Sagan a TotalEnergies: El negocio, socio

Por @amatiz12

Ser una estrella en declive y fichar por un equipo de segunda división no suena como la mejor de las mezclas. Puede moldear la idea de que el ciclista definitivamente está desinteresado en seguir triunfando y de que quien lo contrata lo recoge por el mero hecho de ser quien fue alguna ocasión. Pero en el caso de Peter Sagan y TotalEnergies, esta situación se refleja opuestamente. Es un matrimonio que otorga beneficios mutuos y muy favorables para los intereses de ambas partes. Un negocio redondo.

Que el eslovaco haya escogido este proyecto, en el que posee plena garantía de ser el eje central y comandar a su acomodo es una demostración de que desea seguir vigente. Sí, será una escuadra de prestigio inferior y más modesta, pero es mejor para él estar ahí que en un elenco más cotizado, sin hueco alguno para ejercer la jefatura que él desea. 

Se rumoreaba hace un tiempo que tenía una oferta para firmar con Deceuninck-Quick Step. Podría ser cierto, sin embargo, dudo notoriamente de que alguna de las formaciones del World Tour con respetable presupuesto, se hubiesen interesado en agregar a ‘Peto’ a sus filas, con el gasto económico e inestables garantías deportivas que ello conlleva. Por lo tanto, pienso que, de entrada -sin tener alguna información oficial- él no tenía espacio de capitanía en los ‘grandes’ y, por ende, debía mirar más abajo y no hacer oídos sordos a los ‘humildes’ que se deleitarían con su presencia. 

Porque ahí va lo elemental, Sagan no es el Sagan que conocimos hace unos años. Es un pedalista cuya curva de rendimiento va para abajo y del que ningún conjunto con aspiraciones de triunfo se podría fiar. Entonces, como líder para un bloque de peso, ya no le da. Su única banqueta disponible en la crema y nata del ciclismo era la de un rutero secundario, contribuidor al éxito de otros. Su chance de liderazgo, siendo deportista de segunda línea, era en un equipo como Total. Habrá tenido ambos caminos a su disposición y optó por el del caudillaje. Así que su ambición de gloria sigue intacta. La podrá seguir gozando. Primer punto a favor.

Partiendo de esa innegable realidad, ¿por qué TotalEnergies gasta un dineral con alguien que ya no triunfa a placer? Insólito plantear ese cuestionamiento con un Pro Team. Y esa es la base de la respuesta. Los franceses no buscan a un ciclista ganador, no están obligados a hacerlo por su reputación actual. No es una estructura familiarizada con la victoria y como cualquier otra de su categoría, tiene limitaciones. Nadie va a reprocharles si no se embolsan una Paris-Roubaix, ¿correcto? De hecho, si lograsen un podio o top-10 sería una notable presentación. 

No es un combinado que destelle ampliamente. Es como todo aquel de división menor -exceptuando al Alpecin-, un equipo sencillo, sin grandes renombres, que en carreras de nivel élite está obligado a mostrar a los patrocinadores en fugas y disputas ignoradas por los referentes como premios de montaña de 3º categoría, metas volantes o el más combativo de la jornada, debido al no tener a un miembro capaz de sobresalir en las porfías más apetecidas. Una divisa, que de vez en cuando saborea la gloria y que siente como un éxito resonante el acabar dentro de los quince primeros en una cita a la que acuden los mejores. Entonces, comprendiendo su dimensión, se debe mantener la idea de que con o sin Peter, continuarán sin la presión del triunfo. 

Sin embargo, aquí está lo curioso. Con la llegada del triple campeón del mundo ellos ya aseguran una significativa ganancia desde lo deportivo. Pese a ya no disponer fácilmente del triunfo, él todavía sí es capaz de firmar actuaciones de top-10, alzando los brazos una que otra vez, y eso es demasiado para la institución gala. Desde 2022, ellos ya van a conseguir el triple de lo que han logrado en sus últimos 5 o 6 años de existencia. El significado de contar con un atleta acuñado en ese modelo de resultados garantiza visibilidad, más dinero en premios y numerosos puntos para acumular en la clasificación Pro-Team, la cual lo puede catapultar a una licencia WorldTour. Firmando al de Zilina, se aseguran una superioridad categórica sobre muchos de los de su escala.  

Si se mira desde otra óptica, saca asimismo provecho de la influencia mediática del corredor. Su indudable popularidad, potencia la propia divulgación de la imagen del equipo. Es una inyección monetaria que, por supuesto, se hace también con ese propósito, de que se hable y se escriba con más constancia del Total (incluso este artículo es reflejo de ello), que la figura del eslovaco sea un vehículo publicitario para el equipo y sus marcas. Comercialmente, proporciona réditos inmejorables esta adquisición.

Los patrones del proyecto ya visualizaran con ilusión la temporada entrante. Resaltables resultados por doquier, con numerosos top-10 y casuales podios o primeros puestos, de difícil consecución para ellos años atrás y un pedalista del que se seguirá hablando y que lógicamente hará que su organización esté involucrada en la mayoría de esos temas de discusión. Amplio beneficio deportivo y de marketing. Eso sí es dar en el blanco.

Del equipo quedan clarísimas las ventajas que obtiene con este acuerdo. Ahora bien, para el 7 veces maillot verde del Tour, el provecho no sólo se materializa con la oportunidad de seguir siendo el foco de una formación, también por ser esta la vía más apropiada para recuperar un mejor nivel, sin estar rodeado de excesivas presiones.

Quienes ejecutan estas inversiones, lo realizan normalmente con responsabilidad y frialdad, y de antemano, eran conscientes de que no ligaban al Sagan de 2016, sino a esta versión más decaída y con alcances menores. No van a soñar con fantasías que no van a ocurrir. Le exigirán de acuerdo con lo que puede dar actualmente, no con lo que lograba hace unos años. Eso quiere decir que agregado a lo acotado anteriormente sobre el bajo prestigio de Energies, la necesidad arraigada de sus jefes por verlo festejar queda apartada.

Por el simple hecho de aterrizar en una escuadra así, los adversarios del rey de Flandes y Roubaix aminorarán sus opciones. Lo verán más débil y vulnerable ante la consecuente deficiencia colectiva a su alrededor, lo cual se puede administrar favorablemente, pues su marcaje será poco riguroso y expandirá su margen de movimiento, jugando así con más chances de sorprender.  

Aunque a título personal, no creo que el popular corredor vuelva a ser el de antes -su edad y arrollador nivel de la nueva generación lo sustentan-, uno nunca sabe qué acontecerá y a lo mejor puede haber sorpresas. Algunas veces esos cambios de aire renuevan la motivación y le permiten al implicado hallar métodos nuevos de trabajo que trasladen para arriba su curva de rendimiento. Siempre considero que cualquier transferencia trae esa ventaja y más aún con esta, en la que Peter se carga a algunos compañeros de confianza (Maciej Bodnar y Daniel Oss).

Retribuciones para los dos lados, proyección comercial y mejores resultados para uno; capitanía y menos presión para el otro. Los dos se ayudan, se echan una mano y verán el fruto de este pacto en unos meses. No hay que pensar por ahora en que si Sagan con esto regresará a su conocido esplendor o en que si TotalEnergies puedo apostar por otro con más garantías. La tajante verdad es que ambos tejieron un convenio genial, salen ganando. Definitivamente, ¡ese era el negocio, socio!

Alejandro Matiz

¿Te gusta lo que hacemos? Seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2021 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

13 pensamientos sobre “Sagan a TotalEnergies: El negocio, socio

  1. no se si sea bueno o no para la categoria ProTour en el ciclismo mundial, la llegada de ciclistas que alguna vez brillaron en el peloton, vea esta categoria, como un consuelo antes del retiro, lo digo no solo por lo mas reciente con Peter Sagan, sino por los nombres que han recalado en algunos equipos de esta categoria, Nairo con Arkea, Zacarin y kreusiger con Rusvelo, y ahora el nombre Sagan con el Energy…

  2. Habría que nombrar que tambien llega con su brother Juraj.
    Esto es el negocio de moda para las partes donde lo comercial cobra mas relevancia que lo deportivo, una estrella venida a menos en una escuadra presumiblemente con menos exigencia de resultados. No se cuanto será el negocio anual, claramente es un valor inferior a lo que ganaba en Bora, pero lo suficiente como para ser tal vez la mas alta del ProTour. Esperemos que los defensores de la empresa francesa y sus filiales además de los inversionistas furibundos que tenemos el gusto de tener como panelistas no empiecen a reclamar muy pronto por sus dividendos acosando por resultados de alto prestigio anulando las posibles victorias de etapas en carreras de menor ranking.

  3. Correcto, el hermano también llega. Veo que compartimos concepto, apreciado Milton. Sagan no les va a asegurar llenar de trofeos su vitrina, pero sí unos resultados menores que para un equipo del prestigio del Total, es de gran valor. Es adecuado tener ese tipo de expectativas y no colocarlas en aspiraciones de multitudinarios triunfos que no llegarán. Saludos.

  4. Le aplica lo que él mismo dijo cuando en Colombia le preguntaron su opinión sobre el paso de Nairo al Arkea:”….humm sus razones tendrá”. Ojalá las partes tengan claros los objetivos y aspiraciones y sean conscientes de lo que tienen para evitar las lamentaciones y declaraciones públicas después…

  5. Creo que miraste una sola perspectiva… y este asunto tiene varias… Los equipos proconti están sumando para acumular 20,21 y 22 los puntos necesarios para subir por derecho propio (1 equipo proconti) al wt, donde bajará el de menos puntos … la disputa por ese cupo es feroz y ya sabemos que por lo menos Direct, X uno, Arkea y lógico Alpecin, estarán en esa disputa…
    La otra perspectiva es mostrar su nueva imagen (lavar cara como ineos y otros tantos) de empresa sustentable…. peto es muy poco dinero para lo que ganarán con la imagen de un hombre intachable en sospechas de juego limpio… o sea es energía limpia como los patrones!!!

    1. Concuerdo totalmente en lo que usted menciona y de hecho, sí está dicho en el artículo, que agrupa varias perspectivas (puntos para el ascenso, resultados, marketing, liderazgo para el corredor, visibilidad para el equipo, etc). Gracias por participar.

  6. Excelente análisis, Alejandro. De eso que nos llevan a ver más allá de los resultados. Sino estrategias comerciales, de marketing, ganar/ganar y coincido que Sagan ya no quiere hacer el sacrificio para ganar. Muy bueno!

  7. Muy solidario Peto, rechazo a Quick Step por no dejar sin trabajo a su hermano Juraj, su compatriota Erik Baska y el staff interno que estaba con el en Bora que tambien eran eslovacos.
    En Quick Step, si tomamos en cuenta que tienen la capacidad de poner a corredores en forma y darle confianza a corredores luego de estar desaparecidos, tipo Cavendish, su rendimiento hubiera sido bestial, con 31 años y siendo aun ganador, me imagino ese impulso, lastima que ya no lo vamos a ver en el equipo de Lefevere.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: