Opinión: La UCI requiere ingresar a las UCI (II)

Utilizar criterios de las ciencias económicas y sociales puede ayudar a tomar de decisiones de mejor calidad en aras de defender el ciclismo, recuperar su buen nombre e incentivar su práctica y seguimiento. Ya visto cómo se puede utilizar el concepto de igualdad y su utilidad para zanjar decisiones del pasado, alentando mejores comportamientos presentes y futuros, es útil revisar los aportes de la noción de Justicia.

La RAE la define como “principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde”. Para el mundo ciclista el concepto es importante puesto que ayuda a resolver otro dilema. ¿Tiene sentido deportivo declarar desiertos los títulos? ¿Es legítimo declarar desierto un campeonato por prácticas extradeportivas?

Si un ciclista pierde su título por acudir al dopaje, la primera parte de la noción de justicia pide “obrar respetando la verdad”. Esto implica reconocer que las competencias de los años que se encuentran en cuestión sí se realizaron. Parece una obviedad, pero no lo es para la organización de las carreras que se empeña en declarar desiertos los títulos tal como si el evento no hubiera existido.

Dejar el título en el aire equivale a decirle al planeta del ciclismo que lo que vivió fue una fantasía, apenas un sueño de competencia de siete años de vacas gordas [los de Armstrong], que luego, se volvieron muy flacas además de tristes.

Pero los seguidores del ciclismo y del deporte asistimos con tristeza a observar que los subcampeones de esos Tours incurrieron también en dopaje comprobado: Zülle [1999], Ullrich [2000, 2001 y 2003], Beloki [ 2002], Klöden [2004] y Basso [2005], fueron los exponentes de la peculiar situación que obligaría a acudir a los terceros puestos.


Opinión: La UCI requiere ingresar a las UCI (I)


El tercer cajón del podio estaba conformado por Escartín [1999], Beloki [2000 y 2001], Rumsas [2002], Vinokourov [2003], Basso [2004], Ullrich [2005]. Varios nombres se repiten y la probabilidad de dopajes es alta en todos ellos. Así que, llegados al caso, se requiere responder sobre la toma de decisiones acerca del deber ser cuando no solo tres, sino los diez primeros de la general acudieron al dopaje o a transgredir cualquier norma para obtener mejores resultados.

La UCI, al observar el tamaño del problema decidió que no hay poseedor de los títulos, lo cual para muchos fue salomónico. Pero al tomar la segunda parte del concepto de justicia, “dar a cada uno lo que le corresponde” se requiere aceptar al cuarto o al undécimo como campeón según sea el caso. Si los segundos y terceros estaban dopados y si las muestras y los testimonios no son concluyentes, los siguientes lugares deberían campeonar.

Es más evidente que esta es la decisión correcta si se retoma el concepto de igualdad puesto que, ante la fijación y aplicación de los mismos criterios para gestionar el proceso antidopaje, con participantes conocedores del marco de supervisión y un reglamento homogéneo, lo que corresponde es declarar al 11vo participante como flamante campeón. Dejar de hacerlo equivale a castigarlo por las irregularidades cometidas por otros participantes, lo cual pone en tela de juicio la decisión de la UCI.

Existe un argumento adicional más allá de los conceptos citados. Colocarse en los pedales de los rivales de Armstrong, Ullrich, Beloki y compañía ha de generar una alta frustración para los competidores que quedaron tras ellos sin reconocimiento alguno. Sucede que se prepararon al más alto nivel en aspectos variados y exigentes durante tiempos extensos y condiciones rigurosas. Todo deportista sabe de los múltiples costos visibles e invisibles de la preparación física y mental, así como del desgaste personal y familiar que implican. Al final de todo esto, la UCI informa con comunicados de prensa que vivieron un espejismo puesto que no hubo campeón. Un panorama insólito.

Es cierto que no será emocionante reconocer a un Carlos Sastre (8° en 2004) y otros terrenales como los grandes representantes que campeonaron en la prueba más emblemática. Pero esto implicará apenas un costo menor puesto que harán honor a la igualdad y justicia deportiva.

Reconocer a quienes respetaron los reglamentos y valores deportivos con base en el esfuerzo, trabajo, mentalidad, estrategia sin saltar a la esfera extradeportiva; recuperar credibilidad, coherencia, afición, patrocinios; así como eliminar los incentivos perversos, son metas deseables, pero también todas son factibles y lo mejor, todos los grupos involucrados se verían beneficiados. Pero también todo, se encuentra en manos de las organizaciones y sus directivos, del entorno político administrativo.

Se podría volver a creer. No es un beneficio menor en una época difícil en la que hoy solo se dan saltos de fe llenos de conformismo que además suelen tener malos finales -recordar el caso de Armstrong y todo el dolor que generó en la afición-. Por supuesto, se requiere de voluntad institucional y política de la UCI y de ASO, organizaciones que probablemente no han estudiado estas perspectivas; prefieran mirar para otro costado o; citen restricciones económicas y políticas que, si bien son reales, deberían poder solventarse si la meta es generar una nueva y mejorada imagen del planeta ciclista.

Una pregunta final de selección múltiple evalúa la argumentación basada en conceptos sociales y económicos. Si en la competencia de su municipio, localidad o club, usted o su hijo finalizaron 24vo y se revela que sus respectivos rivales cortaron camino, utilizaron implementos fuera de regla o, acudieron al dopaje:

  • A. Se conformará con el resultado del campeón mal habido.
  • B. Aceptará la declaración de torneo sin campeón.
  • C. Solicitará el trofeo al considerar los principios de igualdad y justicia.
  • D. Ninguna de las anteriores, tiene argumentaciones objetivas diferentes. ¿Cuáles?

Según las ciencias sociales, la UCI requiere de las UCI (Unidad de Cuidados Intensivos).

ANDRÉS GÓMEZ LEÓN

Economista y Magíster en Ciencias Económicas. Docente Universitario.

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

21 pensamientos sobre “Opinión: La UCI requiere ingresar a las UCI (II)

  1. Interesante disertación Andrés… Creo que no lo había visto así, pero tienes razón… Mi pregunta es, hay algún movimiento o persona influyente tratando de reversar esa decisión de la UCI? gracias

    1. Lo dudo. En un comentario a mi anterior columna, Camilo Andrés señalaba que el despido de Jean Peraud, cabeza de la lucha contra el dopaje mecánico es muestra de que la entidad está enfocada en 8 millones de cosas diferentes que involucran 8 millones de intereses de todo tipo. Yo comparto esa apreciación y me parece diciente que si la UCI no está haciendo lo que corresponde en el presente, difícilmente considerará asumir corregir los errores del pasado. Por supuesto, espero equivocarme. Gracias por la lectura.

  2. Siendo un gran amante del ciclismo y de las estadisticas, siempre me duele ver esos 7 huecos en el Tour de France. Creo y sigo esperando que algun dia la UCI y ASO van a pronunciarse al respecto y otorgaran el titulo a quien le corresponda. Simplemente se me ocurre que si eso llega a suceder la UCI deberia hacerle la siguiente pregunta al elejido: ¿Moralmente Usted merece ser coronado campeón del Tour de France de …. ?

    1. Compartimos el dolor y creo que también la esperanza por ver algún tipo de decisión que corresponda a la verdad, las carreras se corrieron. Agradezco la lectura Jairo, me gusta el enfoque de su pregunta, propongo complementarla con un acto simbólico para quien fuese merecedor de esos títulos.

  3. Es que a prácticamente una década de los últimos desposeídos de títulos la sombra del dopaje en el ciclismo no se disipa, infructuosamente se trata de dar tranquilidad sobre la legitimidad y limpieza de los reconocimientos y siempre se encuentran motivos para la desconfianza del seguidor del deporte y menos credulidad para posibles nuevos seguidores. Luchar contra esa fama es algo desagradecido, pero tambien resulta ser una lucha desigual cuando hay 2 décadas de diferencia en avances de un lado a otro. Lo siento por los que trabajan honestamente y no figuran en los podios de la historia y se han quedado en el top 10 o algo mas por el hecho de que otros hayan tomado el maldito atajo, y tal vez tachar un tramposo resulte consolador, pero intentar quitar el top 10 o mas es cuando menos una broma de pésimo gusto, es la bufonada. Particularmente pienso a manera de ejemplificar: el segundo es el mas consolado con su victoria en escritorio, y el tercero es el que menos sufre, igual subió al podio, estuvo en la foto y ya no le quitan lo bailao, pero para el cuarto es algo anecdótico, debe ser una mezcla de sentimientos y algo raro como no saber ni que sentir. Así, como cuando le quitaron el título a Juanjo Cobo y todos saben a quien se lo dieron y quienes estuvieron en la foto, pero nula importancia se le dio al hecho de que gracias eso Mollema (4° en ese entonces) logró su primer y hasta ahora único podio en una GV; nula importancia se le dio al tercer puesto de Torres (4° en ese entonces) en el título de San Juan después de que desposeyeron a Najar.
    Entonces, me voy con la D. y dado el caso de una mayoría que no juegue limpio la B. será una realidad menos vergonzosa.

    1. Milton, primero gracias por comentar, estoy de acuerdo con la primera parte de su opinión, pero me aparto en el final. Puede que para la prensa o para los aficionados sea apenas anecdótico que el cuarto se convierta en tercero, pero no lo será nunca para Mollema ni para Torres o para quienes lo dieron todo para tener ese reconocimiento. Igual sucede con los deportistas olímpicos que tardíamente reciben diplomas o medallas olímpicas, por supuesto, se perdieron de la foto y del momento, pero en últimas, las decisiones del COI en este sentido responden al criterio de justicia.

      1. Buen día. Yo no digo que Mollema o Torres no lo merezcan, es más, no se si fui el primero o el único que comentó en esta página que Mollema ya tenía su primer Podio en GV’s, de hecho soy admirador de Mollema desde que supe que es muy instruido y lee mucho en sus entrenamientos, no estuve de acuerdo que el día de la caída de Froome en el TDF le dieran su mismo tiempo de llegada al Keniata, de alguna forma le anularon su esfuerzo. Y admiro a Torres por lo que representa como el personaje mas ilustre de su pequeñísimo pueblo Busbanzá. A lo que yo me refiero es al hecho de ¿que tanta trascendencia se le dio despues al tercer puesto de Mollema?, por lo menos en páginas de habla hispana fue nula, seguramente en su tierra se lo reconocieron y debió ser así, pero para el resto del mundo a parte del 7mo título de Froome. no hubo espacio para más.
        En resumidas cuentas, como usted lo dice, para ellos en su persona queda un podio en su carrera “algo importante” pero en cuanto a la gloria del momento esa ya les fue arrebatada y no volverá; en sus mentes quedará el podio de la carrera visto desde abajo, no así es para el tercero que paso a ser segundo y pudo mirar al resto de los competidores desde arriba.

        1. En eso estamos de acuerdo, no pudieron disfrutar del momento de gloria y eso es irreparable, no será lo mismo, pero no estaría de más proponer un acto simbólico para reconocer su logro. Y en todo caso considero que sería peor para Mollema,Torres, y para muchos otros ciclistas, sus seguidores y naciones si se les niega la posibilidad del reconocimiento posterior. Usted no concuerda con mi argumentación, lo cual, es respetable, pero casos de aplicación de mi propuesta en los medalleros olímpicos ya se están dando. Un total de 93 medallas han sido reasignadas por casos de dopaje desde Pekin 2008. Para reseñar apenas un caso, Lydia Valentín, en pesas logró un oro de Pekín casi una década después de las justas y había sido cuarta en su modalidad, los tres primeros lugares fueron despojados de sus medallas y eso no implicó dejar la prueba sin campeón, ni desconocer a los participantes limpios por culpa de quienes se doparon. Así mismo toda la clasificación se modificó para reconocer también los diplomas olímpicos.

          1. No me estoy dando a entender. Mi ejemplo para un desposeido líder tramposo, está en sintonía con lo que usted propone, los otros competidores se lo han ganado limpiamente y es mas que justo, así la gloria no haya estado para la foto del podium. Por otra parte usted propone al finalizar el escrito un pregunta de selección multiple donde se asume que mi hijo o yo terminamos en el 24vo puesto. Parece una exageración pero ciertamente no tendría argumentos para aseverar que los 23 primeros podrían ir limpios y que del 25° para atrás no vayan varios tambien con ayuditas(es solo el ejemplo), para ese caso es una verguenza tal competencia, es que ni para que se molestan en armar otra edición mas si por decir de 200 participantes, la mitad van chipeados.
            Hace unos meses creo que fue Trujillo el que en un texto hablo de un corredor Italiano (del que no recuerdo el nombre) llegó a ser 6° en una GV sin tener duda sobre él y me pareció algo honroso, sentí admiración por alguien del que no tenía ni idea y que ciertamente nunca vi correr en vivo, no es que yo sea tan joven, es que ciertamente veo con atención el ciclismo hace poco; un caso así es mas que merecido que vaya al olimpo y si eso va acompañado de una argumentación valida, hasta seria genial, igual de tales épocas se presume que los podios podrían variar sustancialmente.
            Por otra parte y retomando una comparación a lo que usted propone un puesto muy alejado del podio, es como si un formidable escalador que tiene mi admiración como lo es Nieve le otorgaran el título del Giro2018 cuando termino a casi una hora en el puesto 17°. Yo no digo que no merezca la admiración del resto del planeta, pero tampoco es real puesto que nunca estuvo peleando literalmente por ganar el campeonato, tuvo etapas para descolgarse de la general, menos tensión, se puedo relajar en las cronos en la cuales no tenía velas y al final solo para la tercera semana se comprometió para intentar salvar algo para su equipo después de la fundida de su líder Simoncito.
            Entonces, son dos casos distintos de personas limpias: un 6° puesto de quien dio todo de si durante 21 días para lograr su mejor figuración ante gente que llevaba ayuditas y otro caso (solo supuesto por ejemplificar) de alguien que durante 2 semanas lo hizo muy bien en su tarea de gregario sabiendo que la general no era de su interes y solo hasta la tercera semana se conectó para intentar salvar los muebles y no es su culpa que los demás hayan ido con ayuditas, pero tampoco es su virtud un título para el que nunca luchó.

          2. Desde mi observación le daría el título a Nieve sin dudarlo. Es cierto que no luchó por la general, pero esto no sucede porque no quisiera hacerlo a priori, sino porque los capos y los 16 que lo anteceden en su supuesto caso fueron a competir con las ayuditas que usted menciona y así es imposible pensarse como líder de la general. Deseos no le debieron faltar. Al ser el mejor de los participantes dentro del contexto que usted coloca, es el mejor de los que no usaron las ayudas, si los demás no las hubieran usado, tal vez si habría podido competir bajo la presión de ir por el título. Así que bajo la noción de justicia, darle el trofeo reconoce la existencia de la prueba y dar a cada uno lo que le corresponde. Adicionalmente, para pruebas futuras, el hecho de generar este antecedente (que se puede campeonar o entrar al podio) si los de adelante salen dopados, podría también dar más emoción a los puestos intermedios y hacer que varios no vayan tan descolgados de la general. Sobre la pregunta que planteo, existe la garantía, no presunción, de que los 23 puestos previos se saltaron el reglamento, así que sigo optando por la opción c y, sobre las competencias en las que varios van dopados concuerdo en que no se deberían hacer más ediciones, pero esto lo permite la propia UCI sin realizar gestiones mejores de los procesos para la transparencia. Diferimos, pero agradezco los comentarios porque de esto se trata, de opinar.

  4. Muy buena opinión, yo que pertenezco al común de los aficionados siempre me he preguntado que reconocimiento recibe el que realmente se gano la competencia cuando se presentan esos casos de dopaje en el ganador oficial, porque los premios ya los repartieron y el ciclista que compite limpio parece que lo que recibe es un castigo, nunca les dan el reconocimiento que se merecen y menos los premios.

    1. Justamente ese es el punto, aquellos que compitieron cumpliendo con el reglamento terminan castigados por los actos de quienes no lo hicieron y se van con las manos vacías después de todo su esfuerzo y tiempo de dedicación. El COI viene trabajando en ello con los diplomas y las medallas olímpicas y considero que con ello está brindando un buen ejemplo, la UCI podría aprender bastante. Gracias por compartir su opinión.

  5. Excelente artículo y análisis.
    Creo que el no darle los premios la UCI a los que se lo merecen en puestos posteriores a los sancionados, es porque la UCI no tiene el valor de aceptar sus deficiencias y hasta según muchos comentarios, su responsabilidad en el dopaje ppor complicidad como muchos dicen especialmente en la era de Lance o por ineficacia en sus procesos de testeo.
    Es claramente una injusticia para los deportistas limpios, y una decepción muy grande para los que somos fanáticos y utilizamos muchas horas viendo 21 días de competencias en la GV, ocupando el tiempo de TV de la familia y el nuestro cuando grabamos la transmisión para verlo al regreso del trabajo, y luego no tener NINGUNA seguridad de si los títulos de por ejemplo Froome o Bernal obtuvieron en la ruta son verdaderos; o dentro de muchos años nos dirán que fueron con trampa ya que la UCI descubrió nuevos métodos de testeos que descubren el dopaje antiguo de años atras.
    Que incentivo tenemos luego de ver la siguiente GV y apasionarnos?
    Que incentivo tenemos en apoyar un corredor o equipo, especialmente de los grandes si hay rumores de dopaje?
    Que incentivo tenemos si quien por varios años trabajo para detectar el dopaje tecnológico es Despedido de la UCI y NADIE lo reemplaza?
    Yo aún no tengo respuesta, pero en mi família que no es fanática de ciclismo, si bien me acompaña a veces en mis salidas; me dicen: Para que miras eso que sabes que es todo una Trampa y una Mentira como parte del Negocio? en lugar de invertir ese tiempo en salir a rodar que te hace bien a la cabeza y el cuerpo?
    Y yo me quedo sin respuesta…….salvo que lo veo porque “me gustan los paisajes y los castillos”………

    1. Concuerdo con usted, las actuaciones de la UCI dejan mucho que desear y no es claro si se debe a corrupción, clientelismo, ineficiencia o a todas las anteriores. También pienso que los incentivos que usted está listando deben ser trabajados. Por eso propongo el criterio de justicia como un paso hacia adelante en pro de ganar coherencia y credibilidad. Los saltos de fe en cuanto a un deporte tan bonito no debieran ser, todos queremos creer, pero nos la ponen difícil. Vamos a necesitar el póster de la serie de X-Files “I Want To Believe” reemplazando los ovnis de Mulder por una bicicleta…….
      P.D: Me conmueve su respuesta sobre los paisajes y castillos. Sin palabras!

      1. Gracias Andrés, y coincido contigo; te felicito por el artículo y su análisis, y espero ansioso el próximo que publiques. My Too. I Want to Believe……

  6. Andres, estoy de acuerdo contigo aunque quiero adicionar algo. Se debe generar espacios para inculcar valores de igualdad y de justicia deportiva desde las escuelas de ciclismo o desde que los ciclistas jóvenes para inculcar las prácticas de no dopaje. Así dismuimos costos en medidas punitivas en las competencias e instruimos a los profesionales del ciclismo en valores y en ética deportiva

    1. Así es, trabajar desde la base es el ideal, esperar al momento de implantar castigos ha mostrado ser insuficiente y no se atiende con esmero a la formación. Vale la pena su opinión sobre el movimiento por el ciclismo creíble, puesto que aunque la fundamentación es buena, no tiene el alcance que que usted solicita. Hay que despertar en este tema porque en 2019 el ciclismo fue el quinto deporte con mayor número de casos de dopaje, subiendo 8 puestos frente al año antepasado, así que el problema vuelve a crecer y lo hace aceleradamente. Esperemos que la situación se revierta en 2020.

  7. Es bien raro q la UCI un organismo q se supone se reinventa y está a la vanguardia en tecnología deportiva y ciencia aplicada al deporte no entienda que debe re evaluar lo q ha hecho mal y corregirlo, gracias andres por revivir un debate tan importante y básico.
    Seguiré atento su columna.

    1. Como muchas otras organizaciones, la UCI hace la vista gorda sobre muchos temas que le resultan incómodos. Pero la afición no olvida y creer de nuevo es algo que, pienso yo, no solo depende de las estadísticas del presente, sino de poner la casa en orden. La inacción es frustrante con este y muchos otros temas en el manejo gerencial del ciclismo de alto rendimiento. Muchas gracias por la lectura y el comentario.

  8. Es sorprendente lo atrasado que esta la UCI. El caso del dopaje y sus castigos en terminos de justicia para el castigado y los demás participantes no es claro. Es una entidad que se sigue atrasando en normatividad y en claridad de reglas. Se ha dicho que le hace más caso a los organizadores de las tres grandes vueltas que ha su propio criterio, generando mas dudas en su manejo, hoy un ciclista esta expuesto a estas incoherencias planteadas en el articulo con muy poco por hacer. Y lo peor es que el futuro no es promisorio, estamos por iniciar una temporada 2020 muy improvisada, bastante incoherente y con poca claridad legal, por ejemplo nadie sabe que pasaría si se encuentra un caso positivo en cualquier prueba. Preocupante.

    1. No solo no corrigen los temas del pasado, sino que no se vislumbran formas e ideas para evitar que sigan sucediendo problemas. Muchos consideran que estos temas que expongo “ya pasaron”, es obvio que es así en el sentido estricto del tiempo, pero el hecho de que no se corrijan y que tampoco hayan pronunciamientos sobre ellos, es algo que abre la puerta a que sigan sucediendo casos de dopaje y malas decisiones desde quienes deben administrar justicia. Lo que sí está claro es que la UCI castiga a los que no se dopan, esos vivieron una fantasía, no compitieron por nada y su esfuerzo, sudor y lágrimas fueron apenas espejismos o ilusiones de su vida. Esos tours, los de Armstrong, Contador y Landis no existieron tampoco para los aficionados, ciclistas, afición y prensa fuimos objetos de una alucinación masiva.
      Ojalá no tengamos que comentar en otra columna sobre su comentario final.Sobre los positivos, parece que solo queda rezar para que no sucedan, el caos que se puede generar por casos positivos puede ser de proporciones enormes. ¿O la UCI dirá que las pruebas no se corrieron?

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: