Elia Viviani cree que “los sprinters puros van a desaparecer”

Viviani habló sobre la versatilidad que deben tener los velocistas actuales debido a los cambios en los recorridos. El de INEOS afirmó que los sprinters pesados y usualmente lanzados por un tren van a desaparecer del pelotón.

Por @pmpalermo

Crédito: INEOS Grenadiers. 

Elia Viviani es un reconocido velocista del pelotón internacional. Exitoso en pista y ruta, ostenta victorias de alto prestigio en las que el denominador común siempre fue la carencia de un tren de lanzamiento. O casi siempre.

Pero el italiano, de un modo u otro, se las ha rebuscado para salir airoso en una era plagada de sprinters puros, entre los que se cuentan Marcel Kittel, Mark Cavendish o André Greipel, sólo por citar a los más afamados.

A lo largo de los años, Viviani usó múltiples artimañas para festejar. En llegadas planas apostó por su técnica para saltar de rueda en rueda, sin lanzadores o, más adelante y ya en QuickStep, sacó provecho de una escuadra especializada. Pero también progresó notablemente en su escalada, convirtiéndose en un polivalente atleta capaz de rematar en días duros.

Con eso en contexto, es palabra más que autorizada para analizar su disciplina. “El sprinter puro va a desaparecer”, dijo a La Gazzetta dello Sport. “Ahora debes ser capaz de aguantar en las subidas y las rutas cada vez son más duras. Los días para sprinters contienen 2000 metros de desnivel positivo y no puedes sólo ir a rueda esperando el momento oportuno. Ya no”, explicó el de Ineos.

“Los sprinters sufren cada vez más porque las competencias modernas ya no tienen la misma lógica”, siguió el pedalista de 33 años. “Sólo toma un kilómetro de subida para que una carrera explote”, expresó Elia, dueño de 87 dianas como profesional en ruta. “Los equipos ya no se diseñan para los velocistas, como máximo puedes contar con dos o tres compañeros”, indicó.

“En un bloque para grandes vueltas el líder para la general lleva tres hombres para la montaña, dos para el llano y el resto es para un sprinter y su ayudante, nada más”, profundizó. “Por eso, los sprinters se han diversificado y cazan pruebas de un día. Pero como otorgan puntos UCI es cada vez más complejo ganar”, completó.

En el cierre, tras opinar que Alpecin y QuickStep son los conjuntos que más apoyan a la gente rápida, Viviani dejó dos nombres de su preferencia entre los reyes de la velocidad: “En un embalaje plano, Fabio Jakobsen es imbatible. Para el futuro, el más completo es Olav Kooij, muy consistente y con margen de progresión”.

Triste panorama el planteado por uno de los velocistas más versátiles de su generación, uno que estuvo de los dos lados del mostrador y que siempre logró adaptarse a lo largo de sus 13 campañas en el pelotón.

Pablo Martín Palermo

¿Te gusta lo que hacemos? Puedes seguirnos en Instagram y Twitter

Súmate en Facebook: Ciclismo Internacional

Copyright © 2012-2022 Ciclismo Internacional. All Rights Reserved

3 pensamientos sobre “Elia Viviani cree que “los sprinters puros van a desaparecer”

  1. Así como para vueltomanos ya no cuenta con ser un gran escalador puro o croner que aguante bien la escalada (éstos últimos han mutado a hombres completisimos en todos los terrenos), así mismo para las llegadas masivas los sprinters puros que necesitan de mas de media escuadra de lanzamiento pierden la batalla frente a clasicomanos veloces mucho mas versátiles a los que los grandes puertos no los detiene y no vacilan en etapas presumiblemente llanas a aventurarse a kilometradas en solitario. WVA el mas representativo de ellos, Gyrmay MVP, Hayter solo por nombrar algunos.

  2. Normal. Si como se hace ahora se televisan los últimos 120 km de una etapa totalmente llana (o con un par de tachuelas en las que no se queda nadie) ..salvo que sople viento de costado…la carrera puede dormir hasta la última oveja del rebaño.

    Por ej: La Milán-San Remo se ha convertido en una carrera que, salvo para cuatro frikis como nosotros, es un tostón infumable que ya ni siquiera los evocadores y cinematográficos paisajes de la costa del Mar Tirreno en el largo camino que lleva a la Via Roma logran mitigar. Y eso que estamos hablando de la Classicissima, es Marzo, hay muuuchas ganas de ver ciclismo y…. es una carrera legendaria. El Poggio de San Remo se incluyó en el recorrido para, precisamente, evitar que todas las ediciones de la prueba italiana se decidieran al sprint. Claro que ahora con los desarrollos que montan es harto díficil que se queden hasta los culogordos y suele ser más decisivo el descenso que el propio ascenso de la célebre tachuela.

Deja un comentario

close
Facebook IconTwitter IconMi BlogMi Blog
A %d blogueros les gusta esto: