Top 10 de canciones inspiradas en las figuras del ciclismo mundial

Por Oscar Trujillo Marín

Ayer se conoció una canción homenaje que un par de músicos francéses que militan en la “nouvelle chanson” le hicieron a Thibaut Pinot, y hace poco otra que un cantautor esloveno le había hecho a Primoz Roglic.

¡Tiembla! top 10 de hits históricos de Billboard y la revista Rolling Stone, que ahora les vamos a ofrecer el top de mejores canciones inspiradas en ciclistas de la historia. Hay de todo: Punk, Pop, Rap, Corridos mexicanos… de origen andino, cumbia, Folk… pero un sólo elemento común: el amor por el ciclismo de los autores.

Algunos lectores aborrecen el hecho de que en un espacio de ciclismo se hable de la vida que ocurre alrededor de él. Lo preferirían aislado de la realidad, como una isla evasiva inmune, como un paraíso artificial donde todo es color de rosa y no hay lugar para otra cosa que ver girar las ruedas contra el asfalto. Quisieran partes de información fríos, casi militares, impersonales; reportes notariales o traducción de la nota de la agencia internacional enunciado la noticia de manera acrítica, deshumanizada: aséptica, renunciando a cualquier tipo de análisis propio. No vaya a ser que una opinión arruine lo que llega de las agencias o la información oficialista de los equipos o instituciones.

Aunque no haya carreras desde hace tres meses, quisieran que sólo se hablara de bielas, piñones, platos cadenas, sillines, vatios, bidones, sprints, puertos de montaña, y demás aspectos estrictamente relacionados con la bicicleta y el pasajero-monigote humano ataviado para la ocasión, en exclusiva para su diversión, cual si fuera un cyborg ajeno al influjo y devenir de eso tan increíblemente complejo y multifacético llamado vida.

Pero no, no lo vamos a hacer. El ciclismo también es geografía, sociología, psicología, incluso filosofía, estrategia, matemáticas, el ciclismo es política, es compromiso social, es feminismo, es literatura, fotografía, marketing, economía porque en muchos momentos interactúa, está bajo el influjo, se funde con otras profesiones, causas, oficios y artes; no es ajeno a las circunstancias y el contexto social, político e histórico. El ciclismo también es música.  (Por cierto, el orden de la lista no es jerárquico pero había que empezar por algún lado y terminarla, pueden ordenarlos a su gusto)

 

Top 10 Sagan’s Rap

Aquí nos encontramos quizás con el primer “pelotazo” sonoro de la lista. En 2016 el Youtuber español Bemancio, apasionado por el ciclismo y el hiphop mezcló sus dos grandes aficiones y sacó el primero del que sería luego una larga cadena de hits inspirados en corredores de su agrado. El Sagan’s rap es a la música “hiphopciclista” lo que The sugarhill gang de Rapers Delight fue a la historia del hip hop en 1979: su punto de partida mediático, que terminó volviéndolo una pandemia invasiva de la que aún no nos recuperamos. Bemancio es una especie de Dr Dre en lo que tiene que ver con el rap inspirado en el ciclismo: el pionero, el gran precursor e instigador de este estilo hiphopero adaptado al mundo del pedal. Es el rey Midas de la lírica de las bielas. Su amplio conocimiento en este deporte y letras ácidas, imparciales cargadas de ironía y humor negro han hecho homenajes francamente buenos a algunos de los mejores corredores del pelotón. Su estilo, (haciendo un símil con algunas figuras del género) es una mezcla del ingenio repentista de Eminem, el compromiso social de Residente de Calle Trece, y la divertida procacidad sarcástica y macarra de las letras de Molotov, aunque estos últimos son más rap-rock que hip hop puro. Así quedó su homenaje para el extraordinario corredor eslovaco uno de los mejores en lo que va de siglo.

“Sagan Sagan, hace diabluras Cuando pisa el podio siempre se lo burla/  Sagan Sagan, ha venido a destrozarte / Maillot arco iris es puro arte / Si ya partía, los iba a hacer papilla / Ya se le veía en el Liquigas / A él le resbala todo pues es el puto jefe / Cuando le preguntan por Ibra responde ¿Quién es ese? / Clasicómano y esprinter / Le ven venir y se les abre el esfínter / El aficionado flipando y tú con la siesta / Si va en una fuga le vigilan como a Iniesta…”

A Bemancio lo encontraremos varias veces en la lista por su destacada y prolífica labor. Es como en el año 1984, que uno miraba las listas de éxitos del rock-pop mundiales y habían por lo menos 3 o 4 canciones del álbum Thriller de Michael Jackson entre los primeros lugares, con la sutil diferencia que Jackson se hizo billonario y Bemancio -al igual que nosotros- es muy probable que muera pobre como una rata. Parece demasiado honesto para que escale en la industria musical.

 

Top 9 “Tibopino”

Jaune Mayo es un dúo musical acústico galo formado por dos primos guitarristas. Uno es de Picardía, el otro es de Bearn, pero los dos se encuentran cada verano en una casa de vacaciones en Drôme Provençale en torno a su pasión por el ciclismo y la música. Su militancia en la Nouvelle Chanson es meramente generacional porque su calidad interpretativa y lírica está a años luz por ejemplo, de Benjamin Biolay y Carla Bruni. Y por supuesto, son infinitamente menos guapos y sexys que la ex modelo y cantante italiana a la que nunca le perdonaremos que se haya casado con Sarkozy. Lo bueno que tiene Jaune Mayo en materia musical es que les encanta el ciclismo. Esta exquisita pieza es más en plan arenga, para cantar en un estadio lleno de incondicionales seguidores locales, hartos de Cerveza y con ganas de maquillar sus frustraciones y problemas domésticos proyectándose en los éxitos ajenos de un ídolo deportivo . La idea de hacerle una canción a Pinot (en lugar de a sus respectivas novias) nació en 2019 tras el par de primos locos por el ciclismo verlo exhibirse en los Pirineos de manera fantástica y desplomarse pocos días después (de la misma forma) en los Alpes vencido por la desgracia. De eso va la letra en plan cantautores setenteros de “tibopinó”:

“En Mélisey, en Sete o en Pau / En julio vivimos por la bici / Hace mucho tiempo, desde el Blaireau (Tejón N.d,r) Que en la casa ya no tenemos la camiseta amarilla / Todos hemos sacado las banderas / Al borde de la ruta, con nuestro aperitivo / con nuestros vasos en la mano / que no son de agua sino amarillos como el jersey que deseamos / Tibopino, tibopino / Vamos Tibopino! / En la bicicleta eres bueno Pinot¡ / ataca en la montaña bailarina al galope / Ataca ataca Tibopino olvidaremos tus lágrimas / la camiseta amarilla te espera eres el mejor / brillarás sobre el podio en lo alto”…

Desde luego, la letra muy profunda no es, pero si habla de esa larga necesidad que invade a los franceses de un gran campeón para su prestigiosa carrera que desde hace 35 años no tienen. Es curioso, en la versión original lo nombran así, tal cual, con esa especie de transcripción fonética: “tibopinó”

 

Top 8 “Yo qué voy a saber güevón” (La canción de Rigo)

“Caneca Humor Show” es un colectivo de músicos-humoristas paisas (región colombiana, tierra de grandes ciclistas y cuna de Rigoberto Urán) se dedican en clave de trova-parodia  con una base melódica de música popular “montañera” también conocida como “melomerengue” muy difundido en Antioquia, la zona cafetera y parte del Valle del Cauca; un ritmo festivo que apela al doble sentido, bailable y que utiliza también para la sátira y para hacer crítica social y burlarse un poco de la actualidad y la intachable clase política colombiana. Nadie se la toma en serio y hacen bien por que sobre el mismo sonsonete te pueden montar cualquier letra. Es puro divertimento, “mamadera de gallo”*  (*cachondeo, tomadura de pelo en Colombia) Incluso a veces -como en este caso- sirve para homenajear a un corredor bastante emparentado con la comedia.

Aprovechando el procaz y repentista ingenio de Rigo, lo utilizan como pretexto para criticar la realidad nacional tan pródiga en abusos, corrupciones y excesos que se dan de forma silvestre tantas veces en el país. No lo decimos nosotros, lo dice la misma letra y las estadísticas. “Güevon” es un comodín dialéctico que sirve como para 133 cosas; entre sus muchas acepciones la más común es sinónimo de cándido, ingenuo: boludo en Argentina o gilipoll… en España. ¿Qué por qué hace eso esta gente y no versiones de Rostropovich o Mahler? ¡Yo que voy a saber güe…!

 

Top 7 Rogla: ¡Eslovenia está contigo!

Se ve que Dejan Žujič es un importante cantante de pop esloveno. Nos apasiona la música de manera heterodoxa y sin fronteras, somos melómanos empedernidos pero el pop esloveno no es nuestro fuerte; preferimos -de esa zona cercana a los Balcanes- a gente del estilo de Fanfare Ciocarlia o Goran Bregovic. Este artista debe ser admirador y amigo de Primoz, incluso el líder de Jumbo-Visma sale en el videoclip muy feliz haciendo que toca varios instrumentos.

Žujič (revisamos su infame música para saber cuál era su… estilo) hace un pop almibarado ultra comercial tipo Alex Ubago y similares, que debería ser pecado grabar, pero se ve que le va bien en su país. Allá, siendo ídolo en la ex Yugoslavia, está de lujo y esperamos que allí permanezca para siempre ¿qué necesidad de venir a triunfar por acá también? si ya tenemos el trap y el reguetón que lo inunda todo, es suficiente castigo.


Te puede interesar: (Sátira, humor) Mikel Landa se convierte en acordeonero por culpa de la cuarentena


Sin embargo, para homenajear a su amigo con esta especie de himno nacional ciclista, apeló a unos arreglos más punki-rockeros (sin éxito, terminaron en entrada de jingle radial) Se nota que le quieren mucho a Primoz, con bastante merecimiento, claro. Tuvimos que apelar al traductor de Google porque francamente el esloveno se nos daba mejor en otra vida.

“Todos estamos orgullosos de tener / En casa al mejor ciclista del planeta / Rogla estás loco por tu forma de correr / luchas como un león en forma de atleta / Rogla eres la prueba de que todo es posible / ¡Rogla Eslovenia está contigo!…

Parece ser que Primoz ya es un prócer, un héroe nacional. No en vano ha ganado la primer gran vuelta para el pequeño país centroeuropeo ¡y las que faltan! Porque este, con esa voracidad y siendo tan completo, mínimo se lleva otra.

 

Top 6 Rap de Alberto Contador (Soy el Pistolero voy a dispararte)

Nuevamente el rapero / apasionado del ciclismo español Bemancio, da una lección de imparcialidad que no suele gustar al aficionado (fanático) promedio, el mismo que no admite crítica alguna a su ídolo. De la música mejor no hablamos, ya saben que con una pista estándar (puede ser incluso la del carrito de los helados o la de marcha atrás de un auto) te pueden cantar la Odisea y la Iliada, si es necesario. En el rap lo que importa es la letra e ingenio del cantante. En esta letra, por cierto, valora las luces (muchas) y las sombras que también las hubo en la carrera deportiva del pinteño: “Soy Contador un ganador de grandes / Soy español, dónde quieres que te gane / Yo soy Contador y no me va la carne / Soy “El Pistolero”, voy a dispararte / Ha subido el Mortirolo echando fuego / Otra cosa no pero le sigue echando huevos / Ya no  es el mejor y esto no es nada nuevo / Suele suicidarse con sus ataques de lejos / Estuvo tan de moda como lo está Froome / Pero tuvo lo del Chuletón de Irún…”

 

Top 5 Nairo Quintana (el Cóndor)

Agrupación “Hermanos Suárez Texas”. Hay un adefesio sonoro omnipresente desde hace unas décadas -pero que ahora amenaza con invadirlo todo- en Colombia se le conoce como género “popular”. No es folclor nacional, no tiene ritmo autóctono, sino que funge como burda copia del (peor) folclor mexicano, pero con muchísima menos calidad en letras arreglos y voces que clásicos como Pedro Infante, Antonio Aguilar o Vicente Fernández, incluso que los mismos Tigres del Norte.

Este esperpento ¿melódico?, fiel apología al melodrama, el analfabetismo sentimental,  el machismo más cavernario y sobre todo al alcoholismo que impusieron los narcotraficantes en los ochentas, donde músicos mercenarios salvo paso por caja componían loas a los narcos con relatos de sus criminales actividades haciéndole homenajes o contando sus “aventuras”. Esta peste mal llamada nueva “música popular colombiana”, omnipresente hoy en día en todos lados, será muy popular pero su origen no es colombiano; y fue la que escogió el grupo de marras para hacerle un homenaje a este gran corredor, el más laureado por méritos propios en la historia de Latinoamérica, que sin duda merecía una canción mejor, que por lo menos representara el auténtico folclor colombiano, o al menos estuviera en ritmo de cumbia o vallenato los dos géneros originarios de Colombia por excelencia. Con respecto a la letra es parecida a la oda que le hace el cantante pop esloveno, solo que al lado de esto en materia musical la de Primoz parece hecha por Van Morrison y Bob Dylan acompañados por Miles Davis, Steve Vai, y John Coltrane.

 

Top 4 ¿De dónde es?

“San Miguelito” es una agrupación musical de Tunja, capital de Boyacá; la región colombiana que ha dado más ciclistas (y papas) por metro cuadrado y cuna de grandes campeones (Quintana, López, Fabio Parra, Oliverio Rincón, Patrocinio Jiménez, Rafael Niño, Soler y un largo etcétera). Su estilo es una fusión de Carranga (música autóctona de la región boyacense donde prima el sonido del requinto y el tiple) pero en esta versión en concreto dedicada a Mauricio Soler -y en algunas estrofas a cualquier otro corredor de la tierra- tocan en una especie de Tropi-pop que es una deformación ultra comercial que fusiona una sutil base de cumbia con percusión caribeña, guitarras eléctricas y batería, ritmo invasivo popularizado por Carlos Vives desde hace casi 3 décadas que por suerte ya se escucha poco, porque en una época era lo único que se escuchaba por todos lados.

No obstante, este esfuerzo como homenaje a Soler suena emotivo: “ Hizo por fin la realidad por fin la vieja quimera de que volvieran los días de Parra y Herrera / la prensa lo perfiló como ciclista de proyección / se abren paso las apuestas al por mayor / pero arranca otra temporada y nadie lo vio / Soler corrió otra carrera de más valor / de pronto gritó un doctor señores volvió el campeón / después de un coma profundo se despertó…”

Sin duda es un merecido enaltecimiento a Mauricio Soler tras su espantoso accidente y posterior “vuelta a la vida”. Soler fue el corredor que devolvió la esperanza ganadora en el Tour de Francia a los colombianos; antes de la irrupción de Quintana, Urán y compañía abrió la puerta para el retorno por lo grande del ciclismo cafetero en la élite tras haber sido desplazado de las alturas por el uso generalizado de la química y la ingeniosa medicina prohibida aplicada al deporte.

 

Top 3 ¡C’est le blaireau! (Este es el Tejón)

Corría el año 1985 y Bernard Hinault se preparaba para ganar su quinto y último Tour. Claude Carmone fue un cantante y compositor de los setentas en Francia, más bien lamentable, y hubiese sido olvidado del todo (merecidamente) sino fuera por este simpático himno a Hinault. Sus cintas de casettes se podían hallar -con suerte- en las gasolineras de carretera al lado de otros asesinos del ritmo como Georgie Dann. Claude Carmone siempre estuvo peleado con las musas, la capacidad interpretativa y su lírica era ausente, pero por lo demás era muy bueno comparado con Yoko Ono. No fue su culpa, tras Gainsbourg, Brassens, jacques Brel, Aznavour el listón en letras originalidad y arreglos en territorio galo estaba francamente muy alto.

Pero a Carmone le encantataba el ciclismo, adaptó su letra homenaje al “Tejón” y le perpetró esta curiosa mezcla de sonido synth pop tecno ochentero, que tiene un intro tipo New Order, (incluso por un momento también pensamos que iba a sonar “hablando a tu corazón” de Charly García) eso sí, ingeniosamente mezclado con música de circo itinerante con parches en la carpa y animales famélicos y arreglos de banda de guerra pobre de colegio de pueblo, que haría sonrojar al mismísimo Jean Michel Jarré, su paisano y uno de los pioneros (junto a los alemanes de Kraftwerk) de la música electrónica hace ya 45 años. La letra es una típica arenga de orgullo por su brillante corredor nacional que no dista mucho de la de Quintana o Roglic, pero mucho más alegre y pegadiza: “¡Es el tejón!  ¡Es el tejón!  ¡Es el tejón! / Más rápido que un rayo /  El primero en la cima es el tejón /  Buen corazón y carácter sucio /  Él asusta pero pelea como un señor /  Tiene el golpe y la clase /  es Lo que decimos y es lo que él hace /  ¡Es realmente un gran tejón! / sin poción mágica será el primero en la llegada / solo tiene su coraje…”

 

 Top 2 Egan Bernal rap

De nuevo el auténtico Quincy Jones de la producción de canciones para ciclistas, no, mejor aún por que no solo las escribe y produce sino que las canta: El Eminem ibérico de las bielas. Esta vez, con un poco de fusión de hiphop con electrolatino más cañero, le rinde su homenaje al actual monarca del Tour de Francia y alumno aventajado del nuevo “baby boom” de cracks precoces: “Si viene Bernal no le sigue nadie / Explota carreras todo por los aires / Ese es el tema está solo en el baile es una locomotora y le faltan raíles / Bernalismo es religión es la creencia / Está pasándose el cabrón la competencia / Colombiano ganador cuál es la ciencia / Brailsford es el sucesor y se lo agencia / El típico que da igual contra quién vaya correr Siempre al ataque, Egan Bernal -Arley- / Forma el desastre, porque esa es su ley / El resto plebeyos, ya viene el nuevo rey / ¿Cuál es su sello? Incluso con viento, ¿Okey?

Top 1 Carapaz eres capaz de ganar una vez más

Widinson es un músico y cantante ecuatoriano que se ha ganado la vida dignamente mezclando dos de los ritmos característicos y con más gusto en su país y esta región del mundo como lo son la música popular andina y la cumbia. Aunque esta última se originó en la vecina Colombia en los 50’s pero fue adoptada muy pronto por los ecuatorianos y demás naciones hermanas latinoamericanas. A esta macedonia sonidera Widinson le añade cuerdas y sonidos típicos de la música andina para homenajear a su ídolo local. Quizás esto sea más tecnocumbia que otra cosa y algunas rimas como “Carapaz eres capaz de ganar una vez más” harían sonrojar al mismo rey de la rima forzada y con calzador Ricardo Arjona, pero es bonito el gesto y se valora que al artista utilizó dos aires musicales autóctonos, de la región y no rindió el homenaje en estilos de origen anglosajón o estadounidense que nada que ver con la idiosincrasia del campeón en cuestión.

 

Top (fuera de categoría)  Sintonía oficial de Antena 2 de Francia para el Tour entre 1985 y 1990

Por favor no se decepcionen porque este lugar especial no esté dedicado a un corredor sino a una carrera: el Tour de Francia. Si algunos de ustedes no habían nacido en esa época, lo siento mucho, se privaron de ver en la carretera al mismo tiempo a Hinault, Fignon, Delgado, Lemond, Roche, Induraín, Herrera, Parra, Kelly… este era el intro oficial que se escuchaba en todo el mundo cuando empezaba la transmisión de la gran ronda gala. Bueno, pero nunca es tarde, tampoco vieron tocar jamás a Bob Marley, Jimmy Hendrix o Kurt Cobain y hoy en día los disfrutan; pero ya conociéndolos o leyendo sobre ellos nada les impide que les gusten (los rockeros y a los ciclistas por supuesto).

Esta melodía bastante new wave, tecno ochentera como no podía ser de otra manera, fue compuesta por Pete Shelley el líder del buen grupo británico de punk-rock Buzzcocks. Como cosa curiosa, nunca fue lanzado en un álbum y tampoco como single, se quedó como símbolo exclusivo de una de las épocas más gloriosas del ciclismo mundial por acumulación de superclases de gran nivel en calidad, cantidad y numero de Tours, grandes vueltas y clásicas que sumaban en carretera.

Bueno, ahí nos vemos en otro especial que mezcle ciclismo con la vida en toda su compleja dimensión. “Es el tejón, es el tejón…” Lo siento, es que no me la puedo quitar de la cabeza, es muy pegadiza.

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

25 pensamientos sobre “Top 10 de canciones inspiradas en las figuras del ciclismo mundial

  1. Oscar, Buen y Variado recuento, quisiera aportar con un Album creado para TDF y no en especifico a un ciclista

    Kraftwerk – Tour De France (1983)
    https://youtu.be/ya0ICamwuZI

    El grupo mas importante y legendario de musica electronica y experimental con uno de sus mas grandes y reconocidos trabajod

    1. Si, los cité en la nota, y de hecho pensé en esa canción ¡a mi me encanta Kraftwerk! los escuchaba desde niño. Sólo que me decanté por la sintonía del Tour por que abría las trasmisiones y fue más emblemática para toda una generación. Un saludo grande y gracias

    1. Si, Anibal lo que pasa es que no era dedicada en exclusiva a él. En 1987 el grupo “Clase” de Bucaramanga (hacían chucu chucu, tropical bailable tipo Pastor López) en una canción que se llamaba “ya lo sabía” había una estrofa que lo parodiaban: “Herrera en el Tour de France / era el rey de la subida / pero hablaba con Hinó, Hinó / y no le entendía…” cantaban en tono cómico como un juego de palabras (“Hinó” como traducción fonética de Hinault para que les rimara) hacían alusión a esa famosa escena de la etapa del Tour 1985 en la que atacaron los dos y llegaron a meta juntos, victoria para Herrera, e iban “hablando” en la última subida, quizás el tejón le decía lo típico, que le ayudara a distanciar a sus rivales para la general, que él no le pelearía la etapa o algo así, ¡pero uno no hablaba francés y el otro no hablaba español! igual ganó el escalador más fuerte ese año.

  2. Aunque muy local, podría caber “Mi caballito de acero” de Jorge Velosa y los hermanos Torres, que era un homenaje a la bicicleta, a Boyacá y a Rafael Antonio Niño.

  3. A mi me gustaba mucho escuchar el jingle de los 80¨s en Colombia es de la: “Vuelta a Colombia Colmena…. el gran evento” tun tun tun tun tun turututun turururu tun tu ru ru ru ru ru rutun. Me parecía casi tan poderoso como en los comics era la de los Thundercats.

  4. En Colombia el ciclismo es una pasión y el vallenato también ha rendido homenaje a nuestros campeones, aunque no son canciones exclusivas para un ciclista si son para ese gran deporte, Diomedes Díaz con El Líder y Carlos Vives con El Orgullo de mi Patria

    1. Si tocayo, es solo que intenté darle prioridad a las que estaban personalizadas dedicadas a un corredor específico (y aquí entre nos, no me gusta nada Carlos Vives) los vallenatos viejos de Diomedes si me encantan.

  5. Perdon Oscar, lei tan rapido la nota y se me paso? O te falto esta
    A Marco Pantani
    https://youtu.be/nUskOAAGejU
    L’ ultima salita por Nomadi
    Mira que soy de Pink Floyd, Spinetta y Charly Garcia, pero esta balada te infla el pecho, emociona y saca a pedalear inmediatamente. Saludos

      1. Si, tiene onda “Rimini”, y ademas lindo video clip, con las animaciones de mini bicis. Alguien mas quedo enamorado de la guitarra electroacustica, de caja, tipo Gibson 347? Que bellezas! Bicis y guitarras!

  6. Dedicada a Ramón Hoyos y a sus compañeros de la Vuelta a Colombia de 1953, la canción Los Ciclistas es una muestra del amor de los colombianos por sus pedalistas.

    1. Que vaina linda, otro que debería tener espacio para escribir – aunque yo no comparto muchas de sus apreciaciones – admiro su conocimiento.

  7. Sonja, muy buen aporte, le cuento que esa canción anteriormente era como si fuera el Himno de Antioquia, todo antioqueño de esa época que se respetara se la sabía y la cantaba y en las noches de parranda la hacía sonar en los traganíqueles de la época, a medida que tomaba sus sorbos de licor o también cuando arribaban a la cantina algunos músicos era la canción que más les pedían.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: