Sebastián Henao: “En Sky, todo es a la perfección”

Por @pmpalermo

Pocos equipos cuentan con una plantilla colmada de estrellas y gregarios de lujo como el Sky. Tanto es el poderío de los británicos, que se han llevado a casa tres de las últimas cuatro ediciones del Tour de Francia, y lo peor para el resto, es que amenazan con seguir sumando.

seba henao
Foto: TDWSport

Tapado en medio de tantas celebridades, se encuentra un ciclista joven y tímido pero con más potencial que todo el resto, a excepción del todopoderoso Chris Froome, claro. Sebastián Henao, pues de él se trata, cuenta con apenas 22 años y dos campañas completas en el seno de la estructura inglesa, suficientes para descubrirlo como una figura en ciernes.

Sin ir más lejos, el colombiano brilló con luz propia en el Giro de 2014, con una semana final que dejó en evidencia sus cualidades como vueltómano. Pero además, en 2015 pudo cumplir con el reto de liderar la formación de negro, y no falló.

“Estoy feliz porque acumulé un año más en el equipo”, dice en exclusiva con ciclismointernacional.com. “Ha sido un buen año, considero que en cada competencia aprendí un poco más y estoy contento de ser parte de esta gran formación”, sigue el de Rionegro, que también anuncia su continuidad “gracias a una ampliación de contrato hasta fines de 2017“.

El joven pedalista amenaza con seguir los pasos de Quintana como corredor para citas por etapas, pero en pleno proceso formativo, reconoce que le gustaron otras pruebas del calendario. “Como dije, cada día se aprende algo porque las carreras son distintas. Las rondas de tres semanas me encantan porque vas adquiriendo fondo, pero esta campaña conocí clásicas como San Sebastián o Il Lombardía, que me han gustado mucho”, desliza.

No obstante ello, ni él ni sus directores tienen prisa. Con un líder sólido y varios veteranos para apoyarlo, Henao puede darse el lujo de crecer sin presiones. “En el equipo me han llevado paso a paso, es agradable estar aquí. Te relacionas con muchas personas, aprendes más a cuidarte en la comida o a entrenar día a día, que es fundamental para llegar bien a las competencias”, confirma.

“Del Sky me sorprenden muchas cosas”, comenta, con un tono que mezcla la inocencia de niño que descubre el mundo y del latinoamericano todavía poco avezado en los métodos revolucionarios de la estructura inglesa. “Todo es a la perfección, tienes tu preparador y la posibilidad de hablar, aprender y compartir mucho con él, incluso si estoy en mi casa, me indica como sacar provecho de la altura”, prosigue el escarabajo.

Quizás pasó inadvertido para muchos, pero Sebastián ya tuvo el privilegio de portar galones para el Sky en 2015. Fue en el exótico Tour de Langkawi, un evento con tan sólo un día para los escaladores que, por dicho motivo, no pueden fallar. “Sí, Langkawi fue una carrera en la que el equipo me dio la oportunidad de ser líder. La idea era estar en el podio y mi mentalidad era ganar”, ratifica.

“Es un orgullo para mí poder ser capitán en una carrera en un equipo como el Sky por los grandes corredores que hay. Para ganar, en cualquier parte, se debe estar muy bien, y esa fue una cita que sólo tuvo un día de montaña. Quizás hizo falta una etapa más con montaña para mis características”, evalúa el antioqueño.

“No sé si seré líder de nuevo en 2016. Es un equipo con muchas estrellas, primero está la obligación de ayudar al jefe de filas y, si en alguna carrera me dan el liderato, ya sí tendré que responder y dar lo mejor de mí”, opina con mucho pragmatismo.

Dueño de una juventud insultante y con su vínculo ampliado, es evidente que ni Henao ni Sky están apurados, como lo demuestra el pedido de los directores al sudamericano. “El 2016 seguirá siendo un año de crecimiento, aunque quiero estar un punto más alto. Sé que soy capaz de seguir el proceso, y mientras tanto, de ayudar a los líderes en cada carrera. Es agradable hacer mi labor con los compañeros de equipo que tengo”.

Después de haber completado dos grandes en sus primeras dos temporadas en Sky, lo lógico sería que repita en 2016, pero la novedad es que no será en el Giro, por lo que todo apunta a que conocerá la Vuelta. “De mi calendario sólo sé que estaré en Volta ao Algarve y País Vasco; el Giro de Italia no está dentro de los planes, así que es posible hacer la Vuelta  a España, pero debo estar bien para pasar el corte”, informa.

Y es probable que esto le genere sentimientos encontrados. De alegría por enfrentar nuevas experiencias, pero también de enojo por no poder cobrarse revancha tras una edición que no fue tan positiva como la de su estreno. “Para mí, en 2014 fue un gran Giro por lo que en el de 2015 iba con muchas expectativas. Sin embargo, no fue como yo pensaba o quería, sin olvidar que este año llevamos un líder (NdR: Richie Porte), mientras que el año pasado teníamos más libertad y eso influyó”.

Acabada la ‘Corsa Rosa’, el cafetero aprovechó el pozo de forma y fue el mejor de su escuadra en el Tour de Dinamarca (13°), competencia en la que terminó de afinarse para el Tour de l´Avenir, donde más de uno esperaba otro resultado que la 9° posición. “No fue una decepción. Sí es cierto que fui con muchas ilusiones pero, como lo dije antes, las cosas a veces no salen como uno quiere”, responde con sinceridad. “En San Sebastián y en Dinamarca me encontraba muy bien, y en el Avenir me ha costado más, no iba tan bien y había un gran nivel. No puedes decir, por el hecho de ser de un World Tour, que vas a ganar. El último día salí a todo o nada, no tuve éxito pero aprendí mucho y fue un paso más en mi formación”, apostilla.

Como miembro del conjunto británico, es imposible no consultarlo por Chris Froome, la estrella máxima del mismo y uno de los mejores corredores del mundo. “No he compartido mucho con él porque en carrera nunca formé parte de su grupo. Sí estuvimos juntos en concentraciones y puedo decir que es una gran persona, pero sobre todo, como ciclista, es muy profesional”.

De cara a progresar, Henao se prepara a consciencia, pero sorprendentemente, no tiene un punto en el que haga especial énfasis. “No trabajo en ningún apartado en especial. Por ahora el camino a seguir es con disciplina y sacrificio, que habrá recompensa, pero sin enfocarme en nada específico, porque debo mejorar en todo”.

Finalmente, el ex Coldeportes habla sobre su selección nacional y los Juegos Olímpicos de Río. “Los Juegos son un gran sueño, pero es duro estar en el equipo porque hay grandes corredores. Igualmente, no me resigno y reconozco que me daría mucha ilusión poder estar allí alguna vez en mi carrera”.

Respecto a la renuncia de la Selección colombiana al Tour de San Luis –los reemplazará el Strongman continental-, Henao no duda. “Es una pena, este año hicieron una excelente carrera con Gaviria y todos los corredores trabajaron muy bien. Además, es bonito ver el tricolor en cualquier competencia”.

Dueño de esa genética única de los escarabajos, con tan sólo 22 años y en uno de los mejores equipos del planeta, más que nunca “el cielo es el límite” para Sebastián Henao. Tras formarlo durante un par de temporadas y habiendo demostrado un potencial increíble, es cuestión de tiempo para que el sencillo atleta colombiano empiece a retribuir con resultados la confianza que Sky depositó en él.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: