Opinión: El Giro 2020 marcó el final de una era, aunque no el inicio de otra

Por @pmpalermo

Acabó el Giro de Italia y es noticia. Es noticia porque hace unos meses no se pensaba que el pelotón seguiría rodando en octubre y encima los rebrotes tienen a Italia nuevamente contra las cuerdas. Y es noticia porque marcó el final de una era, aunque no el inicio de otra.

Sí, esta edición de la Corsa Rosa marcó el fin de las aspiraciones en grandes vueltas de Vincenzo Nibali, Jakob Fuglsang, Rafal Majka, Domenico Pozzovivo y alguno más. Además, ratificó que Wilco Kelderman nunca vencerá en una ronda de tres semanas -dejó pasar su mejor oportunidad histórica- y que Geraint Thomas y Steven Kruijswijk quedaron casi en esa misma posición debido a que no pudieron sacar rédito -por mala fortuna- de una carrera que se vendía muy barata. Con sus años y en equipos colmados de talento joven no volverán a liderar.

Pero empecemos a desglosar estas afirmaciones. Ante todo, mientras muchos se excusan en la pandemia y lo atípico de la temporada, hay que señalar que, a diferencia de quienes fueron al Tour, los que batallaron por el Giro reiniciaron en julio y pudieron entrenar y competir varios meses antes de la Grande Partenza. Entonces, sí se pueden sacar conclusiones.

En el caso de Nibali, el favorito al título de quien les habla, fue de los que más compitió antes de la cuarentena. Sencillamente no tuvo las piernas y sus intangibles ya no alcanzan para voltear una general. Encima en una con poco control, ideal para lanzar emboscadas a poco que se tuvieran las fuerzas. Le faltó equipo, es real, con tres bajas tempranas en la alineación, pero eso no es excusa cuando hay vatios. Si no, pregúntenle a Tadej Pogacar…

El “Tiburón” afirma que movió los esperados o incluso más. Y es factible, pero es una certeza que el nivel global es más elevado y que la nueva generación puso la vara más alta. Chicos que entrenan a la perfección desde sus inicios, apoyados en todas las ventajas de la tecnología, están volando y eso lo sienten los que estaban cómodos y asentados en el lote. Incluso quienes son parte de esa camada y por alguna razón no están al 100% lo pagan, como Egan Bernal en el Tour cuando aseguraba tener los números deseados.

Volviendo al Giro, el pobre cartel que se jugó el título le da un contexto más contundente al fin de los años como aspirantes reales de Nibali y demás veteranos mencionados. No sólo tuvieron el tiempo para prepararse sino que la general quedó repleta de atletas que nunca más repetirán lo hecho en esta edición.

Y eso nos lleva a otra arista para analizar. Con todo el respeto que merecen, porque el tren pasó y se subieron, hay que reconocer que ninguno de los integrantes del top 10 volverá a estar tan arriba salvo que nuevamente se aglutinen pocas cabezas de cartel. Son todos gregarios de lujo que tuvieron vía libre por una razón u otra, lo que sentencia aún más el fracaso de los veteranos. A Tao, Hindley o a quien quieran señalar les falta pedigree, y no es igual atacar (que prácticamente no hubo ataques) a otro segunda espada que intentar hacer algo contra Pogacar, Roglic, Bernal o cualquier estrella con sus formaciones repletas de gregarios.

Domenico Pozzovivo (NTT), 11° a casi 12 minutos, marca un límite con el resto del pelotón que deja muy expuesto el pobre nivel global. Basta con revisar las diferencias de sus colegas para entender que, además de que la decena de avanzada movió vatios altos, lo hicieron sólo entre ellos.

Pello Bilbao (TBM) es otro ejemplo significativo. El vasco tiene un mérito enorme por haber estado en la conversación con apenas dos semanas de reposo tras el Tour. Se requiere clase, forma y cabeza para sostener la concentración, y eso le vale el reconocimiento. Pero siendo honestos, hubiera resultado imposible con otros contrincantes.

En lo que a equipos refiere, el poderío de INEOS fue evidente por el número de etapas obtenidas, el título y las prestaciones de Rohan Dennis (IGD), el comodín que catapultó a Tao al rosa. Su ritmo fue el que hizo más daño, y el hecho de que haya apretado todo el Stelvio fue la clave en el hundimiento de Kelderman. Nunca lo sabremos, aunque otra pudo ser la historia sin el croner.

Párrafo aparte para Joao Almeida (DQT), otro alumno destacado de la factoría de Axeon. El portugués lideró dos semanas y que le quiten lo bailado. Pero eso no implica que estemos ante un nuevo vueltómano o algo parecido. Eximio croner, inteligente y con sangre fría, empezó a ceder tan pronto como las rutas picaron hacia arriba de verdad. Más de lo mismo: el contexto pone a cada uno en su sitio.

No se trata de restar reconocimiento, sino de dimensionar realmente el Giro y así sacar conclusiones válidas que permitan entender lo que pasó y lo que vendrá.

En definitiva, acabó el Giro de la pandemia y es una gran noticia. Lo hizo con el éxito de sangre nueva y eso siempre es excitante, pero por lo antes expuesto no es difícil aseverar que no inició ninguna era -como sí sucedió en la Grande Boucle las últimas temporadas de la mano de Bernal y Pogacar- y que por contrapartida, se terminó el camino para Nibali y sus contemporáneos que estuvieron en la partida.

Relacionadas: Tao Geoghegan Hart, la chance más clara de ganar una grande para INEOS en 2020

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

15 pensamientos sobre “Opinión: El Giro 2020 marcó el final de una era, aunque no el inicio de otra

  1. Pablo, me encanta tu nota…. si, fue el entierro de muchas glorias, pero aunque no se inicia una nueva era, si dieron un salto de calidad los 3 que mencionas, Tao, Jai y Joao, y mención especial para un cuarto: Filippo…
    Creo que el más prometedor es Joao, porque puede evolucionar en su escalada (la cual de por si no es mala) y será un vueltómano completo.. con una aceptable crono, un potente sprint y mucha cabeza fría… por ahora, quedó planillado para acompañar en el próximo tour a Merckxito….
    Tao y Jai, han venido evolucionando de una manera normal (para hace 10 años) y sin pensar que sean futuros ganadores de GV, puede ser excelentes 2as espadas y grandes animadores…
    Filippo sigue su progreso, que nos mostró en San luis y con 24 años podría aproximarse a Miguelón ya que llevan un curso parecido…

  2. de los integrantes del top-10, Konrad ya fue séptimo en el Giro y Bilbao ya fue sexto en el Giro, Kelderman ya fue cuarto en la vuelta y con la juventud que tienen Tao, Hindley y Masnada pueden ser top-10 nuevamente en alguna grande cuálquier año, da igual como lo sean y las circunstancias que les lleve a ello, porque si nos ponemos así ,habría que repasar la cantidad de ganadores de vueltas grandes o top-10 que existen que lo consiguieron por circunstancias especiales,y los hay bastantes, si lo que quieres es decir que no tienen la clase ni la consistencia de los Roglic, Bernal ,Pogajar etc,pues no te quitaré razón ,pero a los corredores hay que compararlos cuando compitan entre si,lo demás ,es pura especulación.

  3. En esta tónica se evidencia que el giro era cartel de segunda mano, respetable, no es demeritar, hubo lucha, esfuerzo y finalmente un excelente cierre de quienes vibramos con el ciclismo en un mano a mano sano y limpio. Que sea de segundo nivel no significa que no tenga emoción, me atrevería a decir, incluso bello, por estar dentro de los limites de lo simplemente humano humano, como el futbol de segunda división, sin estrellas, disfrutando simplemente ver rodar el balón con tropa de infantería. Sólo para reforzar lo que dice Palermo y el buen sentido común y popular de Rigo, cuando dice que compitiendo en recientes clásicas, viendo esos muchachitos fuera de clase, ya piensa en seguir a buen retiro y dejar que llegue esa generación superlativa y post milenium…

  4. Si miramos con lupa cada triunfo de una grande siempre van haber “peros”. El tour de 2014 de Nibali no es merecido porque se cayeron Froome y Contador, el tour de este año no le vale a Pogacar porque se enfermó Bernal y Roglic empezó lastrado por la causa del Dauphine y no estuvieron los del podio del año pasado. El del año pasado ganó Bernal porque no estuvo Froome y Thomas no estuvo fino. El de 2018 no vale porque Froome y doumolin llegaron lastrados del giro. La vuelta de 2014 no vale para contador porque Froome llegó justo debido a la lesión del tour y se retiró Quintana. Así podemos ir hasta el inicio de la historia del ciclismo encontrándole las aristas a los triunfos en las grandes vueltas. Este giro tiene mucho mérito. Tampoco creo que los favoritos que no estuvieron, salvo Remco y Carapaz, hayan dado mucho de que hablar. Será un misterio, pero por lo visto en el Etna kripis no hubiera mostrado mucho, Yates tampoco y Thomas, no lo sabemos ya que llego mermado por la caída. Tao es justo campeón y en estricto sentido solo faltaron Remco y Carapaz. De resto estuvieron todos los que en principio iba a ser favoritos. Si analizamos con esa minucia el giro del año pasado no vale para Carapaz porque Egan se cayó y no pudo participar. Hay mucho mérito en lo que hizo, ganar el giro con una temporada atípica, salvar los contagios de covid, caídas y demás.

    1. Gracias por tu muy buen comentario, Felipe.
      Sobretodo porque prima en los columnistas de CI un reduccionismo patético. En los últiimos 6 o 7 años sólo tenía mérito la GV que ganaran Froome, Contador o Dumoulin. Lo demás no valió o se lo ganaron de chiripa.
      El primero ya una sombra de lo que fue. El segundo retirado y el tercero en camino de ser también una sombra.
      Incluso la Vuelta 2019 “no tuvo nivel” porque no estuvo no sé quién (¿?), “sólo” Roglic, Valverde, un tal Pogacar, Quintana, López…Bueno, puede ser que esto lo revaluen dado lo que ha sido este año Pogacar.
      Según esto, se podría decir también que el Giro 2017 de Dumoulin tuvo poco mérito porque sólo les ganó a Quintana y a Nibali, gente que cuenta con 6 grandes vueltas sumadas juntas, pero sin mérito.
      Y los toures de Froome de 2013, 2015, 2017, tienen poco mérito porque les ganó a los Quintana y Urán, no a los Contador, Dumoulin, y quién más?
      Tal vez esperan ellos que en todas (pero en absolutamente todas!) la GV corran todos (pero absolutamente todos!) los capos siempre (absolutamente siempre), para que haya nivel y para que el ganador tenga mérito verdadero. Siempre deben estar los Roglic, Dumoulin, Froome, Bernal, Pogacar, Remco, Thomas, Nibali, Yates, Landa, Mas, Valverde, Van Aert, Vanderpoel, Sagan, Bennet, Demare, Ewan, Ackerman, y los demás. Y no sólo que estén sino que no se caigan y no se retiren, que nos les dé nada, que no los agarren desprevenidos, que no pinchen, que no esto o lo otro. Porque si eso pasa y gana un Quintana, un Nibali, un Carapaz, un Teo, o cualquier otro, no vale, no tiene mérito, es de bajo nivel.
      Es un poco iluso y naive, viniendo este reduccionismo sobretodo de gente que sabe mucho de ciclismo (no es sarcasmo). Porque ¿cómo carajos haces que todos los capos estén siempre en todas las GV?
      Y el tema es que se siguen dando estos escenarios en lo cuales gana un Teo o un Roglic (Vuelta 2020), y se seguirán dando porque así es el ciclismo, pero para los aludidos esos campeones no tendrán mérito.
      Ellos dicen que no es por quitarles mérito, pero que fulano ganó porque al final no estuvieron tantos sultanos. Pero con lo que dicen claro que dejan sin mérito victorias de gente que se la curra duro para obtener un título.
      Y bueno, son enfoques, todos muy respetables, pero que a mí no me cuadran para nada.

  5. Este Giro 2020 ha sido testigo del ocaso natural de buenos ciclistas como Nibali y Pozzovivo y de la (re)confirmación de que las GV no mismo son el punto fuerte de por ejemplo Fuglsang, Kelderman por que les falta ese punto de fiabilidad.
    Por otra parte buenos ciclistas como Bilbao, Konrad, Pernsteiner, Majka, Zakarin (estos 2 ultimos muy venidos a menos), demuestran que hoy por hoy sólo son segundas espadas para un serio aspirante a la general.
    Pero tambien la agradable confirmación de buenos prospectos como Tao, Jai y Joao (aqui añado a McNulty y Knox), que demostraron ser los más fuertes en un giro un poco devaluado de nombres y retiros forzados. Veremos como se muestran en competencias frente a ciclistas de mejor cartel.

  6. Tiene toda la razón Felipe si vamos a ver en cuantas grandes vueltas han terminado todos los favoritos que iniciaron al comienzo, creo que no pasarían de una o maximo dos, entonces si a eso vamos ninguna vuelta seria merecida por los que la han ganado,

  7. Bueno concuerdo con que todos los del top 10 ya no volverán a ser protagonista en una GV a excepción de los 3 jóvenes que hicieron top 4. Aún tienen tiempo para mejorar sus falencias, por ejemplo Hindley la crono y Almeida las subidas, Tao parece ser el más completo pero nunca se le vio disputandole una etapa a un Pogacar o Carapaz. Quizá el más perjudicado, y que perdió una oportunidad de oro fue Yates, se mostró sólido en la tirreno y se veía sólido, enfocado desde que inició el año en el giro pero se le fue de las manos por el COVID, con certeza Yates era el candidato número 1. El tiburón Nibali muestra que los años no vienen solos, Pello es un gran gregario que cuando se lo propone hasta hace top 6 (cuando fue gregario de superman en el giro que hizo podio), Majka siempre con el puestometro y ya dijo que será gregario de Pogacar y Fuglsang nunca fue hombre de 3 semanas y este fue su mejor resultado. Yo creo que la nueva generación ya existe, no con estos jovenes los cuales todavía tienen tiempo para mejorar pero si con los otros como son Egan, Pogacar y Remco.

  8. De acuerdo en varias cosas y en otras no. ¿cual es la definición de vueltómano? en mi apreciación, entre muchas cualidades, (unas mas evidentes que otras) es muy importante que tenga fondo, y un motor para mantenerse 21 días en la parte alta de la tabla, ya despues serían otros atributos que hablarían en si mismo de la clase de corredor que es, y Almeida demostró no solo lo anterior sino que cronea muy bien, sprinta con los mejores, se le vio mentalidad de líder, el tipo sube bien y ese es su pecado, por ahora, porque tendrá que progresar en ello y con eso cumplido hablamos de un tipo completo. En las cuentas de Lefevere tiene a Remco como un grandioso croner que progresó en la escalada, al joven belga le queda la asignatura de despejar dudas sobre su comportamiento en 3 semanas, muy seguramente lo hará, pero el Portugues ya lo hizo y para el caso de ambos aun les faltará progresar en la alta montaña y sus encadenados.

  9. Se marca el inicio del fin de grandes figuras a las que los años de alta competencia les están pasando factura y se da continuidad a la aparición de nuevas figuras menores de 25 años con resultados muy superiores a los esperados para ciclistas de esas edades en épocas pasadas.

  10. Si don pablo estoy de acuerdo con usted, yo estos días estaba pensando en lo mismo, pero creo que se olvido del espectáculo que brindaron en la montaña Fillipo Ganna y Rohan Dennis, sobre Almeida lo veo mas como Alaphilippe para ganar monumentos.

  11. Muy buena conclusión. Comparto. Sin embargo, salvo por Nibali, ninguno de los que se mencionan fueron destacados en vueltas de tres semanas y si no aprovecharon un giro donde los mayores candidatos tuvieron percances, creo que este fue su último tren, dudo mucho que les pare otro.
    Estos muchachos son jóvenes y creo que es pronto para sepultar los en la lucha por grandes vueltas. El otro año será más difícil ya que no tendrán el cartel de tapados. Vamos a ver cómo afrontan esa presión.

  12. Creo que fue un año atipico…en condiciones normales los resultados serian otros,me animo adecir con otros protagonistas…la pandemia favorecio en mi humilde opinion a los jovenes,tal vez por sus condiciones atleticas…creo….

  13. Estoy de acuerdo, pero creo que es muy pronto, para poder aventurar que gente como Tao, Hindley o Almeida no va a verse en esta situación de volver a poder disputar una general de una gran vuelta. Una cosa es que hasta ahora haya sido así, pero también podría ser que este Giro haya sido la carta de presentación de estos corredores (si estos chavales demuestran que pelean, a partir de ahora, de tú a tú con los grandes vueltómanos), el Giro 2020 quedará redimensionado como un muy buen Giro, mientras que si (como parece) estos ciclistas han aprovechado una coyuntura única, es decir, son, y serán unos “one hit wonder” en ese caso el Giro se recordará como mucho más flojo. Yo he visto momentos interesantes, emoción, descontrol y en general me he divertido mucho más que en un Tour, lleno de figuras, pero con pocos ataques por el control de Jumbo, cosa que me temo ocurra el próximo año con Ineos y Jumbo.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: