Los tramposos se frotan las manos: este año se harán un 33 % menos de controles antidopaje en el mundo

Por Oscar Trujillo Marín

Peter Van Eenoo es el científico belga que dirigió la delegación antidopaje en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Hoy está al frente de DoCoLab en Gante, uno de los principales laboratorios europeos en la materia que cuenta con licencia AMA. Es una autoridad mundial en asuntos de caza de tramposos deportivos.

El belga ha hecho sonar la alarma nuevamente después de que la semana pasada se conociera que se están revisando todos los resultados de 2016 y 2017, del Tour de Francia y principales carreras del WT, por que se ha comprobado que por esos años se utilizó un producto dopante, por entonces indetectable, que con la actual tecnología ya es posible.

En esta ocasión Van Eenoo advierte que, como resultado de la pandemia del coronavirus y los planes de austeridad de los gobiernos por causa de la crisis económica sobrevenida, este año se harán un 33% menos de pruebas en todo el mundo. Se pasará de 300 mil test a solo 200 mil. Lo que es peor aún, esta de por si grave merma, con la inminencia del curso olímpico que espera en Tokio el próximo verano y un largo parón en el ciclismo que ha reducido los controles prácticamente a nada durante varios meses… y los que faltan.

Los laboratorios autorizados de todo el mundo están sufriendo una drástica caída en la llegada de pruebas. Al respecto, el experto en dopaje belga dijo: “Las agencias nacionales de dopaje dependen de los ministerios y los ministerios tienen que ahorrar”, explicó Peter a Het Laatste Nieuws. “Eso significa menos dinero para los controles de dopaje. Y la situación no era color de rosa antes. En los últimos cinco o seis años, ese número ha promediado en 300.000 controles por año en todo el mundo. Para los Juegos de Río, solo uno de cada tres atletas fue revisado de forma exhaustiva previamente”.

Ese número continúa menguante. Según Van Eenoo, este año no se alcanzarán siquiera los 200.000 controles: “Para tener un efecto disuasorio en los tramposos, un atleta debe ser revisado de ocho a diez veces al año. En términos concretos, esto significa que podemos monitorear de manera efectiva de 30.000 a 37.500 atletas con 300.000 pruebas. Con 200.000 solo, esto se reduce a 25.000 atletas. Demasiado poco, en pleno año antes de los Juegos Olímpicos de Tokio”.

Los laboratorios de dopaje acreditados actualmente están volviendo a analizar muestras de años anteriores. “En Gante, volvemos a hacer pruebas para detectar HIF (NDR: factores inducibles hipoxídicos; son productos que dan al cuerpo la impresión de que tiene deficiencia de oxígeno, para que produzca un efecto parecido al de la EPO en el cuerpo, claro de manera forzada) También para buscar versiones más sofisticadas para la hormona del crecimiento”, reveló Van Eeenoo.

“En laboratorios como Seibersdorf (Austria) y Colonia (Alemania), de la misma forma se están volviendo a examinar muestras de test anti dopaje de 2016 y 2017, en búsqueda de HIF”, dijo el director del laboratorio belga.

“Estuvieron en el mercado negro en 2016. En 2017, el desarrollo entró en una fase clínica. Varios atletas fueron atrapados a fines de 2017 y principios de 2018, los análisis lo han corroborado. Nuestros métodos de prueba ahora se han optimizado y las confesiones de la Operación Aderlass, que aún no ha terminado, apuntan en esa dirección. Por lo tanto, es posible que algo sucediera en el Tour de 2016 y 2017, solo que aún no teníamos la manera de detectarlo tan fácilmente como ahora”, concluyó el experto mundial en dopaje del laboratorio de Gante.

Si alguno de esos corredores inocentes siempre, que cuando los pillan aluden a conspiraciones del universo, se indignan, preferirían morir antes que aceptar su trampa, y dicen que todo es un error, que el sistema les tiene manía, que no se explican cómo llegó la EPO, las hormonas de crecimiento -o lo que sea a su cuerpo-, si alguno de estos impolutos e incomprendidos mártires de la gloria deportiva farsante pensaba doparse, este año tiene una maravillosa oportunidad de mayores posibilidades de impunidad. El planeta está ocupado en asuntos más mundanos como detener una pandemia y tratar de que muera de hambre y se arruine la menor cantidad de gente posible.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 pensamientos sobre “Los tramposos se frotan las manos: este año se harán un 33 % menos de controles antidopaje en el mundo

  1. Oscar sus artículos por lo general y casi siempre despiertan un gran interés porque vienen acompañados de búsquedas de las fuentes de información, aunque algunos lo tilden de prosopopéyico por emplear un lenguaje de palabras rebuscadas, pienso que contribuye a la integralidad del castellano y, refiriéndonos a que en esos años 2016 y 2017, se utilizó un producto dopante que no fue detectado en ese entonces, genera una fijación y atención permanente, porque la trampa para algunos es su proceder habitual y no podemos acolitar y estar sordos a una realidad, el deporte y quiénes lo practiquen deben ser integrales, transparentes en sus actuaciones , declinando los vicios y malas costumbres de conseguir las metas a como dé lugar por encima de los principios y valores, debemos contribuir a una una mejor sociedad, por ello que algunos se aprovechen de la pandemia COVID19 porque los controles de antidopaje por esta época disminuyan, hay que estar atentos a que esos casos si los hubiere, hay que denunciarlos y no salir a la defensiva y manifestar que son sustancias que todavía no se encuentran dentro de la lista de las que prohíbe la UCI ya que ha sido una característica en algunos de los eventos históricos que se han presentado y la UCI las ha dejado pasar empleando la diplomacia y evitando el escándalo caso el diurético enmascarador de Perico Delgado TDF 1988.

  2. oscar que se sabe de la sustancia de los años 2016 y 2017, habrá alguna relación con los contrarrelojistas y su gran capacidad para escalar a fecha de hoy?

    1. Lo del los pisteros y rodadores reconvertidos en escaladores de primer nivel viene desde mucho más atrás y eso, si estás muy fino, con poco peso por alto que seas, es posible de mejorar con mucho trabajo y tecnología aplicada a la correcta administración de cada vatio de esfuerzo. Lo que no debería sorprendernos es que aparezca cualquier corredor, no necesariamente los del Ineos o Jumbo, hay gente que no rendía tanto en alta montaña antes de esos años y de repente empezaron a volar con los mejores. Hace tiempo aprendí que aquí se respeta a todo el mundo mientras no sea condenado con pruebas, pero al menos yo no meto la mano por nadie. En el pasado me quemé demasiadas veces. Un saludo.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: