Un día como hoy nació Lucho Herrera, el mejor escalador colombiano de la historia

Por Oscar Trujillo Marín

El 4 de mayo de 1961, hace exactamente 59 años, nació en Fusagasugá, Colombia Luis “Lucho Herrera”. Con él nació también una leyenda con un emotivo y profundo significado para un país como Colombia, que respira ciclismo y en el que para tanta gente la bicicleta es una extensión más de su cuerpo. Esta nota es simplemente para felicitar a un grande, a un mito.

Herrera no ha sido el corredor colombiano más ganador, ha sido superado ya hace poco por Quintana y Gaviria en cantidad de dianas. Pero sí el mejor escalador de su historia hasta ahora. Esto para alguien que haya empezado a ver el ciclismo en 2013 resultará ofensivo, o extraño, pero quienes compitieron a su lado, muchos de los más destacados corredores de siempre, sus mismos rivales y la prensa especializada que lo vio correr, ha sido sin duda uno de los mejores escaladores puros que se han visto.

Fue el corredor colombiano más ganador por mucho tiempo, pero las nuevas generaciones de este boom que explotó en la última década lo han alcanzado y de seguro lo seguirán rebasando. Ellos han desarrollado su carrera exclusivamente en Europa desde equipos muy poderosos y en unas circunstancias de confort y avances tecnológicos aplicados al deporte a años luz de la época de esplendor del magnífico escalador fusagasugueño, que desarrolló toda su carrera, en exclusiva en formaciones nacionales, añadiéndole un plus de enorme dificultad a sus logros.

Pero Lucho si fue el pionero en mostrar de manera constante y sostenida el poderío y protagonismo colombiano en la montaña en las carreras más importantes del mundo, como una costumbre. Insufló de moral a muchos que vinieron después para perder los complejos y demostrar que se les podía ganar a los mitos más consagrados en su propia casa. Hizo que se viera como normal, como parte natural del paisaje, que un colombiano destacara cuando la carretera se empinaba. También fue el pionero en abrir la lata de éxitos en las grandes ligas, en el World Tour, al ganar la primera etapa para el país en el Tour de Francia de 1984, y una gran vuelta, con la ronda ibérica de 1987.

Hizo parte y fue líder más destacado en de una extraordinaria  generación de escaladores, que tuvo que labrarse el éxito en escenarios y circunstancias mucho más difíciles, siempre desde una modesta escuadra nacional, con nula experiencia en competencias de nivel élite en el viejo mundo, compitiendo y derrotando desde los primeros compases en parciales de montaña y carreras a muchos de los mejores corredores de la historia, sin sofisticada tecnología, ni nutricionistas, ni psicólogos deportivos, ni audaces métodos de medicina y ciencia aplicada al deporte; sin preparación específica para cronos ni haber rodado jamás con viento y abanicos etcétera.

Herrera en los ochentas para ganar una sola etapa de montaña en grandes vueltas o pruebas del hoy World Tour, tenía que sudar y sufrir ante demasiados nombres míticos también de este deporte, que coincidieron en la última década que vio rodar a más superclases por metro cuadrado y competencia que se recuerde.

Lucho, en todo lo que ganó, bien fuera en el Dauphiné, Tour de Francia, Giro o Vuelta a España tuvo que vérselas y derrotar a Sean Kelly, a Pedro Delgado, Bernard Hinault, Laurent Fignon, Greg Lemond, Miguel Indurain, Robert Millar, Francesco Moser, Stephan Roche… la mayoría de estos con calidad, palmarés y condiciones iguales o superiores a las que en los últimos años pueden haber exhibido Froome, Nibali o Contador, por hablar solo quizás de los últimos grandes con mayúsculas.

Mientras que hoy en día, como aspirante emergente te encuentras con uno o dos fueras de serie por prueba, en la época de Herrera, habían por lo menos 10 que subían igual o muchas veces mejor que él, con mejores y más compensados equipos, mejor alimentación especializada, mejores máquinas, logística, tácticas, gregarios de élite todoterrenos y que no corrían a tope el calendario nacional de vueltas menores en sus países, cosa que si hizo Herrera, saturando su temporada con responsabilidades de líder a ambos latos del atlántico y con todo y eso, llevándose 4 Vueltas a Colombia y cuatro clásicos RCN, cuando estas pruebas atraían ciclistas de primer nivel y eran las más prestigiosas de todo el continente.

Herrera no solo fue el deportista colombiano más destacado de los ochentas, hasta 1992 que colgó la bicicleta, quizás de forma prematura a los 31 años. Lucho, fue en fenómeno sociológico, una inyección de moral para un país en ese entonces vapuelado, contra las cuerdas. Le subió la autoestima y le devolvió la fe a una nación entera ávida de ídolos puros, nobles verdaderos. Fue un bálsamo de orgullo para un pueblo y una sociedad que se desangraba entre la barbarie del narcoterrorismo, la eterna crisis económica y corrupción, además de la violencia de siempre por parte de grupos de extrema derecha y extrema izquierda

Herrera venía desde abajo, se labró su exitosa carrera con las uñas al principio y se instaló entre los más grandes del ciclismo para siempre. Puso junto a sus fantásticos compañeros escaladores puros también (excepto Parra que era algo más completo) a Colombia en el selecto ramillete de potencias mundiales del ciclismo de ruta, le hizo ganar respeto y enorme valoración en el pelotón internacional, su legado es inmenso.

No voy a hablarles de su extraordinario palmarés como escalador de raza, considerado por crítica, público y rivales de su época como el mejor escalador puro del mundo en los ochentas, y uno de los mejores de la historia. No voy a decirles lo que con esas condiciones fuera de serie para la montaña, una mejor preparación, equipos más compensados con rodadores y mucho trabajo en la cabra hubiera podido conseguir, de seguro mínimo un par de grandes vueltas más. No voy a imaginar que hubiese podido ser pulido y fichado desde joven por un equipo como el actual INEOS.

Esto solo es un homenaje y felicitación de cumpleaños para el mejor escalador de la historia del ciclismo colombiano, mientras alguno de los nuevos pueda superar sus extraordinarios logros en montaña tanto a nivel nacional pero sobre todo en el exterior, en la élite mundial; y sobre todo pueda alcanzar su unánime valoración como símbolo de lo mejor que puede tener este país.

 

Oscar Trujillo Marín

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en Instagram y Twitter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2020 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

20 pensamientos sobre “Un día como hoy nació Lucho Herrera, el mejor escalador colombiano de la historia

  1. Para los que no conocieron a Lucho Herrera, hay que recomendarles que durante estos dias de pandemia vean los vídeos del Tour, VE y Giro donde corrió Lucho y luego vayan a google y se enteren de lo que fueron esas carreras.

    Siendo Nairo Quintana el ciclista, hasta ahora, mas triunfador de la historia del ciclismo colombiano y considerando que en los años 50 y 60s hubo mejores escaladores que los que vinieron despues (sería interesante un análisis de eso), si creo que Herrera fue el mejor ciclista desde los 80s (tal vez no el de mas condiciones) hasta ahora. Solo lo superaría un Egan Bernal.

    Es que correr con un equipo profesional colombiano en los 80s no es ni parecido a correr con un Astana, EF, Movistar y mucho menos un Ineos.

    Correr en GV donde habían CRE de 100 km, luego una CRI de 60 y finalizar con una de 30 (casi 200 km en cronos) no es ni comparable con los escasos 50 o 60 kms totales de cronos hoy en día.

    GV que tenian etapas hasta de 360 km, cuando hoy en día 200 kms es un asombro.
    Etapas con mucho mas pavé que las de hoy, donde es máximo una etapa con 8 o 10 kms de este tipo de carretera.

    Correr en medio de condiciones climatológicas casi inhumanas. No como hoy en día que hay protocolos de seguridad.

    Finalmente, correr contra hombres que a leguas se veían que iban con gasolina extra.
    Con tadas estos factores en contra, Herrera metió miedo en el pelotón, los destrozó y en muchas ocasiones fue claro triunfador.

    Por todo ello creo que si Herrera hubiera corrido en la actualidad con un equipo europeo como capo, hoy tendría mas GV que Nairo. Ahora bien, que los actuales corrieran en la época de Herrera, no se que tanto hubieran brillado.

  2. Una anécdota para contarles a los jóvenes. En la época de Herrera el pique era con corredores como Robert Millar, Lucien Van Impe o los españoles, sobre todo Delgado y Arroyo (eran los mejores), algo Lejarreta o Pedro Muñoz. Pero el que se veía como mejor escalador de todos esos era a Delgado.
    Pues bien, en la etapa del 84 en Alpe de Huez, la transmision por TV, muestra el ataquecen la montaña de Delgado, fue brutal, nunca había visto algo aigual, parecía que iba en una moto. En ese momento, pensé con tristeza que definitivamente Delgado era el mejor escalador del mundo. Un par de minutos después muestran a Herrera atacando y ya había superado a Delgado. La alegría y gritería de los que veíamos la etapa fue abrumadora.

    Pero terminada la etapa me puse a imaginar como habría sido el ataque de Herrera para dejar sembrado a Delgado (la transmisión nunca lo mostró desafortunadamente)? Si definitivamente, Herrera no tenía rival en la montaña.

  3. Otra anécdota. En el 82 u 83 cuando Herrera gana su primer Clásico RCN, lo conocí tendido en la camilla de masajes en el Hotel el Dorado en Palmira Valle. En esa epoca yo era un estudiante de bachillerato y nos dejaron entrar al hotel. Estaba todo raspado el cuerpo. Se había caído. Me dió su autografo a pesar de estar todo cascado y creo que aún lo conservo.

    En esa epoca ya era una especie de ídolo, aunque no era el Gran Herrera, lo veía con asombro pues ya sabía que era el mejor escalador de colombia pero tambien lo veía con algo de rabia porque el año anterior había derrotado a mi idolo, sl viejo Patro en la etapa que había terminado en la línea.

    1. Decir también que en esa epoca nos dividiamos entre “luchistas” y “parristas”. Había que ver en las noches las discusiones en la noche entre los amigos del barrio. Cada cual hablar peor del otro, criticar acidamente la actuación en la etapa de ese dia. Era muy divertido. Recuerdo por ejemplo una vez Lucho llegó descolgado del lote, uno de los parristas, con mucha burla nos dijo que era que el pelotón se le había escapado. Hasta yo me reí de lo ingenioso y eso que yo era de los herreristas.

  4. El mejor escalador de los 80’s. Pero dudo mucho que el mejor escalador colombiano de la historia. Basta con mirar los tiempos en alps d’Huez y ahí el mejor tiempo de Lucho pierde con más de un colombiano. Por ejemplo, Egan le saca más de 3 minutos.

    1. ¿Cuánto pesaba la bici de Lucho? ¿cuánto la de Bernal?¿En qué tapa la subió cada uno?¿cuántow puertos previos tuvo cada uno antes de Alpe?¿cuántos días libres tuvo Bernal antes de Alpe en 2018? ¿Con qué temperatura y presión atmosférica subió Herrera?¿y Egan? Lo de los tiempos no se puede usar de comparación. Lo que sí se puede comparar es la entidad de los rivales, y Herrera derrotó a rivales que están entre los mejores ciclistas de la historia.

      1. Peso, temperatura, recorrido previo, etc., argumentos que sirven para demostrar que no son comparables, cada uno en su tiempo. De no ser asi, valdria decir que vale mas un TDF de Anquetil del 57 que 2 o 3 o 4 de Froom?. Lucho fue bueno y punto, flaco favor se le hace homenajearlo minimizando los logros de otros. No es inteligente ni justo.

        1. MAC. No es que valga más, todos valen. Pero cuando alguien dice que es que los de hoy son mejores porque van más rápido o pueden manejar unos watios o que el VO max, simplemente, hay que decir: alto ahí mire como y contra quien corrian los de antes.

      2. Palermo. El problema de la gente de hoy en día es que no ven las cosas en contexto. Y no lo hacen porque no conocen de historia. De hecho a la gente de hoy no le gusta la historia. No la leen ni la ven, no usan ayudas como youtube. Por lo tanto, los análisis se enfocan a lo puntual. Velocidad, tiempo, watios, etc. Pero una carrera o la vida de un ciclista va mas allá de eso.
        Hay que analizar las circunstancias en las que se corrió.
        Yo por ejemplo, no vivi los años 20s, 30, 40, 50s o 60s pero me impresiona lo que debió sufrir y lo buenos que eran los ciclistas de esas épocas para aguantar etapas de 400 kms, sin ayudas mecánicas, mal alimentados, mal dormidos, con bicis de hierro, desarrollos imposibles (platos pequeños de has 46 dientes), carreteras malísimas y aún así podian poner medias horarias de 24 km. No eran verdaderamente unos titanes?

        1. En esas épocas corrían más riesgo de vida que en ninguna otra. A veces, llegaban a las 10-11 de la noche de una etapa y volvían a partir de madrugada. Auténticas maratones. Héroes!

      3. Bueno, lo del peso de la bici no influye mucho. Tal vez unos 30 segundos por cada 3-4 kg en una escalada de 30-45 minutos. Lo que si es relevante y comparable son los vatios/kg, aunque como dices el desgaste previo cuenta mucho. El otro elemento a considerar es la preparación, en la época del jardinerito se llegaba a la forma óptima por casualidad ya que los entrenamientos consistian en salir temprano, encontrase con la grupeta, mirar hacia arriba y hacer un recorrido a bloque. Hoy eso ha cambiado mucho, es mucho más minucioso, se optimizan los diversos sistemas egergeticos y por eso van mucho más rápido. Esto influye en que hoy sea casi un suicidio salir de lejos.
        Ahora bien, lo de los rivales pues ambos tienen sus méritos. Egan en 2018 destrozó la carrera en el Alpe d’huez y ahí estaban los mejores de su época, como lo hizo Lucho en su momento. Es de destacar que no cualquiera se gana un Tour y menos a los 22 años. Es que lo que hizo en el Iseran y los dias previos es digno de un gran escalador, como lo fue Herrera en su momento.

      4. Coincido en que los rivales que enfrentó -y eventualmente derrotó- cada uno, es un parámetro valioso. Como tambien cuántos km y puertos previos pasaron ese dia antes de arribar al Alpe d’Duez; y, además, es distinto si uno lo hizo en la etapa 9 (por ejemplo) y el otro en la 18 del TDF

        1. Por eso mismo que he dicho antes, estoy de acuerdo con Pablo en que lo de los tiempos que hicieron cada uno es una variable relativa.

    2. Oswaldo, siento disentir , Herrera es mucho mejor escalador que Bernal , desde que sigo el ciclismo , por mi edad, años 60, sólo he visto a dos mejores, Fuente y Pantani .Los tiempos en Alpe d’huez de Egan no son mejores que los de Herrera, Ha subido sólo una vez y con un tiempo muy discreto .

      1. Pues el “mejor escalador colombiano de la historia” no está entre los 100 mejores tiempos al alpe d´huez (https://www.ciclo21.com/alpe-dhuez-francia/). De los colombianos están ahí:

        Nairo Quintana COL | 39:23 | 2015
        Nairo Quintana COL | 39:50 | 2013
        Iván Parra COL | 40:15 | 2006

        Herrera, ganó esa etapa en 1984 con 41:50. Inclusive Alvaro Mejía le superó en 1991 con 40:57. Por supuesto que sus victorias fueron espectaculares, porque los europeos no le podían seguir. Pero eso no demuestra que fuese mejor que otros colombianos de otras épocas; sino que en su epoca los europeos no subian mucho.

        1. En qué contexto hicieron esos tiempos Iván Parra y Quintana? hubo sol, lluvia? a qué velocidad se desarrollaron esas etapas? hubo dureza previa? son demasiados factores que usted muy conveniente obvia y se limita a hablar de tiempos.

  5. Hay que refrescar la memoria. Lucho el mejor escalador. En reciente encuesta hecha por este medio, quienes no lo conocieron pedaleando POCO tuvieron en cuenta en la clasificación de los mejores escaladores de Colombia. Revisar la historia es fundamental para tener un criterio lo más ajustado a la realidad. Obvio que las circunstancias cambian, pero no la calidad de los ciclistas. O algún día vamos por ejemplo a desconocer al más completo de todos: COCHISE…!!!

    1. Cuando la cuesta comenzaba, Lucho Herrera atacaba, no importaba q faltaran muchos kilometros, hoy dia van a rueda y esperan q falte uno o dos kilometros para atacar, Lucho Herrera es el mejor escalador del ciclismo colombiano en su historia….luego Jose Patrocinio Jimenez.
      Grandes

  6. Un mito sin duda alguna!
    Pude verlo en 1981, aun siendo yo bachiller, en un circuito en el parque nacional de Bogotá, creo que del Clásico RCN. Estaba en el Valyin, su primer equipo y ya ese año demostró que sería un grande. De ahí en adelante el suyo fue un ascenso (literalmente) a la gloria del ciclismo mundial. Claro, le pedí a mi mamá unos Valyin.
    Recuerdo que también competía ese año el equipo Bicicletas Osito, del hermano de pablo escobar. Ese equipo era un mal augurio de lo que pasaría después en el país en toda esa década.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: