Sagan: “El Mundial 2018 no es imposible para mí”

Por @pmpalermo

Peter Sagan no se detiene. Es que, si bien no volverá a competir esta temporada, ya tiene los ojos puestos en la siguiente, donde algunos objetivos están claros y otros, como el Mundial de Austria, empiezan a ser de su agrado.

El eslovaco, primer tricampeón mundial de modo consecutivo, avisó que buscará la gloria en Milán-San Remo y París Roubaix, pero en las últimas horas salió al cruce de las afirmaciones que ya lo daban fuera de la cita por el arcoíris de 2018.

Pese a que nunca dijo lo contrario, los 4670 metros de desnivel acumulado se antojan demasiado para el de Bora-Hansgrohe, algo que él no comparte. “No es imposible”, dijo a la Gazzetta dello Sport. “El pasado domingo atravesamos 3600 metros de escalada, así que el de 2018 no está tan lejos de eso”, añadió.

“Creo que con un buen entrenamiento puede hacerlo. Tendré que encontrar la condición que tenía en 2012, cuando luché y llegué junto a Nibali en esa brutal etapa de la Tirreno-Adriático”, explicó el versátil ciclista.

Paradójicamente, Sagan se descartó para pujar por clásicas como Lieja-Bastoña-Lieja o Giro de Lombardía. “Peso casi 80 kg, no le crean a quienes dicen que estoy en 73-74. Mi peso en forma es de 78 o 79 kg. Soy pesado, ¿como podría vencer esas competencias?”, indicó.

Lo concreto es que los rumores, fogoneados por el propio atleta y sus contradictorios dichos, dieron pie a que se reflotaran las teorías en torno a la posible transformación física de ciertos ciclistas para convertirse en vueltómanos.

En esa línea, Roberto Amadio -mánager de Liquigas en el pasado y muy cercano al pedalista en cuestión- aseveró que “Peter podría hasta ganar un Tour de France. Claro está, debería afinarse, perder potencia y, obviamente, el recorrido debería tener ciertas características favorables”.

Sin embargo, Amadio no es el primero que se expresa en dicho modo. En 2012, Giovanni Lombardi dijo a esta redacción que su pupilo era el próximo Eddy Merckx, y también apuntó a el potencial físico del hoy tricampeón mundial.

Sagan ha demostrado que no debe ser subestimado, pero hay algunos datos que podrían jugarle en contra en Innsbruck 2018. El circuito contiene 4670 metros de desnivel, tal como él mismo comentó, pero no es lo mismo escalarlos en cotas cortas y accesibles (como las de Bergen) a enfrentar empinadas paredes al 10%, ni mucho menos la subida al Gramartboden con su tramo al 25%. No en vano el Mundial de Austria ya es considerado el más duro de la historia o, al menos, desde el disputado en Colombia en 1995.

Publicidad, convencimiento o ignorancia respecto a la dureza real. Vaya a uno a saber cuáles son las razones por las que el eslovaco se proclamó como aspirante para la cita arcobalena venidera, pero por las dudas, mejor otorgarle el beneficio de la duda.

 

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2017 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

5 pensamientos sobre “Sagan: “El Mundial 2018 no es imposible para mí”

  1. No veo por que Sagan no puede aspirar a ganar el mundial de ruta de 2018. Acordémonos que el técnico colombiano, el inefable Jaramillo llegó a pensar en Chávez, Miguel Ángel López y Quintana para el de este año. ¡Plop!

  2. Sagan trepa bien en paredes duras. Sin dudas que puede ganar su cuarto mundial! Alguien tiene el perfil de la carrera de Austria?

  3. Gracias Pablo. Esto es para Landa, Froome, Poels, Rigo, López, Tom, Warren, Porte, Dan Martin, etc. HOY, en un año hablamos. Si gana Sagan MONUMENTO!

  4. Esperemos que haga una preparación a conciencia. Recuerdo una Vuelta a Suiza hace varios años donde ganó una etapa de montaña a secas. Aunque obvio va a tener que cambiar su cuerpo bajar 3 ó 4 kilos. Lo que puede ser malo para el sprint pero que le va a dar lo suficiente para mantenerse en el grupo cabecero. Igual lo veo difícil.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: