Van Avermaet corona una primavera inolvidable y se hace monumental en Roubaix

Por @FXavierVidela

Greg Van Avermaet (BMC Racing Team) se quedó con el título en la 115° París-Roubaix, tercer monumento de la temporada que transcurrió entre Compiègne y el velódromo de Roubaix, a través de 257 kilómetros.

En un inusual inicio, el feroz ritmo impuesto en las primeras horas demoró la composición de la fuga de la jornada. Las que no tardaron en llegar fueron las caídas, que dejaron ‘tocados’ a Niki Terpstra u Oliver Naesen, entre los grandes favoritos.

Mickäel Delage (FDJ), Jelle Wallays (Lotto Soudal) y Yannick Martínez (Delko Marseille) aprovecharon un momento de relajación y tomaron la vanguardia. Pero, enfrentándose a los tramos adoquinados, Martínez dejó esa posición de privilegio, para sumarse más tarde Stijn Vandenbergh (AG2R) y volver a ser tres corredores en punta.

A poco más de 100 kilómetros para el cierre, Van Avermaet (BMC) besó el suelo y debió gastar valiosas energías para reincorporarse -20 km después-. Delante, Tom Boonen (Quick-Step Floors) aceleraba e intentaba romper la carrera desde lejos, echando por tierra las diversas escapadas.

Trek-Segafredo marcó un gran ritmo y tomó por sorpresa a los dirigidos por Patrick Lefevefere. Con esa situación, Peter Sagan movió el árbol junto a Maciej Bodnar, Jasper Stuyven y Daniel Oss. Pero el pavés le jugó una mala pasada al campeón mundial, quien sufrió un pinchazo que lo devolvió al grupo de favoritos.

En Mons-en-Pévéle (*****) volvió a intentarlo Tom Boonen, quien atacaba en cada sector adoquinado con más corazón que piernas. Por delante, Stuyven y Oss veían aproximarse a Roelandts, Claeys y Moscon, quienes no tardarían en pasar a comandar las acciones.

Pero un fortísimo Sagan volvió a acelerar en el grupo de favoritos y echó por la borda la ofensiva de los cinco corredores. El combativo Oss también intentó dejar su sello y se marchó en solitario, mientras el resto de ‘gallos’ lo dejaban hacer.

En un día para el olvido, los problemas mecánicos volvieron a jugarle una mala pasada al campeón mundial, que tuvo que cambiar su rueda y volver a quemar cartuchos para reincorporarse. Sin embargo, Van Avermaet, Stybar, Langeveld, Moscon, Stuyven y Roelandts lanzaron su ofensiva, intentando eliminar al eslovaco.

Oss, en vanguardia, se dejó capturar por el sexteto perseguidor y se vació para su líder Greg Van Avermaet, posibilitándoles aumentar la renta hasta el 1’10” sobre el grupo donde viajaban Boonen, Sagan o Degenkolb.

En el Carrefour de l’Arbre, el campeón olímpico volvió a poner una marcha más y se lanzó en punta junto a Zdenek Stybar y Sebastian Langeveld, con quienes hizo camino y entró en punta al velódromo de Roubaix.

Con la compañía de Stuyven y Moscon, el checo Stybar se lanzó rumbo al triunfo, pero un espléndido Van Avermaet dejó sus piernas y su corazón en los últimos metros, para hacerse con su primer Monumento ciclista.

Así, el de BMC Racing Team cerró una temporada de clásicas de pavés inolvidable, con victorias en Omloop Het Nieuwsblad, E3 Harelbeke y Gent-Wevelgem, además de ser 2° en el  reciente Tour de Flandes.

Por otra parte, en su despedida del ciclismo profesional, Tom Boonen arribó en el grupo perseguidor y culminó en la 13° posición, bajo una estruendosa ovación del público local, que lo vio levantar los brazos en cuatro ocasiones allí.

Clasificaciones:

Franco Xavier Videla

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2017 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 pensamientos sobre “Van Avermaet corona una primavera inolvidable y se hace monumental en Roubaix

  1. Muy buena carrera y con un justo vencedor. Sagan y Contador parece que son los gafados de este inicio de temporada.
    Ahora que acaba el pavé, llega el tríptico Amstel-Fleccha-Lieja, en el que también suele verse un gran espectáculo.

  2. Excelente carrera, no entiendo la táctica utilizada por Stybar en el final, claramente era el único que podía opacar a GVA, por como se dio la carrera, pero gastó energías (que venía ahorrando) inútilmente en los últimos 5km. Pudo haber llegado un gran pelotón todo junto a hacer un sprint en Roubaix, lo que también hubiese sido histórico.
    Más allá de todo eso, espectacular Van Avermaet, muy merecido campeón.

  3. GVA me parece que es un tipo muy inteligente para aprovechar sus fuerzas. Sagan parece tener más piernas, pero la suerte no parece acompañarlo, o se desanima rápido cuando siente que no puede ganar.
    En el twitter de la carrera dijeron que GVA hizo el record histórico de la misma: 45,2 km/h. Voló.

Los comentarios están cerrados.

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: