Previa Clásica San Sebastián 2015

Por @pmpalermo

Empieza agosto y, como es habitual, se disputa la Clásica de San Sebastián, prestigiosa carrera de un día que tiene lugar en el País Vasco. En 2010 los organizadores endurecieron el recorrido con una doble ascensión a Jaizkibel y a Arkale, y en 2014 añadieron más dificultad y, de paso, consiguieron mostrar la hermosa ciudad, porque el pelotón dará una vuelta por las calles de San Sebastián.

Esto implica también una novedosa cota a 7 kilómetros de meta. Este es el perfil de los 219 kilómetros:

klasika

Estas son las trepadas en el orden en que aparecen en el trazado:

  • Alto de Iturburu
  • Alto de Jaizquibel
  • Alto de Arkale
  • Alto de Jaizquibel
  • Alto de Arkale
  • Bordako/Tontorra

Jaizquibel: lo más duro está al comienzo, en la zona del bosque, donde se mezclan las rampas del 11% y las curvas en herradura. Es un puerto de 1° de 8km al 5.6%, pero si le quitan los 2000 metros finales, nos queda una subida de 6km al 6.3%. En resumen, el perfil es muy difícil en su inicio y luego más sencilllo. La subida no es compleja pero si se sube muy rápido puede hacer daño y por eso aquí es donde vemos la primera selección, usualmente la segunda vez que se pasa.

Jaizkibel1

Alto de Arkale: Son 2.7km al 6.3%. Es un punto ideal de despegue para el corte bueno.

arkale

Bordako Tontorra: Son sólo 2.5km, pero la pendiente media es del 9% con rampas del 20%. Genial movida de la organización.

bordako-tontorra

Pero este perfil oficial no es del todo preciso y, por ello, compartimos (imagen inferior) uno más real.

bordako-tontorra1

El primer kilómetro es al 9.1% con rampas máximas del 17%. El segundo kilómetro es al 9.4%, pero en realidad, lo más interesante son los 900 mts finales, de dureza constante donde hay dos zonas puntuales al 19-20%, para un promedio del 12.4%. ¡Impresionante!

Una vez coronada esta ascensión quedarán 7km: 4km en bajada y 3km planos, todos muy técnicos.

Usualmente todo esto significaría desastre para una escapada, pero también el mayoritario estará reducido y con pocos hombres para trabajar, por lo que un pequeño hueco puede significar victoria.

En 2013, Quintana atacó con Valverde en Jaizquibel y destruyó las esperanzas de la mayoría; Tony Gallopin quedó cortado en principio pero luego fue el último que logró reingresar en el grupo que se jugo la victoria. Posteriormente, la movida decisiva se hizo en Arkale.

En cambio, en 2014, fue en Tontorra donde se movió la gente importante. Bardet fue el primero en meter un acelerón, bien respondido por los favoritos. Metros después contraatacó el ruso Kolobnev, quien no pudo aguantar las rampas del 20%, neutralizado por Mikel Nieve primero y el resto de los favoritos después.

En los últimas metros del puerto, Purito Rodríguez superaró a Nieve y tomó una buena distancia, aunque siempre seguido de cerca por Valverde, con quien coronó. En el descenso final, el líder de Movistar sacó unos segundos a Rodríguez, Mollema y Nieve, distancia suficiente para lograr la victoria en solitario, la segunda del murciano en San Sebastián, tras vencer en 2008.

La gran duda es si el grupo llegará nutrido al final o si quedará mermado en Jaizkibel.

Si el peloton llega numeroso los clasicómanos que suelen brillar en las Ardenas serán los que dictaminen el desarrollo. Sin embargo, no hay garantías de que lleguen agrupados, ya que podríamos ver ataques en las trepadas largas que pueden eliminar a los más veloces.

El otro aspecto a tener en cuenta es la preparación de cada uno, ya que varios vienen del Tour, otros del Tour de Wallonie y el resto de entrenar en altura.

Si por nombres nos guiamos, sobran: Romain Bardet, Bauke Mollema, Alejandro Valverde, Philippe Gilbert, Zdenek Stybar, Greg Van Avermaet, Luis León Sánchez, Alexis Vuillermoz, Dan Martin, Julian Alaphilippe, Julián Arredondo, Dani Moreno, Rui Costa, Jelle Vanendert, Tom Jelte Slagter, Pieter Serry y Jarlinson Pantano son sólo algunos.

Pero claro, las situaciones son diversas. Los que tienen ventaja son los que llegan desde Francia, siempre y cuando hayan asimilado los esfuerzos. Por su parte, los entrenamientos en altura no necesariamente rinden frutos de inmediato y no son pocos los que han “descubierto” en competencia que sus piernas iban bloqueadas.

Repasemos un poco la realidad de estos atletas.

Alaphilippe no compite hace un mes con lo que eso implica, mientras que Pantano nos contó que está cansado y la actuación de Arredondo en el Tour habla por si sola. Rui Costa dejó esa misma carrera aquejado por problemas, enorme ventaja para sus oponentes.

Vanendert abandonó en Wallonie en medio de rumores respecto a su futuro en Lotto. Es muy talentoso y, de hecho, arribó 6° en Namur, pero nunca se sabe lo que puede entregar. Vuillermoz demostró lo que vale en la semana inicial del Tour, donde fue 3° en el Muro de Huy y 1° en el de Bretagne.

Van Avermaet realizó una excelente competencia en suelo francés, del que se marchó para asistir al nacimiento de su bebé. Antes, había alzado los brazos en Rodez, sin descontar los cuatro top 10 obtenidos en la primera semana, incluidos los muros de Huy, Le Havre y Bretagne.

Dan Martin hizo una buena primera semana en el Tour y se diluyó luego. ¿Estará fatigado? Entretanto, su compañero Slagter sería una buena opción, pero no ha tenido un gran año y no confiamos en él. Luis León Sánchez es doble ganador aquí, pero no compite hace un mes y, además, su rol ha cambiado en Astana.

Bardet fue de menos a más en la Grande Boucle y no repetirá el error de hace un año aquí, cuando se lanzó tempranamente en Tontorra. Mollema terminó fuerte en Alpe d´Huez y en 2014 estuvo en los compases decisivos en la Klasika, cita que se le da muy bien y en la que acumula tres top 10 consecutivos.

Valverde llega motivado para defender su corona, con el impulso adicional de haber alcanzado el objetivo de una vida: subir al podio en los Campos Elíseos. Ya suma dos Klasikas en su currículum y otros dos podios.

Purito no enseñó buena cara en los últimos días de montaña del Tour, pero esto es otra cosa y debería estar adelante. Su compañero, Dani Moreno, abandonó en Austria y estuvo en la altura, pero es un misterio cómo llega y, además, debería responder a su jefe.

Gilbert y Serry vienen de brillar en Wallonie, especialmente en las jornadas con final en los muros de Namur y Thuin, evidencia de su forma. El de BMC quedó fuera del Tour por una lesión, está molesto por eso y motivado, además de fresco.

Otros nombres…Barguil, Rosetto, Bakelants, Urán, A. Yates, Txurruka, Roche y Landa

Predicción…

Para nosotros, la carrera se hará pedazos entre Arkale y Tontorra. En este último puerto será el movimiento ganador. Lo lógico sería que se de en las rampas finales, durísimas, donde se puede abrir un hueco posible de sostener para un buen rodador (o un grupo de ellos) en la bajada.

Atentos: si alguien llegara a irse en solitario puede ganar con tan sólo unos pocos segundos (tan pocos como 5), porque el técnico descenso y las especulaciones entre perseguidores, harían el resto.

Alejandro Valverde es el hombre a vencer, campeón defensor y en gran condición física. Justamente por eso, será la rueda más marcada. Allí cerca, estarán Gilbert con su frescura tras la lesión, Purito, Mollema y Bardet.

Es difícil apostar contra el murciano, por lo que el Bala es nuestra carta, aunque no creemos que le dejen tomar distancia en la bajada como hace una temporada.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 pensamientos sobre “Previa Clásica San Sebastián 2015

  1. De acuerdo, Valverde clama venganza por todo lo que pasó en el Tour, recuerden el día de Zelande donde, si no observé mal, tuvo que “bajar” desde su ubicación para ayudar a Quintana.- Mi pollo es Vuillermeoz dado lo hecho en el Tour.- Saludos a todos.-

  2. Excelente información. Pero permitidme una pequeña corrección. Tontorra no es el nombre del último y durísimo repecho, sino que significa cima en euskera o vascuence. El nombre completo es Bordako Tontorra, es decir, “la cima de la borda”. Borda es una chabola de pastor y el término no es solamente vasco, sino que también se utiliza en el Pirineo aragonés y en el francés como “borde”. Os recomiendo que utilicéis el nombre completo o en su defecto, el de Borda. Este nombre le viene de que casi al coronar, justo en la zona del observatorio de Igueldo, existe una borda.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: