Tour de France 2015: Sorpresas y decepciones tras la 1° semana

Por @JohanGiraldo

Acabado el tercio inicial del Tour de Francia, es el turno para  ciclismointernacional.com de calificar el rendimiento de una parte del pelotón eligiendo a las sorpresas y decepciones en la primera semana de carrera. teklehaimanot

*Sorpresas:

-Daniel Teklehaimanot: El ciclista africano debe ser el más feliz de todos en el pelotón. Todo el esfuerzo realizado hasta ahora se vio retribuido con el maillot de la montaña, que seguramente intentará defender ante ciclistas de más experiencia en terrenos que para él aún son adversos. Además, remarcar que su lucha por un maillot de este tipo representará un argumento positivo cuando el MTN – Qhubeka sea tenido en cuenta para las próximas grandes vueltas. Hasta la fecha, su rendimiento es un triunfo y mañana mismo volverá a mostrar su espigada figura en la escapada, tal como hizo en el Dauphiné, donde avisó lo que vendríaen la Grande Boucle.

Alexis Vuillermoz: El ciclista francés de 27 años si que ha sorprendido a todos los favoritos en los muros, terreno en el que sus líderes (Bardet y Peraud) no han podido aguantar. Así ha regalado los resultados más importantes del AG2R en lo que va del Tour, un tercer lugar en Huy (en la Flecha Valona fue 6°) y la victoria en el Mur de Bretagne. Seguramente a partir de mañana su rol cambiará y estará enfocado en Bardet y Peraud, escudándolos y ¿por qué no? luchando por el maillot de la montaña. Excelente semana para este talento que ya fue 11° en el Giro 2014 y parece sostener su progresión.

Warren Barguil: Otra joya del ciclismo francés que sigue su crecimiento. Aunque ya sabemos de las capacidades de Barguil, vale la pena mencionarlo aquí, ya que pese a sus 23 años, se puede codear igualmente con los favoritos del Tour. Al de Giant se le ha visto aguantar la rueda de sus adversarios y gracias a su buena ubicación ha podido mantenerse en el top 10 de la clasificación general, allí donde gente con más experiencia falló. Quizá su buena forma y piernas puedan adjudicarle un resultado mejor, debido a que corre sin presiones y los favoritos a ganar no lo vigilarán en demasía.

Greg Van Avermaet: No es una sorpresa el nivel del ciclista belga pero sí verlo adelante en llegadas tan difíciles como el Mur de Bretagne pese a tener que desgastarse para Van Garderen. El líder de las clásicas del BMC acumuló cuatro top 10 esta semana inicial, ya que también se lució camino de Zelande (bajo la tormenta), en Le Havre y en el pavés, redondeando una actuación notable, cuando se esperaba menos protagonismo de su parte debido a sus labores domésticas. Está claro que su terreno no es la montaña y de ahora en más debería desaparecer, pero aún quedan algunas etapas con muros en los que Van Avermaet puede seguir sorprendiendo.

*Decepciones:

Michal Kwiatkowski: El campeón del mundo se ha demostrado a sí mismo y a su equipo que no es un corredor para grandes vueltas. La novena del Etixx, aunque muy débil para la montaña, se armó para llevar un cuadro regular al Tour, depositando parte de sus esperanzas en lo que hiciera el polaco. Sorprendentemente, se le vio mal en los muros de Huy y Bretagne, llegadas que le sientan bien a sus cualidades de ciclista explosivo. La realidad es otra y, sin excusas que presentar, Kwiatkowski ve limitadas sus opciones para ofrecerle más al equipo belga. Por otro lado, en lo que resta del Tour, podrá unirse a las fugas en montaña y trabajar para Urán, poco para un atleta de su clase que, una vez más, vuelve a flaquear en el Tour.

Thibaut Pinot: El as del ciclismo francés vio como sus opciones de pelear el top 5 de la Grande Bouclé se desvanecieron esta semana al estar en el corte de la etapa dos que afectó otros líderes y, posteriormente, el día del pavés, cuando la mala suerte se cebó con él. A eso hay que sumarle que nunca encontró sus piernas y no pudo seguir el ritmo de los gallos en Huy y Bretagne. Su estado de forma pone en duda hasta dónde puede llegar y si se recupera, tiene todo para obtener algún parcial, pero tras ser 3° de la competencia hace un año, es obvio que no estará satisfecho con eso y ya debe estar pensando en 2015.

Tim Wellens: El actual campeón del Eneco Tour no ha estado fino y pasó inadvertido en llegadas favorables a su estilo como las de Huy, Le Havre y Bretagne. Ni siquiera se dejó ver, algo extraño y decepcionante puesto que es uno de los miembros más ofensivos del pelotón. Tan mala ha sido su actual performance en el Tour que su mejor puesto ha sido 15° en la CRE. Asimismo, no ha sido la mejor ayuda para su líder Tony Gallopin, que si ha mostrado los dientes en la ronda gala.

Pierre Rolland: El corredor diesel de Europcar no ha estado a la altura porque, aún cuando no llegó su terreno, ya marcha a una docena de minutos de Froome merced a sus horribles prestaciones en el llano, imperdonables para el jefe de filas de un equipo que se juega la continuidad en este evento. Se sabe de su capacidad para recuperar tiempo en los puertos y, de hecho, Rolland era para esta redacción un firme candidato para el top 10. Pero la sangría de minutos padecida quizás lo obliguen a cambiar su enfoque y sea uno de los que dispute la clasificación de la montaña o algún triunfo parcial.

Louis Meintjes: Aunque aún no llegan las etapas montañosas para que él sudafricano se muestre debemos decir que tampoco ha estado adelante en los tibios finales en alto transitados. Somos conscientes de que su performance mejorará en las próximas fracciones, pero creemos que, por lo menos, debió hacer acto de presencia en Huy y Bretagne, más aún, siendo parte de uno de los conjuntos invitados.

Adam Yates: Recién en el muro de Bretagne apareció Adam, síntoma preocupante si se considera que se reservó todo el año para esta prueba. Quizás esté pagando su inexperiencia, propia de los 22 años, y explote más adelante. En teoría, los pasos por la montaña deberían ser un terreno más familiar para él y su hermano Simon, pero no han entregado gratas sensaciones y tendrán muy complicado brillar. Afortunadamente para ellos, Orica los lleva sin presión.

Thomas Voeckler: Sin duda alguna, los mejores años de Voeckler han pasado. El francés ha sido un experto en meterse en fugas y arruinarle la fiesta a los demás, pero el paso del tiempo le juega en contra y su rendimiento deja mucho que desear. Obviamente, es siempre un atractivo del Tour por su prestigio y esto le permite ser considerado aún por el pelotón, que además lo marca hasta en el avituallamiento debido a su puntería para elegir los cortes buenos. Seguramente mostrará su concierto de muescas en jornadas de montaña, pero con el Europcar desapareciendo, esperábamos algo más de él esta semana.

Alexander Kristoff: Para muchos era el principal candidato al maillot verde, sin embargo su performance acusa cansancio y la falta de piernas lo ha hecho quedarse en los sprints finales. Estamos de acuerdo que Kristoff corra las clásicas y sean sus objetivos en el año, pero realmente, ¿vale la pena participar en carreras como Three Days of Panne para vencer rivales menores y gastar energías, en vez de guardarse para estar pleno en el Tour? Es algo que el noruego deberá pensar, ya que el nivel en la ronda gala siempre será al máximo, el campeón del Tour de Flandes no ha estado a la altura y ya no le quedan chances hasta París.

Johan Giraldo

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: