Previa Tour Down Under 2016

Por David Hunter

El pelotón ya está en Australia, listo para otra accidentada edición del Tour Down Under, una prueba relativamente joven para el World Tour, que se ha ganado el afecto de corredores y fans alrededor del mundo. A los atletas les gusta que las etapas son cortas, el clima es cálido y los traslados no son extensos.

Los puntos más emocionantes son los finales en Stirling, Campbelltown y Willunga Hill, pero vamos a repasar todos los parciales.

Etapa 1

TDU1

El pelotón dará su habitual paseo por la zona de viñedos de Barossa Valley, para luego dirigirse al final en Lyndoch, nuevo, pero nada extraño. Lo lógico sería presenciar un sprint masivo.

Etapa 2

TDU2

El conocido arribo a Stirling. Son seis vueltas a un exigente circuito que, igualmente, permite a los hombres rápidos ilusionarse, aunque no es para cualquiera. En 2015, JJ Lobato maravilló con una tremenda victoria, que seguramente quisiera reiterar.

Etapa 3

TDU3

Se recupera la trepada a Corkscrew Road. Allí, Cadel Evans venció en 2014 y Geraint Thomas en 2013, aunque la meta era diferente. Esta ascensión será crucial en la definición del título, porque es lo más cercano a un puerto que hay en el recorrido.

Etapa 4

TDU4

Victor Harbour es una ciudad habitual en el Down Under, pero el trazado ha sido endurecido con la cota final más cerca de la llegada. La subida, Norton Summit, consta de 5km al 5% y el actual récord en Strava le pertenece a Damien Howson, aunque eso debería cambiar cuando los “puncheurs” aumenten el ritmo y ataquen.

Etapa 5

TDU5

La mejor etapa de la carrera, Willunga Hill, y punto favorito de Richie Porte para atacar, ya que allí celebró las dos pasadas ediciones. Aquí se decidirá el campeón.

Etapa 6

TDU6

Un criterium por las calles de Adelaida pondrá el broche al Tour. Será con un embalaje masivo.

Análisis

Para ganar el Tour Down Under se necesita:-

  1. Un equipo fuerte
  2. Obtener bonificaciones.
  3. Aguantar el calor.
  4. Estar en forma muy temprano en el año

Siendo realistas, la general se reduce a los que suceda en dos puntos: Corkscrew Road y Willunga Hill. Sin embargo, bonificar a lo largo de la carrera puede dejar a cualquiera en una buena posición, porque hay muchos segundos en juego. Cada parcial otorga dos sprints intermedios con 3, 2 y 1 segundos disponibles, a los que deben sumarse los del arribo: 10, 6 y 4. Así, algún valiente que haya recolectado 20 segundos antes de Willunga Hill, podrá defenderse y limitar daños, algo que Simon Gerrans ha hecho en el pasado.

A pesar de la presencia de Caleb Ewan, esta edición será en torno a Gerrans. Si está aquí para ganar la general, entonces deberá obtener, al menos, una victoria al sprint, tal como hizo contra Greipel en Angaston en 2014. Orica suele destacar a la hora de atar la carrera y Gerrans tendrá oportunidades para bonificar porque es más veloz que el resto de los aspirantes a la corona.

En todas las etapas, el primer sprint intermedio llega antes de la marca de los 60 km, hecho que hace posible un control por parte de Orica, escuadra a la que esperamos exprimiendo cada situación para que su líder sume segundos sobre el resto. Gerrans tiene que lucirse en las etapas 2 y 4, donde debería haber un sprint duro, imposible para embaladores clásicos.

El momento crítico para Gerrans y su escuadra será Corkscrew Road, subida en la que no la ha ido muy bien antes: cedió 2:36 con Geraint Thomas en 2013 y 15 segundos con Cadel Evans en 2014. Vale la pena aclarar que, en 2013, sufría asma, mientras que al año siguiente no pudo seguir a Evans y Porte.

Con eso en perspectiva, es claro que Gerrans tiene que llegar con un buen colchón y el arribo a Stirling será vital para poder defenderse más adelante en la prueba. En su contra: la ausencia de sus gregarios escaladores, Meyer y Clarke. Orica tomó la decisión de seleccionar a Michael Albasini,  quien nunca disputó la competencia, pero también a Daryl Impey y Luke Durbridge, quien podría tirar de su líder en algunos descensos, si es cortado.

Luego de este día, Gerrans puede seguir bonificando en la etapa 4. Orica podrá hacer daño en la cota cercana a meta, descolgando a los sprinters puros y dejando a su capitán en posición de añadir 10 segundos a su cosecha antes de Willunga Hill.

En dicha subida, el aussie necesitará a sus compañeros a tope, y eso no será sencillo. Las rampas están en el límite de Impey, dejando la responsabilidad en Albasini. Pero basta de hablar de Orica, porque hay grandes talentos en la carrera.

Los primeros en la lista son los hombres de BMC, con el campeón defensor, Rohan Dennis y su flamante fichaje, Richie Porte. Su estrategia debería ser la de esperar a las trepadas a Corkscrew Road y Willunga Hill para marcar diferencias. Con dos grandes escaladores, tienen que alternarse, enviando a Porte primero, forzando al resto a cazar. El pelotón será destrozado con estos movimientos, y BMC aún dispondrá de Dennis.

Un dato a considerar es la falta de velocidad de ambos, algo que los obliga a ganar en solitario en las dos únicas opciones que la organización dispuso para ellos. La duda pasa por lo mostrado en los nacionales de ruta, donde se generaron rumores respecto a su forma. Si todo es normal, será un duelo entre Orica y BMC.

El resto del lote está lleno de aspirantes al top 10, aunque no muchos que puedan subir al podio. Diego Ulissi fue 3° en 2014 pero nunca volvió a ser el mismo luego de su suspensión. A su lado estará Louis Meintjes, una carta perfecta para imitar la táctica de BMC con la ventaja de que el italiano puede ganar sprints y bonificar. Por otro lado, las subidas no son idóneas para él, que no debería poder seguir a Gerrans, Porte y Dennis.

Eso no será problema para Rafael Valls, sorpresivo campeón del Tour de Omán 2015 y nuevo corredor de Lotto, equipo con el que estuvo entrenando en Willunga con excelentes resultados. A su lado estarán Adam Hansen y Thomas De Gendt, pero su mejor táctica será esperar al acecho.

Rubén Fernández y Domenico Pozzovivo lo hicieron bien el año pasado y vuelven para repetir o mejorar su 5° y 6° puesto, respectivamente. Fernández es un gran talento y contará con buenos gregarios en Sutherland, Oliveira y Jesús Herrada, así que lo esperamos en el top 3.

Pozzovivo depende de lo que haga en Corkscrew Road, subida corta con herraduras donde puede mostrarse. Le gusta estar en forma desde temprano en la campaña, conoce la competencia y no tiene sprint, así que puede pujar por un top 5.

El Team Sky es la única otra escuadra que puede tener impacto en el evento porque llegan con dos líderes sólidos como Thomas y Henao. El galés venció alguna vez en Corkscrew Road y su progreso escalador ha sido notorio, pero se casó en el invierno y su estado es una incógnita. Creemos que lo hará bien porque anunció que asaltaría pruebas por etapas y, además, son las victorias las que conceden los galones.

Otros aspirantes al top 10:-

LL Sánchez, Petr Vakoc, Jarlinson Pantano, Simon Clarke, Rein Taaramäe, George Bennett, Jay McCarthy, Cameron Meyer, Nathan Haas, Ryder Hesjedal y Nathan Earle.

Sprints

Sin Greipel, Kittel, Cavendish y Kristoff, las oportunidades florecen para otros velocistas, algunos de los cuales, estrenarán sus trenes de lanzamiento. Repasemos:

IAM – Tanner, Howard, Pelucchi.

Lampre – Mori, Kump.

Lotto – Dockx, Bak, Ligthart, Henderson.

Movistar – Sutterlin, Rojas, Lobato.

Orica – Hayman, Impey, Ewan.

Cannondale – Bettiol, Bevin, Wippert.

Giant – De Backer, De Kort.

Katusha – Lagutin, Tsatevich.

Sky – Puccio, Rowe, Swift.

Tinkoff – Rovny, Gatto, Blythe.

Trek – Van Poppel, Reijnen, Nizzolo.

Dimension Data – Van Rensburg, Farrar, Renshaw.

UniSA – Van der Ploeg, Von Hoff.

Drapac – Clarke, Brown, Jones.

Sinceramente, Ewan, Pelucchi, Nizzolo, Wippert y Lobato deberían repartirse los embalajes.

El tren de Cannondale nos interesa porque añadieron a Paddy Bevin, que está arrojando algunos valores increíbles en los entrenamientos, algo que puede explotar Wippert para estrenarse con el conjunto yankee. Matteo Pelucchi es una amenaza para el resto y gozará del trabajo de los locales, David Tanner y Leigh Howard.

Los perfiles no suelen reflejar la dureza real de los caminos y, además, casi todos los sprinters deberán habituarse a nuevos lanzadores, por lo que las llegadas masivas se anticipan emocionantes. El calor hará el resto y, aquellos que no vayan finos, no tienen oportunidad. El criterium previo a la carrera, el People’s Choice Classic, se disputará el domingo y permitirá conocer mejor la forma de los sprinters.

Predicción

En una esquina tenemos a Orica, que ya sabe todos los secretos para vencer aquí y debe solventar los problemas de Gerrans en Corkscrew Road. Si lo logran y él bonifica en los días aptos, puede defenderse en Willunga.

Del otro lado está el BMC con dos cartas en Porte y Dennis. Si uno de ellos se corona en Corkscrew Road, podría definir la general. Dependerá de Orica minimizar daños allí con Albasini, Impey y Durbridge.

¿Que aportará el Team Sky a la fiesta? A Thomas y Henao, excelentes atletas pero en una condición incierta.

La sorpresa podría ser Rafa Valls, quien ha perdido peso, se lleva bien con el calor y gozará de cierta libertad.

Todo dependerá de la forma de Porte y Dennis. Si ellos están fuertes, serán campeones, si no, será Simon Gerrans. Tenemos dudas sobre los BMC tras lo visto en los nacionales, así que optamos por Simon Gerrans como el campeón.

David Hunter

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 pensamientos sobre “Previa Tour Down Under 2016

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: