Opinión: Los abanicos y Pogačar han devuelto el Tour al lugar que le corresponde

Por Oscar Trujillo Marín

Bastó una jornada de vientos cruzados con muchos abanicos el viernes pasado y la temeraria ambición de un joven esloveno de 21 años para sacar al Tour de Francia del letargo y sopor con el que empezó sus primeros 6 días. Una cosa no quita la otra.

El viento y la inexperiencia le clavaron a Pogacar un minuto y veinte segundos en la séptima jornada: una distracción un parpadeo y ¡chas! ya no estaban, se había ido. Pero el talentoso corredor esloveno decidió tomar la venganza por mano propia y en esa vendetta personal entre sábado y domingo cayeron inocentes víctimas colaterales. También, de repente sus rivales de cara al trono del Tour despertaron, se acordaron que no hay pelea sin golpes, y que no hay gloria ni pasaporte a la inmortalidad sin riesgos. El viento abrió la carrera y Tadej se encargó en estas dos últimas jornadas de dinamitarla.

Es un año duro para la humanidad, la misma zozobra, el mismo trastocar de sueños y proyectos, el mismo miedo e incertidumbre lo han sufrido tanto los ciclistas de élite como los obreros que abren zanjas en la calle 10 horas por 12 dólares al día, los campesinos que se parten el lomo de sol a sol, los estibadores de puerto o mercado, los estresados brokers que pierden fortunas ajenas, los camioneros de jornadas interminables… muy pocos en este mundo tienen una vida fácil y pueden vivir cómodamente de lo que aman hacer, los ciclistas del World Tour y otros deportistas de élite son de esas contadas excepciones que lo consiguen. Bueno, y las Kardashians, claro.

Este año el castigo ha sido masivo, por no hablar de los millones de arruinados y desempleados. No hay trabajo sencillo, no hay trabajo sin escrutinio encima que sea inmune a la crítica. El ciclismo no es la excepción y, a diferencia de otros laburos infames, mal pagos y espantosos, correr en bicicleta como modo de vida es voluntario. Cualquier trabajo legal que se haga, por duro que sea, aparte de digno es susceptible de ser evaluado cuando no se evidencia la voluntad, ímpetu y empeño requeridos.

Los ciclistas empezaron este Tour de Francia abúlicos, desdeñosos, es un hecho. Muy respetable, sí. Pero no por eso menos censurable en una profesión que hace parte de un espectáculo que se vende (y compra) como tal. Por suerte un joven rebelde esloveno y el viento los devolvieron a la senda del más combativo profesionalismo y las últimas tres jornadas se han reconciliado con la esencia del deporte… ¡que es competir para distanciar a los demás! No hay lío, esas cosas pasan y lo visto este fin de semana ha sido emocionante.

La revolución de los marginados

Europa del este y Latinoamérica han sido protagonistas exóticos, animadores de gran nivel en el ciclismo que con contadas excepciones no dominaban las grandes vueltas, aparte de algunas victorias rusas aisladas, una ecuatoriana excepcional y 4 colombianas: Menchov, Herrera, Quintana, Roglic, Carapaz y Bernal, nada más para 120 años de historia en rondas de tres semanas.

Bueno, los tiempos han cambiado, los antiguos imperios se han desmoronado y ahora mismo el protagonismo en rondas de tres semanas lo exhiben dos países que no pintan nada como potencias económicas, ni tienen mayor peso geopolítico en el mundo, pero si pueden presumir hoy de tener algunos de los mejores vueltómanos del planeta y sobre todo de la mayoría de favoritos a ganar este Tour de Francia: Eslovenia y Colombia.

Es evidente que el nivel de Roglic y Pogacar en la escalada y la punta de velocidad para cazar etapas y bonificaciones hasta ahora se ha mostrado muy alto, por encima de sus rivales más cercanos como Bernal, Martin, Quintana, Bardet o Urán y que, para colmo, ante un panorama parejo, al final cuentan ante estos con la crono conclusiva a su favor. Descartados Buchmann, Mas, Yates hoy y Dumoulin además de Pinot ayer, el panorama se clarifica bastante. Ya hay 8 corredores en 1’02” con opciones razonables por tiempo y nivel mostrado, de ahí parece demasiado complicado que no salga el ganador.

Tras la estela de los -hasta ahora intratables- eslovenos hay tres colombianos vivos, con reales opciones, (López se deja tiempo no forzado siempre y eso lo va alejando de manera inevitable, aparte de que luce demasiado diésel para este tipo de explosivas cuestas) que se mantienen muy cerca: el campeón vigente Bernal, quien va regresando poco a poco a su demoledor nivel acostumbrado, un renacido Quintana y el corajudo Urán.

Hoy cedieron un poco estos dos últimos, pero en las semanas restantes puede tocarle a cualquiera también. Junto a ellos la grata revelación de este Tour (porque Tadej, ya es una realidad), Guillaume Martin, espléndido, se mantiene fino a pesar de su pequeña laxitud también hoy, y junto a él un renacido Bardet que está retornando a su mejor versión, la de 2016. Franceses y colombianos -junto a alguna probable e inédita proeza con fruto por parte de Landa-, se muestran como los llamados con verdaderas opciones para evitar que este título se inscriba en la historia en lengua eslava. Aunque en el caso de los escaladores puros no pueden permitirse el lujo de perder tiempo en su terreno, por el contrario necesitan pasar a la ofensiva y acumular renta a favor por razones obvias.

Párrafo aparte merece Egan Bernal, que ya está de escolta de Roglic en la general, con todo y que aparentemente su condición aún no es la ideal. Bueno, que tal que lo fuera. Las preocupantes señales de debilidad para su acostumbrado poderío en las cuestas durante el Dauphiné y un comienzo dubitativo en este Tour, sin tanto lustre, aunque sin perder tiempo ajeno a las bonificaciones de momento con Primoz, sembraron dudas razonables en torno al campeón defensor, que para colmo este año se presenta con un equipo debilitado por ausencias de postín y accidentes.

Sin embargo, cada día que Roglic pase sin quitárselo de encima es un día en que Egan empieza a recobrar mejor cara. Primoz lo sabe, lo respeta demasiado y por eso hace hasta lo imposible para rascar bonificaciones valiéndose de su magnífico rush, uno de sus fuertes. Su gran rival, por encima de todos es un Bernal recuperado. Todos tienen una jornada mala en la montaña y aún falta lo más duro, el día que Roglic vacile o medio flaquee, tiene que rogar que el “mojo” de Bernal aún no haya llegado del todo. Quién sabe si para entonces, si no hay suficiente tierra de por medio, ya sea tarde.

Una caladita más: Mención de honor para el joven Marc Hirschi segundo en la segunda etapa y tercero hoy con una hermosa exhibición de ambición, clase y potencia. Le faltaron solo 1500 metros tras más de 90 kms de cabalgata en solitario para coronar una auténtica hazaña en su debut en una grande, pero antes que entregarse, exhausto como venía, tuvo el coraje de meterse al sprint y estar a punto de aguarle la fiesta al par de craks eslovenos. El suizo confirma sus anunciados pasos de animal grande y al mismo tiempo se afianza como uno de los mejores y más generosos corredores en este primer bloque del Tour.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

18 pensamientos sobre “Opinión: Los abanicos y Pogačar han devuelto el Tour al lugar que le corresponde

  1. Oscar recojo sus últimos apartes del artículo: ” Todos tienen una jornada mala en la montaña y aún falta lo más duro, el día que Roglic vacile o medio flaquee, tiene que rogar que el “mojo” de Bernal aún no haya llegado del todo. Similar a lo que sucedió en el Giro de Italia de 2019, en mi opinión , es lo que va a suceder en algunas de las etapas de los Alpes y allí la Bestia Bernal pondrá las condiciones y se vestirá de nuevo el tricolor ondeando la bandera en lo más alto de los Campos Elíseos.

    1. Puede ser o no; que Primoz haya fallado una vez no significa que lo vaya a hacer siempre. Ambos son muy buenos. Y en todo caso, cualquier error o desfallecimiento de uno lo puede aprovechar un tercero audaz. Lo que si es grato es que se abra el abanico, eso si.

    2. y por supuesto, cuando será el día malo de Pogačar en su primer TdF?, también es humano…si es que no estamos frente a un portento descomunal nunca visto.

  2. La buena noticia es que hemos vuelto al ciclismo de antaño, gente valiente que ataque, basta de trenos para los últimos kilómetros. Para la carrera es bueno, y para el aficionado también. Pero en teoría los eslovenos tienen ventaja, pues la crono les beneficia, y eso que no ha habido llana, lo cual implica que los candidatos, pocos ya, deben de ir al ataque. Deseando disfrutar de ciclismo y que la pandemia lo permita, que no se vaya ningún equipo a casa.

  3. SI hoy Egan esta a los 21″ de bonificaciones que ha cosechado Primoz en la primera semana, esto es porque es un corredor de rendimiento progresivo, no es porque hoy ya tuviera chispa. Y esta cosecha de 21″ de jumbo ya lo hizo quemando las naves, sacrificando la segunda espada. Muy povo para tanto esfuerzo. Yo no lo veo tan fuerte.

  4. Perfecto todo, solo difiero en una cosa, descartar lo que se dice descartar a pinot seguro, y si me apuras a buchmann tambien pero una fuga con dumoulin,carapaz y corredores a mas diferencia como buchmann ,pinot,etc,etc, a ineos y a jumbo no les importaría y no irían a por ella y los otros equipos no tienen mucho conque combatirla, ya se que es dificil que ocurra, pero esto es ciclismo y cualquier cosa puede ocurrir,saludos

    1. José Miguel, hasta el puesto 19 Higuita a 6 minutos (de ahí para atrás ya están todos a más de 12 minutos) aún hay nombres destacados por historia, más no por actual nivel: Buchmann 5:45, Valverde, 3:43 Carapaz (3:42) Dumoulin (3:22) Ninguno de ellos tendrá libertad para meterse en fugas. Además el ecuatoriano y el neerlandés mientras tengan a Egan y Primoz por encima van subordinados, no tienen autonomía. Pero no solo por parte de Jumbo o Ineos sino de los demás rivales que no les interesa que se vuelvan a meter en carrera. Por ser posible, puede ser posible incluso que tres o cuatro del actual top 10 se caigan tres más enfermen y dos sean eliminados por viento antes de París. Y estos que han mostrado debilidad se vuelvan a meter en el top 10. Eso serían carambolas del azar ajenas a su nivel y no lógica sustentada en su condición. Pero cuando no hay piernas se nota, no solo un día sino varios. Esa es la razón por la que estos ilustres corredores ya no son considerados favoritos y cuentan con muy pocas opciones: por lo que han mostrado, no por su puesto actual. En todas las etapas de montaña cada que aprietan los sueltan. Un saludo.

    2. Egan está corriendo con paciencia, difícil saber si es por su estado de forma en la primera semana o por que está planificando, Roglic sacando segundos de bonificación y gastando la pólvora, Pogacar explotó para recuperar lo perdido en los vientos, tres grandes que se vienen midiendo y presionando de atrás una jauría con ganas de devorarse el tour, ojo, estamos apenas en la primera semana en donde antaño, apenas, se ponían a punto los escaladores viendo la fiesta que montaban los rodadores, este espectáculo de la primera semana con tanto gasto puede determinar un tour diferente para lo que viene.

  5. De acuerdo con MAC. El Jumbo ha hecho un esfuerzo brutal y algunos gregarios clave (Bennett, Kuss) parecen reventados ya. Ineos puede estar pensando en una estrategia a tres semanas rotando gregarios. Se ha visto a Castroviejo y Kwiatkowski en la montaña, pero poco de Amador y nada de Sivakov. No creo que el tico haya ido a pasear a Francia y Sivakov puede que esté recuperado para la última semana. Si Bernal continúa mejorando y el equipo está a punto para los Alpes, cuidado que los destruye.

  6. Hay muchas cosas que ver y analizar con cabeza fría y sin dejarse llevar por pasiones, ni Bernal está súper, ni Roglic tampoco, ambos se ven que les falta el plus de la explosividad, uno por la caída y por no poder entrenar unos días, algo que interfiere en su puesta a forma y que puede indicar que tanto él como Bernal aún les falta por alcanzar, lo pueden lograr con el pasar de los días, ahora bien, analizando a los gregarios tengo que decir que el Jumbo tiene las de mejorar porque Kuss claramente lo afectó mucho la caída pero hoy se vio mejor, también Gesink y Bennett también cayeron y hoy se han visto mejor, el día de descanso les caerá de perlas, ahora el Ineos sólo han caído Sivakov y Amador, también deberían mejorar, en cambio se han visto quedarse pronto a Castroviejo y Kwiato que estaban bien antes y no van a subir su nivel sino que lo pueden bajar, Carapaz al llegar corto será el gran aliado junto a Sivakov si se recupera de su caída

  7. Estamos ante un escenario nuevo con relación a la era Froom, Tampoco comparable con el de antaño, aunque se diga que había más espectáculo anteriormente por los ataques “permanentes.” las velocidades no se comparan a las actuales, no sólo por diferencia en tecnologías sino por otras complejidades. Nunca vi un tour tan abierto y competitivo en términos de diferencias y poderlo en liderazgo…esperemos la prueba reina, la montaña y ahí saldrá la carta

  8. Oscar,desde luego que teniendo a Roglic y Bernal estan supeditados a ellos, pero realmente sus piernas no estan tan mal como dices, pues los 2 ayer tiraron de sus lideres ,uno por falta de Kuss y el otro para meter a Bernal con Roglic ,su desgaste fue mucho mas fuerte que el de sus líderes,y eso lo han pagado mas hoy, estoy convencido que si no estuvieran supeditados a sus líderes,su nivel ahora mismo les daría para luchar por estar entre el 3 y 7 de la general

    1. Por supuesto José que Tom y Richard son campeones ganadores de Gv y tienen mucha calidad eso es inobjetable. Pero uno llega tras un parón de 15 meses y a otro le cambian de un día para otro los planes a una semana del Tour con una planificación progresiva que apuntaba al Giro. Eso y no otra cosa es lo que los ha hecho empezar con un nivel por debajo de su excelente forma habitual. Tom tiró muy muy poco ayer y lo pagó. Y a Richard le falta un punto. Es normal. No digo que estén mal solo que no son favoritos y no están para ganar el Tour, hay gente por encima en la escalada y ya han cedido más de tres minutos.

  9. Mi análisis es que ayer Roglic cometió un grave error que le puede costar el Tour. No aprovechó el mal momento de Egan que se quedó cortado cuando él y Nairo respondieron el primer ataque de Pogacar. Pudieron haberle sacado un minuto. Por no llevarse a Nairo le perdonó la vida.

  10. De acuerdo con Camaraju. Pero también es error de Nairo, de ambos. El tiempo dirá. tal vez no se sentían tan fuertes y pensaron en lo que venía después de coronar el premio de montaña

  11. Veo muchos esperando que Roglic y Pogacar les llegue el día malo, pero pregunto, y si no les llega? O si antes el día malo le llega a Bernal por la falta de apoyo de su equipo? Por que si eso pasa me voy a reír un buen rato a los que se mantuvieron ilusos a que los primeros nombrados pincharan.
    Deberían de pensar algo, Pogacar es joven, tiene buen equipo, demostro en la Vuelta a España que esto del desgaste se lo puede tomar bien, solo falta ver que en esa Vuelta 2019 en la segunda etapa se vio cortado por el grupo Roche-Roglic-Uran-Aru (en teoría lider en ese momento del Emirates), perdio como 40 segundos, y los recupero en la etapa 9 con un ataque lejano en una etapa con 3 puertos de primera y terminando en una inclinación complicada, y luego pago factura? Pues no, antes remonto y casi se gana esa vuelta solo con el apoyo de Henao y quizas Conti, por que era un equipo rodeado en Gaviria con Troia, Molano y Marcato, y otra cosa a tener en cuenta, es que esa Vuelta tuvo mas montaña que este Tour, subidas bien largas como el Cortals de Encamp, Los machucos y la plataforma de gredos, la tres etapas de montaña de importancia las gano el, atacando desde lejos solo y en una llegando con Roglic.
    Este Tour, duro pero bien duro lo unico que tiene es el Grand Colombier que inclusive puede compararse con los Machucos, esta etapa es esencial para dejar regados a los eslovenos si es que pueden, no agregaría la crono final, creo que esa etapa lo esencial sera mantener una buena cadencia sin desesperarse y listo, se hace buen tiempo, por que yo recuerdo que en esa etapa nadie saco diferencias importantes el año pasado, solo Alaphilippe que araño segundos para que no perdiera la amarilla ante Ciccone.

    1. Tampoco considero que el Col de la loze este como para sacar una gran cantidad de tiempo, luego de la madeleine hay un descanso muy largo, solo falta ver a que si llegan en grupeta al puerto, los corredores habran tenido un “respiro”
      Esta llegada la veo llegando al final con los ciclistas selectos a quedar entre los 10 primeros con algun escapado llegando quizás, como la etapa que gano Nairo en 2018.

Responder a Camaraju Cancelar respuesta

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: