¿Puede realmente Pello Bilbao liderar al Bahrain-Victorious en el Giro 2021?

Por @amatiz12

A muchos aficionados se les metió en la cabeza una idea que para otros puede sonar descabellada, fuera de contexto, irreal o como una simple afirmación para desestabilizar a un líder y ganar titulares en primera plana: Que Pello Bilbao lidere al Bahrain-Victorious en el Giro d’Italia. ¿Es una propuesta con fundamento? ¿Realista?

(Photo by Tim de Waele/Getty Images)

Ciclista impecable, con virtudes envidiables

Todo se remonta hasta hace unos días con el Tour de los Alpes, conformado por varios de los aspirantes al título de la ronda italiana y una dureza que selecciona a los mejores. Imprevistamente prevaleció la figura de un corredor estupendo, aunque infravalorado, Pello Bilbao, quien, con su nivel, subcampeonato y victoria de etapa, puso a dudar a más de uno sobre el liderazgo absoluto de Mikel Landa para la cita en cuestión.

Si se contrasta el palmarés de ambos, no se halla una diferencia abismal de uno sobre otro. Todo muy parejo. Ahora, si se comparan las masas mediáticas que mueven en su nación, a las primeras de cambio se sabe quién supera a quién con sobradez. Al analizar sus perfiles, llega a sorprender que en quien casi no se habla exista una mayor polivalencia y resultados sobresalientes, que lo convierten en una alternativa idónea por si hiciera falta.

Bilbao es completo, tiene ascenso, descenso, crono y una destacable punta de velocidad. Landa, por ejemplo, está muy por debajo en los últimos dos ítems. Pero en esa versatilidad sucede algo particular, Pello no es dominante en ninguno de esos terrenos. No es que en un final en alto aplaste a los trepadores o que en una contrarreloj saque minutadas a los rodadores, nada de eso.

Entonces, ¿por qué logra buenos resultados? Porque tiene unas cualidades determinantes en el ciclismo, que no son fáciles de adquirir. Son invisibles desde lo físico, pero notorias desde lo mental. Un ejemplo, él puede arrancar 15° en una escalada y kilómetro tras kilómetro con un paso constante, ir remontando y superando a otros rezagados hasta culminar 3°. La mencionada competición alpina brinda otro caso: el día que ganó no estuvo primero todo el rato, padeció en esa subida final, se propuso mantener a una corta distancia a los punteros, y luego apostar a sus fortalezas técnicas bajando para cazar y resolver con su sprint.

Esa audacia para regularse, tomar buenas decisiones, saber sufrir, ser constante en el esfuerzo y mantener la cabeza fría en las circunstancias más intensas no la venden en cualquier lado. Es algo que viene de fábrica, que se trabaja y que resulta ser incluso más útil que mover ‘X’ cantidad de vatios. El vasco siempre ha marcado la diferencia por esos detalles.

Sumémosle a lo anterior, que es un rutero que lleva la combatividad en la sangre. Es muy inquieto, precisamente al no ser el rey en alguna especialidad buscar sus opciones de descuento en terrenos complejos de media montaña, con emboscadas de últimos kilómetros. Incomoda al resto, pues normalmente sus intentos son efectivos y, cuando los ejecuta, los hace con el argumento necesario para obligar a la considerable inversión de fuerzas para generar una neutralización del movimiento.

Sintetizando todo en el puestómetro, se construye otra justificación de peso para quienes desean verlo como jefe de filas. Quinto (2020) y sexto (2018) han sido sus ubicaciones más cercanas en el combate por la Maglia Rosa, sin contar las adversidades en cada una de esas versiones (considerable agotamiento tras el Tour y gregario absoluto de Miguel Ángel López, respectivamente).

¿Debe ser capitán en Italia?

Sí, pero no el único. Así como sería absurdo volcarlo a laborar para Mikel Landa, sería igual de incoherente pretender que se inviertan los papeles. Lo apropiado es que compartan liderazgo y que en el transcurso la carretera designe a un capo. Los dos han realizado una decente temporada y arribarán en una correcta condición a la partida este 8 de mayo.

Aunque el del Giro sea un trazado con una significativa dosis de trepadas, en algo puede influir la diversidad de brillo en distintos géneros. En las cronos y el día del sterrato (fue 10° en Strade Bianche este curso), Bilbao puede adoptar una renta interesante sobre su compatriota, ya en la montaña todo será un misterio.

Bahrain aplicará la estrategia de la doble espada, siendo Mikel la principal. Es factible que a Pello lo envíen en los movimientos de mayor riesgo puesto que inicialmente no tendrá el estricto marcaje al que si deberá afrontarse el tercer clasificado de 2015.

A su favor juegan las toneladas de menos que carga en cuanto a presión. Si el de Guernica no rinde a la par de los hombres de la general no sucederá nada. No lo criticarán desde la fanaticada o la prensa, ni mucho menos desde su elenco, pues la gran responsabilidad recae sobre Landa, con quien sí habría más repercusiones si no está a la altura del desafío.

La regularidad, el nunca desfallecer, el conocer a la perfección su cuerpo y la marcha a manejar para cosechar sublimes presentaciones, son otros factores benévolos para Bilbao.

Además, la afabilidad para un combinado como el de Milan Eržen de atesorar un respaldo con una ficha principal que no ofrece garantías absolutas es enorme. La irregularidad y mala suerte, han sido constantes compañeros de aventura en la trayectoria de Landa, maximizando el riesgo de que alguna debacle física o desgracia deportiva alteren su resultado y lo alejen de la posibilidad real de asaltar objetivos de alta talla. Para ser jefe único, un ciclista debe probar solvencia y capacidad de acaparar resultados significativos, incluso en la adversidad. Son características que solo galácticos como Roglic o Pogacar pueden ofrecer -por algo son líderes indiscutibles dentro de sus escuadras-. Entonces, más allá de que el de Murguía haya llevado una buena aproximación para la prueba, esos elementos no deben dejarse pasar por alto, y si existe un corredor como Pello, que puede apagar un incendio si se requiere, mejor aprovecharlo.

De lejos ya ha probado que tiene el carácter y las piernas para asumir los galones en retos de envergadura. Puede que no llegue a contar con la misma atención que su colíder u otros exponentes del ciclismo español. Sin embargo, su silenciosa faena, basada en la consistencia, el fortalecimiento de sus atributos mentales y la adecuada respuesta ante las situaciones más adversas, hacen de Pello Bilbao una alternativa idónea, un respaldo que ofrece garantías y que de seguro estará al rescate si la gran carta sufre una debacle.

Alejandro Matiz 

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

16 pensamientos sobre “¿Puede realmente Pello Bilbao liderar al Bahrain-Victorious en el Giro 2021?

  1. Buena nota Alejandro….
    Creo que le falta perrenque para liderar un equipo en pro de la rosa…
    Es muy bueno, pero con este cartel del giro, los ritmos infernales en las subidas lo sacarán de punto, haciéndole perder minutadas… y después optará por las fugas y las etapas rocosas..

    1. Gracias, Arturo. Puede sufrir en la escalada perfectamente, pero es un corredor que se sabe manejar y de ahí no ceder mucho, en lo que no coincido es en que le falte ese perrenque. Sobre todo él, ha estado clamando por una oportunidad de verdad, porque cuando le ha tocado responder, lo ha hecho con un carácter admirable.

  2. Las primeras etapas seran de Pello sin duda sacara redito a su condicion todo terreno el problema sera la 3 semana tiene demaciado desnivel y como dice la nota Pello es bueno en todo mas no el mejor .pero si se ve un Landa con pocos descuidos no habra Pello que valga..

    1. Bilbao ha demostrado tener el fondo para las tres semanas. En el último Giro lo hizo muy bien en esas etapas finales con todo y el ritmo alto y su desgaste previo en el Tour. Claro, si Landa está pletórico no habrá nada que hacer. Eso no se discute. ¡Gracias por comentar!

  3. Definitivamente Pello descolla en la crono y los sprinters y saca alguna ventaja, pero M. Landa es excelente subiendo, quizas uno de los mejores , y ahi si saca mucha ventaja y descuenta lo que perdio en las cronos. Definitivamente, tambien, me quedo con M. Landa.

    1. Landa es superior escalando a comparación de Bilbao, pero inferior en las aptitudes mentales que resalté en el artículo. Y ojo porque estas influyen mucho y dan lugar a que Mikel no sea una baza definitiva y por ende, que Pello tenga su oportunidad. Saludos.

  4. Lo eh dicho en artículos anteriores el giro en los últimos años no lo gana el máximo favorito (que para casi todo el foro es el colombiano bernal) y creo q con todo los expuesto Bilbao tiene chance de estar ahí en la pelea y eso de que saca mucha ventaja en la subida no es tan así lo ha demostrado en etapas reinas al mismo Landa (le ganó en la etapa 20 del giro 2019 exactamente cuando fue el golpe al aficionado x parte de López) así q no es tan cierto de q se queda en la montaña y ojo yo lo doy como favorito al giro como segunda espada sino le pasa nada a Landa

    1. Es un excelente punto el que usted acota, el descontrol y poca previsibilidad propios de la ronda italiana, son otros factores que pueden influir para que estos corredores detrás de las sombras, asomen y den el golpe. Bilbao puede ser uno.

  5. Pello y Mikel harán buena dupla. El podio está al alcance de Landa (si no pasa algo extra deportivo), Pello al sacrificio ya que sus prestaciones para alta montaña son normales.

  6. ¿Habrá previa de Algarve? Porque interesante carrera la que se avecina. Ojeando las nóminas, apenas Kamna sobresale entre los aspirantes. Hay gente para los sprints y muchos interesados en escapadas, pero para los propósitos de la general pareciera que los WT hubiesen acordado no mandar gente para asegurar la parte alta de la tabla, si es que hasta Arkea tiene buenas opciones con Rosa y Gesbert. Por eso mismo me parece que va a ser una buena carrera, además de vitrina.

  7. Pello es una segunda baza que perfectamente puede aspirar a un podio de este Giro , tiene fondo y resistencia, va muy bien en las tres semanas, es buen contrarelojero, pero antes deberá apoyar a Landa estableciendo un tándem de valía, ciertamente le afecta etapas de alta montaña encadenadas, es una segunda alternativa que no desentonaría.

  8. Interesante nota de alguien que la prensa olvida, gracias Alejandro.
    Salvando la distancia tiene ciertos parecidos a Nibali.
    Coincido con un comentario anterior, el Giro es impredecible, casi nunca lo gana el candidato número uno, pasan muchas cosas, y a veces lo termina ganado el más constante, inteligente y por supuesto con un toque de suerte. En la última década hay podios impensados, corredores que estaban en la órbita de pocos como candidatos.
    Por qué no este año puede darse un podio para Pello, me encantaría.

    1. Definitivamente buen artículo Alejandro, siempre son muy interesantes, Pello tiene calidad y pienso que yendo de segunda espada pueda destacar más ya que la presión recaerá en Landa, sin duda una dupla muy buena en la grande italiana

Responder a Emiliano Cancelar respuesta

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: