Quinn Simmons pide disculpas: contexto y su antecedente por comentarios racistas

Por Oscar Trujillo Marín

Quinn Simmons ha tenido que salir a pedir disculpas públicamente. De paso a intentar explicar su actitud que terminó apartándolo temporalmente de su equipo Trek-Segafredo por haber infringido las normas de comportamiento que tienen sus corredores en redes sociales, quienes no pueden emitir opiniones sexistas, ni xenófobas ni racistas ni denigrantes en ningún caso.

El ciclista campeón mundial juvenil en 2019, nacido en Phoenix, Arizona, dijo en el sitio oficial de su equipo: “Quiero disculparme ante cualquiera que se haya sentido ofendido, ya que me opongo firmemente al racismo en cualquier forma. Para cualquiera que no esté de acuerdo conmigo políticamente, está bien, no le odiaré por eso. Solo pido lo mismo”, escribió el ciclista estadounidense. Ser votante de Trump no es delito, lo censurable no es eso y tampoco fue el motivo de su salida de tono, fue su innecesario gesto racista lo que le sobró.

“Como corredor nacido en USA siempre me he sentido orgulloso de representar a mi país. Competir para un equipo estadounidense ha sido un sueño de toda la vida. Una de las principales razones por las que elegí este equipo fue por los valores estadounidenses que transmite. A aquellos que encontraron racista el color del emoji que utilicé, les puedo prometer que no quería que se interpretara de esa manera”, explicó el prometedor clasicómano.

Bien, esos fueros sus descargos, aunque hay que matizar que la elección de las manitas negras aplaudiendo no es ni la primera, ni la segunda ni tercera opción que sale por defecto en los emoticones. Hay que elegirla deliberadamente, aposta.

Por desgracia no ha sido la primera disputa racial en redes sociales de Simmons en la que tuvo que terminar saliendo a pedir disculpas por un comentario desafortunado -según él, inocente- al respecto. O tiene mucha mala suerte en elegir el momento y lugar para banalizar el racismo o es muy torpe, cosa que no parece.

En pleno estallido de las protestas en todo el país a principios de este año debido a los asesinatos por parte de la policía de varias personas de raza negra en USA, el corredor Cory Williams (quien es negro) publicó en Instagram los datos de sus resultados en las carreras desde categorías inferiores, que mostraban excelentes actuaciones de junior y juvenil, éxitos que no obstante, no le valieron nunca para ser elegido en el seleccionado estadounidense. Williams en su perfil en redes, lo atribuía a su raza, porque por números tenía suficientes logros para ser escogido. El color de su piel, -según él- influyó para que su seleccionador nacional no lo hubiera tomado en cuenta. Así lo contó en su cuenta de redes sociales.

“He tenido problemas en mi carrera. He sido uno de los mejores ciclistas de Estados Unidos en mis respectivas categorías, incluso el mejor a mi edad en algún momento. Fui campeón nacional y gané una carrera por etapas en general, gané un maillot verde, gané más de 20 campeonatos estatales y estuve entre los mejores en carreras nacionales de ruta como junior y nunca pude representar a Estados Unidos en el equipo nacional”, relató el corredor en Instagram.

A Simmons que nadie lo había llamado allí, o cuando menos si no quería aportar nada positivo en un momento demasiado duro para la comunidad negra (y ante unas cifras incontestables de méritos que presentaba su colega) no se le ocurrió nada más empático que decirle de manera bastante cínica e incoherente con las cifras que presentaba: “Quizás no fuiste lo suficientemente rápido”. Desde luego, inocencia no hay en ese mordaz comentario. Pero no pasa nada, si no le gustan los ciclistas negros a Quinn, al menos pudo haber conservado su boca cerrada, no era el momento, ni el lugar ni mucho menos era justo con un colega su “inocente” comentario.

Por supuesto esa réplica fue muy criticada por insensible, fuera de sitio, falto de solidaridad con un compañero y obviamente racista. Fue tanto el revuelo en su contra que causó, que tuvo Simmons tuvo que salir esa vez también a lavar su imagen afirmando que solo quería defender a Billy Innes, el jefe del programa de desarrollo de USA Cycling, sin ignorar la valía de Williams. La pena es que lo hizo y con creces.

Hombre, si los policías están matando negros en las calles actuando con selectiva y enorme brutalidad sin importar que las cámaras los estén grabando y un colega (negro) presenta datos donde argumenta que a pesar de sus buenas actuaciones (que conoce todo el mundo) no ha sido tenido en cuenta… quizás no es el momento de defender a tu amigo o seleccionador. Hay algo que se llama sentido común y otra cosa que se llama empatía, que, de momento, Simmons parece no conocer.

Por eso, ya que tanta gente banaliza el hecho de elegir aposta unas manitas negras para despedirse en un mensaje (que no es la primera ni la segunda opción…) hay que mirar el contexto y los antecedentes. Su equipo no lo ha apartado por ser votante de Trump, eso es absurdo. Tiene derecho a ser republicano y lo que desee en opciones políticas, lo ha apartado porque es evidente que es muy inquieto opinando en temas de racismo en las redes (no necesariamente para ponerse al lado de los históricamente vapuleados).

Quinn es joven, nos encanta como corredor (le hice una bonita nota a principios de año alabando sus cualidades), puede aprender al menos a tener discreción para elegir dónde va a poner sus inocentes comentarios, es una figura pública y un ídolo para muchos niños que aspiran a ser ciclistas en USA.

Para los nuevos en este sitio o que crean (de manera errada) que quizás hemos sido indulgentes con Moscon y sus deplorables salidas de tono se equivocan. Les dejamos este par de enlaces donde también hemos condenado sus lamentables actos, (racismo incluido). Amamos el ciclismo pero si un corredor se comporta de manera insensata, troglodita o ruin hay que decirlo también. Ojalá por el bien suyo, sobre todo y para no desperdiciar su enorme talento Quinn pueda aprender algo bueno de todo esto. No hace falta que deje renuncie a su ideología conservadora, lo que hace falta es que intente abandonar el racismo no de dientes para afuera para quedar bien, sino con coherencia.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

14 pensamientos sobre “Quinn Simmons pide disculpas: contexto y su antecedente por comentarios racistas

  1. disculpa cosmética. habiedo sido criado en familia y comunidad racistas, el tipo no va a cambiar su manera de pensar. se disculpa porque el equipo lo apartó de lo que hace. de otro modo, no lo hubiera hecho. tenemos a otro moscón en el pelotón…disgusting!

  2. Una pregunta, tengo herencia negra por parte de mi abuelo materno, indígena por parte de mi abuela materna y blanca por parte de mi padre, en ese caso, que manitas puedo o debo usar para no herir susceptibilidades? porque no encuentro por ningún lado las instrucciones de uso de los emoticons según grupo racial,
    Otra pregunta, qué hubiera pasado, si en lugar de escribir bye y las manitas negras, el chico escribe ! Good! y las manitas negras? habría esto influido en el veredicto de culpabilidad?

    1. Escribió bye, da igual las demás posibilidades. El tema con las manos es por una problemática gringa, el blackface. Simmons sabe qué significa. Usted puede usar el color que desee para sus emoticones, existe el derecho a la autodeterminación. Desde que lo haga con conciencia y respeto no veo por qué iría a herir susceptibilidades.

    2. Si uno no defiende a los amigos cuando lo necesitan, entonces cuando? Si uno no defiende a un amigo cuando lo necesita, entonces se puede realmente llamar amigo? Si me quedo callado cuando un amigo me necesita, es un acto valor o un acto de prudencia o cobardía? El que escribe este artículo denuncia valientemente del genocidio realizado por el nazismo, supongo que si hubiera vivido durante esos años en la Alemania nazi, hubiera callado el genicidio sobre los judios, eslavos, gitanos, comunistas, gays, etc…por prudencia…

      1. Usted no me conoce de nada, ¿por qué le incomodan tanto estos temas?, lo veo bastante alienado al poder y orden establecido. No somos mafiosos, la lealtad no tiene que llegar hasta cohonestar las conductas viles de nuestros amigos. Por cierto, busque el significado en el diccionario de la palabra cohonestar.

    1. Banalizar la discriminación, el supremacismo racial y la segregación ha sido el statu quo siempre. Cosas ioncómodas de hablar (claro, cuando no eres negro o indio o gay o mujer…): “son unos hipersensibles”, dicen los reaccionarios, no es para tanto dicen los fachas etc. Ese ha sido el discurso oficial siempre. ¿Cuándo es el mejor momento para aprender? cuando es evidente que él -al igual que usted- no le parece para tanto el tema del supremacismo racial.

  3. Un poco de castigo, para que se entienda que el deporte es una de las razones para unir a los humanos, sin ninguna clase de “distingos” con alta dosis de tolerancia de la cual se adolece en esta tierra.

    La política enmarcan los hechos de la vida, por ello son validos estos artículos -inclusive como didáctica para aquellos que dicen SI al buen trato – pero en su accionar lo hacen de otra forma.

    tenaz desde aquellas épocas donde te colocaban el codo encima de la cabeza o donde te tiraban a tratar de sacarte de la vía o donde la humillación se hacia latente como aquel que hizo este comentario “Ustedes son raza inferior” – paso aquello de ganarse un respeto dentro del lote –

  4. La verdad si uno mira tweets, post de Instagram y respuestas de comentarios, se da cuenta que Simmons es bastante patán.

    Espero que haya un arrepentimiento verdadero y que cambie su personalidad, pero al final no se que también será bien acogido por los fans que ya tiene en el, un nuevo villano del ciclismo como Moscon.

  5. Por el contexto, el Sr. Simmons si es racista.

    Lo que no voy a entender, es como se llegó en todo un país a considerar racista utilizar un emoticón de cualquier color. No lo entiendo, me parece exagerado, hasta el ridiculo. Como le contesté al sr. Trujillo en otro post, van a prohibir hasta los colores.

    1. Para entenderlo tendría que leer mucho acerca de la segregación racial contra los negros en los Estados unidos, tendría que indagar cómo una sociedad entera permitió por mayoría tratar a los afroamericanos poco más que animales sin derechos hasta la década de los sesentas, tendría que investigar por qué hay una mayoría blanca en los estados sureños que sigue defendiendo sin rubor esta ideología supremacista, por qué se cometen hoy en día tantos abusos contra dicha comunidad, y cómo los estereotipos simbólicos se encargan de perpetuar esa discriminación aún latente. El hecho de que ud no lo haya vivido o no lo conozca solo explica su ignorancia en la historia de la comunidad afroamericana, no que esa infamia no ocurra aún y haya ocurrido. Por eso señor allí en USA es tan delicada cualquier bromita que simbolice o hable de supremacía blanca, como lo es en Alemania cualquier broma que banalice o niegue el holocausto nazi contra los judíos.

      1. No dije que no la conociera, dije que no entendiendo la rebeldía y lucha contra bolsas de pancakes y de paso, manitas negras. Y no la entiendo por que les quieren dar un significado que no es. Al final, una cocinera de pancakes es una cocinera pancakes, no un símbolo de supremacía blanca.

        1. Hay una cosa que se llama estereotipo: publicidad de detergentes= mujer que siempre lava, publicidad de lavalozas= mujer con delantal; publicidad de niños enfermos= madre que le da las medicinas en la noche. En los 50’s y 60’s el único lugar para una mujer negra en casa de blancos en USA era la cocina o limpiando, así las mostraban en el cine, la tv; y así las mostraban (y siguen mostrando) en la publicidad. No era elegido, no era que no tuvieran más talentos o competencias, artes u oficios, era un estereotipo degradante y discriminatorio que reafirmaba su limitado espacio. Si no lo entiende, si no puede ver más allá, le repito, es ud parte del problema.

  6. Como habitante de Estados Unidos hace ya más de 20 años, les puedo decir que los hechos descritos no solo por las manitas negras sino por sus comentarios anteriores, si enmarcan un racismo latente de parte del jovencito Simmons. Para los que se quieren escudar en que vivimos en mundo extremadamente políticamente correcto, les cuento que solo es necesario abrir los ojos a lo que está pasando en Hungría, Italia (aparte del obvio caso de EEUU) y muchos otros países para entender que estamos en un periodo de neo-nacionalismos (y su natural compañero el racismo) que tenemos que enfrentar firme y rápidamente. Si ud no se siente discriminado y nunca le ha tocado sentirse tratado diferente por el color de su piel, Magnifico! Pero no por eso puede pretender que no hay un problema y que no hay discriminación. La hay. Y les cuento más. En nuestra amada Colombia, hay tanto o más racismo que en EEUU. Por favor, abramos los ojos y denunciemos todas las actitudes racistas que nos encontremos en el día a día. De otra forma, de una manera explícita, implícita o peor aún pasiva, seguiremos siendo parte del problema. Aprendamos de Janez Brajkovič y su valiente defensa de casos “sutiles” de racismo. De raíz es que se soluciona el problema.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: