Mark Cavendish, con el camino allanado en los sprints

Por @FXavierVidela

Mark Cavendish (Deceuninck-Quick Step) disfruta de la jornada de descanso del Tour de France 2021 muy tranquilo, con una actualidad impensada hace siete meses atrás. Incluso hace 15 días. El velocista británico ha dominado en dos sprints y va por más, hacia el récord de Eddy Merckx.

Foto: Getty Images

Cavendish, de 36 años, ya logró dos triunfos en la 108° edición de la gran ronda gala. Mientras que el otro triunfo en sprint masivo quedó en manos de Tim Merlier (Alpecin-Fenix), quien ya no se encuentra en carrera. Caleb Ewan (Lotto Soudal) llegaba como el gran favorito a adueñarse de los embalajes, pero también se marchó anticipadamente. Mientras que Arnaud Démare (Groupama-FDJ), quien iba a más en este Tour, arribó fuera del límite de tiempo en la novena jornada y no podrá continuar en competencia.

Mark sí lo logró. Y aunque algunos en redes sociales pusieron en duda la forma en que lo hizo -extraoficialmente perdía 38′ en la cima de Cormet du Roselend-, lo cierto es que sigue en carrera. Y con la moral por las nubes. Nada peor que tener que enfrentar a un sprinter que llega confiado. Porque las piernas responden, sus lanzadores también y todo una ‘manada’ que confía en él.

“Este último par de años me sentía celoso viendo cómo Deceuninck-Quick Step siempre descolgaba a alguien para cuidar a su velocista, mientras a mí me dejaban solo ante el peligro”, dijo ayer ‘Manxman’. “Esta vez pude contar con el apoyo de Declercq y Morkov hasta el final. Me siento muy honrado”, añadió el oriundo de la Isla de Man, cuidado por el ‘Wolfpack’ para poder sobrevivir a las exigentes jornadas de montaña.

¿Qué esperar de los sprints en la segunda semana?

Con la salida de varios velocistas, Mark Cavendish tendrá menos rivales con los que lidiar en los finales de velocidad. Ya no están Ewan, Démare o Merlier quien, a entender de este servidor, era el único que quedaba en carrera capaz de superar al británico en los sprints.

Sin embargo, Alpecin-Fenix desaprovechó la calidad del belga -ganador de la etapa 3- y lo ubicó en el rol de lanzador de su compañero Jasper Philipsen, quien fue 2° y 3° en los dos sprints. Nada mal, pero poco tras el trabajo servido que realizó su escuadra. Si bien Philipsen es muy buen sprinter, no es ‘top top’. Y ahora, sin Van der Poel ni Merlier, tendrá más complicado lograr alzar los brazos.

El otro más opcionado para poder festejar es Nacer Bouhanni (Arkéa-Samsic). El francés ha sido el más consistente, con un 2° puesto y dos 3°. Sin embargo, no tiene un tren fuerte, suele estar mal ubicado o gastar muchas energías para ganar la rueda de Cavendish. El exboxeador aún no conoce la victoria en el Tour y la presión también influye. ¿Conseguirá abrir su palmarés en esta edición?

Ya fuera de la lucha por los puestos de privilegio en la general, quien podría aparecer en escena es Wout van Aert (Jumbo-Visma). El versátil corredor es capaz de subir con los mejores en la montaña, hacer buenas cronos y también ganar al sprint, como demostró en la edición 2020. Sin embargo, su condición actual se antoja inferior, ya que una operación de apéndice complicó su preparación y no se encuentra al 100%. Quizá podría tener alguna opción al final de la segunda semana, o ya en la tercera.

¿Y el resto? Peter Sagan (Bora-hansgrohe), Sonny Colbrelli (Bahrain-Victorious), Cees Bol (Team DSM), Christophe Laporte (Team Cofidis), Michael Matthews (Team BikeExchange) o Mads Pedersen (Trek-Segafredo) son rápidos pero no tienen lo necesario para ganar un embalaje masivo en el Tour. Con suerte pueden ocupar algún puesto de podio, pero se antoja difícil verlos festejar a través de esta vía.

Tras la primera jornada de descanso, la organización dispuso de una etapa sencilla, con solo una cota de 4° categoría en el camino. De esta manera, es muy factible que los sprinters tengan una nueva oportunidad. Mientras que el 12° parcial también se antoja para que se luzcan los embaladores, teniendo dos ocasiones claras.

¿Y la 13° etapa? Aunque el perfil colabora para una nueva chance, el kilometraje no lo es. Si hay un sprinter dominador, ningún otro equipo querrá colaborar en la persecución de la fuga durante 220 kilómetros para que vuelvan a ganarles. Mientras que la escuadra dominadora no tendrá interés en perseguir en un parcial tan extenso, puesto que su Tour ya es un éxito, prefiriendo guardar energías de cara a la semana final.

Así las cosas, Mark Cavendish (Deceuninck-Quick Step) cuenta con dos parciales asequibles en esta segunda parte para seguir aumentando su palmarés y, por qué no, alcanzar el récord de victorias de etapa del mítico Eddy Merckx (34). ¿Alguien podrá impedirlo?

Franco Xavier Videla

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: