Vuelta a Costa Rica 2016, desde adentro: etapa 3

Por Daniel Bonilla

Mientras muchos ya piensan en la temporada 2017, ‘Ciclismo Internacional’, la web referencia del ciclismo latinoamericano, se ocupará de contar la Vuelta a Costa Rica 2016 de un modo diferente: desde adentro, viviendo el día a día del ‘tico’ Daniel Bonilla.daniel-bonilla-1

La etapa 3 fue para el costarricense César Rojas, que atacó sobre el cierre y llegó con casi un minuto sobre los favoritos.

“La etapa de hoy salió desde Cañas a Ciudad Quesada, de 195 kilómetros. Fue dura, la verdad. Salimos en tren controlado sobre una autopista, y nos enrumbamos hacia el primer premio de montaña. No fue muy largo, pero pegaba muchísimo viento de frente, así que se hizo un poco difícil.

Allí Strongman-Campagnolo controlaba la carrera, quizás no tiraba del lote, pero sí caía a marcas, a los corredores que tienen una gran diferencia en la general y no los dejaban irse. Uno que otro lo lograba, pero se organizaban rápido y los recogían.

Como en el kilómetro 70, se formó la fuga que más duró, la de mi compañero Gabriel Marín, que puntuó en las metas volantes, su especialidad. Lo capturaron a la altura del kilómetro 125, aproximadamente, y nos encaminamos a San Rafael de Guatuso, Monterrey, en una zona con muchos columpios. A esa altura se dieron los ataques y se seleccionó un poquito más la carrera. Ya empezaba a verse los hombres que iban quedando más fuertes.

Hicimos el trayecto de Monterrey y, a partir de ahí, Tierniticos tomó el control de la carrera, a falta de 40 kilómetros de meta. Había una fuga donde venía mi compañero José Vega y Emilio Molina, del Canet, pero sabía que pronto los íbamos a capturar, algo que ocurrió poco antes de una subida. Empezó el ritmo fuerte de Tierniticos para seleccionar la carrera y poco a poco fueron quedando los escaladores delante.

Luego, comenzaron los movimientos de Juan Carlos (Rojas) y César (Rojas), que la verdad eran muy fuertes. Quedamos ocho corredores, ellos dos y su compañero Varela, Román Villalobos y Víctor García (Canel’s Specialized), Gregory Brenes (El Colono), Joseph (Chavarría) y yó, de Nestlé-Giant.

Llegamos al segundo premio de montaña, donde habían partes realmente duras, algunas eran como al 14% de desnivel. En uno de esos ataques, se desprendieron Juan Carlos, César, Román y Joseph. No pude caer ahí, venía con el cuerpo más revolucionado, pero me reagrupé con el español y Gregory, empezamos a tirar para volver a entrarles, y así fue.

A falta de unos 10 kilómetros, se produjeron de nuevo ataques más fuertes de César y Juan Carlos, aunque vi muy bien a Joseph y Román, quienes respondieron de gran manera a Juan Carlos. Me corté a falta de unos 7 km de meta y quedó libre César, que logró atacar, irse por delante y sacar 50″.

Tras ello, no tiraron Joseph ni Román, así que volvimos a conectar el español y yo. Nos tocó pasar a tirar y pudimos restar esa diferencia, que en ese momento era de entre 1’10” y 1’20”. Hicimos lo que pudimos, tiramos con lo que teníamos, porque el desgaste se sintió mucho con los kilómetros. Logramos reducir la desventaja a 55″, que le da una pequeña diferencia a César. Sin embargo, quedan muchos días de carrera. 

Hoy llegó este nuevo diario más tarde porque me tocó ir al control antidopaje, que es un protocolo largo que requiere de tiempo, entonces uno se atrasa mucho con sus cosas. Es una de las cosas que se maneja mucho en el ciclismo, un deporte muy controlado.

Hasta mañana…” 

Daniel Bonilla (Nestlé-Giant)

Relacionadas:
Diario de la etapa 1
Diario de la etapa 2

Daniel Bonilla

¿Te gusta lo que hacemos? seguínos en @CiclismoInter

Sumate en facebook: Ciclismo Internacional

Copyright ©2012-2016 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: