudiaba. Mi jornada diaria era, entrenamiento de 6 a 9 am, luego iba a la universidad de 10 a 4, y finalmente volvía a entrenar de 6  a 8 pm”.

Carolina, aparte de gloria del patinaje colombiano y actual ciclista profesional, cuenta con una licenciatura en deporte y sacó adelante también un máster en gestión deportiva en Valencia, España. Se considera una persona muy alegre, disciplinada, enérgica. Le gusta bailar, siente debilidad por el chocolate y el dulce, y la película “En busca de la felicidad” la marcó por su hermoso mensaje de persistencia. Le encanta hacer amigos en sus incontables viajes por el mundo; y dice ser honesta, resiliente y luchadora. De seguro hay que serlo para embarcarse en un proyecto de tal magnitud y ambición como este. Solo así se producen los grandes cambios.

¿Qué querías ser de niña?

“Tuve una época donde quería ser arquitecta, luego quise estudiar medicina, pero definitivamente el deporte le ganó a todas las de más opciones”.

¿Qué significa Medellín y Antioquia para ti?

“Soy 100% paisa, (NdR: gentilicio de los nacidos en esa región colombiana) y puedo admitir que soy muy regionalista. En Antioquia están mis raíces, es donde crecí y de donde en gran parte recibí el apoyo necesario para crecer como deportista. Vivo orgullosa del lugar de donde vengo”.

¿Qué es lo mejor y lo peor de Colombia?

“Lo mejor de Colombia es su gente alegre, trabajadora y colaboradora. Lo que no me gusta de Colombia es la violencia que aún tenemos en nuestro país”.

¿Tu programa infantil de Tv favorito?

“Cuentos de los Hermanos Grimm… adoraba los domingos en la mañana cuando los veía…. Aún, hoy en día los veo si puedo”.

¿Seguías el ciclismo profesional en tu etapa de patinadora?¿veías carreras o estabas enterada de la actualidad ciclística?

“Claro que si, veía mucho el Tour de Francia y el Giro de Italia, pero lamentablemente no tenía ni idea del ciclismo femenino a nivel mundial”.

¿Tuvo algo que ver en tu decisión de cambiarte al ciclismo la espectacular irrupción de la generación de Quintana, Urán y compañía en 2013? Ellos volvieron a situar a Colombia en lugares de protagonismo en el ciclismo mundial tras el esplendor pionero de los ochentas, con Lucho y Parra.

“No mucho. En el 2008 fui a un nacional de pista siendo junior y me enamoré del ciclismo y de la sensación de estar en una bicicleta. Pero decidí aplazar la decisión de pasarme al ciclismo porque sentía muchísimo compromiso con el patinaje. Fue hasta principios del 2015 que finalmente tomé la decisión de intentarlo”.

¿Qué ciclistas colombianos admiras o te sientes identificada por tu forma de correr, pundonor y carácter?

“Me encanta como corre Miguel Ángel López, él nunca se rinde, ataca mil veces si es necesario y siempre quiere ganar”.

¿Cuál es el puerto de montaña más duro que has subido, el que más te ha hecho sufrir?

“Las Palmas, (NdR: Medellín, 15 km al 7% en su vertiente más “fácil”) siempre que lo subo -suave o duro- me hace sufrir”.

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción como ciclista en carrera desde que empezaste competir?

“Ser campeona Nacional de pista en el primer año de transición al ciclismo, y obviamente estar en el primer equipo profesional Colombiano con sede en Europa, con aspiraciones realmente ambiciosas como es llegar al World Tour”.

Sin modestia, describe tus principales virtudes como corredora.

“Mis principales virtudes como corredora son la agilidad mental para tomar decisiones en carrera. Confío demasiado en mis capacidades, soy bastante estratega, algunos me dicen “la coronel” (risas). Me cuesta aceptar resultados adversos a los que deseo, soy muy impaciente por eso”.

¿Tienen menos “fondo” las corredoras colombianas comparadas con las europeas?

“Las corredoras europeas nos llevan un poco de ventaja en algunos aspectos y eso se ve reflejado en los resultados de muchas carreras. Creo que este es el momento para que nuestro nivel se iguale, debemos  aprovechar la juventud de las ciclistas colombianas y las ganas de ser las mejores”.

¿Te sientes más cómoda por tus condiciones en las clásicas o en las pruebas por etapas?

“Soy, una corredora mas de clásicas, donde la carrera es más explosiva e intensa”.

¿Algún corredor actual que admires y te guste cómo corra?

“Me encanta como corre Peter Sagan, es demasiado hábil y tiene sangre fría al momento de embalar”.

El patinaje te dio fondo, fuerza y velocidad en las piernas, pero ¿qué ha sido lo que más te ha costado para adaptarte al ciclismo de alta competición?

“Me cuesta un poco no conocer el camino con exactitud, en patinaje tenía la posibilidad de conocer cada detalle de la pista y podía visualizar fácilmente las carreras. En ciclismo todo es sorpresa”. 

El deporte femenino históricamente no ha sido muy apoyado en Colombia ¿Cómo hiciste para ayudar a convencer a grandes empresas en embarcarte en un maravilloso y loable proyecto como un equipo femenino colombiano para correr en Europa y aspirar a la máxima categoría?

“La idea de crear un equipo femenino colombiano con meta de estar en el World Tour ha sido en conjunto, donde yo como deportista soñaba en estar en lo más alto del ciclismo, y nuestros patrocinadores Carlos Mario Gallego y Melisa Moncada con sus marcas CM, además de Colnago y Whoosh han tenido la visión y creen en que se pueden conquistar grandes retos como lo es estar en el World Tour en el 2021. Para ellos estamos haciendo todo con muchísima pasión, y trabajamos como nadie. A nuestros patrocinadores les debemos este gran sueño que estamos haciendo realidad”.

Tú, como es lógico, has viajado mucho desde pequeña compitiendo. Hoteles lejos, concentraciones, ya estás curada de espantos. ¿Cómo haces para motivar a tus chicas, compañeras, la mayoría más jóvenes o que apenas empiezan su primera experiencia internacional con toda la complejidad inherente, la traicionera nostalgia del neófito que ya conoces?

“Creo que cuando uno tiene metas ambiciosas y sabe que es lo que quiere, la motivación va demás. Aunque no se puede negar que hay días en los que para algunas no se hace tal fácil, entonces allí es cuando entra la labor del equipo, nos apoyamos las unas en las otras. En lo personal le aporto al equipo muchísimas alegrías, hago miles de bromas al día y trato de que todas las jornadas sean muy diferentes con una magia especial para todas”.

Justo empiezan este año, dan el salto al calendario de Europa con sede en Valencia… y va y le da al mundo de repente por entrar en la peor incertidumbre y parálisis de la era moderna con el coronavirus ¿Cómo llevan eso?

“La verdad es que nosotras seguimos con nuestros planes igual que antes. Nuestro plan inicial era estar acá en nuestra sede en España…y acá estamos. Por suerte pudimos correr un par de carreras antes del parón (Dubai y Valencia) y nos fue muy bien para ser el debut. Lo que sí hicimos fue adaptarnos rápidamente a la situación y así poder estar listas para el día que podamos tener nuestra oportunidad de correr nuevamente”.

¿Cómo haces para mantener la moral alta de las muchachas en el confinamiento (y tú misma) lejos de casa, para manejar tanta incertidumbre actual, para entrenar sin fechas cerradas en el horizonte?

“Tomamos este tiempo como una oportunidad para cerrar el gap como ciclistas y equipo que tenemos con referencia a los World Tour. En estos momentos estamos siguiendo nuestro plan inicial, que es estar en la sede del equipo en España, esperando nuestra oportunidad de mostrar nos nuevamente en competencia”.

Descríbeme un día estándar de un equipo femenino confinado en un lugar perdido de la Comunidad Valenciana cerca de Gandía, a 8 mil km lejos de casa y sin fechas para competencias aún.

“Nos levantamos mas o menos a las 9 am, desayunamos y aproximadamente a las 12 m hacemos nuestro primer entreno, que suele ser de fortalecimiento. Luego, a la 2:30 almorzamos, y a las 6:00 pm hacemos la segunda jornada de estreno específico en bici. A las 9 p.m. cenamos. Luego nos entretenemos haciendo algo divertido antes de dormir”.

¿Has sentido miedo estos días en España, nación con la que el Covid-19, por desgracia se ha ensañado tanto?

“Para nada, seguimos los protocolos de seguridad y sanidad del país, sabemos que estaremos bien si hacemos lo que se nos sugiere”.

¿Eres optimista de cara a salvar el segundo semestre y correr lo que más se pueda? De lo presupuestado en el cronograma, ¿con que te conformarías al menos de poder correr?

“Claro que sí, confío plenamente en que podremos correr. Del calendario, lo más importante para mi sería poder encontrarnos en las carreras con los equipos World Tour del momento.

¿Qué te han dicho tus patrocinadores?

“Nos apoyan plenamente, están al margen de la situación en la que estamos viviendo; además para todo el equipo (staff, dirigentes, deportista etc.) esta es una bonita oportunidad para fortalecernos, mostrarle al mundo que hacemos todo con mucha pasión y como nadie lo suele hacer”.

¿Cómo te sentó que la UCI hiciera un comunicado intentando dar fechas para salvar las carreras masculinas, pero nada para ustedes, aplazando tal notificación?

“La UCI nos dejó a la expectativa a las mujeres, pero nuestro equipo confía plenamente que podremos hacer un buen calendario. La UCI es consciente de los cambios que se deben de hacer a favor del ciclismo femenino y los está haciendo poco a poco…. los grandes cambios siempre han tomado tiempo”.

¿Hace falta feminizar el ciclismo? ¿hace falta que una mirada feminista se instale en una cúpula mayoritaria de hombres, tenga peso y vele por el crecimiento y apoyo para que ustedes las corredoras tengan más difusión y mejor reconocimiento?

“Es verdad, aún falta que la mujer tenga más posibilidad de votar en las directivas no solo del ciclismo sino en el deporte en general. Aunque tampoco hay que desconocer que la UCI ya ha hecho varios cambios y que las aspiraciones con el ciclismo femenino son altas. Nuestro equipo cree en este proceso de equidad y por eso mismo trabajamos con mucha pasión para poner a la mujer en su lugar”.

¿Qué significa el feminismo para ti?

“Para mi feminismo es colocar a las mujeres luchadoras, fuertes y sobresalientes en el lugar que se merecen, sin ningún tipo de discriminaciones e igualdad de oportunidades”.

¿Qué te haría feliz a mediano plazo una vez pasado lo peor de la crisis, es decir una vez se pueda volver a correr? ¿ganar alguna etapa o prueba en este año de debut europeo? ¿mantener la estructura? ¿verla alguna vez en la máxima categoría?

“El mayor sueño y objetivo de nuestro equipo es ser World Tour en el 2021”.

¿Sigues el ciclismo femenino como espectadora cuando puedes? Si es así, ¿con quién te identificas más o admiras más? Van Vleuten, Bastinelli, Vos, Brand, Alvarado… ¿Cuál es más de tu estilo?

“Soy admiradora de Chloe Dygert, es demasiado fuerte, lo demostró con su titulo mundial en la contra reloj. Además en la etapa de ruta lo hizo muy bien… Teniendo en cuenta que no corre en el World Tour puedo decir que es la mejor ciclista femenina del momento”.

Por cierto: ¿ser holandesa o belga es lo mejor que le puede pasar hoy en día a una jovencita con buenas  condiciones, que quiera ser ciclista profesional?¿o se lo pone más fácil?

“No se puede negar que los dos países tienen excelente nivel femenino y esto se debe al proceso que han llevado y a su tradición ciclística. Se podría decir que sus futuras generaciones podrían tener unos resultados prometedores. Pero mi país y mi equipo están avanzado a pasos agigantados, aprendiendo de los aciertos y desaciertos de las “potencias” del ciclismo. Nuestro equipo tiene un Ciclismo modelo donde cree en la formación de corredores y corredoras, estamos haciendo un gran proceso, y sabemos que los resultados vendrán”.

¿Recuerdas la prueba o etapa que más te ha emocionado en tu vida como espectadora?

“Me encantó la contra reloj que ganó Kristin Armstrong en los pasados Juegos Olímpicos. Tres oros Olímpicos en diferentes olimpiadas son una locura”.

¿Qué le hace falta al ciclismo femenino para encontrar más audiencia y crecer?¿qué tanto podemos hacer los hombres para ayudar?

“Falta muchísima visibilidad; ya es hora que los mismos medios de comunicación apoyen mucho más el ciclismo femenino; que las federaciones de muchos países se interesen en desarrollar e implementar carreras femeninas. Los hombres nos pueden ayudar muchísimo comentando en sus redes acerca de la actualidad del ciclismo femenino… varios equipos masculinos incluyeron en sus plantillas el femenino, pero casi ninguno de los hombres de estos equipos, hacen algún comentario en sus redes”.

¿Por qué habiendo tantas mujeres que les apasiona el ciclismo se ven tan pocas en los foros debates y medios especializados?

“No es solamente en el ciclismo, lamentablemente es la cultura que se ha implementado a través de la historia de la humanidad. Ya se está viendo la inclusión femenina en el ciclismo y se está haciendo a pasos agigantados; muestra de eso es el gran motivante del 2021. Un real Tour de Francia y la representación femenina en la UCI, la cual ha ido implementando un plan para poder lograr el apoyo al ciclismo femenino soñado”.

¿Qué es lo que más te gusta de Valencia?

“Su gente es muy amable, la playa y que no es una ciudad ni muy grande ni muy pequeña. Además, tiene el mejor clima de Europa para entrenar, y todo tipo de altimetrías”.

¿El estereotipo de escaladoras lo tienen las colombianas en el pelotón al igual que los hombres?

“Claro que sí, el ciclista colombiano (hombre y mujer) tiene características genéticas perfectas para escalar, además nuestra geografía nos obliga a subir montañas casi todos los días. No siendo esto un limitante para la formación de sprinters; hoy en día las ciclistas femeninas Colombianas hemos mostrado gran talento en las llegadas masivas”.

¿Qué le hace falta a Colombia para ser potencia mundial femenina en ruta como ya lo son los chicos?

“Nos faltaba visibilidad y apoyo para las nuevas generaciones, cosas que ya tenemos…. Es cuestión de tiempo”.

¿Con que te quedas de esta inesperada crisis?

“Te voy a ser honesta…para mi no es crisis …es una oportunidad personal y para nuestro equipo. Vemos mucho más cerca el sueño de ser World tour en 2021, estamos entrenando y haciendo todo este proceso como nadie, lo cual nos ayuda a afianzarnos como corredoras”.

¿Qué te hace falta para ser más plenamente feliz?

“En estos momentos de mi vida soy muy feliz; he aprendido que cada día tiene su magia sea buena o no tanto”.

Carolina, tiene mucha experiencia en del deporte de élite aunque apenas cuenta con 31 años. Aparte de tener la cabeza muy bien amoblada parece enfocar las cosas muy claras, denota mucha seguridad. Nunca antes en la historia de una nación con enorme tradición ciclística como Colombia se ha estado tan cerca de entrar a la élite mundial del ciclismo femenino. Si es por la generosidad y confianza de sus patrocinadores o la determinación de esta mujer y sus compañeras confinadas en España, que no quepa la menor duda que va a ser así.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

2 pensamientos sobre “Liderar el primer equipo World Tour femenino Colombiano, la misión de Carolina Upegui

  1. Buena entrevista, aunque un poco larga. En estos días había estado pensando en las chicas (un par de ellas son del Carmen de Viboral) y es bueno saber que están bien, motivadas y manteniendo la actividad. Arrancaron muy bien el año con participación destacada en el par de carreras que hicieron. Colnago y Whoosh son también patrocinadores del UAE Emirates y el UAE Colombia, el nuevo equipo “incubadora”. Me preguntó si de algún modo están emparentados con este proyecto del equipo femenino. Continuaremos siguiéndolas una vez se reactive la actividad, el día que sea.

  2. Tengo confianza que el confinamiento al que están sometidas va a pasar pronto y que la vacuna contra el coronavirus va a ser la salvación para que todo vuelva a la normalidad; por toda parte lo que oigo decir es que están muy cerca de alcanzarla, inclusive en China y Reino Unido ya están experimentando con humanos.
    Conozco los ímpetus de Carolina desde que era niña, incluso yo iba a la pista de patinaje primero cuando ella recibía las clases y después cuando entrenaba y competía. Incluso me atreví a decirle al papá de ella que ahí había una futura campeona mundial de patinaje.
    Me gusta mucho su sencillez y eso es lo que más le valoro como persona, después de eso, el hecho de que es un ejemplo para sus demás compañeras de escuadra a las que también les admiro su sencillez.
    Estoy seguro que el equipo para el año entrante estará en la máxima categoría y todas ellas serán las pioneras para que a él lleguen más ciclistas de Colombia y a su vez sea la imagen de Colombia en el exterior y para que otras corredoras del país lleguen a más equipos del viejo contienente.
    Cuando se de que ya estén en el World Tur pueden decir sin temor a equivocarsen: “Veni, vidi, venci (Llegué, vi, vencí)”.
    Por último les recuerdo la siguiente estrofa del Himno Antioqueño, para que la apliquen en las carreras donde participen :
    “Nací libre como el viento
    de las selvas antioqueñas
    como el cóndor de los Andes
    que de monte en monte vuela”.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: