Un año después, Adam Yates se quita la espina en la Clásica San Sebastián 2015

Por @FXavierVidela

El ciclismo da revancha, y si no, que lo diga Adam Yates (Orica-GreenEDGE), quien tras caerse en el descenso de Igeldo la pasada edición de la Clásica San Sebastián cuando iba con los mejores, se impuso en solitario en esta ocasión, la 35° de la cita guipuzcoana. Así, el británico se lleva la “txapela” por primera vez en su carrera.

adam yatesEn esta oportunidad, el evento vasco constaba de 219 kilómetros con inicio y llegada en la hermosa ciudad de San Sebastián. La fuga del día estuvo compuesta por Lluís Mas (Caja Rural-Seguros RGA),  Romain Hardy (Cofidis), Valerio Agnoli (Astana), Manuele Boaro (Tinkoff-Saxo), Maarten Wynants (LottoNL-Jumbo), Dennis Vanendert (Lotto-Soudal), Thomas Degand (IAM Cycling) y Nathan Haas (Cannondale-Garmin).

Estos ocho aventureros lograron tener una renta máxima de casi 5′, pero dicha diferencia se vio disminuida en el primer paso por Jaizkibel (1° categoría), puerto que coronó Haas en cabeza, con el pelotón haciendo lo propio dos minutos más tarde. Tras ello, viajaron rumbo a Arkale (2° categoría), donde nuevamente Haas cosechó la mayoría de puntos, seguido por Agnoli.

En la segunda ascensión a Jaizkibel (1° categoría), el italiano Boaro (TCS) atacó entre los escapados, se marchó en solitario y coronó en solitario, a poco menos de 54 kilómetros de meta.

Mientras que, por detrás, y en un movimiento que sorprendió a más de uno, el estonio Rein Taaramae (Astana) movió el árbol, marchándose junto al colombiano Julián Arredondo (Trek), Damiano Caruso (BMC) y Stephane Rossetto (Cofidis). Uno de los  hombres de casa, Mikel Landa, imitaría a su compañero y se iría por delante junto al galo Warren Barguil (Giant-Alpecin).

Con 16 hombres por delante, el Team Katusha relevó a Movistar en cabeza de pelotón, pensando en las opciones de “Purito” Rodríguez, y logró neutralizar a los punteros en el segundo paso por Arkale, a unos 39 kilómetros del final.

Vale destacar que, ya en ese momento, la información del evento era poco precisa debido a la pérdida de la señal de televisión por una avería en el avión que hace de enlace.

Las ofensivas no cesaban y Mikel Landa (AST), Philippe Gilbert (BMC), Warren Barguil (TGA), Ryder Hesjedal (TCG), Julián Arredondo (TFR), Stephane Rosetto (COF), Damiano Caruso (BMC), Pieter Serry (EQS) y Egor Silin (KAT) tomaban la delantera a poco menos de 20 kilómetros.

Serry buscó irse en solitario pero, al primer paso por meta, a 16 kilómetros del final, tan sólo contaba con algunos segundos sobre el resto de escapados. Mientras el pelotón, comandado por Katusha y Tinkoff-Saxo, hacía lo propio a 32″.

En la última ascensión, Bordako Tontorra (2,5 km al 9%), el mayoritario se les echó encima a los fugados, neutralizándolos en los últimos 10 kilómetros y dando paso a la aventura de Adam Yates (Orica-GreenEDGE), quien coronó el puerto y se marchó en solitario, mientras intentaba aguantar el pulso respecto a un grupo perseguidor en que se encontraban Valverde, Purito, Mollema, Kreuziger, Urán y Dan Martin.

Finalmente, el británico de 22 años mantendría su diferencia y arribaría en solitario a meta, quedándose con su primera victoria de la temporada. Philippe Gilbert y Alejandro Valverde encabezaron el grupo perseguidor a 15″, 2° y 3° respectivamente.

En una de las anécdotas del año, vale mencionar que, con tanto desconcierto debido a las pocas imágenes de TV, Yates arribó a meta muy tranquilo y sin festejar, hasta que… ¡se enteró que había ganado! Así, el británico alzó los brazos y festejó entre la multitud dispuesta en San Sebastián.

*Relacionadas: “El bueno era Adam Yates”

Clasificaciones: 

Video:

Franco Xavier Videla

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2015 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: