Los ‘Sprinters’ de la Vuelta a España 2016

Por @pmpalermo

Uno de los apartados más interesantes en el ciclismo es el de la velocidad, muchas veces subestimada debido al interés que generan los escaladores y sus épicas batallas cuesta arriba en las montañas.sprinters vuelta 2016

Sin embargo, la última grande de 2016 dejará a los amantes de los sprints con las ganas, ya que apenas si hay un metro llano en el recorrido, ideado para “grimpeurs” y clasicómanos. Por ese motivo, si bien es justo dedicar un espacio a quienes pujarán por los embalajes, hay que reconocer que no se trata de ‘sprinters’ reales, sino de gente versátil con mucha rapidez.

Con eso en perspectiva, desde ciclismointernacional.com analizamos el cartel de atletas que se disputarán las volatas de la Vuelta.

Los sprinters más tradicionales que dirán presente son Kristian Sbaragli y Nikias Arndt. El primero consiguió su éxito más resonante como profesional en la edición de 2015, cuando sorprendió a Degenkolb y el mundo en Castellón. Sumamente irregular, tendrá el apoyo de Tyler Farrar en una suerte de tren, que partirá con el reto de estrenar el palmarés estacional del italiano.

Por su lado, el de Giant es un hombre muy rápido que heredó los lanzadores de Kittel y Degenkolb y, sin ir más lejos, ganó la jornada conclusiva del último Giro de Italia, el día que descalificaron a Nizzolo. Supera bien las trepadas cortas y gozará de los favores de Waeytens, De Kort y Stamnsnijder, un lujo en comparación a lo que dispondrán sus contrincantes. Parece el hombre a batir.

BMC tomará la salida con un dúo de peso: ‘Jempy’ Drucker Philippe Gilbert. El luxemburgués estuvo muy fuerte en la Vuelta a Burgos, donde fue tres veces 2°, superado por un intratable Danny Van Poppel y el ‘aussie’ Nathan Haas. Drucker ya tuvo buenas prestaciones en la Vuelta 2015 y es de esperar que repita.

Gilbert no necesita presentación y difícilmente pasará inadvertido. En su última grande con BMC, el belga buscará celebrar aún cuando podría no preparar el Mundial por primera ocasión en 15 años. Sobra terreno para sus características y, pese a estar siempre muy marcado, se las arreglará para generar sus oportunidades.

Siempre presentes en las llegadas masivas, Etixx-Quick Step dependerá de lo que consigan Gianni Meersman y, en días más duros, Zdenek Stybar. El primero suele elevar su nivel cuando busca contrato y llega fino, tal como se pudo apreciar en Valonia y Burgos, donde clasificó 3° en todos los sprints.

En lo que al checo refiere, no ha gozado de su mejor campaña, aunque suele rendir especialmente bien en el cierre estacional. Será una referencia en días duros con arribo en pendiente.

Con galones para etapas exigentes desde su llegada a FDJ, Kevin Réza tendrá una nueva opción en la Vuelta, carrera en la que subió al podio en un parcial la temporada previa. Será importante lo que el joven Lorrenzo Manzin y Laurent Pichon puedan hacer por él.

Réza es veloz pero no tanto como sus contrincantes, por lo debe medir muy bien sus oportunidades y trabajar en consecuencia. Es complicado que levante los brazos frente a oponentes de entidad como los aquí presentes.

Inconsistente y sin ayudantes, Tosh Van der Sande no la tendrá nada fácil en España. A su favor, está muy fino, tal como evidenció en l’Ain, donde se estrenó como profesional luego de cinco años. En otros casos, “abrir el marcador” implicaría una seguidilla de festejos, pero no parece que este sea el caso.

Orica buscará fortuna en los embalajes con Simon Gerrans, Jens Keukeleire y Magnus Cort Nielsen. En una alineación pensada para luchar por la general, estos se buscarán la vida juntos, con el ‘aussie’ como carta principal.

Gerrans lleva dos años para el olvido, en los que sólo aportó destellos de su esplendor en el último Tour Down Under. Las lesiones han impedido que alcance su pico de forma o cierta continuidad y ahora tratará de salvar el curso en la Vuelta. No corre desde el Tour, donde abandonó con la clavícula rota, y eso podría pesarle.

En ese caso, los australianos estarán en problemas, porque el belga no es consistente y Cort es muy joven. El danés está fuerte, como se pudo apreciar en el Tour de su patria, pero carece de experiencia y, probablemente, de fondo para brillar en una ronda de tres semanas.

Katusha se volcará por la montaña, dejando muy solo al joven colombiano y debutante, Jhonatan Restrepo. Proveniente de la pista, este ciclista tiene un potencial enorme pero mucho camino por transitar antes de ser competitivo a este nivel, motivo por el que no debe ser exigido. Así y todo, dejó buenos indicios en etapas del Tour de California y Tour de Suiza frente a grandes adversarios.

Trek-Segafredo tendrá mucho que decir en los supuestos sprints, con tres cartas poderosas: Fabio Felline, Niccolo Bonifazio y Kiel Reijnen. El ruludo de Turín es un ciclista fantástico, capaz de rendir en todos los terrenos y hasta sorprender con una buena general. Recuperado de sus lesiones, demostró estar pletórico en el brutal Tour de Polonia y es una rueda a seguir.

Bonifazio es otro con un potencial importante, que confirmó en la Milán-San Remo 2015. Pero desde entonces, no ha sido regular y eso es un problema si en la misma formación conviven muchos pedalistas similares. Aquí tendrá libertad y está obligado a obtener resultados.

Reijnen es uno de esos corredores norteamericanos que rinde sobremanera en su patria pero luego encuentra difícil aportar en Europa. Tienen características como para conseguir algo en la Vuelta, pero otro factor en su contra es que se trata de su primera grande.

El británico Scott Thwaites debuta en grandes vueltas y pondrá la cara por el Bora-Argon 18. Habituado a rendir en las clásicas de pavés y, por consiguiente en otra época del año, quizás sufra el periplo español donde, además, hay gente más capacitada que él.

Nathan Haas ha ido carburando de a poco en su nueva escuadra y dio en el blanco justo a tiempo, en Burgos y a modo de ensayo para lo que vendrá en la Vuelta. El australiano es experimentado y tendrá libertad para buscar sus parciales, aunque no es el más veloz de los “puncheurs” y eso será clave.

Caja Rural acude con un equipo impresionante en el que no dejan nada librado al azar. Así, de cara a los sprints, José Gonçalves, Eduard Prades y Pello Bilbao darán presencia a los de verde y con grandes chances de éxito.

El luso, uno de los mejores corredores de la Vuelta 2015, viene de hacerse con una victoria en la gran ronda de su país, donde además trepó al podio en otros tres días. Claro está, este pedalista también se dejará ver en escapadas debido a su polivalencia.

Caso similar al de Prades, una suerte de clasicómano que posee atributos para mostrarse en jornadas exigentes. Le cuesta celebrar y la Vuelta no es un escenario sencillo para quebrar esa tendencia, pero el de Tarragona ha crecido con los años y tiene mucho que ofrecer.

Bilbao es parecido pero mejor escalador, motivo por el que sus posibilidades pasarán por meterse en alguna escapada que termine con un grupo reducido jugándose la gloria. Si eso pasa, entonces rondará el cajón, siempre teniendo en perspectiva que es la tercera espada de la velocidad en la estructura navarra.

IAM Cycling se despide del ciclismo y, en la puja por las volatas, su representante será Jonas van Genechten, ex Lotto Soudal que tiene numerosas virtudes y no las aprovecha. Es una incógnita saber lo qué puede conseguir, pero su rapidez merece una mención.

Gente como J.J. Rojas o Daniele Bennati trabajarán para sus jefes de fila y es complicado que tengan espacio para el lucimiento personal. Si recibieran luz verde, los dos poseen cualidades para pujar por un podio, puesto que ambos vienen de obtener dianas este año y, especialmente el italiano -flamante fichaje de Movistar-, goza de un segundo aire en su trayectoria.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: