Naesen contrarrestó el sobreentrenamiento: “Subí 9 kilos y mi entrenador estaba satisfecho”

Por @amatiz12

¿Entrenar más significa rendir más en competencia? No. Incluso es perjudicial para el rendimiento, puesto que sí se rebasa ese límite del organismo, una vez el ciclista compita va a estar tostado y sin la reserva para entregar los resultados exigidos. Eso le sucedió a Oliver Naesen (AG2R Citröen), quien aprendió la lección de excederse en las prácticas.

“Solo tengo que ser honesto, esta fue mi peor temporada”, expresó el belga a Sporza sobre su decepcionante 2021, explicando la causa del pobre rendimiento. “Siempre hice lo mejor que pude, pero estaba sobreentrenado y eso no resultó bien”, reveló quien obtuvo su mejor resultado en E3 Saxo Bank Classic (4º).

Al haber hecho un esfuerzo mayor al adecuado, tuvo que aplicar la inversa una vez culminó el curso: Reposo absoluto. “Por primera vez en mi vida, no hice nada de ejercicio durante seis semanas. Más concretamente, no hice absolutamente nada durante cuatro semanas, y luego aumenté ligeramente durante dos semanas”, detalló el rutero de 31 años, que se entretuvo con actividad sencillas.

“No haces mucho: una hora de caminata, luego nada durante dos días, luego ciclismo de montaña. Me lo tomé con calma. Y sí, subí algunos kilos”, desveló Oliver que en ese periodo de inactividad ganó 9 kilos. Sin embargo, lo sorprendente fue que ese efecto adverso gustó a los suyos. “Estaba en 72 kilos antes del descanso y terminé en 81. Eso fue un poco impactante, pero mi entrenador estaba satisfecho”.

Ya tras reponer las energías en un término de tiempo suficiente, le ha llegado la hora de retomar y bajar el peso ganado. Lo hace sin estrés y con la convicción de que eso surtirá efecto. “No estaba preocupado, el reposo eso era necesario. Mientras tanto, peso 76 kilos nuevamente, todavía puedo llegar a los 73. Eso funcionará”, agregó el oriundo de Oostende.

“Quiero volver a estar al mismo nivel en 2022. ¿Cómo lo haré? Bueno, es raro decirlo, pero es simple, entrenando menos. No siempre queriendo ser el mejor”, explicó, basándose en los recuerdos del inicio de la campaña anterior donde con sus fantásticos números creía estar haciendo todo bien.

“A menudo llegaba al primer campo de entrenamiento y ya tenía la mayor cantidad de kilómetros o los mejores valores. Eso acarició mi ego, pero al final eso no es realmente necesario”, cerró Naesen quien dejó una reflexión interesante para quienes consideran que antes de las carreras hay que andar a full gas, o en su defecto para quienes temen que un periodo de pausa fulmine su estado de forma.

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: