Mundial de Richmond 2015- Previa prueba en línea élite

Por David Hunter

Richmond 259.2km

richmondelite

Luego de varias citas de calentamiento, la más importante de todas las carreras mundialistas está aquí.

richmondelite1

Son 15 vueltas en un extraño circuito. Extraño por varios motivos:

*Hay cotas adoquinadas.

*Las trepadas son cortas.

*No parece muy selectivo.

¡Las apariencias engañan!

Empecemos por analizar las subidas: 740 mts al 5%, 240mts al 11% y 600m al 5.8%. El desnivel acumulado es de 1600 mts y, cuando fue revelado, todo el mundo pensó en que se definiría en un embalaje masivo. Sin embargo, el trazado será tan exigente como los corredores quieran. Si lo hacen a gran ritmo, las cosas se pondrán difíciles para muchos.

Mientras que el trazado no parece tan complicado, hay dos factores que lo harán durísimo: la lluvia y la distancia. El pronóstico del tiempo anticipa lluvia y viento. Todos recordamos lo sucedido en Italia 2013, cuando sólo 61 pedalistas llegaron a destino. Estas condiciones se antojan perfectas para los belgas, pero también para Kristoff y Nibali.

La distancia es crucial, porque no cualquiera tiene la resistencia para competir en 250km o más. Esta campaña hablamos con Alessandro Petacchi y nos contó lo difícil que es embalar luego de tantos kilómetros. La experiencia es vital y, si repasamos las pruebas de 250km o más de 2015, tendremos una idea del tipo de atleta que puede vencer mañana.

Milan-San Remo(293km) – Degenkolb, Kristoff, Matthews, Sagan, Bonifazio, Bouhanni, Cancellara, Cimolai, Gallopin, Boasson Hagen.

Amstel(258km) – Kwiatkowski, Valverde, Matthews, Costa, GVA, Gallopin, Alaphilippe, Gasparotto, Paterski, Gilbert.

LBL(253km) – Valverde, Alaphilippe, Rodriguez, Costa, Kreuziger, Bardet, Henao, Pozzovivo, Fuglsang, Moreno.

Flandes(265km) – Kristoff, Terpstra, GVA, Sagan, Benoot, Boom, Degenkolb, Roelandts, Stybar, Elmiger.

Paris-Roubaix(253km) – Degenkolb, Stybar, GVA, Boom, Elmiger, Keukeleire, Lampaert, Rowe, Debusschere, Kristoff.

Giro- etapa 7(264km) – Ulissi, Lobato, Gerrans, Belletti, Battaglin, Colbrelli, Felline, Bole, Reza, Lagutin.

Es evidente que hay hombres a los que les sienta de maravillas la distancia. Sería una sorpresa que Degenkolb, Kristoff, Sagan, GVA, Valverde, Gallopin, Stybar y Matthews no estén cerca de la definición. Al mismo tiempo, hay que considerar las tácticas, porque algunos apuntarán a un sprint y otros no.

Repasemos las cartas de cada equipo:

Polonia – Kwiatkowski.

España – Valverde y Lobato.

Colombia – Urán.

Gran Bretaña – Adam Yates y Swift.

Italia – Nibali, Ulissi, Nizzolo, Viviani.

Bélgica – GVA, Gilbert, Vanmarcke, Benoot, Boonen.

Holanda – Boom, Dumoulin, Terpstra.

Francia – Alaphilippe, Gallopin, Bouhanni, Demare.

Australia – Gerrans, Matthews.

Alemania – Geschke, Greipel, Degenkolb.

Noruega – EBH, Kristoff.

Portugal – Costa.

República Checa – Stybar.

Eslovenia – Bole.

Ucrania – Grivko.

Rusia – Lagutin.

Dinamarca – Breschel.

Nueva Zelanda – Henderson.

Sud Africa – Impey.

USA – Farrar.

Lituania – Navardauskas.

Irlanda – Bennett.

Eslovaquia – Sagan.

Luxemburgo – Drucker.

No son pocos los que anhelan un embalaje pero, ¿quién trabajará? La presión estará sobre Australia y Alemania, conjuntos numerosos para tirar. Por su lado, Eslovaquia o Noruega tratarán de correr tapadas para aparecer en el cierre.

Hay varios que no quieren un sprint. Bélgica, España. Francia y Holanda estarán encantados con una fuga, aún cuando los galos tienen buenos velocistas. Es que su mejor opción pasa por Gallopin o Alaphilippe en un grupo reducido.

Así las cosas, los que quieran volata deberán trabajar mientras los demás esperan a rueda. En 2014, Polonia dominó, mientras que en 2013 fue Italia. Aquí esperamos que, al menos en la primera mitad, sean Australia y Alemania.

Hilando más fino, sólo cuatro naciones pueden alcanzar el oro en un sprint: Alemania, Australia, Noruega y Eslovaquia, pero estas dos últimas son pequeñas, así que todo dependerá de las otras dos. Por eso, y por la lluvia, será una competencia difícil de controlar en la que los especialistas en fuga saldrán a escena.

Por contrapartida, dos escuadras de las grandes quieren evitar la llegada masiva: Bélgica y España, a las que esperamos muy agresivas pese a contar con gente rápida. Es que, ni Boonen ni Lobato serán campeones y, por caso, los belgas disponen de un arsenal de atacantes, con dos líderes bien definidos en Van Avermaet y Gilbert. Del resto, Benoot, Vanmarcke y Keukeleire deberían ser las cartas para la fuga.

España tiene menos profundidad. Cuentan con L.L Sánchez y Valverde, que se lanzará en las últimas vueltas. Lobato será reservado para el sprint, porque el cierre se le adapta, pero no debe obviarse lo mal que se coloca. La cota le permitirá estar cerca y tiene un top 5 en las piernas, pero Valverde es el plan A, el B y el C. Para que el murciano tengas chances, sus compañeros deben endurecer temprano.

Italia se ha ganado el premio a la selección más extraña. Tienen varias cartas pero pocos gregarios. Con Nibali en una forma impresionante, deberían correr para él. La semana pasada arrasó en cuatro clásicas italianas y la lluvia y el pavé lo benefician, pero deben endurecer desde temprano. Además, están Ulissi, Felline, Trentin, Nizzolo y Viviani, clara señal de que no será el “Tiburón” el hombre a proteger y que apuntarán a un embalaje. Cassani es el que sabe pero, para nosotros, es un enfoque equivocado y deben lanzarse a la carga a cinco vueltas de la conclusión.

Como dijimos, tener nueve hombres y sprinters puros será una presión para Alemania y Australia. Las demás escuadras de nueve pedalistas no los ayudarán porque sus velocistas son débiles. En ese contexto, Holanda, República Checa, Italia, España, Bélgica y Francia, correrán al ataque, endureciendo. Noruega, con Kristoff en su filas, no aparecerá hasta el final porque, aún con un favorito a la corona, sólo disponen de cinco gregarios. La táctica será interesante porque Boasson Hagen debería moverse en los últimos giros. El campeón del Tour de Gran Bretaña es una amenaza si llega una escapada, mientras que en caso de sprint, Kristoff es el corredor más fuerte. Greipel sufrirá para aguantar, mientras que no es tan empinada como Matthews y Degenkolb necesitan.

Sagan está en una posición familiar, sin compañeros más que su hermano y Kolar. Eso lo empujará a guardarse en el seno del lote para sacar la cara en los dos giros definitivos. Su esperanza es que las selecciones más numerosas tiren las primeras escapadas abajo para luego decidir si ataca o espera. Si percibe que nadie va a trabajar, entonces no le quedará más remedio que saltar en un accionar que, como están las cosas, sería más provechoso para él que un embalaje.

Las subidas

Como mencionamos, no son duras. Libby Hill está adoquinada y en zigzag, pero con una cuneta amplia como para aminorar el impacto. Abrir margen no es cosa fácil pero lo ideal es estar adelante y probar en la cima o la bajada, usualmente menospreciada.

Luego llega “23rd street”, de tan sólo 240 mts pero muy empinada, a tal punto, que más de uno deberá hacer un sprint para pasarla. No es sencillo crear huecos pero sí perder colocaciones. Aquí deben sacar provecho lo belgas y no sería extraño ver a Boonen dando un poco de espectáculo al mundo. Sabemos que no es el Taainenberg, pero Tom aún tiene un buen sprint cuesta arriba.

Si alguien saca 10 segundos en la cima de esta cota tiene muchas opciones de llegar a destino. El pelotón va a dudar y luego sólo quedará la última trepada, 600mts al 5.8% que, con el arcoíris en juego, pasarán inadvertidos a las piernas de los lanzados aventureros. La corta distancia entre las tres subidas dificultará la organización en el lote.

Predicción

La lluvia destrozará las esperanzas de los sprinters, favoreciendo a los belgas. La suerte será un factor clave para decidir el hombre a proteger pero tienen tres bazas para ganar como Van Avermaet, Gilbert y Vanmarcke.

De los sprinters, sólo Sagan puede lograr suceso en fuga, pero sin gregarios, tiene pocas probabilidades. En la otra vereda, contra los belgas, estarán Nibali, Valverde, Terpstra, Dumoulin, Alaphilippe, Gallopin, Gerrans, Boasson Hagen, Stybar y Breschel.

Esto está muy abierto y puede ser una de las carreras más emocionantes del año. Con eso en vista, cualquiera puede ganar, pero el nombre de Tony Gallopin suena fuerte en nuestra redacción porque está en forma y ama el mal clima. Suele obtener una victoria importante por año y, pese a que ya festejó en París Niza, creemos que aquí dará la campanada. Es muy rápido en caso de sprint, pero puede llegar escapado en solitario.

¡Vive la France!

¿Quién será campeón mundial en línea el domingo?

  • Rigoberto Urán (36%, 297 Votos)
  • Peter Sagan (18%, 148 Votos)
  • Alejandro Valverde (14%, 115 Votos)
  • Greg Van Avermaet (5%, 37 Votos)
  • John Degenkolb (5%, 37 Votos)
  • Otro (4%, 36 Votos)
  • Vincenzo Nibali (4%, 29 Votos)
  • Michael Matthews (3%, 23 Votos)
  • Joaquim Rodríguez (2%, 19 Votos)
  • Zdenek Stybar (2%, 19 Votos)
  • Philippe Gilbert (2%, 19 Votos)
  • E. Boasson Hagen (1%, 10 Votos)
  • Michal Kwiatkowski (1%, 9 Votos)
  • Rui Costa (1%, 7 Votos)
  • Taylor Phinney (1%, 5 Votos)
  • Nacer Bouhanni (0%, 3 Votos)
  • Bauke Mollema (0%, 1 Votos)

Votantes: 814

Cargando ... Cargando ...

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: