Noticias del día (30/6): Nairo llega preparado, Dos vecinos al Tour, Contador cree que el doblete sería recordado siempre, y más…

En la cuenta regresiva hacia el Tour de Francia, ciclismointernacional.com  te ofrece un detalle con todos los OUTSIDERS, entrevista con Vincenzo Nibali o análisis tales como “10 corredores a seguir“. Te invitamos a ingresar a la SECCIÓN TOUR DE FRANCIA donde ya está disponible el listado de equipos confirmados o el recorrido del evento y muchos análisis más. Por supuesto, como siempre, las principales novedades del mundo del deporte pedal.nairo_quintana

Tienes también una entrevista con Eduardo Sepúlveda, Corredor de la semana y Calendario de los próximos siete días.

¡SI ERES FAN DEL TOUR, NO DEJES DE JUGAR POR 50.000 EUROS!

*Nairo Quintana: “Me he preparado para ganar el Tour”: En Cómbita, en las tierras altas de Boyacá, donde nació hace 25 años, Nairo Quintana tiene un terreno con patatas y tres pollitos. En sus pocos momentos libres sube a ver crecer lo sembrado que trabaja una familia a la que ayuda, a abstraerse, a olvidarse quizás de que un país, un continente entero, estará pendiente de él en julio.

Pregunta. Sus rivales para el Tour, Contador, Froome y Nibali, no pueden sembrar patatas en el Teide, donde hacen sus concentraciones, tampoco pueden estar con su familia…

Respuesta. Tengo esa ventaja, pero genera un poco de envidia. Muchos dicen, ‘Ah, Quintana está por allá, a saber, y nosotros, aquí, más controlados’. Y Quintana está de donde es, está en su casa, está entrenando, y no puedo estar todo el año fuera de casa sin ver la familia. Tengo la opción de matar dos pájaros de un solo tiro y con mucho gusto lo hago: tengo la altura, tengo mi casa allí, mi familia, mis amigos. Siempre entreno con amigos. Las cosas van más agradables así.

P. Nibali decía eso, qué no sabía nada de usted. ¿Está localizado para los controles antidopaje?

R. Siempre, siempre. Suben de España o de Estados Unidos a hacernos controles y he pasado varios esta primavera. No es ni selva ni un país perdido, como muchos pensaron. Es como si estuviéramos aquí, ahora mismo [en Lourdes, en vísperas de la Ruta del Sur, la entrevista debe retrasarse justamente porque a las siete de la tarde han acudido los inspectores antidopaje al hotel del Movistar para someter a controles a todo el equipo], pasamos controles a la hora que nos pidan.

P. Psicológicamente parece complicado para los rivales aguantar más de un año las terapias de altitud y soledad en el Teide…

R. Sí, debe de ser difícil, pero, bueno, nosotros, los colombianos, también estamos a dos aguas. No vivimos como tal en Europa ni tenemos a nuestra familia aquí. Tenemos que estar de visita allí, estar con ellos también, lo necesitamos de cabeza…Y a ver hasta cuando nos dura también a nosotros: estar lejos de casa no es fácil.

P. Contador ha corrido el Giro. ¿Le beneficia a usted que haya gastado sus fuerzas allí?

R. Pero también tuvo su sistema de entrenamiento y seguro que lo ha calculado para llegar muy bien al Tour. Si no estuviera bien para el Tour, Contador no se presentaría. Eso significa que está en buen momento, que está bien, tiene un buen equipo y se presentará en buenas condiciones. Él ha estado no con dificultades, pero sí con mucha tensión por los rivales y por lo fuerte que estuvo el Astana. Él tuvo que gastar allí fuerzas, pero luego habrá descansado y vendrá muy bien para el Tour.

P. ¿En qué ha cambiado el Quintana de 2013, el que quedó segundo en el Tour? ¿Qué ha aprendido desde entonces?

R. He mejorado en muchos aspectos: en el manejo de la carrera, en la dirección del equipo, en economía de carrera, en saber olfatear los momentos, en saber trabajar como líder. Antes el equipo me llevaba, ahora tengo más control de mí mismo.

P. ¿Y cómo se traducirá eso en el Tour?

R. Este año, sí, seré yo el que pueda tomar decisiones, probablemente. También tenemos un director, que no podemos saltar las órdenes de él… Nosotros vemos las cosas dentro de la carrera y ellos desde el coche ven otras cosas. Tenemos que tener mucha colaboración. Lo importante es, claro, tener fuerzas para hacer lo que se piense. El director te manda hacer algunas cosas, y si no hay piernas o no hay cabeza no vas a ningún lado.

P. También parece que ha sabido construir un equipo a su alrededor…

R. He cogido pues cierta credibilidad, y esa credibilidad me ha hecho estar más seguro y que los compañeros puedan creer en mí y en lo que digo para tomar decisiones. Me dio mucho, y confío mucho, la palabra de los que han hecho muchas grandes vueltas, como Imanol Erviti o Ventoso. Ellos olfatean cosas. Me suelo reunir con ellos y hablamos con el director y se toman decisiones. Un líder tiene que serlo dentro y fuera de la bici. Tiene que cuidar de los compañeros y protegerlos, y pedir lo mejor para ellos.

P. Dicen que lo más difícil para un favorito al Tour es no caer en la obsesión, en aguantar los meses previos que todo lo que se hable de ellos y se les pregunte gire en torno al Tour…

R. Para mí no es una obsesión. Quiero ganar, me gustaría ganar, me he preparado para ganar. Lucharé hasta donde pueda para vencer. Y si no me sale este año, habrá más.

P. ¿Le ha protegido de la obsesión el estar en Colombia?

R. Al contrario. Allí me dan mucha más guerra que aquí. Aquí, en Europa, somos varios favoritos y de diferentes países. Allí soy el único que va a luchar por vencer el Tour y se despiertan muchas emociones. El fútbol no les salió como lo esperaban e inclinan su emoción hacia el Tour. El pueblo, mi padre, mi madre, todos quieren que gane, pero hay rivales muy fuertes, con más experiencia que yo. Y yo enfrío, recuerdo que una vez salió así, pero que todos los años son diferentes, que los hay mejores y peores. Pero insisten: quieren que gane, la montaña, la de joven, el Tour… Quieren que gane todo, las etapas de montaña todas y generan emociones y entre ellos se alimentan en una burbuja que a veces no es tan buena.

P. ¿Cómo se ha protegido?

R. Yo trato de comunicarle a la gente que tampoco es así, que para tener lo que tengo primero hay que trabajar y hacer las cosas para buscarlo, que esto no es como los sueños, que hoy lo sueño y mañana se me cumplió.

P. ¿Se da cuenta de lo importante y simbólico de su misión, de ser el primer sudamericano que gane el Tour?

R. Sí, claro. Y me llena de honor. Pero ellos más me lo exigen y más intentan poner más leña al fuego.

P. Pero también es usted el primer colombiano que dice bien alto: “quiero ganar el Tour”.

R. Lo digo porque ya he ganado algunas carreras importantes, he ganado una grande, he alguna vez batido a algunos de mis rivales y he hecho segundo en el Tour… Entonces, creo que tengo, y me siento con ellas, la capacidad y las posibilidades. Y por eso lo puedo decir. Otra cosa es lo que salga. Pero he trabajado bien, me siento bien. De aquí en adelante, lo que Dios quiera. Hay de todo en este mundo. Hay gente que cuando digo “puedo vencer”, dice “le falta ambición”. Si digo “voy a vencer”, dice, “no, está muy sobrado”. Y otros le aplaudirán. Hay de todo, pero soy realista y, en mi caso, nunca voy con precisión o con seguridad de que voy a vencer, por respeto a los rivales que son todos muy buenos y se preparan muy bien. No puede uno afirmar que va a ganar. Me he acostumbrado y he tratado de manejarlos a los periodistas. No es fácil porque unos atacarán, otros alabarán. Pero yo siempre hablo lo que pienso dentro de mí, y eso servirá.

P. ¿De entre los tres rivales de los que todo el mundo habla, hay alguno al que tema más?

R. No señalo a ninguno como máximo favorito. No hay nadie con superioridad clara. Todos han dado muestra de fortaleza. Las exhibiciones de Froome y su fuerza, la etapa de Nibali en el Dauphiné, y el Giro de Contador, que se ha recuperado en altura y llegará perfecto al Tour. Llevaremos la estrategia día a día. Trabajaré según se desarrolle la carrera y según mi fortaleza. Algún día podré con ellos y otro ellos podrán conmigo, pero lo importante es estar cerca de ellos siempre y aprovechar la ocasión.

Fuente: El País

*Dos vecinos rumbo al Tour: Rafa Valls y Rubén Plaza, que entrenan juntos, formarán parte del equipo italiano Lampre para la gran ronda gala. Los dos únicos valencianos en el UCI Pro Tour tendrán la misión de arropar en las etapas de montaña a su líder, el portugués Rui Costa

La historia es la misma que el año pasado. Con un ligero matiz. En este caso, ambos lucirán los colores del mismo equipo: Lampre-Mérida. Los dos únicos valencianos que tienen sitio en la máxima categoría del ciclismo mundial, Rubén Plaza y Rafa Valls, defenderán a uno de los históricos equipos italianos. El año pasado, Valls ya participó con la misma escuadra. Para Plaza será la primera vez después de salir del Movistar Team, la última galia del ciclismo español en el UCI Pro Tour.

Cada día es más complicado encontrar un hueco en la élite. La Comunitat Valenciana, cuna de ciclistas, se ha quedado tan sólo con dos representantes al máximo nivel. Plaza y Valls, que a falta de la confirmación oficial formarán parte del 9 de Lampre, acuden a Francia con la misión de arropar a Rui Costa en las tapas de montaña para que entre en entre los diez primeros de la clasificación.

Plaza, natural de Ibi, afrontará a los 35 años su quinto Tour de Francia. Ayer volvió a casa desde Granada, donde ha estado preparando durante los últimos días la ronda gala. Nuevo equipo y casi los mismos objetivos que el año pasado: un gregario de lujo. «Sé que mi labor es la de apoyar a Rui Costa -con el luso compartió años en Movistar y esto ha sido clave para la llegada del alicantino a Lampre- aunque en el Tour, con una primera semana muy complicada, pueden pasar miles de cosas», señala Plaza, que reconoce que el año pasado no realizó una buena carrera en Francia

Para el ciclista de Ibi, uno de los más veteranos del pelotón español, los favoritos son los de siempre: Contador, Froome, Quintana y Nibali. Pero eso no quiere decir que no pueda haber sorpresas y apunta a su jefe de filas, Rui Costa. El luso, que se mueve muy bien en carrera, seguro que va a por alguna etapa.

Plaza tuvo suerte el año pasado. Tras salir de Movistar encontró un acomodo rápido en Lampre, donde se encontrará con Rafa Valls, que es de Cocentaina, y pareja suya durante muchos días de entrenamiento por las carreteras de la Comunitat.

Valls ya participó el año pasado con el equipo italiano en la ronda gala. Este año, inició la temporada de la mejor manera con la general del Tour de Omán. Un triunfo que le devolvió las sensaciones. El calvario de un lustro para un ciclista que despertó el interés en el Tour de San Luis y que llegó segundo en 2010 en una etapa de la ronda gala con los colores de Footon terminó en Oriente Medio. Lesiones, caídas y mononucleosis le cortaron las pedaladas. Hoy recupera sensaciones. «Mi objetivo, como el de Plaza, es proteger a Rui Costa en la montaña. Pero bueno, si veo una oportunidad es cierto que me gustaría ganar una etapa. La primera semana, con el pavés y el Muro de Puy, se va a poner interesante», afirma Valls, se ha estado entrenando estos días por su tierra. Además, afirma que la llegada de Plaza al equipo ha sido buena a nivel anímico: «Es importante contar con un amigo y compañero de entrenamientos».

La cantera, sin futuro

Los dos coinciden en lamentar que sólo haya dos valencianos en UCI Pro Tour. «Es una pena. Hemos tenido un equipo en la Comunitat. Pero bueno, ahora vienen duras t hay que trabajar para tratar de volver a una época mejor», señala Valls. Plaza apura sus años sobre la bicicleta y recuerda que en su día emigró a Portugal para hacerse un hueco en la élite. «Llegamos a tener ocho equipos en España. Con este panorama, al final los amateurs se desmotivan. El panorama que se presenta no es bueno», señala el de Ibi, que esperan que lleguen tiempos mejores.

Fuente: Lasprovincias.es

*Alberto Contador: “Un doblete se recordaría siempre”: En vísperas de la Ruta del Sur, su última carrera antes del Tour, a Alberto Contador (Pinto, 1982), se le recuerda que ese día justamente, el 17 de junio, Eddy Merckx cumple 70 años.

Pregunta. ¿Qué significa Merckx?

Respuesta. Ha sido el más grande de la historia. He coincidido con él a veces, y la clase que tenía como corredor la sigue teniendo como persona. Decir Merckx es decir ciclismo y decir historia. Indurain es español, y por eso tira más, pero el más grande ha sido Merckx. Está por encima de Indurain y de todo el resto de ciclistas.

P. ¿Su palmarés, cinco Tours, cinco Giros, una Vuelta, es una referencia para usted?

R. No me he planteado nunca récords o un gran número de victorias. Voy año a año planteándome diferentes objetivos, y, claro, cada vez voy sumando más victorias. Eso es lo que me motiva, pero nunca pienso en batir récords de victorias. Y lo que ha conseguido Eddy Merckx es algo increíble.

P. Si usted ganara el próximo lo haría ocho años después del primero, una prueba de longevidad que solo supera Gino Bartali, quien ganó dos con 10 años de diferencia.

R. Ojalá lo pudiera cumplir. Acaba de terminar el Giro y un aficionado me envió un montaje con fotos de mis grandes podios. Lo vi y me hizo pensar en la cantidad de rivales diferentes que han ido pasando. De todo tipo: contrarrelojistas como Evans, escaladores como Andy Schleck, gente nueva como Froome y jóvenes que van llegando. Han desfilado tres generaciones. Y eso me enorgullece, el seguir desde 2007 como favorito siempre.

Hasta hace dos días no he empezado a levantarme sin dolor de piernas”
P. Merckx decía que el Giro es la mejor preparación para el Tour.

R. Pues no sé qué decir. Hasta hace dos días no he empezado a levantarme de la cama sin dolor de piernas. El Giro ha sido muy exigente con una última semana increíble. Eso ha hecho que todos los días me levantara con dolor de piernas muscular, es decir, con fatiga. En la concentración en altura después del Giro, todas las mañanas el masajista me preguntaba cómo iba, y yo le decía que el dolor de piernas podía deberse a que él me apretaba mucho en el masaje, pero él decía que no, que no apretaba. Luego, en la bicicleta voy bien. Pero los últimos días se me fue el dolor. Parece que el cuerpo me ha cambiado, y eso me motiva.

P. ¿Y psicológicamente?

R. Psicológicamente estoy perfecto. He tenido que renunciar a celebraciones, a pasar tiempo con los amigos, a no salir de cena, a no beber ni una sola copa de vino en un mes, a mil cosas. He vivido única y exclusivamente para la bici. Son cosas que no se ven, pero cuando tomé la decisión de hacer Giro-Tour la tomé con todas las consecuencias, aunque sé que es un esfuerzo grande, psicológicamente ya me preparé, como si lo entrenara, para todas las cosas a las que iba a tener que renunciar.

P. ¿Está saliendo todo como pensaba que iba a salir cuando empezó la aventura?

R. Sí, aunque en el Giro he hecho un esfuerzo grandísimo con una grandísima concentración. Ha habido tres o cuatro días en los que me he tenido que hacer una auténtica contrarreloj, aparte de la contrarreloj en sí. En el Mortirolo, en Verbania y en Le Finestre fueron días de esfuerzo máximo que me hicieron llegar al hotel exhausto.

Yo destacaría como favorito a Froome, aunque no haya contrarreloj larga”
P. En el Dauphiné se ha visto a Froome aislado, sin equipo, en una etapa. ¿Se ha acabado la época en la que un solo equipo podía controlar toda la carrera?

R. Sí y no. El Astana tenía una buena locomotora en el Giro, aunque por suerte no les salió bien. Todo es relativo. La etapa del Dauphiné fue un día complicado y no sé lo que pensaba Sky. Una cosa está clara: no hay que centrarse en los vatios, reducirlo a vatios por kilo y cuánto tiempo se pueden mantener en una subida. Hay muchos más factores: la meteorología, en todos los sentidos, lluvia, nieve, sol, canícula, frío… Y luego, el trazado y la situación de carrera: al día siguiente de una contrarreloj puede pasar factura; después del día de descanso a algunos les cuesta arrancar… Hay que poner todo encima de la balanza, llegar en óptimas condiciones de rendimiento y elegir entre las posibilidades tácticas que se plantean.

P. ¿Hay que correr con la audacia de quien piensa que el riesgo siempre paga?

R. Hay veces en momentos clave en los que hay que tomar decisiones rápidas y pueden ser acertadas o no. Y a mí me gusta intentar crear situaciones que me puedan beneficiar, muchas veces improvisadas. Personalmente, el probar algo diferente a lo establecido, a lo esperado, a lo normal, me motiva, pero no olvido que siempre hay que pensar con la cabeza y analizar que tenga sentido lo que vayas a hacer. De nada sirve atacar sin sentido porque este es un deporte en lo que cuenta es ganar. Pero, sí, siempre hay veces en que también es importante la forma en que se consigue la victoria, con movimientos que la gente recuerda.

P. ¿El favorito? ¿Contador? ¿Quintana? ¿Nibali? ¿Froome?

R. Estamos, sí, varios corredores y tres de ellos sabemos lo que es ganar el Tour. Quintana no lo sabe pero es un corredor joven que fue capaz de quedar segundo hace dos años y se ha preparado a conciencia. Estamos los cuatro a un nivel muy parecido, pero por las experiencias que he tenido con él durante mi carrera, yo destacaría un poco por encima, aunque no haya contrarreloj larga, a Froome.

P. ¿Seguirá con su costumbre de intentar ponerse de amarillo el primer día de montaña?

El Tour es la carrera más importante,
la que te cambia la vida. Y doy fe de ello”
R. Es una cosa en la que no pienso. Yo en lo que más creo es en aprovechar las oportunidades. El día que tienes bueno, y hay un buen recorrido, tienes oportunidad para meter diferencia a los rivales. Si el primer final en alto [décima etapa, Pierre-Saint Martin] tienes buenas piernas, hay que aprovecharlo, evidentemente. A lo mejor no descuelgas a todos, a lo mejor no descuelgas a ninguno, pero a lo mejor descuelgas a uno, y ya tienes un camino hecho.

P. Pero antes hay que sobrevivir a una primera semana que se anuncia terrible: pavés, abanicos, contrarreloj por equipos…

R. Será complicada, y especialmente para mí, que llego del estrés de las tres semanas del Giro y me tendré que enfrentar a una lucha de mayor tensión, equipo contra equipo, carreteras estrechas, viento, lluvia del norte, adoquines… Será dura psicológicamente sobre todo. Y será como el Giro, se correrá sin respiro. El ciclismo ahora está más disputado que antes. Se lucha cada etapa como si fuera la última, ya sea de sprint, de fugas…cada uno busca sus oportunidades y los que disputamos la general siempre tenemos que esprintar para estar entre los 20 primeros cuando antes nos podíamos ir para atrás. Ahora, si vas el 50 siempre pueden picar tiempo, y eso entraña un riesgo. Quizás es la presión o la tensión de los equipos que se transmiten desde el coche, pero hace que cada etapa se corra sin respiro, pese a lo que pueda parecer por la tele.

P. En el Giro, justamente, dio la impresión de que usted podía manejarse perfectamente sin director de equipo, como si todas las decisiones las tomara usted y elaborara las tácticas…

R. Con los años, a la hora de tomar decisiones, y en momentos concretos, tomo las decisiones analizando mi condición física y mis sensaciones en cada momento, que dependen mucho del ritmo a que se había ido antes, lo que desde el coche a veces no se aprecia. Pero el coche viene bien para que te cuenten la situación de carrera, la impresión que les dan los corredores que van contigo, y en las contrarreloj, las referencias y las curvas, a pesar de que a mí me gusta visualizar las contrarreloj con los ojos cerrados…

La gente que te dice tajantemente que el doblete es imposible me motiva aún más”
P. ¿Es menos importante el papel del director?

R. En mi caso, salvo en momentos puntuales en los que influyen las sensaciones de las piernas, donde, es verdad, soy yo el que toma las decisiones, en etapas más llanas tiene un papel importante. Te advierte de peligros, de estrechamientos, del viento… Ahí son importantes.

P. ¿Qué aprendió de 2011, el otro año en que dobló Giro-Tour?

R. Aunque parezca mentira, porque no lo gané, el Tour del 11 es un Tour que me da confianza. Es una carrera que se me cruzó desde el primer momento. El primer día, en una caída perdí 1m 20s, y me vacié en los últimos 10 kilómetros; en la contrarreloj por equipos salimos los primeros y perdimos ya 40s con Schleck y Evans, los directos rivales. Perder 2m en dos días no es lo más deseable. Y antes de Pirineos, volví a caerme, se me fastidió la rodilla derecha y estuve a punto a punto de irme a casa. Me quedé por algo personal. Pasé lo mejor posible los Pirineos y me centré en los Alpes. Salvé, pero volví a caerme. En los Alpes tuve un mal día en el Galibier, donde me quedé vacío a falta de tres kilómetros, pero al día siguiente tuve buenas piernas e hice algo que recordaré siempre, algo de lo que me siento más orgulloso que de atacar a cinco kilómetros de Alpe d’Huez y ganar la etapa. Ataqué de salida y al final la gente que ama el ciclismo disfrutó y estoy contento. Y en la última contrarreloj solo me superaron dos corredores, Tony martin y Cadel Evans… Haciendo un balance global, sin el mal día del Galibier, pese a todas las caídas y eso, habría luchado por la victoria hasta el final. Y eso me da confianza.

P. ¿Qué quiere probar con el doblete?

R. Es un reto personal. Una ilusión grande. El Tour es la carrera más importante, la carrera que te cambia la vida, y doy fe de ello. Hasta que lo ganas no conoce su impacto y repercusión, pero, por otro lado, a mi carrera deportiva un Tour más o menos no la haría más memorable. En cambio, si consiguiera Giro-Tour, sería algo que todos recordarían en la historia. En la vida hay que vivir de motivaciones y de retos, y para mí este es uno realmente grande. Hay gente que cree que es imposible. Yo creo que primero hay que probar. Será realmente difícil. Estoy haciendo absolutamente todo para recuperarme, cada hora, cada minuto, cada día, todo por y para estar lo mejor posible en el Tour. Luego veré si se puede conseguir o no, porque no solo es un desafío físico, sino, sobre todo, mental. Y luego la carrera debe ir bien… Pero, la gente que dice tajantemente que es imposible me motiva aún más.

Fuente: El País

*Movistar Team, ante el Tour más esperado: Eusebio Unzué ha confirmado el nueve que la escuadra telefónica presentará en Utrecht el próximo sábado 4 de julio: “Es el equipo más equilibrado y el que nos podía aportar, para todos los terrenos, lo que necesitábamos”

A cinco días de que la 102ª edición del Tour de Francia dé comienzo en la ciudad neerlandesa de Utrecht, Eusebio Unzué ha confirmado los nueve ciclistas que Movistar Team alineará en la salida. Nairo Quintana, Alejandro Valverde, Imanol Erviti, Jonathan Castroviejo, Gorka Izagirre, José Herrada, Adriano Malori, Alex Dowsett y Winner Anacona conforman un grupo que contará con José Luis Arrieta y Chente García Acosta en la dirección deportiva.

“Es el equipo más equilibrado y el que nos podía aportar, para todos los terrenos, lo que necesitábamos”, señala Unzué. “Ya dije en el Giro que elegir un nueve para Italia había sido muy difícil, pero ver los hombres que hemos dejado en casa demuestra que en este Tour, configurar un ‘nueve’ lo ha sido aún más. Partimos con tres ‘vertientes’ de corredores: un grupo más escalador, con Winner y José en primer lugar; todoterrenos como Gorka o Jonathan, útiles en todo momento; y rodadores de la talla de Alex, Adriano o Imanol, que nos darán tranquilidad en las jornadas más llanas.

El liderazgo es claro: “Nairo es nuestra referencia principal en la carrera. En cualquier caso y conociendo las circunstancias que pueden darse en un Tour, no vamos a renunciar a que Alejandro, mientras los hechos no demuestren lo contrario, pueda estar a su lado y a la vez mantener vivas sus posibilidades, que también son las nuestras”.

Video:

Fuente: RFEC

*Aristi (Euskadi-EDP) bate a Pedrero y Arcas en Irún: Mikel Aristi (Fundación Euskadi-EDP) ha vencido en la Clásica San Pedro de Irún, puntuable para el Torneo Euskaldun de la Federación Vasca, disputada sobre un recorrido de 125,4 kilómetros con el alto de Erlaitz, a 14 km de la línea de meta. Pedrero, segundo, (Lizarte) consolida su liderato. La participación ha sido de 134 corredores y la media de casi 45 km/h, 44,96.

La carrera ha sido un pulso entre Euskadi-EDP, Lizarte e Infisport-Alavanet. En Erlaitz, a 14 km de meta, se han escapado Iturria y Pedrero, aunque después se han unido seis corredores en cabeza. En la llegada, Aristi ha sido el más rápido por delante de Pedrero y Arcas.

Clasificación:

1. Mikel Aristi (Euskadi-EDP) 2:46:48

2. Antonio Pedrero (Lizarte) m.t.

3. Jorge Arcas (Lizarte) m.t.

4. Mikel Iturria (Euskadi-EDP) m.t.

5. Rafael Márquez (Lizarte) a 6

6. Sergio Rodríguez (Infisport-Alavanet) a 19

7. Aitor González (AMPO) a 1:17

8. Lucien Capot (Entente Sud Gascogne) m.t.

9. Mikel Ezkieta (Lizarte) m.t.

10. Temesgen Buru (Ethiopia Cycling Academy-Ner Group) m.t.

Equipos: Lizarte

Montaña: Mikel Iturria (Euskadi-EDP)

Fuente: Federación Vasca de Ciclismo

*Improbo esfuerzo y doble podio en Irun: Tras un viaje relámpago y fatigoso desde los Campeonatos de España de Cáceres, el equipo Lizarte ha cosechado esta mañana un doble podio en el Premio San Pedro de Irun, fin a un lapso de diez días de abundante competición para los rosas. Antonio Pedrero y Jorge Arcas han finalizado 2º y 3º respectivamente, con Rafael Márquez 5º, los tres ciclistas del conjunto dirigido por Juanjo Oroz que se mantenían entre los seis hombres que peleaban por la victoria en las calles de Irun, y Mikel Ezkieta 9º, completando una señalada actuación que se traducía en triunfo por equipos y el refuerzo de Pedrero en su posición de líder del Torneo Euskaldun.

El catalán e Iturria (EUK) se destacaban subiendo Erlaitz -coronado a 14 km de meta, de un total de 125’4 kilómetros-, pero no tomaban suficiente renta y cuatro unidades -con Arcas, fugado en los primeros compases de carrera, y Márquez por parte de Lizarte, más Rodríguez (INF) y Aristi (EUK)- enlazaban desde atrás dentro del último kilómetro, en el que Aristi hizo valer su punta de velocidad sobre el maillot blanco Pedrero y Arcas. Pese a ello, notable bagaje para los élites de Lizarte menos de 24 horas después de enfrentarse a profesionales en un Nacional marcado por el calor extremo.

“Ayer llegamos a Pamplona sobre las diez y hoy nos ha tocado desayunar a las 6.30h, pero en carrera iba fresco, no me he notado cansado pese a la paliza”, comentaba Pedrero. “En el Nacional disfruté, no era un recorrido muy divertido que digamos pero se me pasó muy rápido al correr con profesionales. Hoy la clave era Erlaitz, para arriba nos hemos ido Iturria y yo, luego él ha cogido unos metros bajando pero nos hemos juntado otra vez y los de detrás nos han cogido casi en meta. Rafa no ha podido disputar la llegada y Jorge y yo hemos podido hacer 3º y 2º. En la general he sacado bastantes puntos y las dos carreras del fin de semana me vienen muy bien al acabar en alto. De momento tenemos la mente puesta en estas dos pruebas y después ya pensaremos en las vueltas”.

*Arturo Cantera (FPD Víctor Sastre), campeón de Castilla y León cadete: Arturo Cantera en lo alto del podio de Bembibre con el maillot de campeón de Castilla y León
Gestión&Comunicación / El corredor de Navaluenga, Arturo Cantera, componente del equipo de la Fundación Víctor Sastre, se proclamó campeón de Castilla y León de la categoría cadete en la prueba que organizada por el CD Bembibre Ciclista se celebró en esta localidad leonesa sobre un recorrido de 56 km.

La VII Copa Diputación de León, que ponía el título en juego, se disputó en la tarde del sábado 27 de junio con una elevada temperatura que alcanzó los 36 grados y con un comienzo poco afortunado para el equipo de la Fundación Víctor Sastre, que perdía en la salida neutralizada a uno de sus corredores al sufrir un problema mecánico.

El control al que se sometieron los corredores de Castilla y León, que aspiraban al título autonómico, facilitaron las maniobras de acción de los madrileños de los equipos Fuenlabrada y Sanse, cuyos corredores Carlos García, Daniel de La Peña y Jorge Pérez tomaron el mando de la carrera y pusieron tierra de por medio.

Por detrás, los componentes de la Fundación Víctor Sastre lanzarían a Carlos Blanco, primero, y posterior mente a Francisco Javier Agea, pero serían neutralizados en la última subida por un grupo lanzado en búsqueda de los títulos, ya que los primeros marchaban con bastante ventaja.

Arturo Cantera arrancaría coronando el último puerto, juntándose con otros tres corredores y entre ellos se jugarían el campeonato autonómico, que sería para el ciclista de Navaluenga, cuarto en la prueba tras los tres madrileños.

Otros siete corredores del equipo abulense entrarían en el pelotón de 34 unidades que serían clasificados en un ex aequo a partir del undécimo puesto, ya que los árbitros no pudieron establecer el correcto orden de entrada.

“Nos ha faltado decisión al principio de carrera. Luego hemos intentado lanzarla por detrás, con Carlos y Fran, pero ha sido tarde. Hay que dar la enhorabuena al equipo Fuenlabrada, que ha realizado una muy buena carrera, siendo sus corredores los grandes protagonistas”, decía el director deportivo Miguel González al término de la prueba.

Fuente: Deportes en Avila

*Antioquia triunfó en el Campeonato Nacional MTB San Juan de Pasto 2015: Con la participación de 360 corredores y la medalla de oro élite para los representantes de Antioquia y Boyacá, Jonathan Botero y Flor Delgadillo, el ‘Campeonato Nacional MTB’ culminó exitosamente en la pista Chapalñán del Centro Recreativo Chapalito de San Juan de Pasto (Nariño).

En la prueba de Cross Country que se disputó sobre un trazado de 4.6 kilómetros, último evento preparatorio con miras a los Juegos Panamericanos Toronto 2015 y nuevo selectivo al Campeonato Mundial UCI en Andorra, también se destacaron los otros participantes como María José Delgado, Egan Bernal, Flor Marina Delgadillo, Yosiana Quintero y Juan Fernando Monroy.

El equipo de Antioquia, dirigido por Héctor Pérez y encabezado por el director local, Andrés Felipe Agudelo, recuperaron el título general que desde hace dos temporadas había quedado en manos de la representación de Cundinamarca, que en esta ocasión terminó segunda por delante del Valle del Cauca.

En la medallería general, el equipo Indeportes – Antioquia ganó siete de oro, seis de plata y dos de bronce, mientras que Cundinamarca (campeona 2013 y 2014) sumó cinco de oro, custo de plata y siete de bronce, superando a la comisión del Valle que se llevó cuatro de oro, cuatro de plata y tres de bronce.

El Scott y el Gw-Shimano con Juan Fernando Monroy en la sub – 23, Fabio Castañeda en la élite y Santiago Mesa en junior, alcanzaron medallas de oro, plata y bronce respectivamente.

RESULTADOS (Cross Country):

ÉLITE VARONES

1. Jonathan Botero – Antioquia

2. Fabio Castañeda – Antioquia

3.Diyer Rincón – Cundinamarca

SUB- 23 VARONES

1.Juan Fernando Monroy – Valle

2.Hilvar Malaver – Cundinamarca

3.Brandon Rivera – Cundinamarca

JUNIOR VARONES

1.Egan Bernal – Cundinamarca

2.Wilson Peña – Cundinamarca

3.Santiago Mesa – Antioquia

ÉLITE DAMAS

1.Flor Marina Delgadillo – Boyacá

2.Olga García – Valle

3.Sandra Ospina – Valle

SUB-23 DAMAS

1.Yosiana Quintero – Cundinamarca

2.Xiomara Guerrero – Cundinamarca

3.Alexandra Pareja – Cauca

JUNIOR DAMAS

1.María José Delgado – Valle

2.Natalia Rojas – Valle

3. Maria Fernanda Arévalo -Cundinamarca

PRO

1.Daniel Jiménez – Risaralda

2.Brayan Neuza – Bogotá

3.Luis Miguel Coral – Nariño

INFANTIL ‘A’

1.Cristian Vélez – Antioquia

2.Brandon Guerrero – Cauca

3.Santiago Sandoval – Cundinamarca

INFANTIL ‘B’

1.Juan Carlos Sánchez – Cundinamarca

2.Juan Camilo Rivera – Antioquia

3.Juan Donado – Bogotá

PREJUVENIL ‘A’

1.Jerónimo Bedoya – Antioquia

2.Jeferson Gómez – Bogotá

3.Juan Felipe Puentes – Bogotá

PREJUVENIL ‘B’

1.Tomás Martínez – Cundinamarca

2.Sebastián Donado – Bogotá

3.Fabián Cifuentes – Bogotá

MEDALLERIA GENERAL

1. ANTIOQUIA 7/6/2/

2. CUNDINAMARCA 5/4/7/

3. VALLE 4/4/3

4. CAUCA 1/2/5/

5. CALDAS 1/2/0

FCC

*

*Seguiremos ampliando a lo largo de toda la jornada…

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: