Opinión: Egan Bernal y el peligro de conseguir lo que deseas muy rápido

Por Oscar Trujillo Marín

Antes que echar la culpa al manejo del equipo, a sus compañeros, a que no esté el fallecido Portal, la pandemia o lo que sea que haya podido influir en su condición por debajo de su acostumbrado nivel, hay que hacer primero un ejercicio de autocrítica con el perfil de deportista promedio y sociedad donde se ha levantado Egan Bernal.

Foto: Sprint Cycling

Hay que recordar que durante el parón causado por el Covid-19 -y sus restricciones mundiales- era imposible estar o controlar el corredor in situ para su equipo como lo hicieron en temporadas anteriores. Es decir, los datos de entrenamiento si, pero el factor psicológico no. Nadie duda de su profesionalidad para hacer los deberes sobre la bicicleta, pero en circunstancias normales Egan habría estado en Europa desde marzo, con todo el staff médico y asistencia cercana que permitiera advertir signos de ansiedad por los bruscos cambios que se habían producido en su vida de forma vertiginosa o la inmensa carga que se le vino encima.

Buena parte de lo que haya hecho Bernal esos 4 meses en Colombia en solitario es su exclusiva responsabilidad y la escuadra británica tenía que fiarse de ello. Ser maduro teniendo 23 años no es solo hablar bien en las entrevistas y ser disciplinado, es saber lidiar con la colosal presión sobre sus hombros de liderar y corroborar un título en el Tour con el equipo más poderoso del mundo. Y a esa edad nadie lo es aún sin un apoyo profesional especializado y sin aislarse de un medio donde es figura mediática de primera línea.

Si es importante señalar una inquietante proclividad a la fragilidad psicológica en buena parte de esas precoces figuras mundiales colombianas que obtienen grandes logros muy rápido pero luego la presión por mantener el nivel, en una sociedad tan increíblemente desigual, la repentina fama, la adulación masiva de aficionados y prensa, y el endiosamiento por parte de los medios absolutamente acríticos con sus ídolos termina por devorar o extraviar sus inmensos talentos deportivos. Sobrellevar eso sin afectarse es muy complicado en cualquier parte; en países donde los héroes deportivos simbolizan los pocos motivos de orgullo patrio aún peor.

Casos hay muchos en el fútbol: Asprilla, por ejemplo o James Rodríguez pudieron llegar a instalarse entre los mejores del mundo por calidad y exhibiciones prematuras, lo tenían todo para hacerlo y brillaron a nivel planetario muy pronto. Dieron lo mejor de sí muy rápido, antes de los 26 años y ya después, entre una cosa y otra, no volvieron a su nivel estelar jamás. Es absurdo pensar que se insinúa que Bernal haya tenido conductas licenciosas e irresponsables como otros deportistas, lo que se remarca es que la presión de la fama descentra y deprime (de diversas maneras) a la gente más joven con infinita más frecuencia.

Esa precocidad de excelentes triunfos en el corredor colombiano promedio está acompañada (por lo general) de un rápido bajón en nivel y resultados: Quintana, Gaviria, ahora Bernal… ¡han volado antes de los 26 años! y han conseguido sus más grandes triunfos con enorme facilidad siendo muy jóvenes. Aunque muy rara vez se mantiene esa vigencia pasados los 28, siguen ganando de vez en cuando, pero ya no en la misma magnitud ni frecuencia que sus primeras temporadas. La fama, dinero, presión y compromisos que vienen de la mano, se ve que les afecta más de la cuenta a la hora de mantenerse en la cima refrendando esos logros superiores y se pierden en una espiral de malas decisiones, lesiones y caídas recurrentes, problemas sentimentales sobrevenidos mal manejados, etcétera, extraviando en esa deriva negativa de distracciones o conflictos emocionales mal llevados la llave de su antes contundente genialidad. No es una condena ni es no reconocerles sus grandes alegrías y logros que le dan a sus compatriotas, sino una invitación a analizar un perfil recurrente que les impide a tantos explotar mejor su gran potencial a edades donde aún está en su esplendor físico.

Mucho talento silvestre produce Colombia en el ciclismo, es evidente, pero la parte mental hay que trabajarla demasiado. Por eso es tan delicado endiosar a estos campeones prematuros, (como todos los de esta nueva generación de cracks europeos también cuyo peligro de no poder lidiar con la presión está latente también) por mucho talento que tengan, es un arma de doble filo demasiado peligrosa. Claro que un campeón fuera de serie y precoz es admirable por su rareza, maravilloso y gusta a todo el mundo, pero casi nadie a esa edad tiene la madurez psicológica suficiente para manejar y lidiar con ese traicionero y horrible monstruo que es la fama y el dinero cuando llega tanto y de un momento para otro.

Ojalá Bernal recupere la senda del equilibrio y la paz interior, eso es lo único que de verdad importa. Su problema aparte de las molestias físicas y consecuencias del confinamiento que han pagado casi todos, está en la tremenda presión de lidiar con el triunfo más grande posible para un ciclista, que él consiguió a los 22 años; empezó por la cúspide.  A esa edad, uno, inmaduro y soberbio cree que sabe mucho más que sus profesores y padres acerca del mundo y la vida. Pero luego, cuando se dobla esa edad, uno se da cuenta de lo mucho que han madurado y aprendido los viejos…

Lo normal es que un chico de 22 años no tenga la madurez, el bagaje emocional suficiente para digerir una hazaña de tal magnitud, el trabajo de su equipo -pero sobre todo de él mismo- es buscar ayuda, recuperarse y volver a mostrar la alegría por el ciclismo que hasta el año pasado se le veía. Porque en éste, compitiendo, solo le hemos visto sufrir sobre la bicicleta.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

40 pensamientos sobre “Opinión: Egan Bernal y el peligro de conseguir lo que deseas muy rápido

  1. Esos casos de talentosos que vuelcan, como lo expresas, son una constante en el deporte colombiano. El éxito tiene un veneno o un elemento que vulgariza al vencedor… Ahora bien, confío en que Bernal tenga más cabeza que los dos futbolistas que mencionaste. Yo siento que ese muchacho es menos ingenuo que otros deportistas y espero no equivocarme. No sé si le de para ganar otro tour pero, cuando ya has logrado lo que deseaste se acaba el deseo y no sé si ese sea el caso de Bernal. Lo digo porque, por ejemplo, el deseo de Urán es correr, no ganar, y ese primer deseo jamás termina (de hecho, si uno se pone minucioso, el deseo jamás se reprime sino que se manifiesta en otros aspectos). En mi caso personal, me gustan más los que ocupan su deseo en el pedaleo mismo que en ganar, por eso no siento admiración por los llamados “grandes campeones”; en ellos hay algo superfluo que no veo en el que corre y jamás gana pero no se atormenta porque no ocupa un puesto en el podio pues lo que le gusta es correr; en un mundo donde se exalta al éxito – fundamental para esas competencias en las que terminamos admirando majaderías como el arribismo o la soberbia- vale la pena recordar ese deseo por hacer algo que se acrecienta mientras se realiza lo deseado. Gracias por el texto, Oscar,!

  2. Que duro te dan en Twitter Óscar, incluso Pácora Restrepo, a parte de eso, creo que el último problema que tiene Egan es la madurez, de hecho pienso que es su principal virtud, simplemente las cosas no se dieron y ya está, y esto es normal en el ciclismo, no adjudicaría esto a un problema de madurez mental.

    1. Bueno su propio director Brailsford dice que no se explica que ha pasado y deberán evaluar con calma. Gente muy experimentada y que sabe un poquito de esto como Philppa York, Bruynell y buena parte de editorialistas y analistas europeos no parecen opinar lo mismo. El error es pensar que es algo contra él, es tomarlo como algo personal, es evidente que la historia nos dice que cuando un deportista gana algo demasiado grande siendo muy joven el factor psicológico requiere mucha atención, esa fama suele ser devastadora en una psique aún inmadura, se puede perder las perspectiva y la presión por refrendar lo conseguido es enorme; y en Colombia han habido muchos casos que lo corroboran. Es muy claro el artículo y si ofende a algunos nada puedo hacer. Hay gente que ha sacralizado la figura de sus idolos deportivos haciendo que todo lo que no sea ciega adulación sea visto como un ataque, siempre y cuando no sean vulgares o denigrantes tienen derecho a disentir.

      1. Oscar, te doy la razón en el tema psicológico pero no en la perspectiva.
        Egan ha demostrado madurez, tal vez propia de los ciclistas acostumbrados a la autoexigencia del pedaleo constante, diario. Cosa que no tiene el fútbol, con jugadores endiosados por un destello. En el ciclismo el sacrificio es la norma, y ese sacrificio no lo conocen los futbolistas, por eso creo que la comparación con este deporte no procede.
        Pero si hay un factor que Egan no había enfrentado, el fracaso, la debilidad y hasta la soledad bajo mucha presión en competencia. Esa pelea si parece la perdió y no la supo gestionar y creo que ese es un detalle en el cual deben trabajar a nivel psicológico para que exista autogestión en momentos de debilidad extrema. Es el saber sufrir que Froome mostró tantas veces cuando se quedaba y regresaba.
        No comparto la relación de Nairo Quintana en este aspecto, porque nunca se ha desaparecido de la competición montado en la bicicleta.

      2. Hola Oscar , en algún otro momento comenté mi parecer sobre lo que pudo pasar con Bernal en este Tour , es mi punto de vista obviamente. Creo en la madurez de Egan , lo demás suena a paños calientes , nadie que gana un Tour es débil mentalmente , mi impresión es que se sobreentrenó , se sacó de punto en su afán de demostrar que era el verdadero lider de la esquadra , cuando todavia reinaba la incertidumbre con Froome y Thomas , lo de la espalda , sin negarlo, me da resquemor , y oyendo a Brailsford mas aún , pues dice que no sabe lo que pasó , eso leyendo entre lineas niega cualquier tipo de lesión , en definitiva habrá mas Tours , esperemos que temporadas más “normales” , pero no creo que sea un problema de madurez , se dijo hasta la saciedad que Egan parecia un veterano por su actitud para enfrentar retos en su vida ( viaje a Europa , desarraigo familiar etc., ) y su entereza , ahora no vayamos a cambiar el cuento por un pésimo resultado , su equipo maniobró con especial desatino dias antes del Tour , un equipo con 46 millones de Euros , no puede ser un descalzaperros, que lleva a Carapaz al Tour cuando su meta era revalidar en el giro y anunciar una semana antes de salir de Niza que sus buques insignia se quedaban fuera , sobre todo es lacerante el caso de Thomas , el cual podia haber desempeñado el papel de Richard o mejorarlo , en fin , cuando falla el lider como en este caso , todo se ve con mejor perpesctiva y todo parece mas “terrenal” , un saludo y no olvidemos que esto sólo es ciclismo , un abrazo .

      3. Así es Óscar, una de las razones que siempre hice hincapié con Bernal era de la forma que ganó el Tour, llegó de rebote y las etapas de gran altura también lo ayudaron, este año preparó el Tour en sí, dentro de lo que cabe pero por ser tan joven no se sabía cómo reaccionaría su cuerpo, a parte no es igual ir de tapado o segunda espada que toda la presión la absorbe el líder principal como pasó con él, tampoco había pasado un mal día y eso puede dar muestras de qué tan fuerte puedes ser mentalmente, no creo que sea buena idea enviarlo a la Vuelta ya que si no tiene una buena carrera podría hundirlo mucho más en vez de ayudarlo a agarrar confianza de nuevo

  3. Increíblemente amarillista este artículo! Aprovechando el momentum del retiro de Bernal. No tiene en cuenta el nivel de humildad y madurez mostrada por Egan desde su mayor éxito. Compararlo con personas con una personalidad complicada como Asprilla esta completamente desfasado.

    Con su enorme talento, con disciplina y salud no hay ninguna razón para que no vuelva a ser exitoso. No hay ningún campeón en la historia del ciclismo que no haya tenido una mala vuelta. Precisamente este tipo de situaciones son fundamentales en su formación para no repetir errores y poder llegar a marcar una era.

  4. Nairo aún gana y Gaviria también… James aún juega y sigue siendo joven. Creo que las comparaciones elegidas no son las más apropiadas. Decir que la cultura colombiana (lo que sea que eso signifique) condiciona la psique de los deportistas jóvenes es un lugar común , y por ende, una conclusión simplista. La nota puede apuntar a algunas cosas ciertas, pero da la sensación de ser apresurada, de que le falta cocción.

    1. No puedo estar en mas desacuerdo con este artículo. Mezcla aspectos que en nada se relacionan y cita otros que son dudosos.

      Empiezo por lo último. Decir que Bernal no tuvo control durante la pandemia o insinuar un mal manejo por parte del ciclista, no concuerdo, primero porque si hay un equipo que controla a sus ciclistas a la distancia es el Ineos. Cada pedalazo del ciclista es monitoreado, para nadie es un secreto que estos ciclistas cumplen un programa de entrenamiento (adecuado o erróneo) y que deben enviar diariamente informes, telemetrías y parámetros fisicos.

      Lo otro es mezclar situaciones como los de los futbolistas que en nada se parecen a los de los ciclistas. Nunca hemos visto a un ciclista de élite envuelto en problemas de drogas, alcohol, prepagos, etc.

      El articulista tiene razón en que eso pasa en muchos jóvenes colombianos o latinoamericanos. Pero creo que este no es el caso, este articulo está fuera de lugar para el caso de Bernal. Sin duda para otro tipo de deportista.

      En el caso de Bernal, hay que analizar otros aspectos.

      1. Nadie dice o insinúa que no se haya entrenado conforme a su programa. Pero el ciclismo no es solo dar pedales y datos en strava, me refiero a que Bernal ha sufrido profundos cambios en su vida en muy poco tiempo y cuando el equipo puede estar cerca pueden influir en ese apoyo psicológico y buscar soluciones para sus empleados. De lejos le controlan sus entrenamientos pero la preparación que requiere un campeón, la tranquilidad y el mejoramiento de su mentalidad si debe ser monitoreada de cerca si eres muy joven. La ansiedad el miedo al fracaso, o la depresión por ejemplo no necesariamente se evidencia en unos datos de vatios y km entrenando.

        1. Oscar Trujillo. De verdad usted cree que Bernal es monitoreado por el ineos mediante datos de Strava? Volvería a escribir Udted eso? Lo del tema anímico o mental, claro que puede influir. Pero si analizamos mas de fondo, tradicionalmente el Ineos siempre la ha puedto un entrenador o preparador a Bernal en Colombia. Durante esta pandemia, obviamente no se ha podido. Creo que mas que culpa del ciclista, es una situacion cuyuntural sumado a un descache en la planificación. Pero que en suma, no amerita el artículo por el cual estamos escribiendo.

          1. Es un decir, un ejemplo señor, es evidente que es más sofisticado su monitoreo de entrenamientos. Y si, tranquilo, ud tiene razón, efectivamente el deportista no se puede equivocar jamás: es el equipo, el sistema, el clima o una situación que afectó al 80% del pelotón. Los grandes cambios producidos en su vida en un solo año no le afectaron en absoluto, fue solo la pandemia y ya está. ¿Mejor así?

    2. En ningún lado dice nada de “la cultura colombiana”, lo que si se sugiere es que la sociedad colombiana es bastante disfuncional y tiene un déficit terrible en madurez emocional; hay infinidad de datos en estos apartados no se sale bien librados, (violencia machista, maltrato y abandono infantil,deserción escolar etc) la profunda desigualdad y estado de inseguridad y violencia constante en que hemos vivido no ayudan mucho. Si, James juega aún y Gaviria gana todavía, y es admirable, (cada vez menos seguido por desgracia y no pasa nada) pero sus mejores temporadas (innegable) en ambos ocurrieron antes de los 25 años, sus deslumbrantes primeros éxitos en calidad y cantidad han dejado de ser iguales, aunque sean muy jóvenes todavía. Y ese no era el sentido, eran solo ejemplos, lo importante era resaltar lo complejo que es ganar cosas tan grandes siendo tan jóvenes e inmaduros; el corredor colombiano explota joven pero rara vez después de los 28 años vuelve a ganar algo de relevancia comparado con sus primeros logros. No era algo personal contra Bernal a quien admiro, lo que pasa es que en colombia la figura del ídolo deportivo está sacralizada, solo se aceptan alabanzas, y eso es enfermizo y nocivo en primer lugar para el deportista. Puedo amar 5 películas de Scorcesse y dos parecerme muy flojas o mal logradas, no pasa nada. Puedo ser hincha del atlético de Madrid, por ejemplo y aceptar que juega muy mezquino, muy amarrado, no pasa nada. Aquí en esta sociedad, en su mayoría, eso no se sabe hacer: es todo o nada conmigo o contra mi.

      1. Estoy de acuerdo con usted Trujillo. A lo que voy es que el tema da para un tratamiento más exhaustivo, con unas comparaciones tal vez mejor logradas, que ayuden a esclarecer más contundentemente las falencias que se presentan en esta sociedad que pueden incidir sobre la mentalidad de un deportista joven, y que usted menciona en el comentario, pero no dentro del cuerpo del artículo.

        Yo, por mi parte, siento que a veces algunos comentaristas, con una pretendida objetividad, lanzan juicios destructivos sobre los ídolos de masas. Al hacerlo, reciben la muy esperable reacción de los fanáticos para después llevar ese desprecio como una medalla de honor y supuesta imparcialidad. En esa actitud algo hay de forofo, la otra cara de la misma moneda. Ojo, no estoy diciendo que la crítica está proscrita, y tampoco me estoy refiriendo a usted, aunque esté en desacuerdo con su apreciación sobre Bernal.

        En el caso de Bernal es evidente que la preparación fue equivocada, aunque no creo que sea algo mental. Él ha mostrado una gran madurez tras su victoria: no recibir la Cruz de Boyacá de la mano de un inepto que quería subirse al bus para mejorar su imagen fue la mayor muestra de ello. Esperemos que el Ineos no lo devore, para que el año entrante corrija y lo podamos ver disputando los puestos de honor de la general en cualquier carrera que dispute.

  5. Pero los milagrosos existen. Ha sido todo tan rápido para Bernal que el mismo no lo ha podido asimilar. Y ojo que su equipo INEOS ahí esta pecando por seguirle la corriente. Al colombiano le falta mucho para estar a la par con la gran élite. Que únicamente se logra con sacrificio y prudencia.

  6. Muy buen artículo Oscar. De acuerdo en la mayoría, especialmente en los medios Colombianos “reportando” sobre nuestros deportistas. Considero inaudito que los medios más leídos del pais escriban tanto con tan poco rigor. Los titulares rara vez se bajan de signos de exclamación y son totalmente sesgados. Ni siquiera en el Reino Unido se leen titulares de ese nivel de localismo y patrioterismo barato, tal vez cycling weekly lo haga pero en una medida mucho menor (y ojo que ese pais ha ganado 6 Tours casi en línea) que El Tiempo o inclusive El Espectador. Hace años deje de visitar las páginas colombianas de ciclismo pues es inaguantable esa verborrea aduladora y mal informante.
    Como dice Bunbury en alguna canción: los nacionalismos, que miedo me dan.

    Una pequeña nota Oscar, no creo que haya que trabajar “demasiado” la parte sicológica. Creo que hay que trabajarla mucho. Saludos

  7. Jacques Anquetil ganó el tour por primera vez a los 23 años, luego tardo 4 años en conseguir su segundo título, siendo además el primero en ganar 5 tour, no pasa nada si a los 22 años te ganas un tour y al año siguiente lo pierdes, eso no quiere decir que su carrera se frustró para siempre, por inmadurez o por exceso de colombianismo, si quizá falta madures pude ser, pero yo no creo sea el caso de Egan, la verdad su bajón se debe a su enfermedad o dolencia en la espalda, muy seguramente dentro de unos días el no confirmara la verdadera razón de su abandono, no hay que crear mala atmósfera diciendo que es un joven que lo hecho a perder la fama temprana, eso no es justo con nuestro gran campeon, a mi juicio tal vez fue jornadas muy extenzas de entrenamiento (apocalipsis) los que delicaron su espalda baja, mucho tiempo sentado puede traer está anomalias a esta parte de nuestro cuerpo, démosle un tiempo y el volverá a su estado de siempre, evitemosle tanta especulación pesimista.

  8. Comparar los ciclistas colombianos con los futbolistas si me parece que es falta de conocimiento, pues en Colombia los ciclistas siempre han sido ejemplo de profesionalismo, lo que les falta y mucho a los futbolistas colombianos. Nombra a Nairo, y todos sabemos que lo de Nairo fue un error del movistar cuando lo pusieron a competir en cuatro grandes vueltas en un año consecutivas: tour 2016 3 puesto, vuelta 2016 1 puesto, giro 2017 2 puesto, tour 2017 puesto 12, eso genero en un corredor con tan baja talla lo que llamamos clásica estallada que le duro hasta el año pasado, este año comenzó muy bien, pero debido a sus accidentes tanto en Colombia con un carro que lo atropello y luego en tour con dos caídas, la mas grave la ultima, echaron por tierra su presentación actual. Pero Nairo nunca ha sufrido infulas de grandeza ni nada parecido al contrario su humildad y trabajo siempre han estado de la mano, es injusto meterlo en ese cuento de agrandamiento su opinión me parece errónea en ese sentido y veo que le falta mas información sobre los ciclistas colombianos. Lo de Bernal Tampoco pasa por agrandado simplemente la cuarentena no le vino bien y tal vez por sus ganas de alcanzar rápido el estado de forma se excedió en su entrenamientos en Colombia y eso le paso factura, su dolor de espalda no es mas que una sobrecarga de trabajo que no soporto su cuerpo, ahora tiene por este año descansar y retomar el próximo año con calma para volver a coger el estado de forma que no creo que halla perdido de un momento a otro, eso seria muy extraño para un deportista de alto rendimiento cono Egan que lleva mas de cuatro años consecutivos figurando a alto nivel. Todos sabíamos que este año le pasaría factura unos deportistas, quiza debido a que no todos son iguales en su capacidad de asimilar cambios como los que tuvo esta temporada con tan poca competencia y al parecer a Bernal le cayo muy mal la falta de competencia y el paron en Colombia de casi dos meses de cuarentena en los que no pudo entrenar en carretera.

  9. Comparar los ciclistas colombianos con los futbolistas si me parece que es falta de conocimiento, pues en Colombia los ciclistas siempre han sido ejemplo de profesionalismo, lo que les falta y mucho a los futbolistas colombianos. Nombra a Nairo, y todos sabemos que lo de Nairo fue un error del movistar cuando lo pusieron a competir en cuatro grandes vueltas en un año consecutivas: tour 2016 3 puesto, vuelta 2016 1 puesto, giro 2017 2 puesto, tour 2017 puesto 12, eso genero en un corredor con tan baja talla lo que llamamos clásica estallada que le duro hasta el año pasado que comenzó muy bien, pero debido a sus accidentes tanto en Colombia con un carro que lo atropello y luego en tour con dos caídas, la mas grave la ultima echaron por tierra su presentación actual, pero Nairo nunca ha sufrido infulas de grandeza ni nada parecido al contrario su humildad y trabajo siempre han estado de la mano, es injusto meterlo en ese cuento de agrandamiento su opinión me parece errónea en ese sentido y veo que le falta mas información sobre los ciclistas colombianos. Lo de Bernal Tampoco pasa por agrandado simplemente la cuarentena no le vino bien y tal vez por sus ganas de alcanzar rápido el estado de forma se excedió en su entrenamientos en Colombia y eso le paso factura, su dolor de espalda no es mas que una sobrecarga de trabajo que no soporto su cuerpo, ahora tiene por este año descansar y retomar el próximo año con calma para volver a coger el estado de forma que no creo que halla perdido de un momento a otro eso seria muy extraño para un deportista de alto rendimiento como Egan que lleva varios años con un nivel muy alto. Todos sabíamos de antemano que algunos deportistas no les vendría bien este año por lo del covid y Egan fue uno de esos, la falta de competencia y la inactividad en carretera por casi dos meses le cobraron factura.

  10. Hola a todos. Mi nombre es. Brisa. Càrdenas. Escandón y soy de. Ecuador. En primer lugar permítanme felicitar a todos los ciclistas. Colombianos que han hecho su mayor esfuerzo en este tour de. Francia. Pero a la vez como. Ecuatoriana de corazón apoyo incansablemente a nuestro ciclista èlite. Richard. Carapaz que está haciendo lo máximo para darnos la victoria de una etapa. Nunca es bueno subestimar a otros ciclistas que han hecho excelente trabajo en este tour. El chico. Bernal hizo lo que mejor pudo hacer pero si pienso que emocionalmente tenía mucha presión por mantener el título y no lo supo controlar lo que lo llevó al fracaso.

  11. Una observación adicional. Antes de este Tour y dada las circunstancias que han definido esta temporada 2020, se decía que no sería raro ver a algún capo, a algún gran ciclista explotar. Le toco a Egan y por el otro lado merece un análisis complementario que los eslovenos no tuvieron parón y se prepararon siguiendo su cronograma con todos sus equipos.

  12. Analizando a fondo, este Tour se le escapo a Egan , en la etapa 8 Bernal comento que mostro sus mejores numeros, a pesar que venia tocado mas de un mes y esa etapa hizo la goma y no perdio tiempo, al dia siguiente se mostro mejor, pero cuando apreto se resintió y bajo una marcha en el sprint de montaña…el entrenamiento fue bueno, pudo ser mejor con el Ineos ensima de el todos los dias, pero asi y todo le hubiera bastado para repetir…tiene que tratar ese problema de espalda y ya esta, su cabeza esta bien es muy maduro, esto le servira a futuro y saber que si no se esta libre de lesiones, es mejor no intentarlo(3 semanas es una tortura lesionado)y sanar con calma preparandote para un proximo reto…vovera mas fuerte de eso no hay duda, nos lo demuestra una y otra vez…

  13. Y si es verdad los eslovenos entrenaron donde quisieron en su pais, no existió ninguna restriccion, asi como los belgas y holandeses de ay su gran nivel, no se vio truncada la preparacion de ninguno…un ejemplo de ello la etapa de hoy la gano López a una altura 2300 que creo que ni fue la mas baja en los sitios donde entreno en colombia…influyeron y mucho las reestricciones…

  14. De acuerdo con el articulo… Claro que se prepara pero el pelao a dado papaya por una lado tiene a la ex novia llamando la atención y generando polemica por el otro dedica tiempo a responder a esas polemicas en plena competencia y es cierto que eso no es la causa de su rendimiento pero suma y a mi por lo menos me hizo pensar que la madures de la que tanto se habla no es tanta y es normal por eso deberíamos ser mas cautos y finalmente los hechos cuentan no le fue bien y listo, y el discurso politico pues termina siendo poco consecuente con lo que proyecta en cada contexto, el profesional brilla por su buen hacer no por sus propiedades ni su estilo de vida.

  15. Tocayo, le consulto porque Usted hace hincapié en Colombia y sus corredores. ¿Hay comparación – sobre lo que Usted escribió – con corredores de otros países?¿Los europeos, por ejemplo?
    No puedo afirmar ni desmentir lo que Usted expresa, sería un atrevimiento de mi parte, estando a miles de kilómetros.
    Pero si lo que expresa es certero, también debe ocurrir en otros países, supongo, no solo en Colombia.
    Del mismo modo, no olvidemos que en gran parte del planeta vivimos en un sistema capitalista y exitista, que es una enorme máquina de devorar carne humana y que “don dinero” es el patrón. Un salido.

    1. Hola Héctor el ciclista europeo (salvo excepciones recientes de Pogacar y Evenepoel) suele madurar para dar resultados de relevancia mucho más tarde, también su vida deportiva a buen nivel suele ser más larga. El ciclista colombiano explota muy pronto antes de los 24 años y rara vez pasados los 28 o 30 gana en la dimensión que lo hacía antes. Es interesante mirar si ese éxito precoz en chicos aún muy inmaduros les impide tener una carrera más longeva. El ciclista europeo tiene un alto nivel de vida antes de la gloria, el dinero súbito no le afecta tanto, ganar mucho dinero siendo tan joven en un entorno muy desigual es un cóctel muy peligroso, tampoco parece ser muy bueno para el equilibrio. La fama, contrario a lo que se piensa, es un monstruo horrible que se traga la paz, y el que no esté preparado lo devora.

  16. Es oportuno uno de los trasfondos del análisis: responder qué pasó? Lanzamos conjeturas pero esa pregunta la tendrá que responder él, con apoyo de su entorno familiar y del equipo, si le pudo la presión del liderazgo y/o la fama, si se sobreentrenó, si vió que de pronto no podía con Roglic desde Ain (una especie de coco). Por la ambición y profesionalismo que él demuestra, no lo pondría al nivel mental de los jóvenes de la columna, pero el tiempo lo dirá. Lecciones de todo tipo saldrán de esta experiencia, se harán los ajustes y correcciones del caso. Y si son mimados por nuestra sociedad ávida de triunfos y reconocimientos internacionales, se entiende, puede que no se justifique del todo, pero se entiende por lo que somos. En mi caso, con casi 52 años, siguiendo el Tour desde 1983 (y la Vuelta a Colombia desde el 76), esperando 35 años un triunfo de estos como el de Egan, los de Nairo también, incluso la Paris-Niza de Betancur y hasta la disputa de embalajes (en tierra de escaladores) que se midan de tu a tu con los mejores de Europa y del mundo, pues no me uno para criticarlos, tampoco para endiosar, pero sí para agradecer con mayúscula.

  17. Todo esto es claramente el resultado de una mala gestión por parte del equipo, en la que indudablemente incidió mucho la muerte inesperada de su director deportivo.

    A Egan tuvieron que haberle bajado la presión y pensar en él más como persona. Pero lo dejaron a merced de la presión mediatica y terminó confundido y enredado en una disputa con sus propios compañeros, nada menos que con Froome y Thomas, convencido de que su prioridad era defender el título.

    Así a muchos no nos hayan gustado en su momento las declaraciones de Wiggins, hay que reconocer que tuvo razón cuando advirtió, que por más que Egan hubiera ganado en el 2019, debía ir de gregario de Thomas.

    La humildad es algo muy valioso que los prepotentes pocas veces valoran.

  18. No se le llame una debacle es tan solo un bajón, causas hay muchas cual es la pricipal no se sabe esperar el tiempo lo descifra todo. Nada para el equipo se esta dando en este ano, algo està en la cortina.

  19. Los europeos también se acaban jóvenes señor Trujillo para la muestra Bardet, Pinot,Tendan, etc y por otro lado colombianos que han durado mucho corriendo y ganando como Rigo lleva mas de diez años en europa, de pronto lo que afecta un poco algunos corredores colombianos es la talla tan baja que tienen y el desgaste de correr como capo como le ha tocado Nairo y sumado a los técnicos que desconocen el tema y los ponen a correr mas de lo que un cuerpo tan menudo puede aguantar durante tantos años, el resultado son los tres últimos años de Nairo, los europeos tienen en su gran mayoría mas talla que los colombianos, lo que hace que tengan mas reservas físicas con el paso de los años, si embargo hay colombianos que alcanzan a pasar de los 33 y mas años compitiendo es otra clara falta de información suya en sus comentarios no conoce bien sobre el tema de los colombianos.

  20. Da risa leer algunos comentarios que ya dan a Egan muerto para el ciclismo internacional y las razones de esa muerte prematura rondan lo macondiano, pero para que salgan de dudas les recomiendo leer en diario Marca la explicación que da Saldarriaga sobre el tema, es una explicación de una persona que sabe de ciclismo y que ademas conoce al ciclista y tranquilos tómenlo con calma CÓNDORES NO ENTIERRAN TODOS LOS DÍAS.

  21. Varios artículos que he leído y no he dado mi opinión pero ahora si me gustaría opinar.

    El factor psicológico es un pilar tan fundamente como las condiciones físicas en cualquier deporte profesional.

    No hay caso el Comparar con otros deportes y otras personas aunque vengan al ejemplo y es cierto diría que en la genética colombiana no está impresa esa garra de lucha.. con mucha facilidad se caen mentalmente y lo demás se puede imaginar.

    El caso específico de Egan no lo veo inmaduro.. aunque no le conozco en su vida personal no ha tenido una actitud reprochable que aduzca falta de madurez y si así fuera tiene 23 años .. yo a los 23 ni te cuento.

    A Egan si le falta sumar experiencia, mucha experiencia y cómo dicen más se aprende de la malos momentos que de los buenos.
    Cuando Gano el año pasado inmediatamente pensé ..la presión que le viene es enorme..
    Lo difícil es mantenerse.

    Cuando lo vi correr, lo vi aflojando después de terminar etapa yo le veía cara de desgaste y
    Mirada de preocupación. El sabía que no iba bien, que las sensaciones no eran las mismas, con responsabilidades encima y la mente diciéndote… estoy cansado, me duele, para!.

    Fue muy triste verlo como explotó, no solo por la pérdida de fuerzas sino por su reflejo en la bicicleta, un sufrimiento total..y después sus declaraciones a la prensa evidenció su shock emocional.. muy similar a lo que le ocurrió a Pinot Y Doumolin en varias ocasiones.
    Para mi ahí está el peligro.. Egan debe reconocer y pedir apoyo psicológico .. estas situaciones son las que para muchos se vuelven trauma.. y debe tratar este momento .. que este shock no se le vuelva un fantasma como a Pinot, que recupere su estabilidad emocional y confianza en sus capacidades.

    Tiene retos importantes por delante, además de recuperarse ya sabe que hay otros competidores que tiene grandes capacidades y se convierten en sus rivales a vencer, otro golpe más por si llegó a pensar que era el
    Último dotado del ciclismo.

  22. Egan Bernal ganó el TDF 2019 con 22 años precisamente porque tuvo la cabeza para asimilar que es dueño de unas condiciones excelsas; ya había ganado otras carreras y en Colombia incluso a los 21 años ya era una estrella, no es un deportista excéntrico, no es amante de la farándula, es un hombre tranquilo y aplicado. Mi teoría es que el parón del confinamiento en Colombia, en el que por decreto presidencial no se podía salir a la calle, el corredor de Zipaquirá pasó 2 meses sin tocar la bicicleta en carretera, los que han montado en bicicleta saben que aún dándole al rodillo a diario, cuando sales a la carretera sientes que nada es igual; pienso que una vez se autorizó salir a entrenar en Colombia, se trató de recuperar el tiempo perdido, con todo y los excesos que ello pueda haber implicado, y ello no le ha permitido llegar al Tour en la forma adecuada; ya en Lain y Dauphine se había visto que su rendimiento no estaba para disputar el TDF 2020.
    Egan tiene todo para corregir y regresar al lugar en donde merece estar, ya lo ha hecho Simon Yates, quien luego de desfondarse en el Giro, volvió para ganar la Vuelta a España, todo en el mismo año 2018, de manera que el corredor colombiano debe recuperar con tranquilidad y enfocarse en sus nuevos objetivos, eso sí, ahora con Pogacar y Evenepoel los demás van a tener que pelear por el tercer cajón en las 3 grandes.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: