Opinión: Caso Nairo Quintana, una invitación a la sensatez y la prudencia

Por Oscar Trujillo Marín

Nairo Quintana y su séquito más cercano están siendo investigados por presunta infracción a la normativa de medicamentes prohibidos en el pasado Tour de Francia. Es decir, lo que se conoce como sospecha de dopaje de toda la vida. Eso es todo lo que se sabe. No hay nada más. Muchos simpatizantes del corredor preferirían que no se hablara nunca más de ese asunto: lo que no se nombra, no existe es su lógica. Otros, que no le guardan mayor afecto, rogarían que, en efecto fuera culpable de esto y mucho más. La humana condición no se caracteriza ni por la mesura, menos la autocrítica como tampoco la sensatez y la prudencia.

Foto: Arkéa-Samsic

Esto no significa que Nairo sea culpable ya, ni mucho menos. El debido proceso, los testimonios, pruebas y el desarrollo de la investigación se encargará de fallar. Estos procedimientos se desarrollan de vez en cuando -con cierta frecuencia-, incluso contra la totalidad de un equipo como sucedió con Deceuninck en 2017, donde no encontraron nada ilegal tras una rigurosa investigación sustentada en unos indicios que resultaron una falsa alarma.

Lo único cierto es que las sospechas se han dirigido no contra la totalidad de la escuadra francesa, sino en exclusiva contra los corredores colombianos y su gente de confianza que trabajan fuera de la nómina del equipo. Nairo y Dayer Quintana fueron requeridos (interrogados) y escuchados ayer por la OCLASEP (Unidad de delitos contra la salud pública). La UCI y la CADF ya están al tanto, y su jefe Hubert abrió el paraguas (como tenía que hacer, si resulta culpable no puede inmolarse con ellos, debe salvaguardar el honor y buen nombre del patrocinador) en caso de que todo esto saliera mal, el decir oficial es que ellos no tienen nada que ver con el médico ni el masajista privado de Quintana, ni mucho menos con lo que quiera que estén investigando, que nada de eso hace parte de la política ni directrices del equipo.

Estos procedimientos, por desgracia son comunes en este deporte, al menos en Europa, y si se instauraron es porque en un pasado oscuro, vergonzoso dentro del ciclismo -y no muy lejano- se solían encontrar auténticas farmacias ilegales ambulantes con sustancias prohibidas y fraude médico rodante en el pelotón. El dopaje no era total pero si mayoritario como lo ha demostrado todo el inmenso acerbo probatorio, condenas, también muchas espontáneas y honestas confesiones de parte de algunos (y otras obligadas ya cuando estuvieron con el agua al cuello) con el paso de los años.

No hay conspiración, ni manía, ni racismo, ni absurdas predilecciones geográficas en los afectados, si las autoridades llegaron específicamente al médico de Quintana y su fisioterapeuta es porque algo al menos sospechoso habrán visto. El mismo Jumbo-Visma repleto de anglosajones (y no otros equipos) fue controlado durante este Tour en la totalidad de sus bicicletas buscando dopaje mecánico -por sospecha del mismo también- que, por cierto, tras exhaustiva revisión no hallaron. Que luego puedan demostrar su culpabilidad la fiscalía y funcionarios judiciales franceses o su inocencia los señalados ya es otra cosa. Eso solo el tiempo lo dirá. Y si llegaron donde Nairo y su hermano y no donde Barguil o Connor Swift, habrá sido porque lo que generó sospechas lo encontraron allí y no en otro lado.

Cabe recordarle a la gente que el historial sin mancha de un corredor en temas de dopaje no es argumento utilizable como eximente en un proceso que se le abra para declararlo inocente a futuro. Armstrong nunca dio positivo en carrera, por ejemplo, y casi ninguno de los implicados en la infausta Operación Puerto tampoco. Pero eso no significa que luego no se comprobara que sí habían hecho trampas, de hecho él mismo lo contó ya contra las cuerdas con pelos y señales. Que su rendimiento sea bajo en una prueba tampoco lo es, hay muchos corredores con resultados mediocres o malos que también se dopan. No solo se utilizan medicamentos prohibidos para mejorar el nivel y las prestaciones, también para conciliar el sueño, calmar la ansiedad o el dolor. Si están prohibidos no es por capricho del COI, la AMA, la USADA, etcétera, es porque la ciencia y estudios médicos rigurosos han demostrado que el daño a largo plazo es infinitamente mayor que el beneficio inmediato, y por que es una alteración fraudulenta del desgaste normal o accidental en la condición y estado del corredor que concede ventajas sobre otros igual de lacerados.

También es bueno no intentar tapar el sol con un dedo, o meter la cabeza dentro de la arena. El ciclismo, tras toda una vida de (y todavía) haberse mantenido bajo sospecha de prácticas tramposas y fraudulentas, sigue luchando para ser creíble y alejarse de ese estigma: negarlo no ayuda en nada. Esas “sospechas” por las que se ha ganado ese “prestigio” al igual que otros deportes de fondo como el esquí o el atletismo, son más que justificadas. La lista de campeones que han confesado sus trampas al paso de los años o han sido descubiertos y condenados por dopaje sería interminable (con muchos de los grandes mitos y nombres de este y otros deportes, sin discriminación de nacionalidades, salpicados uno, varios casos o una trayectoria entera de fraude). Han estado en el ojo del huracán por mérito propio, no es una conspiración del mundo contra los corredores y está en sus manos cambiar esta asociación automática (tantas veces hipócrita: laxa y condescendiente cuando es el corredor héroe local querido; pero implacable en su escarnio cuando es en el sospechoso rival extranjero) entre fraude y resultados en el ciclismo.

Es normal que en los medios del mainstream, en las grandes diarios y cadenas de TV pertenecientes a gigantescos conglomerados económicos, especializadas en deporte y ciclismo estos temas se evadan, se pasen de puntillas, se tapen o sean directamente tabú: no les interesa tirar piedras para su propio tejado, espantar a los vigentes y probables telespectadores o seguidores, aunque en ese tránsito renuncien a la objetividad y un necesario espíritu crítico. El ciclismo es un deporte hermoso, pero eso no quita que haya sido históricamente un coto de ambición y mucha gente inescrupulosa donde se han visto muchos tramposos, farsantes y mojigatos que han sido parte del problema y ya retirados se persignan y escandalizan apelando a una absurda sacralidad (a ese fuero que se autoconfieren de pretendida impunidad por sistema) que tienen los ex corredores por el solo hecho de haberse ganado la vida pedaleando.

La mayoría de trasmisiones de carreras ciclistas se realizan por narradores que apelan al regionalismo más sonrojante, que exacerban los tribales nacionalismos más primitivos para exaltar esos orgullos identitarios entorno a los corredores locales que les garanticen más adhesión emocional acrítica y por tanto más audiencia, mejor rating. Hay demasiada gente que no ama el ciclismo en sí, no le interesa el ciclismo más allá de sus ídolos locales. Lo que le gusta es pensar que algún compatriota puede ganar. Si fuera fútbol, tenis o automovilismo les daría igual. Y los comentaristas, tanto en Europa como América, suelen ser ex ciclistas de la generación de los 80’s 90’s y primera década de este siglo, es decir, la época de esplendor en el dopaje, donde por supuesto ellos nunca vieron ni hicieron nada malo. Siempre fueron otros y son temas que simplemente evaden o directamente les enfurece tratar, como si fuera delito analizar un pasado oscuro en procura de no repetirlo.

Raro sería que no actuaran con un corporativismo, gremialismo y especie de vergonzosa omertá. A casi nadie le gusta recordar -o que le recuerden- sus errores, mejor conservar la imagen de un campeón impoluto, esa es, casi siempre la consigna, y disparar al mensajero. Aunque en ese esfuerzo, por supuesto, se defienda y se cohoneste una época de ética deportiva precaria absolutamente indefendible. La idea es mercantil: si se vende bien el producto apelando a las más bajas emociones y devastadoras pasiones hay audiencia, eso es lo único que le importa a las grandes cadenas. Y la objetividad o abordar de frente los temas espinosos queda para cuatro gatos independientes, que de inmediato se ganan la furia de los fanáticos cuando se pone en tela de juicio la honestidad de sus ídolos por muchas pruebas y sentencias que puedan aparecer. Sin embargo, el caso Quintana aún es solo una investigación y como tal hay que mantenerlo hasta que no se falle: De momento solo eso y nada más que eso.

Aquí no hay que comprar la silla sin tener el caballo. Sí es un poco desagradable que solo hayan ido al círculo íntimo de Quintana. Es una figura mundial y por eso ha habido este revuelo, si esto mismo le hubiese sucedido a Nibali, Thomas, Froome o Dumoulin tengan la plena seguridad que el despliegue mediático y fieros fanáticos afines defendiéndolos y aludiendo a conspiraciones por un lado, en contrapeso con fieros detractores condenándolo también por el otro -sin esperar el resultado de las investigaciones- sería la tónica. De momento, solo los están investigando, si resultan responsables de infracciones o no ya lo sabremos con el tiempo.

A menudo nos critican (sobre todo algunos fanáticos colombianos, hay que decir las cosas como son) porque nos mostramos cautos cuando salen noticias de este tipo que involucran destacados corredores europeos o de otras latitudes. O nos vemos obligados a eliminar comentarios de gente irresponsable que ante estas noticias -en persona de rivales de sus ídolos o muchas veces de forma gratuita sin que medie investigación siquiera- entran a injuriar, calumniar, a condenar sin pruebas, y sin mucho menos esperar que las autoridades judiciales se pronuncien. El derecho a la libre expresión no incluye “el derecho” a difamar, injuriar y menos insultar, esto último no existe en ninguna constitución ni ordenamiento jurídico y además es delito.

Este caso -que espero por el bien de la necesaria credibilidad del ciclismo no pase a mayores y no resulte en ningún tipo de fraude- nos puede servir para que tanto los que defienden con uñas y dientes y acusan al mundo de un complot contra sus fetiches deportivos identitarios se lo tomen con prudencia y sensatez, como para que, quienes condenan por burdas “venganzas” entre necias rencillas raciales o nacionalistas se den cuenta que la presunción de inocencia, el debido proceso y la sensatez en estos casos es lo que debe primar con indiferencia de la filiación o nacionalidad del investigado.

Por último, cualquiera que sepa un poco de este deporte (por mucho que lo amemos) y que haya estudiado su historia debería saber que no se puede poner las manos al fuego por ningún campeón: ya nos hemos quemado cientos de veces. Pero de ahí a acusarlos sin justificación de forma gratuita sin fallos, sentencias ni pruebas en su contra o enlodar el nombre de otros que ni siquiera están siendo investigados tan solo porque “nos caen mal” ellos o sus seguidores, hay un abismo.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

 

 

30 pensamientos sobre “Opinión: Caso Nairo Quintana, una invitación a la sensatez y la prudencia

  1. De acuerdo. No se puede decir nada hasta que hablen las fuentes oficiales. Hay muchos medios que traen su información de una “fuente confiable”, que de confiable lo tiene mas una vieja chismosa. Por ahora solo hay una investigación, no hay dopaje ni se está acusando a un ciclista en especifico.

    1. Bueno, no entiendo cuál es la preocupación que si algún ciclista le descubren si se dopa o no! Como todos sabemos… TODOS ESOS DEPORTISTAS (ciclistas) LO HACEN, o Uds creen que un cuerpo aguanta tanto? No entiendo en qué nube viven! Por favor.. no sean ilusos! Uds ven a un maratonista hacer una prueba y Uds saben cuánto dura ese cuerpo en recuperarse? Ahora un ciclista correr 200 km en un día y luego otros casi 200 y así por nueve días! Durante 21 días! Por favor! La culpa no es de los deportistas ya sean Eslovenos, españoles, franceses etc.. sino del mismo sistema de estas pruebas! O Uds cuando han visto que un maratonista hoy corra 42 km y mañana otros 42 km y así por 21 días! Cuando lo han visto? No sr! No hay cuerpo que dure tanto ni cuerpo que lo resista a punta de masajitis

  2. Gran entrada como siempre, Óscar. Hay que esperar los resultados. Podremos opinar del supuesto dopaje una vez éste sea comprobado. Rescato el párrafo donde habla sobre mantener esa imagen impoluta de campeones; exactamente lo que hizo Valverde cuando al conseguir el arcoíris se lo consultaron (para hacer la analogía de estar en la parte más oscura y luego tocando el cielo en Innsbruck) y descartó de plano la pregunta incluso haciéndose el ofendido. En un documental sobre su carrera el mismo Contador se refirió a su caso por Clembuterol no sin una notoria incomodidad. Los testimonios abundan en la historia de la disciplina, para bien o mal. El dopaje, es una sombra muy grande que oscurece gran parte del ciclismo. No desaparecerá si dejamos de nombrarlo. Podemos referirnos al mismo con altura de miras, con hechos concretos, con contexto y con respeto a las personas y al deporte. Gracias por la columna, estimado!

  3. En Europa no se registra una habitación de hotel por una mera investigación. Una habitación de hotel se considera domicilio y sólo se puede entrar y registrar con autorización de un Juez, y para que eso pase tiene que haber pruebas e indicios más que evidentes. Desconozco si con el Deceuninck también fue la policía judicial la que lo investigó, pero lo dudo. El asunto parece serio; no es lo mismo que vayan los “vampiros” o la UCI a que sea la policía judicial con orden de entrada y registro. Ojalá todo vaya por buen puerto, se sepa la verdad y no se manche la reputación de ningún ciclista si son inocentes.

  4. algo huele feo en Dinamarca, diría Hamlet. Ojalá se esclarezca pronto por el bien de NAiro, dayer, winner & Co. Más allá de verdades y mentiras e inocencias hasta ser declarados culpables estar en el medio de un escándalo del doping no es bueno. Que se resuelva pronto y esperamos para bien del equipo. LA longitud del proceso es inversamente proporcional a la credibilidad de los involucrados, lamentablemente.

  5. Así es y de acuerdo con tu artículo Oscar por el bien del ciclismo esperemos que no haya dopaje a la vista, esto. Más que a los. Esto continuaría haciéndole. Mucho daño a este deporte. Yo como fan de Nairo rogaría por que no pero con tanto escándalo y cosas que uno no creeria posibles, preferiría no suponer ni inocencia ni culpabilidad, el tiempo, las. Investigaciones y la justicia pondrán a cada uno en el. Lugar que le corresponde…. Por el momento esperar

  6. No puedo estar màs de acuerdo con la nota.
    Coincido hasta en las comas y es muy lamentable leer tanta violencia verbal en este y otros temas.
    Hay gente que solo tiene la agrasión y la descalificación del otro, como ùnico “argumento”
    Nadie que no haya leído la causa, las investigaciones, las declaraciones y las pruebas, si es que las hay, puede emitir una opinión coherente y sabia.

  7. Esperemos a ver qué pasa, cómo concluye esto. Confío en Nairo, pero si se dopó, será una de las mayores desiluciones de años recientes. Apague y vámonos.
    Se sabe si él ha hecho alguna declaración al respecto?

  8. 100% de acuerdo. No le sobra ni le falta una coma a este artículo. Gracias por tu siempre oportuna y sensata opinión. A esperar resultados y esperar que sea en bien de nuestro querido deporte

  9. De cualquiera lo podría esperar, menos de Nairo, pero como dice Oscar, no se puede meter las manos al fuego por nadie..si se llegara a confirmar el dopaje de un tipo de estos, humilde, un tipo del pueblo, entonces que podría esperar uno de los demás corredores…

    1. Señor la humanidad es una sola. Delitos e ilegalidades los cometen cualquier tipo de ser humano. El hecho de el sea humilde de pueblo y demás no lo exime de equivocarse. O sino los muchachos del manzana Postobón o algunos ciclistas humildes latinoamericanos nunca habrían dado positivo. Ahora, antes de que la parroquia fundamentalista me ataque diciendo que lo estoy condenando sin pruebas, no estoy diciendo que haya hecho algo ilegal. Seguramente este caso terminará en un archivo y en un disculpa pública. Solo que ese argumento no es sólido. Si no se dopa es porque es un tipo correcto, no por su origen humilde o campesino. También hay personas de las grandes élites que son intachables. También hay personas de pueblo que se han equivocado.

      1. Cuando dije del pueblo no me referia a que fuera de un pueblo como tal, sino que representa al pueblo a la gente del comun a la gente que viene de abajo..mas comprension de lectura señor

  10. Hay un video en YouTube, Nairo se pronunció, desmiente y aclara que no se han encontrado sustancias dopantes en su habitacion, encontraron suplementos vitaminicos de marca desconocido por las autoridades francesas, recalca que no cuenta con personal externo a su servicio, el cual no pertenezca al equipo Arkea.

    1. Hay un cortocircuito y creo que esto puede generar molestias para ambas partes. Nairo dice que no tiene personal ajeno al equipo arkea y el director de este equipo afirma lo contrario. Que los detenidos son de su círculo personal. Es claro que sin pruebas contundentes o un fallo en firme no se puede hacer aseveraciones. Lección aprendida también para Nairo que fue de los primeros en crucificar a Froome con su analítico adverso. Si no hay nada ilegal o extraño lo más seguro es que se cierre el expediente, por el bien del ciclismo.

  11. Hola Óscar, no sé hasta qué punto no haya racismo ni “absurdas predilecciones geográficas” en el tema en cuestión. Usted muchas veces ha vinculado el ciclismo a temáticas más amplias, y sabe, por ende, que el racismo y el colonialismo son estructurales en sociedades como la francesa. El nacionalismo tampoco es patrimonio exclusivo de los periodistas de medio pelo o los aficionados: un diario tan reconocido como L’Équipe dedicó una nota a los pedalistas extranjeros que enlodaron la imagen de equipos franceses con ocasión de la investigación contra Quintana.

    https://www.lequipe.fr/Cyclisme-sur-route/Article/Avant-quintana-d-autres-noms-etrangers-du-peloton-ont-decu-les-equipes-francaises/1174771

  12. No conozco a Nairo personalmente, pero me transmite el que es una persona seria, de una sola palabra, si el comunicado es de su autoría, es porque esos son los hechos, saludos

  13. Comunicado de prensa

    En relación con los últimos hechos quiero aclarar lo siguiente:

    La gendarmería francesa realizó un operativo en el hotel en el que mi equipo se encontraba hospedado el miércoles 16 de septiembre en Méribel, luego de terminada la etapa del Tour de Francia. Ese día las autoridades ingresaron a mi habitación e incautaron suplementos vitamínicos perfectamente legales, aunque quizá no familiares para las autoridades francesas. Esta es la principal razón por la que se necesita tiempo para que se aclare bien todo lo sucedido.

    Para que no haya ninguna duda, quiero confirmar que nunca se encontraron sustancias dopantes.

    También deseo aclarar un malentendido: durante el reciente Tour o durante cualquier otra carrera previa, jamás he consultado auxiliares o personal extraño al equipo. No tengo y nunca he tenido nada que esconder.

    Ayer, por citación de las autoridades francesas, y voluntariamente, comparecí ante la fiscalía y contesté todas y cada una de sus preguntas con claridad y con la conciencia tranquila. En ese sentido, es necesario recalcar que no he sido objeto de alguna acusación por parte de las autoridades. Por mi parte, estoy y estaré presto a esclarecer cualquier duda de la fiscalía, tal y como ya hice el lunes y el día de hoy.

    Yo, Nairo Quintana, he sido un corredor limpio durante toda mi vida deportiva y tengo un pasaporte biológico impecable. Quiero aclarar a la opinión pública, a mis fanáticos y los seguidores del ciclismo que nunca en toda mi carrera – junior, sub-23 y profesional- he utilizado sustancias ilegales que mejoren mi rendimiento deportivo y que traicionen los principios del deporte.

    Por ahora, se desarrolla una investigación preliminar y yo he contestado a todas las preguntas y dudas y estoy dispuesto a seguir haciéndolo de forma voluntaria hasta aclarar toda esta situación partiendo de la base apuntada: jamás he utilizado sustancias dopantes y no se encontró ninguna sustancia ilegal en la investigación policial. Yo, sin miedo, seguiré siendo fuerte, defenderé la verdad y seguiré mi camino, por más que la multitud, a ratos, tome otro rumbo.

    Su amigo:
    Nairo Quintana

  14. Hola , Buenas noches , por decir algo que suene bien , espero que todo quede en una pesadilla , y que una persona en la que siempre he depositado mis anhelos deportivos no se vea involucrado negativamente en temas de esta índole , buenas noches y un abrazo a toda la buena gente de este foro ,

  15. Interesante Oscar, como aficionado al ciclismo duele que esto ocurra porque afecta la reputación de este bello deporte.. y así salga inocente, el daño está hecho porque la reputación son como las plumas de un pollo, si se las quitamos y después nos damos cuenta que es un error, ah sencillo, le ponemos las plumas nuevamente !!!! En este caso, Nairo queda manchado con la sombra de la duda, así salga inocente, como lo espero de todo corazón…
    Ahora, si hay algo de cierto, queda en tela de juicio todo el ciclismo colombiano y eso duele más porque todos creemos en ídolos y es muy feo cuando le hablan mal a uno de sus ídolos..
    Creo que lo que más duele es que haya connacionales que se alegren de esto porque no simpatizan con Nairo… personalmente tampoco me gustaria una foto con el por la famoso y nefasta foto del pasado…. pero cómo puede uno colombiano alegrarse de que esto suceda??.
    Finalmente, pues no se puede tapar el sol con un dedo… en Colombia hay mafias de todo y el dopaje no es la excepción… esto es consecuencia de una sociedad que ve a diario el ejemplo de la ética elástica, el abuso del poder, el robo de los recursos públicos y la pérdida de respeto a la naturaleza y a la vida humana… total hoy día nos asombramos más de los actos virtuosos que de los deshonestos…

  16. Nairoman seguirá siendo el mejor ciclista latinoamericano de todos los tiempos hasta que existan pruebas contundentes y concretas de un comportamiento tramposo e ilegal. Quintana se pronunció con un comunicado de prensa reciente, manifestando que está dando declaraciones voluntarias cuántas veces se requieran a las autoridades francesas, afirmó que encontraron suplementos multivitamínicos que para ellos son pocos comunes y que en ningún momento sustancias dopantes , que se enorgullece de tener un pasaporte biológico limpio y Nunca en su carrera deportiva en las diferentes categorías , ha acudido a ayudas no permitidas. Se dejan consignadas estas declaraciones y que en un debido proceso, por lo menos, merecen ser escuchadas y finalmente manifiesta que su entorno cercano de médico y masajista no han sido extraños al equipo Arkea. Deduzco que para algún sector de algunos Franceses, es difícil aceptar que un Colombiano de un país en vía de desarrollo, lidere un equipo de esta nacionalidad y tratan de buscar razones o despertar sospechas para apresurar su salida y desbancarlo de tal hegemonía, lo más curioso, ya el director deportivo en comunicado anterior, había salvado responsabilidades y delineado l fronteras entre el trío de colombianos y el resto del equipo.

  17. La nota de Trujillo es muy buena,ecuanime, pero me ca….de la risa al leer algunos foreros, escupieron contra el viento….resulta que ahora hay que esperar, hay que ser pacientes, no adelantar criterios. Diganle eso a Froome, rogkic, remco, tadej…
    JO.JO.JO.JO aunque falta para Navidad

  18. Aquí los únicos culpables son las autoridades del ciclismo mundial que nunca encuentran a los verdaderos dopados y para demostrar que trabajan se ensañan con quien nada debe, SERÁ QUE LO QUE QUIEREN ES TAPAR ALGO ???

  19. Oscar, gran artículo. Me parece que tocas temas muy importantes , pero me gustaría referirme especialmente a lo que yo considero que es la raíz del problema de los aficionados enajenados y es el nacionalismo imperante en las transmisiones de televisión. Este foco patriotero se ha encargado de crear y reproducir un tipo de aficionado tipo barra brava muy acrítico y sin capacidad de análisis, en lugar de seguidores o aficionados al ciclismo como un deporte capaz de brindar emociones tremendas. Estos seguidores cegados no se convierten en amantes del deporte sino en amantes de determinadas figuras sacralizadas y casi endiosadas. Finalmente, este lente nacionalista le hacen un flaco favor al deporte.

    Señalo directamente a Mario Sabato quien con sus apodos ha puesto al nivel de super héroes a los ciclistas colombianos. Este mensaje repetitivo (y desesperante para mí) implica que subliminalmente entendamos que los ciclistas colombianos no son humanos; implica que son superiores por el hecho de ser colombianos per se, o por el hecho de tener historias de vida duras. Nada más lejos de la verdad. Este falsedad tan encajada en miles de cabezas es la raíz de comentarios violentos y que descalifican, cancelan y censuran a aquel crítico valiente que ponga en tela de juicio el actuar de algún ciclista nacional en competencia.

    Ahora vemos como esa afición cegada por los mensajes que han escuchado por horas y horas en frente de la televisión, se estrella con la posibilidad de que uno de sus ídolo haya cometido una grave equivocación. Veremos qué sucede.

    Saludos, Óscar.

  20. Comparto en su mayoría lo expuesto en este escrito, en lo que difiero, es en estigmatizar a aquellos que vemos éste bello deporte con ojos de aficionados; reitero, eso no tiene nada de malo y hace parte de la esencia del telespectador. No confundamos los roles, el rol del comunicador y especialista en cualquier disciplina deportiva, es la de ser objetivo y desapasionado, los demás, tenemos todo el derecho de vibrar y sufrir con los triunfos de nuestros ídolos. Otra cosa es la insensatez en la que rayan muchos aficionados, que no son autocríticos y solo ven con el corazón y lo digo particularmente por Nairo Quintana, disfruté como nadie sus triunfos, pero también reconocí a tiempo, su declive deportivo.

  21. Buena nota, pero Menos es más, conociendo el ADN de Nairo, ni por sospecha se me ocurre que tenga alguna infracción .
    Como así Que es tropicalismo pensar en que hay una intriga?
    Lo mas probable es que lo sea.
    Es evidente que alguna persona externa hizo o trato de hacer algo, esto no es rutina de la gendarmería, no somos tontos.
    Algún examen médico previo con sospechas?,
    resultados extraordinarios de estos ciclistas para tener una alerta?
    Quien se dopa para perder?
    No sabía que a los franceses también les gustan los falsos positivos.
    Ciao.

    1. Le voy a responder: Conocer de manera esotérica el “ADN” de alguien no es eximente ni agravante en una causa de este tipo. Nadie ha dicho que sea tropicalismo pero inferir que una investigación por dopaje en un deporte con un historial de dopaje colosal es una intriga o complot para perjudicar a un corredor -sin aportar una sola prueba de ello- si resulta bastante conspiranóico. Por supuesto que los gendarmes no llegaron por obra y gracia del espíritu santo, alguien debió haber notado algo extraño o sospechoso y los llamarían. No hace falta dar positivo en un examen antes para ser acusado de portar productos prohibidos, eso, ya de por si es delito en Francia. Se sorprendería de la cantidad de corredores del montón, con resultados muy pobres que se dopan o han resultado positivo en controles. No solo se acuden a productos prohibidos para ganar, hay decenas de medicamentos analgésicos, opiáceos, somníferos, ansiolíticos que también están prohibidos, tanto consumirlos como portarlos en carrera. No podemos suponer que cada vez que la justicia investiga a alguien de nuestros afectos es un complot o un montaje, pero cuando lo hacen en los rivales si es legítimo y justificado. Creo que todos estuvimos de acuerdo que se investigara a Froome por el salbutamol y si no encontraron delito, bien por él. Lo mismo obra para Quintana. Dejemos que la investigación prospere, lo más probable es que el caso se archive si son inocentes, pero si comprueban algo en alguien pues que sea sancionado como cualquier otro.

      1. Oscar las personas y -los periodistas son personas-, tienen como mínimo siempre dos opciones, bien sea ayudando a que el incendio crezca o tratando de apagarlo, soy de los prefieren ayudar a extinguir las llamas, no es su caso lo respeto pero no lo comparto, su escrito es ambivalente aclara pero interroga, exime pero acusa, y una verdad a medias es…….eso muy bien!! una Mentira,
        El uso del adjetivo esotérico en relación al ADN, es una antítesis, pero en gracia de discusión convengamos que lo fuera, ello nos haría esoteristas a los dos, usted afirmo que Roglic era el máximo favorito para ganar el Tour…en que se baso usted para decir tal cosa? en las mismas que yo para hablar de Nairo.
        En verdad me agrada su estilo literario, pero al estilo agregar precisión , cordura y sabiduría, que no es lo mismo. ojo ser franco no significa ser imprudente, usted peco de imprudente como L°Equipe, existen temas en la vida que son relativos , hay otros que son absolutos, un absoluto es el buen nombre.

        1. La única responsabilidad de un medio serio es mostrar todas las aristas de la información, no solo lo que le convenga a una parte. No somos relaciones públicas ni defensores de la UCI, el gobierno francés, pero tampoco de los corredores. Hay una información oficial y un contexto histórico. El único problema para ud es que la noticia involucra a alguien de sus afectos, le entiendo, pero eso es válido para ud como aficionado si mantiene esa postura desde el otro lado pierde objetividad. En pocas palabras en temas de dopaje nos sugiere que no digamos nada por que cualquier cosa hasta pedir respeto por el debido proceso puede perjudicar al corredor. Ese maniqueismo no existe. El ciclismo puede ser hermoso, pero también oscuro, tramposo, heroico a veces, noble, despiadado etc, y hay que contarlo con todo lo que conlleva no solo con lo que a uno le gustaría que pasara. Ese es el problema de la vida, es ambigua casi siempre, nada monocromática las noticias no de pueden pensar para que el nuestro salga mejor y ser implacables cuando son los otros. Todos se tratan con el mismo respeto pero sin obviar la historia de un deporte con una tradición de fraude muy grande.

  22. Es una pena que nuestro Nairo esté involucrado en un escalandalo como este, por un simple producto de marca no conocido. En este deporte siempre he tenido la convicción de que no tienes derecho a enfermarte, no tienes derecho a caerte, tampoco a padecer de una enfermedad cronica, la cual tengas que tomar medicamentos para curar este mal, tarde o temprano van a aparecer y te van a investigar. Se ha creado una especie de paranoia en este deporte, no solo por las drogas o los medicamentos, ahora es porque luego de la caida de un ciclista, la rueda trasera de la bicicleta sigue rodando u otro que luego de finalizar la etapa se desplaza facilmente en su cabra en una pequeña bajada, sin peladear, todo esto respetando las leyes mas fundamentales de la física, se les sospecha de dopaje mecanico. Y que tal la nueva modalidad, que luego de una terrible caída, se te encuentre en tu bolsillo un objeto electronico extraño, que mas bien se parece a un simple tamagotchi. Y ni se te ocurra acceptarle a tu mama, a tu tía o a tu abuela un remedio casero, con yerbas desconcidas, venidas del infinito de la selva Amazonica.
    De hecho estoy seguro de que si a este acontecimiento le hubiese sucedido a Rigoberto Urán, la historia diria que a Rigo se le encontro en su apartamento un objeto extraño, de color naranja como una pelota de golf y una pasta amarillosa con un liquido rojo, pero luego de una exhaustiva investigación, esta confirma que en reralidad lo que el Toro de Urrao llevaba consigo era un buñuelo y una empanada acompañada de encurtido para ensalsar este rico pastel.
    Que ricura!
    Pura energía paisa
    Ay pucha! se me olvido la natilla…

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: